viernes, 30 de abril de 2010

¡Alabado sea Abed!


No hace mucho me matriculé en Spanish 101, la clase a la que acude el variopinto grupo de Community, que con el permiso de Glee, es la comedia del año. Si en ésta última es Sue Sylvester quien se lleva todos los elogios, en la universidad es el gran Abed Nadir quien roba planos a todos sus compañeros y se ha convertido por méritos propios en uno de mis personajes favoritos.

Abed Nadir es un joven de ascendencia india que estudia en la universidad Greendale y forma parte del grupo de estudio que forma Jeff con la intención de ligar con Britta. La idea original era que tenía que estudiar empresariales o la carrera que sea que esté relacionada con los negocios para ayudar a su padre con el restaurante. Sin embargo y gracias a Britta, decide cambiar de opinión y tomar clases de dirección cinematográfica. Por ello en varios episodios, hemos visto como parodia a sus compañeros ya que él está grabando una película y se inspira en su vida. Aunque no ha sido oficialmente diagnosticado como enfermo del síndrome de Asperger (resumidamente que no son empáticos y no consiguen diferenciar las emociones), todo parece indicar que sí lo posee puesto que una de sus caracterísitcas es esa ceguera emocional que padece así que no consigue distinguir las dobles intenciones de sus compañeros. Habla rápido, sin gesticular con movimiento de manos ni de cara -prácticamente tiene la misma cara siempre. A primera vista, puede parecer que todo ello le complica en sus relaciones sociales; sin embargo, suple toda esa carencia con su vena cultural. Por ello, siempre menciona referencias al cine, a la televisión, a la música, a los comics, a los videojuegos...

Así es resumidamente Abed, pero ¿qué es lo que le hace tan encantador? En primer lugar, me despierta mucha simpatía el hecho de que parece que nunca se entera de nada. Tiene una cara inexpresiva  aunque sus minúsculos gestos muchas veces parecen decir "WTF". Todos, especialmente Jeff, parecen protegerle porque el pobre no se percata de la ironía que se respira en el Greendale, si bien es cierto que Shirley tampoco es la reina de la perspicacia. Pero, bueno, son maneras distintas de ignorancia. En segundo lugar, es el REY, sí con mayúsculas, de la cultura pop. Suple esa inexpresión emocional con referencias culturales para así poder expresar sus sentimientos. Me encanta cómo hila las situaciones con esas referencias ya que en ningún momento resultan forzadas. Le sale natural (lo cual es de agradecer a los guionistas). Por ello, no es de extrañar que sea casi el protagonista exclusivo de las citas en mi twitter (cada vez que veo un capítulo de una serie, escojo la frase que me resulta graciosa, chocante o curiosa). Pero no soy la única que recopila sus fascinantes referencias, páginas como imdb también lo hacen. Es un personaje tan curioso que en su perfil en la universidad, explica cuáles son sus peliculas favoritas y en el escrito de presentación, habla sobre su capítulo favorito de Cheers (que es también uno de los míos^^). Además suele hablar como si fuera consciente de que "su vida" es una serie así que habla de él en tercera persona (pero no como la odiosa Aída de GH) y en ocasiones lo deja caer a sus compañeros. En tercer lugar, me fascina su amistad con Troy. En principio, podría parecer que estos dos no pegan ni con cola; sin embargo, hacen una pareja cómica desternillante. Protagonizan los mejores gags de la serie, especialmente los que van al final de cada capítulo. Así se ha echo famoso el rap de la biblioteca (se ha echo incluso una canción). Pero aquí os dejo con otro de los finales que más me han gustado (ya me veo bailando así en las discotecas... )


Pero un buen personaje no sería nada sino estuviese detrás un buen actor. Al igual que ocurre con Walter Bishop o con Kalinda (otros personajes que me fascinan), esta clase de personajes tan complejos requiere de mucho talento para no pasarse de la raya. Es díficil llegar a un punto intermedio en el que el personaje resulte atractivo, interesante, pero sin llegar a los excesos. En este caso, es el actor Danny Pudi el que le da cuerpo y alma al personaje de Abed.

En definitiva, el Dios de la Cultura Pop por excelencia, cuyo poder es hacernos reír con sus increíbles referencias. Es un personaje que despierta simpatía a raudales y que se ha convertido con muy pocos capítulos en uno de mis personajes favoritos, de ahí que sea merecedor de una entrada exclusiva ^^.

jueves, 29 de abril de 2010

A la Pista de Baile: Glee 1x16

OjO ¿Qué estoy oyendo? Beautiful, uhhhh... Corre, salgamos a la pista de baile, pero cuidado porque igual te empujan los spoilers -tanto en el texto como en las fotos-.

Hay ocasiones que necesito alguna canción lenta y emotiva, que no todo sea Craig David  y Guetta. Así, en Glee, también echaba en falta un capítulo emotivo, que no todo fuesen risas. Quizás ha muchos esto les haya disgustado; sin embargo, yo he sido feliz. Desde luego no he terminado con dolor de tripa de reirme, pero he terminado con una buena sensación. Glee demuestra que puede ser tan buena siendo irónica como siendo sentimental. Además, los culpables de tanto sentimiento han sido dos de los que demandabamos más presencia. Vale, quizás no ha sido la presencia que esperábamos, pero esto va muy acorde con el pensamiento de Ryan Murphy de que en lo diferente está la perfección y que hay que quererse a uno mismo  (me recuerda especialmente un capítulo de Popular - sí, #yoconfieso que veía esta serie en las mañanas veranigas en TVE). Pero para explicarme mejor, repasemos ya el capítulo en cuestión:

Uno de los  protagonistas -por fin- ha sido Kurt. Muchos echabamos de menos a este genial chico. Kurt cree encontrar la solución ideal para acercarse a su amado Finn y no es otra que juntar a sus respectivos padres.  Consigue emparejarlos en una reunión para así convertirse en una familia y lograr compratir habitación juntos. Me da tanta pena Kurt porque por muchos intentos que haga ya sabemos que no es el tipo de Finn. Sin embargo, lo que empezó como una buena estrategia, enseguida se le da la vuelta a la tortilla porque Kurt ve como su padre hace buenas migas con Finn por el fútbol. Kurt teme que Finn le usurpe su lugar como hijo ya que piensa que al no gustarle el fútbol su padre no le va a querer; pero su padre es se da cuenta y le dice que le quiere. Aunque el cabezón de Kurt tiene que sacar de quicio hasta una simple frase de "conversación de tíos". Sí, él también es un tío, pero sabe que su padre no lo hace con mala fe. Además se tiene que quedar con la frase de "tú no me cambias, yo no te cambio". Pero es un adolescente y eso no se puede cambiar.


La otra protagonista ha sido Mercedes. Sue va a recibir la visita de un representante de la revita Splits y  quiere que sus animadoras alcancen el el prototipo de animadora delgaducha. Así, Sue le da un ultimatum: o pierde peso o se queda fuera de las cherios. Al principio se lo piensa, pero influenciada por Kurt, decide dejar de comer hasta tal punto que se desmaya, si bien antes ve a sus compañeros como comida (sí me he podido reír). En la enfermería, será Quinn la que le abra los ojos y le diga que da igual que este gorda, que es guapa y tiene muchísimas virtudes. Me gusta que haya sido Quinn la que se haya acercado a Mercedes y le haya puesto los pies en la tierra. Ya era hora que hiciese acto de presencia, porque se la echaba de menos y eso que el principio, fue un personaje que no me gustó, pero poco a poco ha sabido encontrar su sitio. El día de la visita, Sue prepara un espectáculo que es boicoteado por Mercedes. Da un discruso sobre las apariencias, la belleza y la autoestima para luego terminar con un gran canción. Sue se queda con cara de WTF pensando que ya no logrará su tan ansiado artículo; sin embargo, el día posterior, el periodista la felicita porque él pensaba que era alguien egoísta, sin escrúpulos y superficial, pero con el espectáculo, ha demostrado tener valentía. Total, que al final sale Sue de rositas... Si bien es cierto que es todas esas características, también ha demostrado: su debilidad. Aunque le exige lo mismo a Becky, lo hace de una manera especial.


La tercera trama del capítulo es la que menos me ha gustado. Sue ha reservado el auditorio toda la semana así que tiene que buscar otro sitio para que el coro ensañe. Buscando, buscando se topará con April Rhodes, que ya apareció en el quinto capítulo, que por cierto es que menos me ha gustado de todos los que llevamos en esta primera temporada. Ella es la encargada de la pista de patinaje y se mostrará encantada en que el coro ensañe ahí. Por otro lado, se entera que Will va a poner su piso a la venta así que le dice si lo puede visitar porque está buscando un sitio donde quedarse. Eso sí, como le dice que él también duerma en el piso. ¡Ay, qué picarona! Entonces ha venido el momento nostalgia en el que ambos echan de menos que alguien les espere en casa mientras cantan una canción para dormir finalmente en la misma cama. Por un instante, pensé que Will se iba a liar con April, porque está visto que picotea en todas las flores. Aunque luego dejan claro que sólo han dormido juntos. Finalmente Will le suelta uno de sus clásicos discursos de abrir los ojos. April se lo agradece y decide cambiar el rumbo de su vida. Por ello, con el dinero ganado en una herencia realiza un gesto generoso: paga a Figgins para que New Directions sea el dueño del auditorio que llevará su nombre. Así, ni Sue ni nadie podrá quitarles su lugar.


Por cierto, puede sonar raro, pero he echado de menos a Rachel. Sí, la hemos visto un par de veces abrazada a James, por lo cual podemos pensar que su relación va en viento en popa, pero me ha faltado alguna frase suya. Aunque claro, no puedo exigir que todos tengan protagonismo en todos los capítulos, porque entonces durarían dos horas ^^.  




En cuanto a los números musicales, no me han fascinado, salvo Beautiful de Christina Aguilera cantada por Mercedes, que la ha interpretado a la perfección poniendome los pelos en punta y A house is not House de Burt Bacharach -que no tengo ni idea de quien es.- que también le ha puesto mucho sentimiento. El resto de actuaciones han sido protagonizadas por April, dos a dúo con Will, Fire de Bruce Springsteen y el mash-up de A house is not a home y One less bell to answer, también de Burt Bacharach y otra de solita con new Directions de acompañantes, Home, de Charlie Smalls. Entre que no conocía estas canciones y que eran un tanto largas, la verdad es que no han brillado. He echado de menos algún número con el Glee Club, especialmente cuando están todos patinando.


En cuanto a los "estribillos", podemos destacar los siguientes:
  • "Embarrassed? No, no. I’m worried about showing too much skin and cuasing a sex riot"- Mercedes. (¿Avergonzarme? No, no. Estoy preocupada por enseñar demasiada piel y causar un escándalo sexual).
  • "How do you two not have a show on Bravo?" - Sue (¿Cómo no tenéis vosotros dos un show en Bravo?)
  • "I’m pretty sure my cat’s reading my diary" - Brittany (Estoy muy segura de que mi gato está leyendo mi diario). Esta chica siempre tiene que dar la nota.
  • "You are beautiful. You know that" - Quinn (Eres bella. Lo sabes)


En definitiva, ha sido un capítulo bueno en su conjunto, aunque no espectacular como el anteterior, aunque eso era muy díficil. No estará entre mis capítulos favoritos, pero tampoco en el de los peores. Me han gustado mucho las tramas de Kurt y Mercedes, algo menos la de April. Las canciones no son para tirar cohetes. ¿Será que como es la semana musical en Fox lo han echo a próposito para que Bones, Fringe y cia brillen? No lo sé.

Lluvia de ideas: Simplemente, Lost


Aunque parezca mentira, esta semana no ha habido tiempo metereológico: ni lluvia, ni sol, ni nada. Vamos, que no hubo capítulo de Lost. Cuando me enteré de esta circunstancia pensé que sería duro. Sin embargo, hay algo preocupante y es que no sentí la ausencia del capítulo de Lost. Parenthood, Glee y The Good Wife suplieron muy bien el hueco dejado por la isla. ¿Quiere esto decir que no la echaré en falta? Pues no lo sé. Creo que una parte de mí, sí lo hará. Sentirá un gran vacío ya que, pese a quien le pese, Lost ha marcado un antes y un después en la historia de las series. Quizás también el hecho de que haya visto tres temporada en enero para arrancar la sexta con todos ha provocado en mí una adicción diferente al de los demás. Pero por otro lado, si no sentí su ausencia, algo significará, ¿no? Aunque me está gustando la sexta temporada, también es cierto que me parece algo inconsistente. Me explico: son tantas las incógnitas que ha dejado en el aire durante cinco temporadas que creo que todos pensamos que se irían resolviendo poco a poco. Pero Lindelof y compañía tenían un as escondido en la manga. No van a hacer lo que todos esperabamos. Van a seguir en la misma línea de misterio. ¿Habrá un final cerrado? Yo ya me he mentalizado que no. Sin duda, dejarán en el aire muchas preguntas, pero mientras cierren lo importante, al menos yo estaré contenta. Es inconsistente porque nos regalan grandes capítulos como el 6x09 o el 6x11, pero también nos han dado capítulos más estandares como el 6x08 o 6x13. Éstos no es que hayan sido malos, en ningún momento, pero si es cierto que a las alturas en las que estamos que en Lost un capítulo sea meramente entretenido es casi lo peor. Eso se lo puedo pedir a Lux y con ello ser feliz, pero Lost tiene facultades para darnos lo mejor de sí, para dejarnos con la boca abierta los 40 minutos y en algún momento no lo ha echo. Por eso lo digo.

Desde que comenzó la última temporada, han nacido muchas teorías, se han roto otras o se han modificado porque han aparecido pistas nuevas y otras se han echo más presentes. Yo me quedo con las referencias de Alicia en el País de las Maravillas -aunque creo que esto se quedará en mera anécdota- y con los espejos. Algo significarán. Mirarse en un espejo es conocerse, te muestra tal y como eres, con tus defectos y tus bellezas. Esta semana quería ahondar en ellas, pero ni tengo ganas de cansaros ni tengo ganas de hacerlo (principalmente por falta de tiempo) así que os dejo aquí la lista de anteriores entradas (y así me sirve de entrada- índice ^^):


Menos de un mes. Tres capítulos y un doble capítulo final. Cuatro lo emitirá en directo subtitulado. Aún no he decidido si me despertaré de propio o  me esperaré a verlo en diferido. Todo dependerá de cómo acabé el sábado anterior que tengo boda ^^. Pero de lo que sí estoy segura es que esa semana, Lost monopolizará conversaciones, entradas, tweets... Para mí, será especialmente dura porque el 20 de mayo, diremos adios a grandes series como Bones, Fringe, Community y, en menor medida, Anatomía de Grey, y el 25 de mayo The Good Wife. Bufff, sólo de pensarlo me inunda una melancolía...

 

viernes, 23 de abril de 2010

Aquellas maravillosas series infantiles



Llevo bastantes días nostálgica, tras ver la aburrida gala de Telecinco y como dicen que hablar, desahoga , aquí está esta entrada. Mi primer recuerdo de engancharme a las series está anudado inevitablemente a los dibujos animados. Cuando era muy pequeñita, sólo teníamos dos cadenas TVE1 y TVE2 así que los primeros recuerdos los tengo asociados a la cadena pública. Sin embargo, con el nacimiento de las cadenas privadas todo un mundo se abrió ante mis ojos: muchas más series para disfrutar!!! Ésos eran enganches de verdad. De aquellos que  llegabas corriendo al mediodía para ver Vicky el vikingo o a la tarde para ver El inspector Gadget (siempre me quedaré con las ganas de saber cómo era Dr. Garra)  mientras te acababas el bocadillo de jamón de york o de nocilla si era viernes, que para algo empezabas el fin de semana. Ibas a toda prisa a casa porque sólo había una vez para ver el capítulo, a expensas que luego con los años acabarás viendolos otra vez, claro. Pero en esa época no podías perderte el capítulo en cuestión porque si no, ¿de qué ibas a hablar en el recreo? No había internet para verlos cuando quisieses o la TDT para verlos repetidos millones de veces al día.


Eran, sin duda, otros tiempos. Los dibujos eran infantiles y no había que contentar al público adulto como ocurre últimamente, en que las series, pero especialmente las películas se han olvidado de que el público potencial es el infantil.  Además nadie te llamaba friki por ver series asiáticas. Al contrario, si no seguías Heidi, Candy Candy (aunque a mí siempre me ha parecido muy cursi), Ranma 1/2 (mi serie favorita), Sailor MoonLa familia Crece (mi otra serie favorita) no estabas a la moda. Muchas de estas series fueron las culpables de que luego me animase al manga y al anime (al que por cierto quiero volver  ya que lo tengo muy abandonado).  En esa época, nadie te tachaba de loco si te ibas a Los Mundos de Yupi o decías que ibas a visitar Barrio Sesamo. ¡Qué grande era esa época! Podías disfrutar tanto de Dragones y Mazmorras como de Las tortugas Ninja o El Capitán Cavernícola. Sin olvidar, a  Los PopplesPumuki. Claro que también había series estrambóticas como El ataque de los tomates asesinos o Ketchup Vampire,

Con las series de dibujos animados llegamos aprender mucho. Aprendímos a amar a la naturaleza  gracias Los osos Gummis, Los Frutis, David el Gnomo, Mofli, el último koala, La llamada de los gnomos con el siempre justo juez Klaus, La Aldea del Arce, Los Osos Amorosos. Claro que en esa época no le tenías miedo a los bichos porque estos eran encantadores:  La Abeja Maya, Ferdy la hormiga, La Hormiga atomica.

Nuestra infancia conocía los clásicos gracias a versiones, que aunque no muy fieles a la historia, tenían un origen literario. Dartacan y los Tres Mosqueperros recreaban las historias de Alejandro Dumas en el siglo XIX; Los Trotamúsicos hacían lo suyo con el cuento de los Hermanos Grimm, Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle.  Aunque jamás he podido terminar El Quijote, sé las historias gracias a la serie de dibujos animados y lo mismo pasa con el poema del Cid y Ruy, el pequeño Cid. Incluso Drácula tuvo su peculiar versión animada en Duckula. Peter Pan tuvo su reflejo animado, en este caso aleman y uno de los personajes más ávaros de Disney, el Tío Gilito de Patoaventuras (en inglés Scrooge  Mcduck) se basaba en el archiconocido Ebenezer Scrooge, viejo rico y codicioso creado por Charles Dickens en Cuento de Navidad.  Pero no sólo estudiaba literatura animada. Caballeros del Zodiaco dejaba apuntes sobre mitología griega.  Érase una vez el espacio, Érase una vez el hombre, Érase una vez las Américas y Érase una vez los inventores me ayudaron más de una vez a aprobar un examen porque recordaba mejor los capítulos que las lecciones del libro de historia. Aunque en ocasiones eramos tan inocentes que deseabamos hacernos una herida para ver si por nuestro cuerpo viajaban en naves espaciales para curarla  todo gracias a Érase una vez la vida.

Sí, eramos muy inocentes. ¿Quién no ha deseado que en su pared viviese una familia diminuta? Teníamos ante todo una imaginación desbordante porque ¿qué clase de animales o seres extraños son  Los Pitufos o Los Snorkles? Pero también se aprovechaba el tirón de películas para hacer dibujos animados. Así, los niños tuvimos una particular recreación de Los Cazafantasmas, TeenWolf, Loca Academia de Policia, El Mago de Oz, o de series adolescentes como Beverly Hills teens Y mucho antes de que las películas sobre superhéroes llegasen, disfruté de las historias de Los Cuatro Fantásticos, Defensores de la Tierra, Flash Gordon, Spiderman y un largo etc.













El deporte era siempre otro elemento que daba mucho juego. El deporte rey también lo era en la animación Oliver y Benji (Campeones), La Liga del Dragón, Supergol hacían las delicias de los más pequeños futboleros. Pero otros deportes también tenían su ídolos animados:  el voleibol de Juana y Sergio o el tenis de Raqueta de Oro. Y ¿quién no ha gritado eso de "tres puntos, colega" (Chicho Terremoto) al meter una canasta?

También las series fueron responsables de los nombres de mis mascotas. Así una de mis tortugas se llama Lulu o mi perro, Idefix. Pero mi mayor ilusión era tener un gato y llamarlo Isidoro, Aunque cunado lo tuve no le puse ese nombre, sino Sorti, cosas de la edad, supongo..


Pero sin duda, lo que más recuerdo de todas estas series son sus intros u openings, vamos las canciones que sonaban al empezar cada capítulo y que no parabas de cantarlas. Es más, cuando iba escribiendo este post e iba buscandolas, no podía evitar parar a verlas y cantarlas. Si queréis recordar alguna, no tenéis más que pinchar en el nombre de la serie. Aún guardo los discos de todas ellas (que son las que ilustran esta entrada) y es que menudos guateques montabamos mis amigos y yo con ellos ^^

Pero no sólo de dibujos, vive el chaval de la generación Y. Sino también de series de personas reales, pero eso será objeto de una futura entrada... De momento, demos la vuelta al mundo en 80 días.

miércoles, 21 de abril de 2010

Lluvia de ideas: Lost 6x13

(OjO: con spoilers y desvaríos del Lost 6x13: The Last Recruit)

El volcán islandés de cuyo nombre no quiero acordarme ha provocado que una nube de ceniza haya caído por toda Europa, imposibilitando que ningún pasajero pudiese coger el avión y parece que esta misma ceniza ha ido a caer en los cerebros de los guionistas de Lost, porque si al principio de la temporada decía que no me importaba que fuesen tan despacio, ahora sí. Señores, quedan cinco capítulos, no se pueden permitir un capítulo de transición como éste, que ya sé las motivaciones de la gente. Si otra cosa no me quieren contar, pues mal vamos. Pero, esto no quiere decir que no me haya gustado. Ha estado bien, entretenido, pero a estas alturas casi es lo peor. Pero sin más dilación cojamos el paraguas e, incluso las gafas de bucear, para que la ceniza no nos estorbe la visión de este capítulo:

- La realidad alternativa tiene tantos detractores como partidarios. Yo me sitúo entre estos últimos desde el principio. A mí me entretienen y además forma parte de mis teorías sobre la redención y el sacrificio. Y en este capítulo es lo que le ha salvado de la quema. Vamos uniendo a los distintos personajes: Kate es arrestada por Sawyer. Sawyer y Miles investigan el caso en el que están involucrados Sun, Jin y Sawyer. Sun acaba en el hospital al igual que Locke que llega acompañado en la amblancia por Ben y que es operado por Jack, después que éste descubriese que tiene una hermana secreta, Claire, gracias a Ilana y a Desmond. Hala, todo bien hilvanado. La verdad es que me ha parecido todo muy curioso y muy bien explicado. Me encanta como Desmond se va metiendo poco a poco en la vida de los losties. ¿Sabría él que Claire y Jack son hermanos? Quiero saber qué es la realidad alternativa y, sobre todo, su importancia en la historia. Aunque Locke no reconoce a Ben, si bien todo puede ser debido al golpe. Lo curioso es que Ben no sepa el nombre de pila de Locke. No sólo el amor puede hacer despertar conciencias, también el dolor así que cuando Sun llega al hospital reconoce a Locke. Es él, es él-  le grita a Jin. ¿De qué lo conocerá? ¿De la isla? ¿De la realidad alternativa? I don't know...


- La realidad isleña ha sido más de lo mismo: jugar a poner las piezas de ajedrez en su sitio y la verdad es que ya me cansa. En un principio, nos encontramos a todos bien junticos en la isla. Jack y Claire hablan por primera vez de que son hermanos; Sawyer le cuenta a Jack su plan secreto de traicionar a AntiLocke, éste decide hablar con Jack para intentar convenverlo. Y, ¿por qué siempre tiene que hablar mal de Locke? Un respeto a un gran hombre que no tuvo un final feliz. ¿No es siempre lo mismo? En fin... Sigamos. AntiLocke habla con Sayid para que éste vaya a matar a Desmond, que ha sobrevivido del golpetazo en el pozo. Cuando va a cumplir su cometido, Desmond le interroga para saber cuál es el precio que va a pagar. Sayid le dice que es para que le devuelva a la muejr que ama. Después no sabemos nada más, pero por la cara de Sayid cuando se encuentra con AntiLocke y conociendo a los guionistas, éste no habrá matado a Desmond (espero que mis dotes adivinatorias sean mejores que con Ilana ^^). Después de eso vemos como Kate, Sawyer, Hurley, Sun, Jack y Lapidus (¿no os extrña que éste aún este vivo? Porque a mí, sí) huyen para coger el barco e ir hasta la isla Hydra para encontrarse con Widmore. Durante el trayecto, Sawyer y Jack intercambian duras palabras, si bien Jack le pide perdón a Sawyer por la muerte de Juliet. Jack sostiene que no se deben ir a la isla, que si han sido traídos a la misma es por algo, pero lo más importante -si esa cosa quiere que nos marchemos, a lo mejor tiene miedo de lo que pasará si nos quedamos-. Olé, olé y olé por Jack. ¿Quién dijo que era lo peor? Este hombre es grande y tiene una intución  y una fe sólo comparable con la del Locke original. Total, que Jack se tira al agua y decide volver nadando con una mochila en la espalda (hay que tener ganas), mientras que el grupo se dirige a la isla. Ahí se encuentran con lo secuaces de Widmore que los tienen a punta de pistola. Entre tanta confusión (ay, Sawyer, tú plan ha salido mal), hay un momento superbonito: el encuentro de los coreanos. Alguien podrá decir que es algo frío y con ojos occidentales así puede ser, pero es que en Corea son más fríos (ves de algo me sirve ver doramas^^). Aún así, a mí me ha parecido precioso el abrazo que se dan y el I love you. Oh, Sun ha recuperado la voz gracias al amor. Si es que el amor mueve montañas...


- El final no ha sido tan espectacular como nos tienen acostumbrados en esta serie. El cliffhanger, para tener una semana de descanso por medio, ha sido bastante soso. Que en ambas realidades estén juntos Jack y AntiLocke/Locke no es algo que me deje con la boca abierta y diga quiero más y ¿por qué narices tiene que haber una semana de descanso? Por cierto, ¿la herida de Jack en el cuello no es cómo la que vemos en el primer episodio de la 6T? ¿O son imaginaciones mías?


- Así que la semana que viene la usaremos de descanso lostiano en todos los sentidos, porque pocos materiales tenemos para filosofar con estos últimos episodios. Una pena... Quizás recapitulemos teorías o quizás no, porque el miércoles tendré Glee, Parenthood y The Good Wife y con ellas soy super feliz. Ya veremos... Sólo una cosica más antes de marcharnos: ¿Dónde están Richard, Miles y Ben? Los he echado de menos...

A la Pista de Baile: Glee 1x15

Viendo la buena acogida que tuvo la semana pasada la vuelta de Glee y que tengo muchas ganas de comentar el capítulo, he decidido crear una nueva sección dedicada a Glee. Ya estaba tardando, ¿verdad? ^^ Pues eso que cada semana saldremos a la pista de baile, siempre que el curro, la oposición y la vida social no me lo impidan  claro, jajaja.

OjO ¿Qué estoy oyendo? Like a virgin, uhhhh... Corre, salgamos a la pista de baile, pero cuidado porque igual te empujan los spoilers -tanto en el texto como en las fotos-.

Si la semana pasada me quede con  de "bueno, vale, no ha estado mal, pero podía ser mejor" , en ésta, no he podido borrar la sonrisa  durante los 40 minutos porque sí, amigos, lo mejor de Glee ha vuelto y gracias en parte a la guess star (si, aunque no aparezca físicamente, ha sido la estrella invitada): la gran Madonna y es que su arrolladora personalidad ha sido el leitmotiv de este episodio. En este episodio, ha habido grandes números musicales, amor, mayor protagonismo a los secundarios y humor, mucho humor. Pero antes de ahondar en el capítulo, tengo que decir una cosa en voz alta: ¡Alabados sean los Dioses que me han escuchado! Si la semana pasada pedía que se resolviese de alguna forma lo pasado entre Archie y Tina, aquí ha pasado. ¡Oh yeah! Al principio, Archie le dice que le perdona, pero que tendría que ser más femenina porque el estilo gótico pasó hace dos años; luego se percata de que la tiene que querer cómo es así que se dan un dulce beso ante el piano. Ayyy, qué potito!!!


Pero dejemos a los tortolitos a un lado y comencemos con el capítulo. Tenemos a la gran Sue cuya ejemplo a seguir es Madonna como descubriremos más tarde.  Por ello, no duda en utilizar de nuevo la foto "sexy" con el director para chantajearle para que ponga por los altavoces continuamente las canciones de Madonna. Así, la utilizará para que las cherios la escojan como modelo a seguir. Lo primero que tienen que hacer es quitarse el apellido. Deberán ser conocidas sólo con el nombre (qué grande Becky). Luego tendrán que buscarse a un amante más joven (hay está la divertida Britanny regalandonos uno de los momentos más divertidos). Will, tras descubrir a las chicas hablando sobre las diferencias con los hombres, decide utilizar esto mismo para demostrar que las chicas son guerreras así que les pone de tareas a los chicos cantar una canción de Madonna. Mientras que la chicas y Kurt (¡cómo no!) se alegran, los chicos no hacen más que poner pegas. Sin embargo, Will no las acepta y les da una lección sobre ponerse en los zapatos del otro.


La otra trama del capítulo es el sexo. Rachel está preocupada porque en su cita con James (sí, porque sigue con él a pesar de las reticencias del coro) no llegaron hasta el final, por lo que pide consejo tanto a Emma, pobrecilla, es que el sexo es un tema tabú para ella, y a las chicas. Tras su encuentro secreto con James, decide estar preparada. Mientras tanto, Finn está celoso así que acepta la proposición de Santana de acostarse con él. Emma también decide acostarse con Will, puesto que piensa que así podría dar mejores consejos a sus alumnos. Los tres se están preparando para tan importante acto mientras cantan Like a Virgin. Aunque finalmente ninguno consuma: una porque piensa que eso es acostarse con su enemigo y no puede hacerle eso a sus amigos, la tercera porque tiene miedo así que sale corriendo del piso (menos mal que se dejo abandonados los zapatos dorados, sino no sé cómo hubiese corrido ^^). Aunque ya ha dado un paso y ha aceptado ir a un especialista y el  otro parece que sí, pero como si no porque no ha sentido nada. Sigue esperando a su alma gemela. ¡Oh qué tierno! ¬¬


Pero, volvamos a Madonna, o en este caso, a Sue. Tiene un encontronazo con Will por el tema cabello. Sue, tanto en el episodio anterior como en éste, se mete con el pelo de Will así que cuando éste se la devuelve, nadie podía imaginar que le llegaría a doler tanto. Mercedes y Kurt se dan cuenta así que van a hablar con ella y descubren tan doloroso recuerdo. Sue no puede llevar el pelo largo porque se le estropeo de pequeña y sólo las canciones de Madonna consiguieron animarla. Por tanto, Mercedes y Kurt le proponen ser protagonista de su tarea, que no es otra que recrear un videoclip. Genial este video sobre Vogue!!! Ya lo había visto, pero es, sin duda, una de las mejores escenas vistas últimamente en televisión tanto por la increíble actuación de Sue como por los chulazos que tiene de acompañantes. Como recompensa, Sue les invitará a ser parte de las cherios ya que quiere dar una nueva imagen a los espectáculos dando protagonismo al canto en directo. Éstos aceptan inmediatamente y ofrecen un formidable espectáculo en el gimnasio. Mercedes y Kurt se enfrentan a Will, ya que ellos se han cansado de ser secundarios y quieren brillar así que no les importa aliase con Sue para conseguirlo. Olé, olé y olé por ellos. Yo también pido que sean más protagonistas (esperemos que los Dioses seriéfilos vuelvan a oírme).


Y todo porque llegamos a la sorpresa final del capítulo: Jesse St James en New Directions!!! Sí, sí. Abandona Vocal Adrenaline porque quiere estar con Rachel y ésta es la única forma de tenerla. La verdad es que cuando se le declara a Rachel en presencia de todos me ha convencido (ya podían aprender otros, ejem, ejem). Pero, ¿será verdad y sentirá algo por Rachel? ¿Será todo una treta para conseguir pistas? Se abren las apuestas...


La semana pasada comenté que los números musicales habían brillado por su poca espectacularidad. En cambio, aquí han brillado porque han sido magníficios. Todas las canciones provenían de una única artista. Aunque no me declaro fan de Madonna, he de decir que crecí escuchando sus canciones en casa. La verdad es que me he sorprendido cantando todas las canciones. Te podrá gustar o no, pero sabe cómo reinventarse. Así, mientras Rachel y Finn cantaban Boderline/ Open your heart, podíamos ver a alumnas vestidas con todos los looks de la ambición rubia y eso que se han dejado unos cuantos... . Se han decantado por clásicos y mucho mejor, porque aunque las canciones de ahora no están mal, no superan a estas míticas canciones. Aunque algunas han sonado en la voz original de Madonna, la mayoría las han cantado los chicos. Mi favorita en este capítulo ha sido la última en la que todos cantan Like a Prayer junto a un coro gospel. Los pelos como escarpias. Aunque tampoco puedo olvidar Express Yourself cantada por todas las chicas con el inconfundible corpiño.

Y finalizamos con dos de los mejores estribillos que han sonado en este capítulo:
  • You know, it's like Madonna once said, 'I'm tough, I'm ambitious and I know what I want. If that makes me a bitch, okay.  I'm prettty sure she stole that line from one Sue Sylvester. No, really, she stole it from me. (Saben, como Madonna dijo una vez, 'soy fuerte, soy ambiciosa y sé lo que quiero'. Si eso me hace una perra, está bien. Estoy bastante segura que ella me robó esa frase de Sue Sylvester. No, en serio, ella me la robó). Sue dixit --> Perfectamente esto pudiese haber ocurrido porque es una frase muy típica de Sue.
  • When I pulled my hamstring, I went to a misogynist. (Cuando me saqué mi tendón de la corva fui a un misógino). Brittany dixit --> realmente esta chica necesita más diálogo. Es genial.

¡Oh, apagan las luces! eso quiere decir que nos tenemos que marchar. Hasta la semana que viene que volveremos a mover el esqueleto ^^

PD. Uy, un bis!!!

OjO a la banderita de España. Muchos niños deben haberle tenido como profe de español. Ahora me explico todo ^^




viernes, 16 de abril de 2010

Dejando la luz medio encendida


Life Unexpected fue anunciada a bombo y platillo como aquella serie que venía a ocupar el hueco dejado por Las Chicas Gilmore o por Everwood. Muchos fueron los que se animaron a verla precisamente por ello y quedaron encantados con el piloto (yo la primera). Pero también fueron muchos los que al cabo de unos cuantos capítulos acabaron decepcionados, entre otros motivos porque el aire tan bueno que desprendía al prinicpio, había desaparecido. Si algo aprendí hace tiempo es que jamás volverá a ver unas Chicas Gilmore, un Expediente X, o un Friends. Son series que supieron hacerse un hueco muy especial así que es muy díficil, por no decir imposible, que una serie las iguale (jamás pienso en que alguna la supere). Ver LUX de esta manera creo que ha sido la razón para que mi decepción haya sido sólo temporal y no tan grande como las que han sufrido algunos. Ese es el motivo también  de que esta entrada se haya demorado, ya que el final de la serie ha ido a caer en una semana en la que hay series que han brillado mucho más: el primer episodio de la gran serie TREME, el tan esperado regreso de GLEE y el capítulo de LOST. Estas tres series se han ganado el que yo publicase mi opinión sobre ellas por encima de la de Life Unexpected. Pero, ojo, esto no quiere decir que la serie sea un bodrio y por eso se merezca esta posición. Simplemente que hay mejores series por encima suyo. Pero ahora tiene sus 15 minutos de fama así que vayamos a por ella.

El problema de esta serie ha sido básicamente que su primera temporada (aún no sabemos si única) es una montaña rusa. Tan pronto ha estado arriba dandonos buenos capítulos (el 1x12 me parece de lo mejor que se ha visto) como ha estado abajo o dando varios loops terminando siempre de la misma forma. Dicho en claramente: su irregularidad y su repetición de esquemasAdri, hablaba del bucle en el que se había metido la serie o hace poquito, Un Telespectador Más también apuntaba la repetición de las tramas como uno de los motivos de la decepción. Siguiendo la tónica de esta serie, en el final de la serie sólo se podía vivir una historia. Todo se resume en el triángulo amoroso entre Cate, Baze y Ryan, porque el resto de tramas han quedado relegadas no ya al segundo plano, sino al último. ¿A alguien le importa algo que no sea el triángulo? Porque a mí, no. Generalmente cuando hay un triángulo de este tipo, es decir, con una pareja que gusta y un tercero que está en medio, ponen a este tercero de tal forma que la audiencia acabe aborreciendolo porque lo que gusta es que la pareja esté unida. Pensemos por ejemplo en una de las parejas míticas: Ross y Rachel. Desde que Rachel apareció en Central Perks todos quisimos que se juntara con Ross así que el resto de parejas que han tenido las hemos odiado. Pues bien, aquí no ocurre lo mismo. Presentan en este caso a Ryan de tal forma que conectas con él, que te hace verlo como un buen chaval. Al menos a mí me cae bien. Es un tipo amable, simpático, comprensivo... Es más, me caen bien tanto él como Baze así que no sabría elegir pareja. La que me cae fatal es Cate, es muy desustanciada, irregular, cansina... Un triángulo por tanto un poco diferente al que suelo estar acostumbrada en este tipo de series. Sin embargo, por este motivo y por la repetición de esquemas, creo que al final han conseguido que la gente lo acabe aborreciendo.


(OjO: a partir de aquí spoilers del capítulo 13 y, por tanto, último de Life Unexpected)
Y el último capítulo, no podían sacar otras historias. así que el protagonimso se lo ha llevado el triángulo. Ha sido bastante flojo en sí. Supongo porque en gran parte sabíamos lo que iba a pasar. Simplemente ha reforzado las ideas de las que hablaba anteriormente: geniales Baze y Ryan y odiosa Cate. Empezando por el primero,  reconoce que tiene miedo al compromiso y que la razón es la relación con su padre con el que se enfrenta y le dice que nunca ha oído de su boca un "te quiero". Al final, su padre le acaba diciendo "te quiero" en un momento muy tierno y que no cometa lo mismos errores así que Baze va corriendo a la iglesia. Pero no nos adelantemos. Si es que este chico es para comerselo al igual que a Ryan porque otro de los grandes momentos de este capítulo lo protagoniza él cuando le dice a Lux que entiende perfectamente su ilusión de querer a su familia unida y luego se pone a llorar. Vale, muchos me diréis que ambos han sido tontos y en parte, tendréis razón. Pero a mí me ganaron desde hace tiempo. Por último, está Cate. Ya no es sólo que sea indecisa, es que espera a que cualquiera de los dos mueva ficha para entonces ella moverse también. Si Ryan me firma un contrato en una tarjeta, me caso con él. Si Baze me hubiese dicho que me quería, me hubiese quedado con él. Esta chica no sabe cuáles son sus sentimientos y se escuda en las acciones de los otros. Y llegamos ya al cliffhanger final. Baze irrumpe la boda justo en el momento en que el cura los declara marido y mujer. Cate lo mira como diciendo a buenas horas, mangas verdes así que le planta el beso a Ryan. Aunque, en caso de haber una segunda, estoy convencida que seguirán dando vueltas al triángulo. Ya he dicho anteriormente que me encuentro en una encrucijada y no sabría elegir uno u otro. Como alguien dijo en Twitter, ¿no pueden hacerse gays y cuidar ellos a Lux?

(Fin Spoilers del último capítulo. Volvamos a hablar de Lux de forma genérica)
Es curioso como la que tenía que ser protagonista de la serie realmente no lo es. Me refiero a Lux que despierta tantas simpatías como odios. He de decir que a mi me cae bien. No estamos ante la típica madura de 16 años (la verdad es que me empezaba a cansar un poco de este estereotipo). Ha demostrado que puede serlo en determinados momentos, como también caprichosa y egoísta y es que, amigos, es una adolescente y encima una adolescente que no lo ha pasado bien en su vida. Me gusta que sea tanto una cosa como otra porque así demuestra que es un personaje complejo y no tan blanco como nos lo pintaban al principio. Por eso también me creo sus relaciones amorosas y de amistades que hemos visto a lo largo de estos capítulos. Lo único que no soporto es su maquillaje. ¿No le podían pintar las mejillas más rosas? En fin, con lo mona que es la actriz no hace falta destacar tanto su maquillaje.

Pero no todo es tan maravilloso. Si algo he de achacarle a la serie es que ha desperdiciado la presencia de los amigos de Baze, en especial de Jamie, porque Math aún ha tenido cierto papel, aunque muy soso. Podían haber dado mucho más juego tanto con tramas propias como de consejeros amorosos de Baze. Tampoco han sabido explotar la madre borracha de Cate, aunque sí creo que la de Abby dando juego en un par de capítulos, aunque sentí que no apareciese en el último capítulo. Su excusa fue un poco brusca. No me gustó la verdad.

En definitiva, Lux no pasará a los anales de la historia. Ha tenido cosas que no me han gustado y no puedo dar más que la razón a muchos que han acabado decpecionados. Sin embargo, a mí me ha proporcionado momentos muy entrañales al igual que otros muy soporíferos. Me ha resultado en su conjunto global bastante entretenida (si no la hubiese abandonado como por ejemplo Gossip Girl). Seguramente veré una segunda temporada, aunque todo depende también de cómo se lo monten porque como sigamos tan irregular como en la primera, me parece que me bajaré del carro. Pero no corramos, porque ni siquiera sabemos si ha sido renovada. Entiendo que muchos les haya hastiado y que renieguen ahora de ella, pero a mí me proporcionaba la ñoñería justa que mi vida seriefila necesita. Supongo que las cosas hay que verlas sin expectativas y asi nada ni nadie te las rompe. Lux es un producto barato, sin complicaciones, para disfrutarla en momentos de aburrimiento. Sin más, simple y llanamente. Pero esto no significa que la esté metiendo en el fango porque si te entretiene ¿no es eso ya suficiente? No te enamorará como otras, pero si consigues aguantar y olvidarte de todos sus defectos, mis felciitaciones, te hará pasar momentos agradables.

jueves, 15 de abril de 2010

Hello Glee!!!

(OjO: Spoilers del capítulo 1x14 de Glee tanto en el texto como en las fotos.
Si aún, no lo has visto, ¿a qué estás esperando? Que llevamos cuatro meses de parón. 
Y si no la ves, ¿qué haces? Corre, ponte y disfruta de esta divertídisima serie)
 
Pensaba que no iba a llegar nunca este día. El largo parón no se me ha echo muy largo, porque entre noticias, premios, tours, escuchar bso y revisionarla en español parece que fue ayer cuando los vimos por última vez. Pero no, no es así y es que hace más de cuatro meses que no disfrutabamos de un episodio nuevo. Glee comienza su segunda parte, Road to Regionals, con un capítulo llamado Hell-O que se puede interpretar de dos formas: por un lado, Hello, saludando a los espectadores y Hell, infierno y es que esta palabra define muy bien lo que nos deparaba el episodio. Si en el capítulo final de la primera parte, Sectionals (1x13), todo acabó muy bien, este inicio es todo lo contrario, sobre todo para las dos parejas sentimentales. Ha sido un capítulo raro, raro, raro como diría Papuchi. No digo que haya sido malo, porque no lo ha sido, pero sí extraño y es que las tramas me parecían un poco cogidas con calzador. Hagamos un repaso para ver los porqués.


En primer lugar, nos encontramos con Rachel y Finn, que mantienen una "relacion". Dejamos a Finn que rompía con Quinn tras descubrir que no era el padre del bebé así que Rachel  ve las puertas abiertas para iniciar una relación con él. Persigue a Finn, lo anima en el partido de baloncesto (sí, ahora en vez de fútbol americano, se dedica al balonecesto, aunque sólo momentaneamente) e incluso, hace dos calendarios  con gatitos para marcar las fechas de las citas. Finn, en cambio, está en una etapa diferente. Necesita encontrarse a sí mismo, así que unas palabritas con su mentor Will y una canción y se da cuenta de que no puede seguir la relación, sea cual sea, con Rachel. Así se lo hace saber. Rachel enteonces va a una tienda de música para pensar y se encuentra con Jesse St James, vocalista de Vocal Adrenaline, el grupo con el que compiten.  Luego decubrimos que todo es una estrategia para desequilibrar a New Directions. Pero no creo que sea sólo esto (o al menos eso espero) porque este nuevo trío me gusta. Aunque en un principio, Finn le dice que no, luego se da cuenta de la equivocación y le dice a Rachel que luchará por ella, aunque a mí me dice un chico que va a luchar por mí como lo hace Finn y me río en su cara. Ya le podía haber puesto más ganas. En fin, como dijo Pilar de Series y a loco, se merece estar en la lista de odiados que hizo Elsa.


La segunda pareja sentimental tampoco lo ha tenido fácil en este capítulo. Will y Emma están empezando su relación tras cortar Will su matrimonio por la mentira del embarazo. Emma tiene muchas dudas así que Will la intenta tranquilizar con una canción. Emma está super feliz hasta que descubre que es la canción de Will y Terri. Algo parece ir mal en esta relación. Dudas y miedos, principalmente. A esto que Will va a hablar con la directora del coro contrario para descubrir si James es un espía. Y... ¡oh sorpresa! se lían en la cocina. Esto me chirrió muchísimo. ¿Will poniendole los cuernos a Emma? ¿Qué? Porque por mucho que parase antes de hora, bien que se lío con la directora con la cual además parece hacer buenas migas. Emma me dio muchísima pena. Y es que esta historia me parece que la van a llevar por un camino que no me gusta. Espero equivocarme.


Y llegamos a la gran Sue, que vuelve al instituto con una artimaña muy suya, es decir, de engaños y mentiras. Va a cenar con el director del instituto, le echa una droga en el vaso para hacerlo dormir y así presentarse en su dormitorio y hacerse una foto con él en la cama. Eso es erotismo y lo demás tontería. ¡Qué sexy Sue con el chandal en la cama! Jajaja. Total que lo chantajea para volver al instituo ante la cara estupefacta de Will. Sue le dice que se ande con cuidado porque la venganza llegará pronto. Ella es la que realmente ha valido la pena en este regreso. Sigue siendo la más mordaz, la más irónica, la más graciosa. Sigue manipulando a la gente: a las animadoras (¿serán lesbianas realmente o simplemente van a jugar con ese faceta constantemente?), a Rachel, a Will... 


El resto de protagonistas, bueno, de personajes desgraciadamente porque han tenido un papel muy secundario. Kurt, Mercedes, Archie y Tina (por favor, que se retome la historia de estos dos últimos) casi no han aparecido, aunque lo poco que lo han echo ha sido para brillar (We’re glitterati. I feel like Lady Gaga" (Somos celebridades. Me siento como Lady Gaga, Kurt). Nada que decir de Matt y Mike, que son los mejores figurantes, pero ya les podían dar más papel. También he echado de menos a Quinn y Puck. Aunque las ausencias de todos estos mimebros del Glee Club las entiendo, porque en una serie tan coral es díficil dar protagonismo a todos ellos. Espero que en capítulos siguientes sea al revés.


Una de las grandes bazas de la serie son los números musicales. Sin embargo, los de este capítulo no han brillado. Estamos tan acostumbrados a increíbles números musicales, que cuando no lo son, los echan en falta. Will les propone como ejercicio que canten una canción que exprese sus sentimientos y que contenga la palabra Hello. Finn escoge Hello, I love you de The Doors. Aunque no queda claro a quien le dirige el te quiero si a Rachel o a Quinn. Por su parte, Rachel enfadada por el desplante de Finn le dedica Gives you Hell, creo que es de All American Rejects (que no la conocía). Quizás el númeor más potente es el de Highway to Hell de AC/DC de la mano de Vocal Adrnaline y Jesse. Pero el más romántico sin duda es que interpretan RAchel y Jesse al piano versionando Hello de Lionel Richie. Desde luego se quedan estos números muy al final de la lista de todos los que hemos visto. Una pena.


En resumen, un capítulo raro. Quizás flojo. No, seamos sinceros. Ha sido flojo para ser el regreso tras tantos meses de espera. Podía haber sido mucho más espectacular. Cuando el listón está muy alto, es díficil superarlo. Pero a pesar de ello, me ha gustado. Ha tenido sus momentos divertidos. Supongo que habrán querido empezar poco a poco para ir subiendo en los siguientes porque aún nos quedan, si las cuentas no me fallan, 8 capítulos hasta el 8 de junio que está marcado como fin de temporada. De momento, tengo muchas ganas de ver el siguiente episodio que estará dedicado a una de las grandes artistas de los úlitmos tiempos y que me gusta especialmente y en el que veremos a Sue por fin cantar.

Lluvia de ideas: Lost 6x12

(OjO: con spoilers y desvaríos del 6x12 de Lost)
Los peores días son aquellos que no sale el sol, está nublado con pintas de llover, pero al final nunca lo hace. O que llueva o que haga sol. Por un lado, bien porque no llueve, pero por otro está nublado. Vamos, a mí las medias tintas no me gustan. No hay mejor definición para el capítulo dedicado a Hugo. He de decir que por un lado, me ha gustado, ha estado entretenido (aunque bien es cierto que desde esta mañana me inunda la felicidad porque me han dado una buenísima noticia y esto siempre influye). Pero también reconozco que a 5 capítulos del final, esto debería ser sorpresa tras sorpresa. Quizás este capítulo en otro momento hubiese estado mejor. Pero dejemos de quejarnos y cojamos el chubasquero para repasar lo acontencido en el capítulo número 12 de Lost:


- Cada vez estoy más convencida, para bien o para ma, de que el sacrificio va a ser un elemento importante al final de la serie. Hasta ahora lo que hemos visto en las realidades alternativas es que más o menos todos habían cumplido sus sueños. Por tanto, creo que todos los protagonistas al final tendrán que escoger entre quedarse en la realidad isleña y no dejar de salir al AntiLocke lo que conlleva otro tipo de vida, separación de su familia, amigos  (e, incluso, morir por ello) o estar en la realidad alternativa y dejar salir al Humo Negro lo que conlleva por un lado su felicidad personal y por otro, la desgracia humana (entendida está globalmente). Esto lo digo porque lo que marca en muchos casos una decisión es el amor. Lo que nos diferencia de los animales no es sólo la ineligencia, aunque a veces dudo de esto, sino de la capacidad de amar. Hemos visto como lo que hace reaccionar a los losties es el amor. Así ha ocurrido con Desmond, Faraday y Hugo. Lo que les hace reaccionar son las mujeres y la reacción no es otra que darse cuenta de las otras realidades ya que para tomar la decisión de la que antes hablabamos es necesario tener en cuenta todos los datos.

- Pero, bueno, dejemos ya de filosofadas que al final me vas a coger manía ^^ y vayamos al capítulo en cuestión.



- En cuanto a la realidad alternativa (sí, la voy a seguir llamando así porque hasta ellos la nombran así), vemos como Hugo es un hombre que se ha echo rico a base de una cadea de pollo frito, pero no tiene suerte en el amor. Por arte de magia se encuentra con Libby (su amor en la isla) y ésta le dice que le conoce de algo. Él piensa que está algo loca así que se dedica a comer un cubo grande de pollo  para que se le vaya la depresión. A lo que llega Desmond y sutilmente le dice que vaya a por ella porque eso forma parte de su plan y es que hay que hacer despertar la memoria de los losties. Si a ella su detonante es ver en televisión un accidente, el beso que le da a Hurley es el detonante para que éste recuerde cosas de la isla.

Lo mejor sin duda ha sido el final como suele ser de costumbre últimamente con Lost. Vemos a un Desmond con un plan trazado en su mente así que se dirige al colegio donde están dando clase Ben y Locke.Observa a este último y cuando está cruzando la calle lo atropella y se da a la fuga. ¿Por qué? Eso es la gran cuestión. Me imagino, si acierto en mi teoría, que si escapa el Humo Negro ello supondra la destrucción de la realidad isleña así que sólo sobrevivirá la realidad alternativa y como ya está en el cuerpo de Locke, si a éste lo matamos, ya no puede quedarse en ningún cuerpo. Por favor, no me hagáis caso. Las altas horas de la noche me perjudican.

- En la isla, descubrimos a un Hugo desconocido hasta ahora. Él era el que ponía el punto de humor a la serie y lo he echado mucho de menos. Salvo la frase de "¿cómo vamos a romper el hielo con el Humo Negro?", el resto nos ha mostrado a un Hugo desafiante y mentiroso. Según el principio, Hurley es un faro de luz. El faro sirve para que los navegantes encuentren la tierra así que ¿Hurley sirve para que los candidatos vean algo - la verdad, la isla, Jacob?  él decide ir a hablar con el AntiLocke a diferencia de Richard , Miles y Ben que siguen convencidos de que hay que volar el avión al margen de lo que le ha pasado a Ilana. Menos mal que Satrian y yo pensabamos que iba a ser importante que si no... Menuda muerte más absurda. ¿Entonces para que le dan en esta temporada tanto protagonismo? En fin, cosas de los guionistas. Jack confía en Hugo así que se dirigen a ver al Humo Negro junto con Sun y Lapidus. Por cierto, ¿AntiLocke sabía algo? Porque mucha coincidencia es que le dice a Kate que hay que esperarlos.

Bastante simple la respuesta que nos dan de los susurros de la isla. Son quienes han echo algo malo en la isla y están obligados a vagar por ella. ¿Necesitamos a Melinda -Entre fantasmas- para que pasen al otro lado? ¿O la sustituye Hugo?
















En la isla, lo más interesante lo protagoniza el AntiLocke como viene siendo habitual. Tras marcharse Desmond con Sayid, éste lo deja atado en un árbol por si acaso se escapa. Venga, si se ha ido contigo voluntariamente. El Humo Negro va a hablar con Desmond. Caminando ven a un niño algo más mayor del que vimos en el cuarto episodio. ¿Quién será?  Al principio se cree que Desmond no sabe porqué lo secuestró Widmore. El AntiLocke le explica que Charles no quiere respuestas, sino poder. Entonces es cuando se percata de que Desmond no tiene miedo así que se da cuenta de que todo era una mentira y decide tirarlo al pozo. Ahora la pregunta no es porqué, sino que pasará con Desmond. Quiero creer que no lo van a matar así, ¿verdad? Porque en esta isla es también importante y necesita hacer algo más. ¿O sólo importa lo que haga en la otra realidad?

Esperemos que se empiece a resolver algo en el próximo capítulo que además será el último antes del parón, tranquilos sólo de una semana, para luego enfrentamos a la recta final de mayo. Pero algo me dice que el capítulo 13 será bastante tranquilito para al final dejarnos con un cliffhanger impresionante porque si esta temporada se caracteriza por los dos últimos minutos, los dos correspondientes al siguiente episodio serán impactantes para que la gente se muerda las uñas durante dos semanas.

lunes, 12 de abril de 2010

Aficionada al jazz

(OjO: entrada sin spoilers) 
 
Tres meses después del devastador Huracán Katrina es el punto de partida de la nueva serie de HBO, Treme. Se trata de una de las series más esperadas en los últimos tiempos tanto por crítica como por la blosesfera y es que viene firmada por David Simon, el creador de la gran serie The Wire. Ello podría ser un handicap porque cuanto más suben las expectativas, más dura es la caída de la decepción. Pero ya os advierto que eso no ocurre aquí.  Con sólo 10 minutos de visionado y sin subtítulos, me había ganado. Un visionado después con éstos, me ha robado el corazón.
Y es que, amigos, estamos ante una GRAN SERIE.

La serie toma el título del conocido barrio de Nueva Orleans, Faubourg Treme, al lado del barrio francés, cuna del jazz. Por eso parece ser que debe pronunicarse con acento doble en la e, aunque otros apuestan por la pronunciación Tre-May. De una forma o de otra, deberemos ir practicando,  porque de esta serie se va a hablar mucho.  Un grupo de músicos será la piedra angular para mostrarnos la realidad de una ciudad destrozada por el huracan, la desolación de su gente, la criminalidad que les rodea... Ellos intentaran salir adelante a través de la música y de las tradiciones culturales (eso mismo se ve a lo largo de todo el episodio tanto en el inicio como cuando uno se disfraza). Además de mostrarnos toda la gran cultura musical que tiene esta ciudad, nos enseñarán las vidas interconectadas de músicos, dj's, cocineros, líderes de comunidad... que iremos conociendo poco a poco.

Destaca cómo cogen de una forma magistral la esencia de Nueva Orleans, mezclada de distintos orígenes de los habitantes del barrio, pero sobre todo resulta un estremecedor relato de la gente que se ha quedado sin nada (la escena en la que uno de los protagonistas ve que lo que ha quedado de su casa me produce una gran pena).  El querer salir adelante, mantener el bar, buscar a familiares desaparecidos, reconstruir la ciudad serán los objetivos de los protagonistas, todos ellos unidos por distintas relaciones familiares y profesionales, que se descubren en la segunda parte, porque ¡oh sorpresa! el capítulo dura 80 minutos. Una apertura de 80 minutos puede ser arriesgado. Sin embargo, en mi caso, no se me han echo para nada largos, y eso que he tenido el esfuerzo de verla con subtítulos en inglés, sin embargo, lo he entendido todo bastante bien. porque tampoco hay diálogos especialmente largos ni mucha jerga. Han sabido conjugar muy bien  el ambiente y la presentación de los personajes, todo ello envuelto con muy buenas canciones. Quizás más de uno pueda achacar que la música está demasiado presente y que incluso eclipsa lo diálogos, ya que a veces parece más que estemos ante un concierto, que ante una serie. Sin embargo, el recurso musical ayuda a introducirte en el ambiente y enfatizar determinadas escenas, como por ejemplo, una en la que hay un pequeño malestar vecinal. Esta impresionante música hará las delicias de más de uno, aunque si no a alguien no le gusta es muy probable que se acabe hastiando tanto jazz. Yo ya tengo nueva banda sonora. Mientras esperaba los subtítulos, he buscado la canción del opening (while jamming and the having fun!!!). Es de John Boutte y la canción es Song Treme (original, eh?). Si queréis más jazz, os recomiendo la interesante recopilación efectuada por Mauro.

Para poder mostrar esa realidad, la serie cuenta con un plantel de actores de gran talento, aunque la mayoría desconocidos. De los que más nos sonaran, que son los que parecen llevar el peso del relato, tenemos por un lado a dos glorias de The Wire como son Wendell Pierce (que además nació en Nueva Orleans) y Clarke Peters, y por otro lado, grandes actores como Khandi Alexander (CSI Miami), Kim Dickens (Friday Night Lives), John Goodman y Steve Zahn. Por la serie también pasaran músicos conocidos del jazz y del blues. En este primer episodio, contamos con el cameo de Elvis Costello haciendo de sí mismo.

Como ya ocurrió con The Wire, Simon y el resto del equipo nos muestran la realidad sin adornos Nos enseñan  una ciudad que aunque pudiese parecernos extraña, enseguida conectas con ella, una ciudad olvidada por el Gobierno Central, en la que la ayuda no aparece e, incluso, hay pasividad por los agentes de la ley ante la búsqueda de desaparecidos. Por eso tendrán que ser los propios habitantes quienes pongan sus manos y sus esfuerzos en reconstruir sus casas y ganarse el sueldo tocando instrumentos o en la cocina. Ellos son los verdaderos protagonistas. Treme sabe mostrar las desgracias de la gente con un ritmo lento, pero seguro. En definitiva, un capítulo conmovedor que presenta las historias desgarradoras de los habitantes de Treme de las que quiero seguir conociendo mucho más.

sábado, 10 de abril de 2010

¿Alguna vez viste algo precioso que estuvo a punto de ocurrir y no lo hizo?

(OjO: contiene muchísimos spoilers del capítulo 100 de Bones así que si no la has visto, te recomiendo que evites esta entrada y a cualquiera que lo haya visto)

A todos nos gusta saber el inicio de las parejas: ¿Cuándo se conocieron? ¿Cómo se conocieron? ¿Cuándo fue su primer beso? No podemos evitar ser cotillas y menos si se trata de Booth y Brennan (Bones). El capítulo 100, es decir, el 5x16 ha sido el escogido para mostrarnos a modo de flashback el origen de la relación entre nuestro detective favorito y nuestra antropóloga. He de decir que ya iba sobreaviso por el continuo revuelo que se iba formando en Twitter así que el final me lo podía imaginar. Sin embargo, mi enfado con los guionistas no viene por ahí ya que me parece muy lógico ese "obstáculo".

La excusa argumental es que Sweets ha escrito un libro sobre la pareja argumentando que están enamorados a raíz del primer caso que resolvieron juntos. Sin embargo, se presentan Booth y Brennan en el despacho para contarle toda la verdad. Y ahí comienza mi cara de circunspecta. Sin intención de realizar una review tradicional, voy a explicar los por qués de que no me cuadre esta historia.

Comenzamos por Brennan. Si algo hemos visto en la científica es el duro muro que pone a su alrededor todo debido a su historia personal: a los 15 años entró en el sistema de adopciones debido a que sus padres desaparecieron poco antes de Navidad y su hermano Russ, quien ese entonces contaba con 19 años decidió no hacerse cargo de ella, ya que pensó que estaría mejor con una familia adoptiva. Brennan se caracterizaba por ser fría, por no compartir emociones, es más a lo largo de las 5 temporadas hemos visto los continuos esfuerzos por parte de Angela para que Brennan se relaje y disfrute de la vida. Pues bien, en el capítulo 100 nos encontramos con una Brennan simpática, agradable y sobre todo emocional. ¿Por qué lo digo? Ahí van unos ejemplos:

- Sólo un mes después de conocerla, califica a Angela como amiga (así la presenta). ¿Soy sólo yo o no cuadra? No puedo recordar el capítulo exacto, pero creo recordar que Angela se emociona porque Brennan la considera su amiga. Si fuese sólo imaginaciones mías, que puede ser, tampoco me cuadra que la llame amiga cuando no valora la amistad. Cierto es que la puede llamar así para no dar explicaciones, pero raro suena, ¿no?

- Relacionado con esto, tenemos la siguiente cuestión. Se apiada de Angela, a la que, recordemos la conoce desde hace un mes y en cambio, le cuesta un gran esfuerzo ayudar a Wendell con su beca, al cual lo conoce desde hace más. A Angela enseguida le dice que no se preocupe que ella le ofrece trabajo en el Jeffersonian.

- Otro de los detalles que me indican que no estamos ante la Brennan que conocíamos: trata a las pruebas como meros objetos de decoración. Otra de las características de la antropóloga es el cuidado que presta a los restos. Son incontables las ocasiones que ha echado la bronca a sus ayudantes por no seguir el protocolo de actuación. Vale, me diréis es que ella no es policía y no podía conocer. Y yo os contestaré: es cierto, pero los científicios también son muy cuidadosos en no deteriorar los restos así que tienen mucho cuidado. Por tanto, no me creo que Brennan pudiese coger la calavera con las manos sin guantes.

- Si lo anterior lo tengo muy claro, me plantea alguna duda que se vaya a emborrachar y bese así a las primeras de cambio a Booth, aunque luego no se vaya a acostar con él (ella se lo pierde, claro). Pero bueno, esto tiene un pase.

En definitiva, según este capítulo y cogiendo el resto de la serie, la evolución de Brennan es la siguiente:
  • De joven: era dura ya que se habría cosntruido una coraza para protegerse, sólo le interesaba los libros y por eso su vida social era prácticamente nula.
  • 1º encuentro con Booth: es una persona normal: cariñosa, poco seria, amiga... ¿Dónde está la coraza?
  • 1º episodio de la serie: fría, poco emotiva, dura, poco dada a las amistades
  • 99 capítulos después: Angela y sobre todo Booth han provocado que Brennan se abra, tenga confianza en la gente, se emocione con las historias...
¿No parece que la Brennan del primer encuentro no encaja? ¿Hay algo en ese año que provoque una reacción en la antropóloga de tal calibre? ¿Más que el abandono de su familia?

Con Booth, el cambio en su evolución no ha sido tan aparente, aunque también ha habido cosas que no me han cuajado. Principalmente, su problema con el juego. Aunque no ha supuesto una sorpresa mayúscula, si me extraña que no se había echo una referencia a ello (¿o sí y yo no me he enterado?). Es lógico sabiendo la historia de su padre e, incluso la de su hermano, pero al menos me ha chocado un poco. Realmente creo que como le estaba viendo más el peinado a lo 1ª Comunión no me he fiado mucho en otros detalles.

Lo que me gustaba de esta pareja es que se complementaban. "Las partes suman el todo" como reza el título del capítulo. Pero viendo el inicio de la relación, mi visión de ellos ha cambiado. Lo bonito era que gracias a pequeños detalles de Booth, Brennan se iba abriendo. Ya no era tan rígida y seria. Se permitía cierto relax. El amor tiene que hacernos mejor personas y eso lo estaba consiguiendo Booth. Por eso en esta sexta temporada, Cam le dice a Booth que tenga cuidado en no hacerle daño, porque ahora que se había consguido que Brennan se abriese, si sufría una desilusión de tal calibre no lo podría aguantar. Eso es lo que hace que Booth se eché para atrás: la posibilidad de hacerla daño.

Y llegamos ya al final tan comentado sutilmente en Twitter. Sweets enciende la mecha y le dice a Booth que es un jugador, dandole a enteder que se tiene que arriesgar. Cuando salen del despacho, se arriesga y la besa (ohhh, qué bonito, muhco mejor que el primero). A lo cual, Brennan responde con dudas, con miedo porque así es ella. No quiere que le hagan daño así que le dice que mejor no lo intenten. Pobre Booth, aquí tienes un hombro donde llorar. Este final de episodio lo veo muy acorde con la esencia de ambos personajes, dejando al margen claro el inicio de la relación que aún chirria en mi cabeza. Antes de saber algo o de intuirlo, sabía que habría primero un intento, para dar un paso atrás para hacernos sufrir y finalmente, el final que todos queremos porque anda que no tuvimos que sufrir antes de Mulder y Scully se oficializasen como pareja...y estos siguen el mismo camino. Por tanto, el final tampoco me ha entristecido tanto... Quizás si hubiese sido el final de la serie, me hubiese dado un patatús, pero sabiendo que aún nos quedan capítulos y como les gusta a los guionisas marear la perdiz, soy optimista.

PD. David Boreanaz ha dirigido este capítulo. ¡¡¡Este hombre es completísimo!!!