jueves, 30 de septiembre de 2010

Una buena decisión

(OjO Si aún no conoces la decisión de Alicia, no sigas leyendo 
porque vamos a juzgar el 2x01 de The Good Wife)
 
No hay una receta mágica para tomar una buena decisión y menos en lo que a serie se refiere ya que a veces una serie que no nos llama nada nos enamoramos de ella cuando decidimos verla y viceversa. Sin embargo, sólo el tiempo nos dice si hemos acertado o no con esa decisión. Yo la temporada pasada tomé una de las mejores decisiones y era dar una oportunidad a un drama legal recién llegado: The Good Wife. ¡En buena hora lo hice! Una serie que nos regaló una temporada magnífica y que con el inicio de la segunda, quiero aventurar que será igual o mejor. Pero no soy la única que ha tomado una decisión.

El comienzo de esta nueva temporada comienza justamente en el momento en el que lo dejamos la anterior. Alicia había tomado una decisión respecto a los dos hombres de su vida .Por un lado, Peter había decidido volver a la política y le pide que lo acompañe y por otro su jefe y ex-compañero de la carrera se le había declarado. Le había dicho a Will que si quería tener algo con ella necesitaba un plan. Sin embargo, realmente no ha sido ella la que ha tomado una decicisón ya que es Eli Gold el que mueve los hilos en ese triángulo. Empuja a Alicia a salir al escenario con Peter y borra el segundo mensaje de Will en el que le decía que olvidase el anterior y que realmente quería algo con ella. A pesar de que se mete donde no le llaman, la intervención de Eli me parece muy acertada para jugar al gato y al ratón con esta historia porque Will pensará que tiene que ser Alicia quien tiene que decirle cómo hacerlo y Alicia pensará que Will ya no quiere nada con ella.

Otra decisión la toman Will y Diane sobre el bufete. Tras los problemas económicos, finalmente el bufete Lockhart & Gardner se asocia con Derrick Bond, un nuevo abogado que entra alabando los méritos de las evaluaciones, el despacho, a los socios... Sin embargo, tanta amabilidad me hace sospechar que hay algo detrás de tanta sonrisa que provocará que los dos pilares fuertes se tambaleen. Además de esto, Derrick trae consigo a un atractivo investigador, Blake, que pondrá las cosas díficiles a Kalinda. ¿Cosneguiremos saber algo más de ella? De momento, en este primer capítulo, hemos visto que Blake provoca que Kalinda se esfuerce algo más de lo habitual en querer atrapar pistas porque en el fondo no le gusta que haya alguien que la pueda superar en eso. 

¿Y cuál es el caso de la semana? Se salió un poco de lo habitual. Alicia presencia un juicio en el que el acusado, un blogger al que le acusa de asesinar a su compañera de web, aunque él se defiende diciendo que realmente fue el Pentágono quien lo hizo, quiere defenderse a si mismo; sin embargo, se topa con un duro juez que decide nombrar a Alicia como abogada asesora. Con ella, el acusado empieza a ganar puntos así que el Fiscal Glenn Childs decide poner al frente a Cary, el ex compañero de Alicia. Primer combate en los tribunales con resultado desfavorable para Alicia. Sin embargo, esto no es tan importante como que hemos visto una parte desconocida de Alicia. Ante el comportamiento imparcial del juez, ella se erige como defensora y no le importa tener que enfrentarse a él aún cuando le advierte de que puede ser detenida por desacato. Me ha gustado mucho este enfrentamiento y espero que siga apareciendo más este juez.

The Good Wife sigue siendo un procedimental complejo lleno de pequeños y sutiles detalles. Fue un estreno a la altura de esta sólida serie centrandose principalmente en el desarrollo de los personajes y asentando tramas futuras para ir combinando con los casos jurídicos. Como decía antes, tomé una decisión muy buena y estoy convencida de que esta temporada la disfrutaremos mucho más.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

A la pista de baile: Glee 2x02

(OjO Si no has alucinado con Britney Spears, corre ves al dentista del 2x02 de Glee y luego pasate)

Es díficil ser uno mismo cuando todo el mundo te presiona o dicho de otra manera, es díficil ser Britney Spears si todos los paparazzis te agobian y te persiguen. Sabemos que Glee se centra especialmente en la autoestima así que era una buena idea utilizar a esta artista como envoltorio para poder dar una nueva lección. No soy gran fan de ella, pero viendo el buen resultado del especial de Madonna, tenía mucha curiosidad. Incluso con el trailer que salió la semana pasada, mi hype subió como la espuma. Sin embargo, tras ver el capítulo, la espuma ha desaparecido. Me ha parecido bastante flojo, especialmente los números musicales. Pero sin más vayamos a repasarlo.

Una semana más, Will les manda como tarea buscar una canción de un adulto contemporáneo. Sin embargo, a Kurt no le gusta la idea porque los jóvenes no se pueden sentir identificados así que propone a... Ms. Britney Spears. A todo el club le gusta la idea menos a Will que considera que no es un buen modelo a seguir y a Brittany porque su nombre es Brittany S. (Susan) Pierce, es decir, Brittany S-Pierce así que siempre se ha visto comparada con ella.

Will necesita una confirmación de que ha hecho lo correcto así que acude a Emma que considera que Britney puede ser un bune ejemplo para los chicos y que el problema es de Will porque es muy rígido. A todo esto que entra... CARL!!! (ay omá qué rico John Stamos). No me extraña que Will ponga esa cara porque es tío de rompe y rasca. Para congratularse con él, Will le propone que les de una charla a sus chicos y Carl acepta encantado. En esa charla, les dará a los chicos un chicle para ver cómo de blancos tienen los dientes. Resulta que Rachel, Artie y Brittany tienen los dientes azules, pero la primera que acuede a la consulta es Brittany ya que su problema es el peor. Carl le pone anestesia y es ahí cuando tiene el primer sueño con Britney Spears.  Pero tiene que volver porque  sus dientes son horribles, esta vez acompañana de Santana y ambas tienen  otro sueño con Britney. Tras esta experiencia, Brittany coge confianza y les dice a los chicos que ahora quiere ser ella quien cante los solos. Kurt aprovecha de nuevo esta circunstancia para pedir a Will que canten una canción de Britney. Es entonces cuando vemos a un desconocido Kurt que se enfrenta a Will y le dice que se suelte un poco y no sea tan rígido. Will decide finalmente acudir a la consulta de Carl y ambos tienen una conversación de dos hombres enamorados por la misma mujer. Will quiere emular a Carl y por eso se compra un coche deportivo; sin embargo de reprente aparace su ex mujer para recordarle que tiene que pagarle la pensión a lo que Emma sale huyendo. Finalmente viendo los cambios de Brittany y Rachel, Will accede a cantar una canción de Britney, pero con la condición de que él saldrá al escenario también. Menos mal que hay está Emma para darle buenos consejos. La cuestión no es que dejase de ser él, que se comprase un carro o que cantase como Britney Spears sino que debía relajase. Pero parece que él se lo toma a mal y acepta que es un aburrido y que por eso la perdió.


En este capítulo, también tenemos ración de la relación entre Finn y Rachel. Finn aún se siente mal por haber sido alejado del equipo y más cuando sus compañeros le rompen la chaqueta. Entonces está de bajón y Rachel tampoco le ayuda porque le dice que está contenta con esa situación. Rachel también acude al dentista y con la anestesia ella también sueña con otro videclip de Spears. Con dicho sueño, su autoestima sube así que se viste de colegiala sexy, algo que no le gustará a su novio. Artie que sigue empeñado en jugar al fútbol también irá al dentista y tendrá un sueño. Tanto él como Finn consiguen que Beastie les de una oportunidad, lo que no convencerá a Rachel ya que piensa que con su vuelta al equipo su relación no tienen sentido y así se lo comunica en los vestuarios. Sólo el rechazo de Finn a Quinn hace que Rachel se de cuenta de que Finn está enamorado de ella y que aunque el sea cool y ella una perdedora, lo que importa es el amor que se tienen.

¿Y Sue? Pues realmente su intervención ha sido realmente extraña. En primer lugar, le comunica a Will que ha pillado al de rizos tocándose así que le aconseja que vigile a sus chicos y que no hagan más Britney Spears. En ese momento, Will seguía en sus trece de no hacerlo, pero los acontecimientos que hemos comentado le hacen cambiar de opinión así que finalmente sí interpretarán una canción de ella. Sue se siente traicionada y nada más acabar la actuación golpea la alarma de incendios provocando una estampida en la que ella saldrá malherida. Consecuencia: Sue enfadada y decidida a demandar a Will. ¿Veremos esta trama? Sí, por favor.


En cuanto a los números musicales, han sido bastante flojos en mi opinión. Han escogido las canciones más famosas de Britney Spears, aunque la que más me ha gustado ha sido precisamente la que no es de ella: The Only Exception de Paramore cantada por Rachel al final dedicándosela a su novio y emocionándo a todos (a Will, a Quinn y a Puck, a Artie). En cuanto a las canciones poperas, lo que nos ha servido es para ver a Brittany en todo su esplendor. Su voz no me convence demasiado, pero he de reconocer que se mueve muy bien y que tiene un cuerpazo. Ella interpreta en uno de los sueños I'm slave 4U (que es la que más me ha gustado de todas éstas) y en otro de los sueños acompañada por Santana, Me Against The Music. Por su parte, Rachel también es la solista de Baby One More Time. Artie por su parte sueña con Stronger, que es la que menos me ha convencido. La última de las canciones es Toxic que cantan todos en el gimnasio.

Los estribillos que se me han quedado grabados han sido los siguientes:
  • This room looks like the one on that spaceship where I got probed: Este cuarto parece la nave espacial donde fui examinada - Brittany.
  • My smile will look like an adult baby butt with boobs: Mi sonrisa se verá como el trasero de un bebe adulto con pechos - Brittanny.
  • Is the real life? : ¿Esto es la vida real? - Rachel.

En definitiva, un capítulo bastante flojo no sé si porque realmente ha sido así o porque yo tenía muchísimas esperanzas en que fuese la bomba. Me he reído muy poquito y la mayoría de las situaciones me han parecido algo forzadas. Lo mejor, sin duda, que Brittany ha tenido algo más protagonismo -aunque sólo en los números musicales, porque en cuanto a trama no (una pena) - y de disfrutar ya por fin de Carl. #Emmaaporeldentistaya!!! Y por último mencionar la intervención de la propia Britney Spears que aunque ha sido muy breve, la hemos disfrutado en tres escenas totalmente diferentes, aunque me quedo con ella vestida de animadora.

martes, 28 de septiembre de 2010

4 mujeres y un destino

(OjO Si no sabes de qué se conocen Lynette y Renée no sigas leyendo porque aquí te enterarás del inicio de la séptima temporada de Desesperate Housewifes)
 

Destino ese poder sobrenatural que guía las vidas de cualquier ser y es inevitable. Y mi destino creo que era vovler a disfrutar con Mujeres Desesperadas porque así ha sido con la premiere de esta séptima temporada. Si hace más de un año alguien me dice que volvería a visitar Wisteria Lane, le hubiese dicho que la imaginación sólo sirve para el séptimo arte. Con una quinta temporada que me horrorizo, me propuse no verlas más. Sí, lo siento, había pérdido toda confianza, así que la sexta la dejé pasar. Sin embargo, un par de noticias, especialmente una, me provocó que entrase de nuevo el gusanillo y decidiese darles una nueva oportunidad. ¡En buena hora lo hice! Con un visionado super rápido de la sexta para ponerme al día de las tramas (prometo verla en condiciones lo antes posible), ayer comenzó una nueva vida de Desesperate Housewifes.
Comenzando el repaso por Susan, siempre lo tiene que pasar mal, especialmente si tiene al hombre de su vida -o de su momento al lado-. Por problemas económicos, ella, Mike y MJ (mira que es adorable este niño - ¿somos pobres?) tienen que mudarse de Wisteria Lane e irse a vivir a un apartamento. Los problemas económico les agobian así que Susan finalmente decide aceptar la propuesta de su casera, interpretada por la genial Lainie Kazan, de ser grabada mientras limpia la casa en ropa interior. ¿Cuánto tardará uno de los hijos de Lynette en descubrirla? Entre su poco estilo para seducir a la cámara y su poco gusto en diseñar joyas, no le auguro una vida profesional muy boyante así que ya la veo otra vez bastante desesperada. Su casa es alquilada por Paul Young, el viudo de Mary Alice, que vuelve con ansias de venganza ya que sus vecinos le dieron la espalda durante el juicio.

Tras separarse defintivamente de Orson, Bree decide hacer un cambio en su vida que comienza por un cambio en la decoración de su casa. ¿Y quién es el contratista? Un hiper tatuado y musculado Brian Austin Green que ya de buenas a primeras tontea con la pelirroja. Además la temporada pasada la dejamos confesando a Gaby que fue su hijo quien había matado a su suegra. ¿Veremos otra Bree más relajada, no tan doña perfecta?

Los secretos han surgido y ya sabemos que es muy díficl mantenerlos ocultos en Wisteria Lane así que la incógnita es saber cuánto tardarán en relucir. Como decíamos antes, Gaby ya conoce la verdad sobre la muerte de su suegra, pero al final decide por el bien de todos no revelárselo a Carlos (he llegado a pensar que era otro actor, menudo cambio sin barba). Mientras Carlos descubre que por un error en el hospital su hija no es su hija biológica (la hermanita de Demi Lovato por fin tendrá algo más de protagonismo). Me gustan mucho estas tramas en las que veremos dar un paso más en la relación entre Gaby y Carlos autoprotegiéndose.


Y finalmente, Lynette recibe la inesperada visita de su amiga Renée, interpretada por Vanessa "Wilhelmina" Williams (¡qué grande su entrada!). La familia y amigas de Lynette la empezará a ver con otros ojos porque Renée no tiene pelos en la lengua y cuenta todo -incluso que su querida amiga de la universidad hizo un trío-. Se supone que Renée acude a su amiga porque se va a divorciar de su rico y deportista marido, pero ya sabemos que esa no será la oscura razón que le ha llevado a Wisteria Lane. ¿Cuánto de bitch será? Ojalá que lo sea y mucho.

El inicio de la séptima temporada no podía haber sido mejor. Se me pasó en un suspiro y cuando terminó dije ¿ya? No puedo compararla con la sexta porque como dije la ví de esas maneras, pero desde luego me ha gustado mucho más que el inicio de la quinta. La llegada de Vanessa ha supuesto un soplo de aire fresco. el capítulo fue muy completo: nos recordó tramas pasadas, nos apuntó algunas muy interesantes para el futuro y nos regaló grandes escenas como las que están todas en la cocina "alabando" las joyas de Susan o poco después cuando Lynette les presenta a Renée. Está claro que mi destino estaba unido a estas 4 mujeres así que me sentaré, me relajaré y disfrutaré de su compañía.

    domingo, 26 de septiembre de 2010

    Es bueno estar de vuelta

    (OjO Si no has regresado de tu año sabático, no sigas leyendo porque aquí encontrarás spoilers sobre la sexta temporada de Bones)


    Tras unos meses separados, los miembros del Jeffersonian vuelven a su vida tras tomarse cada uno un kit kat para ordenar sus vidas. Así dejamos una quinta temporada marcada sobre todo por ese capítulo 100. A pesar de que éste no me gustó como bien sabéis, considero que la quinta temporada fue bastante buena. El final nos dejó a todos los miembros dispersos por el mundo: Bones y Daisy se encuentran en Indonesia en busca del eslabón perdido de la humanidad; Booth está entrenando a un grupo de soldados en Afganistan, utilizando sus habilidades como francotirador para proteger a los civiles; Hodgins y Angela viajando a  Francia y Sweets tomándose un año sabático puesto que Booth y Brennan se han ido y ya de para superar su ruptura con Daisy.


    La premiere de Bones fue un capítulo diferente. Diferente en el sentido de que aunque había un caso que era la excusa para reunirlos a todos, importaba más cómo estaban los personajes tras un año después de esa crisis que sufrieron al final de la temporada pasada. Eso hace reafirmarnos que no estamos ante un procedimental simplemente, sino que cada vez las historias personales son el enganche que hace que la veamos. La verdad es que tenía mucho miedo y curiosidad por saber cómo iban a tratar las crisis; sin embargo, debo confesar que me pareció todo un acierto en trasladar la historia casi un año después a los acontecimientos finales de la quinta temporada. Eso da unas licencias a los guionistas para poder mostrarnos a unos personajes más serenos y no tan tristes y angustiados (no es fácil que te rechacen) o felices (por comenzar una nueva vida juntos). 

    Sin duda algua, el reencuentro más esperado era el de Booth y Brennan. El suyo fue muy emotivo, pero a la vez se notaba cierta tensión porque no habían hablado entre ellos y las consecuencias del rechazo en cierta forma seguían ahí. Aún así, el cariño que se muestran así como su complicidad se perciben. Sin embargo, la presentación de la nueva novia de Booth puede hacer cambiar esto que será a buen seguro la trama principal de esta temporada. Respecto al resto del grupo, éstos siguen en su línea. Daisy y Sweets siguen con su tira y a floja en su relación. La verdad es que me gusta mucho esta pareja y espero que esta temporada Daisy se convierta en un personaje más regular. Por otro lado, tenemos a Hodgins y Angela que se casaron la temporada pasada y tras disfrutar de una larga luna de miel, se plantean formar una familia.


    Una vez más el guión fue excelente con una buena dosis de humor al igual que la actuación de los personajes.  Sigue siendo una serie divertida en la que se disfruta tanto de las conversaciones más vanales como de las más científicas. Sin embargo, el caso fue un poco flojo o mejor dicho de libro, porque todos sabíamos que nuestro grupo iba a conseguir resolverlo con gran facilidad. Aunque  esto es comprensible porque como hemos dicho lo que importaba era la vuelta de los personajes. El grupo está de vuelta juntos y el Jeffersonian vuelve a estar a pleno funcionamiento para resolver los casos que se presenten. Sólo espero que sean algo mejores que los que vimos en la última temporada. Pero es bueno estar de vuelta y verlos a todos juntos.

    viernes, 24 de septiembre de 2010

    No es una fantasía

    (OjO Si no has permanecido durante el universo rojo del 3x01 de Fringe no sigas leyendo, 
    porque encontrarás spoilers del mismo)

    No, no lo es. Mi serie favorita actualmente en emisión ha vuelto por la puerta grande. Para que os hagáis una idea de lo que me ha gustado, con que os diga que lo he visto dos veces seguidicas os podéis hacer una idea, ¿no? Ha sido un comienzo lento, pero seguro, muy diferente a lo que nos tenía nacostumbrados. Recordemos el impresionante inicio de la serie con un accidente de avión y el de la segunda temporada con un accidente de coche. Sin embargo, con ese final tan espectacular, Fringe no nos podía dar un inicio a la vieja usanza con sus característicos WTF.

    Lo que ha confirmado este inicio es que los dos universos en colisión que conocimos al finalizar la segunda temporada van a entrar en guerra, porque ésa es la opinión de Walternate y aunque lo conocemos poco, su soberbia y su ambición ya nos dan una pista de que sus palabras pueden esconder una verdad. Walternate considera que hay que estar preparados para un posible ataque así que es necesario contar en su bando con Olivia, bien por sus cualidades, bien como moneda de cambio/ chantaje. De ahí que lo primero que sepamos es que a Olivia le están aplicando un tratamiento para transferir los recuerdos de Olivianate. La intentan convencer de que todo lo que ella ha vivido, todos sus recuerdos, Peter es una fantasía, es producto del ataque sucedido. Pero Olivia ha sufrido tanto que no es tan fácil hacerle cambiar de opinión así que Walternate decide aumentarle la dosis. 

    Nuestra Olivia a pesar de estar destrozada sigue siendo una luchadora así que al mínimo descuido cuando le iban a inyectar esa dosis consigue escapar porque en el fondo sabe que ella no pertenece a ese mundo y que tiene que hacer lo que sea para volver a su realidad y al lado de Peter. En su huída se topará con un taxista interpretado por Andre Royo, conocido por su papel de Bubbles en la genial The Wire.  A pesar de todo lo fuerte que pueda parecer, es verse el tatuaje en el cuello que le han hecho a semejanza del de Olivianate y las dudas y los temores florecen en modo de lágrimas. 

    Es en momentos de máxima tensión cuando el subconsciente sale a flote  o como dicen ahí, la adenalina activa los linfocitos B de Olivianate y los recuerdos se transfieren a Olivia. Cuando decide escapar, adquiere la habilidad de disparar y confunde a Peter con Frank. Además le da una dirección al taxista que resulta ser la casa de su madre. Ahí a Olivia se le ponen los ojos vidriosos cuando ve a su madre viva, ya que en la otra realidad murió cuando tenía 14 años. Aunque al principio reacciona de una manera abrupta, tras unos instantes no puede evitar fundirse en un cálido abrazo con su madre. ¿Ha surgido efecto el tratamiento? Esto es lo que nos hacen creer, pero surge la duda cuando sincerándose al taxita le dice que "para comprobar que no está loca, tenía que decir algunas cosas que serían aún más locas". ¿Se referirá a eso? 

    Mientras en el  mundo azul, Peter declara sobre lo sucedido y le hacen una pregunta muy interesante sobre cómo pararía él a Walternate. Esto rayará a Peter que tendrá que reflexionar sobre su verdadero padre, su amor hacia Olivia, el cariño hacia Walter y todo lo que él conoce. Mientras tanto, Walter y Olivinate esperan fuera. Parece que ella ha conseguido infiltrarse sin problemas y todo el mundo piensa que es Olivia, incluso Peter que le da un tierno beso a la salida.

    Si hay algo que caracteriza a esta serie son todos esos detalles que nos van regalando y este capítulo no podía ser menos. Han puesto las piezas en el tablero, aunque no todas porque estoy convencida de que nos tendrán guardadas muchas sorpresas, como la del taxista. Eso de que se haya quedado vigilando la casa y que sepamos que va a salir más puede anticiparnos que será un personaje bastante cautivador La protagonista absoluta ha sido Olivia porque es una de las piezas esenciales de una temporada que si saben jugarlas bien se antoja de lo más interesante porque no, no es una fantasía lo que estamos viendo. Es la mejor serie que hay en emisión actualmente (quizás con el permiso de Sons of Anarchy, claro).

    Defendiendo en las Vegas


    La famosa frase de lo que ocurre en las Vegas se queda en las Vegas esta perdiendo fuelle al menos en cuanto al mundo televisivo se refiere ya que cada vez más nos muestra lo que pasa en esta ciudad del pecado. Las tres profesiones por excelencia de las series han tenido su protagonismo en distintas series. La vida de los polícias ha sido plasmada en la longeva serie CSI Las Vegas, los médicos tuvieron un tímido intento en una serie con Rob Lowe que fue cancelada y ahora nos llega el turno de los abogados con The Defenders. 


    The Defenders gira alrededor de un bufete de abogados liderado por Nick Morelli (James Belushi), un honesto abogado que representa a sus clientes como mejor pueda sin importar el caso y su socio Pete Kaczmarek (O’Connell), cuya pasión por las leyes es igualada por su amor por las mujeres y los coches. Junto a ellos, están la nueva asociada Lisa Tyler (Juren Smollett) y la joven asistente Sophie (Tanya Fischer). Además de los casos judiciales, la serie muestra la vida personas de ellos ya que Pete siempre está a la búsqueda de un nuevo ligue, Nick quiere recuperar a su exmujer y a su hijo y Lisa quiere deshacerse de su pasado como bailarina. 

    La serie nada tiene que ver con otra homónima de 1960 cuyo estilo y casos eran totalmente diferentes. The Defenders de 2010 tiene un tono cercano a Boston Legal mezclado con Las Vegas. Tiene un punto de comedia ligera que me gusta. Cuando se estaba cociendo la serie, muchos se preguntaron porque se había elegido a dos cómicos. Y creo que acertaron por el tono de la serie. No sé que fue antes si el tono o los actores, pero logran hace una dramedia, ese nuevo género que está aún por definir, bastante entretenida. Aunque sinceramente creo que si se decantarán más por la comedia y explotasen esa excentricidad que tienen, podrían mejorar notablemente.

    Respecto a los personajes, no hay nada nuevo porque nos recuerda a otros del mismo estilo. No obstante, James Belushi y Jerry O’Connell consiguen unos personajes simpáticos y agradables. Además confieso que adoro a James ya desde sus inicios con K-9 y The Blues Brothers así que su sola presencia ya consigue que le de una oportunidad a la serie. Según he leído últimamente hay gente que tiene cierta o mucha manía a O’Connell y eso puede que les eche para atrás. Sin embargo, me parece un buen tipo así que este problema yo no lo tengo. Volviendo a la serie, ambos resultan cómodos en sus respectivos papeles y la interacción entre ellos es creíble. Además la historia personal de cada uno les va como anillo al dedo. El otro protagonista es la ciudad. Últimamente asistimos a series en las que las ciudades son un protagonista más: Memphis Beat, Detroit 187…y en este caso Las Vegas también tiene su importancia porque la vida en esta ciudad marcará el devenir de los casos. A Nick y a Pete les tocará defender a bailarinas, chulos, jugadores…

    En una parrilla en la que tengo a The Good Wife, Damages, seguramente a Outlaw, una serie de abogados cómica viene bien para rebajar el tono serio que proporciona las anteriores. Y además, está James Belushi, un tipo que me cae tan bien que al menos ya sólo con eso sube muchos puntos.

    jueves, 23 de septiembre de 2010

    La esperanza de la risa


    Nos reímos de lo que vemos, de lo que oímos, de imágenes mentales, ante las ocurrencias de la gente, pero también nos reímos por algo necio o soez, por frases absurdas, por ironías inteligentes y divertidas e, incluso, de los demás. Y a veces nos reímos con las series. Sí, digo bien, a veces, porque el género de las sitcom últimamente no me estaba proporcionando muchas alegrías. Las series de la temporada pasada, a excepción de Community y The Middle, no em convencieron y esta nueva temporada iba camino de dejarme igual. Sin embargo nunca hay que perder la esperanza. Sin ser la mejor comedia, Raising Hope me ha arrancado algunas risas y eso es de destacar, no así Running Wilde que me dejó bastante fría.


    Raising Hope gira entorno a Jimmy (Lucas NET), un joven que se convierte de repente en padre soltero. Con la ayuda de su familia, trata de criar a su hija,  después de la mujer con quien pasó la noche es sentenciada a prisión. El problema es que lo hará en el seno de una familia destructurada. Los padres de Jimmy se casaron cuando tenían 15 años y criaron a su hijo de la mejor manera que pudieron. Conviven con la abuela porque es la propietaria de la casa y que está senil y con su primo cuya vida gira alrededor de la fiesta y juerga. Además contará con la ayuda a Sabrina, una joven con un humor irónico, que trabaja como cajera en el supermercado local.

    En una primera aproximación, puede recordar a My Name is Earl, y no es de extrañar porque ambas tienen detrás a Greg García. El humor de la serie es muy escatológico rayando a veces el límite; sin embargo, como decía antes consiguió arrancarme unas risas, no sé si porque estaba en el momento tonto o porque realmente me las sacó. No es un humor para todo el mundo, pero yo confieso que bien utilizado me gusta. Otra de las características de García es que muestra sobre familias de clase media baja sin mucha educación que están siendo sorprendentemente brillantes e inteligentes y aquí encontramos otro ejemplo. Quizás el que es el personaje principal sea el más soso, pero está rodeado de unos personajes muy ricos. Sin duda hay que destacar a Martha Plimpton, que hace de joven madre fumadora empedernida y bastante bruta. El padre es Garret Dillahunt que aunque no lo he visto en Deadwood y Terminator: The Sarah Connor Chronicles, me imagino que habrá sido un cambio brusco. Finalmente, Cloris Leachman que es la abuela senil y apuntas maneras para ser un personaje muy interesante.


    La segunda comedia que tenía ganas de ver era Running Wilde; no obstante, su estreno dejó mucho que desear. Va sobre Steve, el hijo de un poderoso empresario que no ha tenido que trabajar nunca y siempre ha conseguido lo que deseaba, salvo el amor de Emmy, una fuerte defensora de la naturaleza que vuelve a la zona con su hija para defender a una tribu de la empresa de Steve.

    El piloto fue muy simple con algunas escenas amables, pero las situaciones cómicas se las debieron dejar en la selva porque en el capítulo no las logré descubrir. A diferencia de la anterior, ésta tiene un humor mucho más blanco con el que no he conseguido congeniar. Además tiene un fallo: no veo a Will Arnett como actor principal de esta serie. No sé porque es pero no me terminé de creer su papel de niño rico, altivo y egoísta. Tampoco me creí su feeling con Keri Rusell así que si uno de los pilares de la serie es la pareja y ésta no me gusta, mal vamos. La única que me convenció fue la hija que es la voz en off que te va poniendo en situación a lo largo del capítulo.

    En definitiva, me quedo con Raising Hope porque me apetece una comedia gamberra y ésta tiene pintas de serlo; no así con Running Wilde que sólo si mejora mucho algún día le vuelva a dar una oportunidad.

    miércoles, 22 de septiembre de 2010

    Asesinatos en Detroit

    187 es un término del argot norteamircano para el delito de asesinato. Concretamente se refiere a la Sección 187 del Código Penal de California, que define ese delito. Y este número conforma una parte del título de la nuva serie de ABC. La otra parte del título es Detroit, una de las urbes con el índice de criminalidad más alto. Con estas pistas, podemos tener una idea clara de por dónde irá. 
    Detroit 187 narra el día a día de un grupo de detectives de homicidios en esa ciudad. En concreto, los primeros casos no resulta díficiles de creer ya que es algo que podemos ver fácilmente en las noticias. Los detectives investigan un doble homicidio en una farmacia. ¿Fue un robo de droga que salió mal o algo distinto? Por otro lado, otros dos detectives tratan de encontrar al asesino de un abogado. Son casos que ya hemos visto millones de veces, pero me parecieron muy adecuados para el piloto.

    En un principio, la realización de Detroit 1-8-7 puede parecer un poco artificial por la luz y el uso de las cámaras; sin embargo a mí me dejo cierto regustillo al clásico drama policial de antaño. Dicho de otra manera, me recordó a Policías de Nueva York, una serie que veía en mi niñez y de la que tengo muy buen recuerdo y creo que por eso me ganó. Además en un principio estaba pensada que se grabase al estilo monkmuntary,  pero finalmente la cadena desechó este formato aunque sí se aprecia cierto aire de documental. Por otro lado, las imágenes y rótulos de presentación de lugares me parecen muy acertados para ir explicando cómo se desarrollan los sucesos.


    La serie tiene un reparto muy coral, aunque adquiere cierto protagonismo Fitch (Michael Imperioli). La presentación de los personajes resulta acertada y ya en el primer episodio nos informan de algunos detalles.  Pero bien es cierto, que resultan bastante estereotipados ya que tenemos detectives de todos los momentos de la carrera: desde el novato hasta el más veterano y por tanto, quizás se eché en falta alguna novedad. De todas formas, resulta un grupo bien cohesionado.

    Una correcta realización, un completo grupo de detectives, una buena escritura... Sin embargo, falta algo para que termine de romper, aunque no sé el que exactamente. No es el mejor drama policial que hay, pero apunta maneras para ser al menos ameno y así tener algo distinto en mi parrilla a la que le faltaba una serie de este tipo. Me ha convencido lo suficiente para darle una oportunidad así que veré algunos capítulos más para ver si esa buena sensación que me ha dejado ha sido fruto de una casualidad o realmente ahí algo interesante en el fondo.

     

    PISTA DE BAILE: GLEE

    2ª TEMPORADA

    3ª TEMPORADA

    4ª TEMPORADA







    A la pista de baile: 2x01 (Oh, yeah, hemos vuelto)

    Tenía dudas de si retomar este proyecto o hacer simplemente un veredicto del capítulo sin más; pero ha sido tan genial,  la serie ha vuelto por la puerta grande, que no tengo dudas en semana a semana salir a bailar así que de cada capítulo tendréis mi personal review del mismo.

    (OjO Hemos abrillantado la pista de baile y nos hemos puesto nuestras mejores galas así que está todo preparado para salir a romper la pista, pero cuidado porque igual te empujan los spoilers -tanto en el texto como en las fotos
    Cuánto echaba de menos escribir esto...^^)
    Tras un verano cerrada la pista de baile, ésta vuelve a abrir con sus mejores galas. La primera temporada, con sus altibajos, me enamoró - como si no lo supieseis, ¿verdad? Tenía muchas ganas de volver a disfrutar de la serie y lo he hecho y mucho. La escuela retoma su actividad tras el verano. Alumnos y profesores vuelven con energía, aunque hay cosas que no cambian y así seguimos presenciando las bromas a Kurt, por ejemplo. Pero seamos profesionales y hagamos una audición a este capítulo como se merece...


     Como cada septiembre, toca reparto de dinero  a los grupos. La nueva entrenadora, Beiste, que sustituye a Ken Tanaka por una crisis nerviosa a causa de todos sabemos qué no les va a poner las cosas fáciles a Will y a Sue así que deciden unirse para vencerla. ¿Sue y Will de acuerdo en algo? OMG! Sue, que cree conocer a las personas mejor que a sus batidos, convence a Will para mandarle 25 pizzas pensando que eso iba a crear una brecha. Sin embargo, se equivocan con Beiste y se las da a los chicos. Aún así no se rinden y deciden hacerle el vacío en la sala de profesores. Y ahí es cuando ¡zas en toda la boca! Beiste hace caer la venda a Will diciéndole las palabras claves: ser diferente. El talón de aquiles de la entrenadora de fútbol es que no le acepten por eso reacciona de esa manera cuando Finn pide una audición para Artie. Sue sigue empeñada en hacerle daño así que convence a la cándida Brittany para que delante del director acuse a Beiste de haberla tocado señalando una muñeca  vestida de animadora que todos querríamos tener. Pero menos mal que está ahí Will para darse cuenta de los límites y convencer a Brittany de que diga la verdad y, por tanto, salvar a Beiste de una acusación injusta. Tras ello, Will le pide disculpas ya que él es el primero que tiene que predicar con el ejemplo así que no puede rechazar a nadie por ser diferente. No obstante, Sue se siente traicionada por Will así que les amenaza a los dos. ¿Será capaz  Sue de hacer la vida imposible a Will y a Beiste? Yo creo que sí. Ganas tengo de ver este lucha de fuerzas a tres bandas.

    Y como cada septiembre también tocan las audiciones para entrar en los distintos grupos. Mientras que en la mayoría de listas hay gente apuntada no así en la de New Directions así que Will insta a los chicos a encontrar nuevos compañeros. Nuestro club entonces decide cantar una canción en el patio del instituto para atraer a la gente y que vean lo que pueden llegar a hacer si se apuntan. Es entonces cuando Rachel y Finn ponen la vista en dos chicos que prestan mucha atención. En primer lugar, es Rachel quien se encuentra Sunshine Corazón (me mata el nombre, jajaja) en el baño. En un principio, le anima a apuntarse, sin embargo, cunado, lapequeña filipina empieza a cantar, a Rachel le empiezan a entrar dudas y le dice que ya la avisará. Ya, ya. Si algo no soporta Rachel es que alguien brille más que ella así que dos compañeros le hagan una jugarreta. Es entonces cuando el resto de sus compañeros se enfadan con ella porque no entienden como pudo hacerle eso. Aunque Rachel intenta justificarse, finalmente le pedirá perdón y organizará una audición a Sunshine que dejará a todos con los pelos de la punta así que no habrá dudas en integrarla en el grupo. Pero, ¡oh! si algo sabemos es que con Glee las noticias duran bien poco así que Sue le dará un chivatazo a Vocal Adrenaline que no dudará en robar a la pequeña estrella y llevarsela a su instituto porque si el año pasado las competiciones fueron duras, éste lo será mucho más. Así que nos quedamos sin Sunshine al menos de momento en New Directions. Una pena porque me hubiese gustado ver más ese duelo entre ella y Rachel, aunque supongo que su participación no se limitará a un sólo capítulo así que no está perdida la esperanza.


    Otro de los intentos de audición lo protagoniza Sam, un miembro del equipo de fútbol. Finn lo escucha en el baño mientras este se está duchando. ¿He tenido un deja vu o esta escena me suena? Al final le convence al menos para cantar una canción con los chicos para ver si así al final decide ser uno más del Glee Club. Todo parece indicar que sí, pero tras ver Sam lo mal que lo pasan los chicos, en especial Finn tras ser apartado del equipo por una enfadada Beiste, no acude a las audiciones. Pero tranquilos porque lo veremos con una trama muy interesante en próximos capítulos. Como ya adelantabamos Finn también será protagonista de otra trama en el episodio. Decide ayudar a Artie a recuperar a Tina porque lo ha dejado. ¡Sorpresa, sorpresa! Todos sabíamos que esta trama tarde o temprano iba a caer, pero en ningún momento se me había pasado por la cabeza que ya en el primer episodio. Nos muestran como Tina y Mike se enamoran durante el verano en el campamento asiático (incluído torso del coreano, oh yeah!) así que a la vuelta Tina decide cortar con Artie porque no le presta atención y se pega todo el día jugando al Halo. Artie, sin embargo, no está de acuerdo así que le pide ayuda a Finn para que le integre en el equipo de fútbol americano. ¿Artie jugando al fútbol? Como es lógico, al final la idea no triunfa porque Finn pilla a la entrenadora de fútbol en un mal momento así que decide cesarlo de "mariscal", es decir, de capitán y del equipo así que decide presentarse a las audiciones de las animadoras. Una genial Becky no se cree lo que está viendo y yo tampoco. Aunque ya sabíamos que Finn tiene dos pies izquierdos, jamás me imaginaría verlo moverse tan mal, porque eso ni siquiera es bailar.
    Va por tí @Laytainhe ^^
     En las audiones a animadoras también tenemos a Quinn intentandolo. En un principio, Sue se niega en rotundo a readmitirla. Pero Quinn es muy lista y juega sus bazas. Le da el chivatazo a Sue de que Santana se ha operado los pechos (nos lo creeremos, pero yo la veo igual, podían haber disimulado un poco), lo cual conlleva el enfado de ésta con la consiguiente pelea de gatas en el pasillo. Finalmente Quinn es admitida otra vez como animadora. Me da la impresión de que la altiva Quinn ha vuelto y eso ¡me encanta! 


    En cuanto a los estribillos, se me han quedado grabados los siguientes...
    • La gente pensó que me fui de vacaciones, pero en realidad pasé el verano perdida en las alcantarillas - Grande la primera frase de Brittany
    • Lo hice por el equipo - Sí, claro Rachel, que te conocemos...
    • ¿Con galletas de popó de perro? --> Beiste dirigiéndose a Sue. Buff, realmente tenía una pinta horrenda sea lo que sea eso realmente...
    • ¿Te estás volviendo en mi contra en público? --> una Sue con ansia de venganza puede ser... lo mejor!!!
    Y en cuanto los números musicales, en conjunto han estado todos muy bien. Me quedo especialmente con Whаt I Dіd Fοr Lіkе de A Chorus Line cantada magistralmente por Rachel (aunque le quitaba esos calcetines blancos, ¡qué horror!). Otra que también ha conseguido emocionarme ha sido Sunshine con Listen de Dreamgirls. Con dos voces tan impresionantes, el dúo tenía que haber sido impresionante Aunque me ha gustado, quizás me ha faltado algo, no sé, quizás es que le tengo cierta manía a la canción escogida, Telephone’ (Lady Gaga Feat. Beyonce). Otras canción muy de moda últimamente es la escogida para la presentación de Sam ante los chicos de New Directions, ‘Billionaire’ (Travie McCoy Feat. Bruno Mars), una canción divertida y que han cantado bien, aunque realmente las primeras notas que hemo oído de Sam han sido con la canción ‘Eνеrу Rose Hаѕ Itѕ Thorn’ (Poison), pero ha sido tan escueta que no ha dado tiempo a apreciarla bien. Y finalmente, aunque ha sido la primera canción de este primer episodio ha sido ‘Empire State οf Mind’ (Jay-Z аnd Alicia Keys), que también me ha gustado mucho, especialmente el look y el baile en las gradas.


    Glee vuelve a ser muy irónica, aunque a veces lo hacen tan sutilmente que incluso es posible que se nos haya escapado alguna broma. Las tramas están muy bien equilibradas y apuntan cosillas muy interesantes para los próximos capítulos, aunque no sé si en el siguiente que está dedicado a la estrella del pop Britney Spears. La promo pinta muy bien así que ya tengo ganas de verlo, aunque para eso tendremos que esperar 7 días a que vuelvan a abrir la pista de baile...

    El nuevo libro de Castle


     (Si no has leído la edición 3x01 del libro de Castle, 
    no sigas leyendo porque te destriparé el argumento)

    Al final de la temporada pasada, Beckett se da cuenta de que siente cierta atracción hacia él así que decide romper con su novio y esperar al escritor justo cuando él ya ha perdido toda ilusión y presenta a su nuevo ligue y decide irse a los Hamptons a pasar el verano con la intención de rematar su último libro. Una vez hecho vuelve a Nueva York para presentarlo. Durante todo el verano ni se han visto ni han hablado.  Entonces, ¿cómo podía ser el reencuentro? Mejor que el que vimos imposible. El capítulo se presenta con una escena en la que ambos se están apuntando con una pistola. OMG! ¿Qué está pasando? Tranquilos, porque había un as debajo de la manga. Quizás resulte un recurso muy utilizado, pero a mí me gustó mucho y fue muy efectivo porque me tuvo pegada a la pantalla todo el capítulo (aunque sabía en el fondo que eso no podía pasar, pero tenía curiosidad por ver cómo habían llegado a ese punto). El capítulo nos muestra como Castle es sospechoso de asesinato, pero ni Beckett ni ninguno de la comisaría se lo cree así que hacen todo lo posible en demostrar su inocencia y encontrar al culpable. Una vez más el caso fue bien llevado dejándonos con muy buen sabor de boca.

    La serie sigue apostando por su gran baza: lograr un equilibrio entre el factor del crimen y el factor cómico sin llegar a romper la balanza. Los crímenes suelen ser de manual, pero resultan entretenidos y bien construidos lo cual es de agradecer. Durante dos temporadas han frenado la resolución de esa forzada tensión sexual entre Beckett y Castle; sin embargo, tras el final de la pasada, seguramente habrá que dar algún paso más fehaciente. Confieso que tengo mucha curiosidad de ver cómo lo desarrollan. Otro de los ejes será Alexis, la hija de Castle. Ellos forman una de las mejores parejas padre-hija que hay actualmente en la televisión. Estoy convencida que junto a Martha, la madre de Castle nos regalarán muchas risas.

    El estreno de la temporada fue divertido y burlon con un estupendísimo y guapísimo Nathan Fillion a la cabeza. Se está convirtiendo por derecho propio en una de las mejores series que hay actualmente porque nos regala los momentos más entretenidos de la semana y estoy convencida de que esta temporada será igual o mejor.


    martes, 21 de septiembre de 2010

    ¿Es grave doctor?

    (Si no te has tomado tu dosis de vicodina de las 7x01, mejor no sigas leyendo porque estarás expuesto a los spoilers de House). 

    Hay quien dice que el amor es un virus. Llega, te infecta y poco puedes hacer para tratarte. Ciertamente algo de razón hay. Recordando a Jack Nicholson en Mejor... imposible, "tú haces que quiera ser mejor persona" es para mí el fundamento del amor. Hay acontecimientos que nos impulsan a querer crecer, a ser mejores y es inevitable que uno de ellos sea el amor. En el caso de las series, este recurso ha sido utilizado muchas veces y en algunas con resultado desafortunado como por ejemplo, en Gossip Girl y en House.


    De todas las series de la temporada pasada, de la única que no hablé sobre su season finale fue de la de  House ya que me sentí perdida al no encontrarle una cura porque, sí, amigos, House ha sido infectado por este virus. Si en Lost, surgieron dos bandas muy enfrentadas por el final, me temo que ha surgido otra batalla por nuestro doctor. Y yo me sitúo en la banda de los que buscan una terapia, aunque hay otros que están encantados como Adri y algunos comentaristas de su post dedicado al final de la sexta temporada.¿Por qué le buscó un tratamiento? Básicamente porque el House que es ahora no es mi House. Es un House  distinto, mejorado dirán algunos, que no me gusta. Romántico, adorable, tierno... así ha sido en el primer capítulo de su séptima temporada que se intuye la última entre que a Hugh Laurie se le acaba ale contrato y que sospecho que este cambio de rumbo se resentirá en las tramas y quizás en la audiencia. Pero no nos adelantemos y volvamos al redil. 
    La sexta temporada comenzó con un gran doble episodio que nos mostró a un House dubitativo consigo mismo, con varios intercambios diálecticos impresionantes con su terapeuta para concluir que él es como quiere ser. El House que tanto he amado es ese ca**** que manipula y quiere a la gente para sí mismo.  Tiene una sinceridad brutal y una filosofía de la vida muy personal alejado de todo convencionalismo. El hecho de que quiera evolucionar y ser feliz "como el resto del mundo" no me gusta. Amo al sarcástico, manipulador, amargado, tocanarices, entrometodo de House. Ya se demostró que si él no es así no tiene gracia porque ha habido anteriores intentos de cambiarlo y ninguno ha funcionado.  El nuevo intento para corregir al doctor emocionalmente tocado según algunos es el amor. Por lo pronto, todos los temores que tenía hace unos meses se han cumplido. El House de esta séptima temporada es muy empalagoso y me chirria porque como digo éste no es mi House que me lo han cambiado.

    La sexta temporada no fue ni la mejor ni la peor. Bien es cierto que los casos médicos ya no brillan como antes o mejor dicho, el factor sorpresa ha desaparecido. Lo que destacó, sin duda, fue el gran dúo cómico que hicieron House y Wilson. Éste ante la ausencia de su hasta ahora inseparable amigo va en su búsqueda. House le confiesa la verdad, pero como en la fábula del lobo, Wilson no se lo cree y teme que haya vuelto a la vicodina. Tengo curiosidad de ver cómo reaccionara Wilson cuando descubra la verdad porque si House se entrometió en todas sus relaciones, ¿hará lo mismo el oncologo? 

    Sí quizás sea pesimista, pero ya intuyo un gran fallo en esta temporada si sigue la estela del primer episodio. Perfectamente lo podíamos dividir en dos: por un lado, lo acontecido en el apartamento de House y por otro, el hospital. Mientras que el primero, aunque ya sabéis que no me gusta esa trama, reconozco que está muy bien escrita y actuada, no así la parte médica en la que el equipo sanitario sin su buque insignia se haya totalmente perdido y no sólo en encontrar una cura ya que esa parte ha sido aburrida y sosa. Sólo espero que los guionistas no se centren absolutamente en la trama amorosa y nos den misterios tan buenos como los que nos tenía acostumbrados.

    Sé que lo más seguro es que me haya ganado con este post muchas antipatías (espero que ningún unfollow) de gente que está adorando esta historia romántica y que no entiende esta postura. Sé que será una batalla dura entre detractores y partidarios, pero si hay algo que adoro de este mundo es el intercambio respetuoso de opiniones sobre series y/o personajes. Por lo pronto sólo quería dejar clara mi postura, sin perjuicio de que creo que volveremos a ello en alguna ocasión más explicando mejor  los argumentos que nos llevan a la misma y que pueden cambiar en virtud de los acontecimientos que vayan sucediendo hacia un lado, hacia otro o ¿quizás hacia una tercera postura?

    Aloha Hawaii



    Hawaii es el único estado estadounidense que no se encuentra en el estado norteamericano. Es un paraje precioso que no sólo es el lugar de nacimiento de Barak Obama o el lugar donde se celebra el campeonato de Pokemon, sino que también ha sido escenario de grabación de la gran y polémica Lost y recientemente es la localización de uno de los estrenos de esta temporada: Hawaii Five - 0. Es un drama criminal y remake de una serie que se emitió entre 1968-1980 y para diferenciarla de la anterior, el título de la nueva contiene un cero en lugar de la letra O. Al igual que la versión original, ésta sigue una unidad de élite / grupo de trabajo creado para combatir la delincuencia en el estado de Hawaii.


    Al no haber visto nada de la anterior, era totalmente virgen así que con lo único que contaba era con los trailers emitidos últimamente así que no puedo comparar / argumentar si es peor / mejor una que otra. Habiendo aclarado primeramente esta cuestión, podemos centrarnos en el piloto, un episodio que debo decir que me ha gustado mucho más de lo que esperaba. Si en la temporada pasada, titulaba el veredicto de Human Target como Acción condensada en 40 minutos, aquí podía predicar lo mismo ya que si algo ha destacado es la acción. Las secuencias de acción están bien coreografiadas, especialmente la primera con la que se presenta al personaje principal. Quizás la serie peque de utilizar los mismos casos de siempre vistos en series anteriores porque no olvidemos que fundamentalmente es procedimental a pesar de apuntar una trama de fondo;  pero creo que a los amantes del género nos puede gustar esta serie ya que, entre otros motivos, irán adornados con los bellos paisajes de Hawaii, su cultura y sus peculiaridades que los puede hacer algo  diferentes.

    La trama de fondo de la que hablamos es el asesinado del padre de Steve en misteriosas condiciones que es el motivo por el que el ex- seal vuelve a su tierra natal. Este hecho, como es obvio, marcará a Steve MacGarret (Alex O'Loughlin) ya que sólo acepta el trabajo de la unidad especial tras decubrir que su padre investigaba la corrupción lugareña. Con tan pocos datos, es díficil augurar por donde iran los tiros, si bien creo que puede dar mucho juego a lo largo de la temporada. Dicha unidad especial estará integrada por otros tres miembros. El primero de ellos, Danny "Danno" Williams (Scoot Caan), un policía que decide dejar todo y trasladarse a Hawaii para estar cerca de su hija. Odia tanto la vida en la isla como a su compañero porque la serie presenta a los dos policías con la vieja fórmula de rivales y amigos ya que Steve y Danno no se llevan bien desde el principio, pero que entre ellos surge una complicidad amistosa.  Son la clásica pareja de policías en la que Steve es el tipo duro y serio, mientras que Danno aporta buena dosis de humor. Como péndulo para equilibrar la balanza de fuerzas entre ellos estará Chin Ho Kelly (Daniel Dae Kim al que me resultó raro oírle hablar más de dos frases en inglés). Pero no hay grupo que se aprecie hoy en día si no está la chica guapa, en este caso la prima de Chin, Kono Kalakaua (Grace Park), una ex surfista profesional convertida en poli novato que esperemos que su paso no sea sólo el de aportar belleza al equipo (y es que su presentación consiste en un bikini y el mar). 


    En definitiva, un piloto muy entretenido que me ha dejado muy buen sabor de boca. Acción, policias, casos, Hawaii, una pizca de humor: ingredientes que se me antojan muy interesantes por lo que de momento ya tengo billete para viajar al segundo capítulo de Hawaii Five-0.

    El imperio del alcohol


    Dicen los que saben que el mejor whisky es aquel por el que ha pasado tiempo. Y creo que ahí radica el quid del estreno más esperado desde hace meses. Basado en el libro de Nelson Johnson,  Boardwalk Empire cuenta la historia de Atlantic City durante los años 20, los más duros para el país norteamericano. La entrada en vigor de la Ley Seca, que prohibía la venta de bebidas alcohólicas, supuso un duro golpe para una nación que vivía un excelente momento gracias a la buena economía que había.

    Las expectativas estaban claramente por las nubes ya que venía con el sello de  Martin Scorsese, productor y director del primer capítulo, de Terence Winter (productor ejecutivo y guionista de Los Soprano), y por increíbles promos que han ido llegando en los últimos meses. Y en este punto, no defraudó, pero quizás ahí está el fallo, si se puede decir así. No me malinterpretéis. Me gustó el piloto, mucho además, pero sabía que iba a estar ante una excelente serie así que no hubo ninguna sorpresa. Para algunos nostálgicos es la sucesora de Los Soprano; sin embargo, yo le ví cierto aire a Treme y de ahí viene mi no sorpresa ya que todos los halagos que le encontré se pueden predicar a Boardwalk Empire. Y quizás en el fondo esperaba algo más, distinto, que la hiciese destacar aún más si cabía.

    ¿Y cuáles son esos halagos? En primer lugar, el plantel de actores. Si bien Buscemi actúa como anclaje del conjunto, la serie cuenta con una extraordinaria riqueza de  personajes interpretados magistralmente por diversos actores. Uno de los que más me  llamó la atención es Michael Pitt, actor y cantante, al que siempre recordaré por ser el soso novio de Jen en Dawson Creek, porque precisamente se ha hecho mayor. Se nota una madurez adquirida por el rodaje, aunque también cierto esfuerzo por querer ser el nuevo Leonardo Di Caprio. Pero la gran apuesta es no tener un único héroe o villano en escena, sino en colocar una gran variedad de personajes, a la vez complejos ya que por ejemplo, Nucky (Buscemi) tan pronto demuestra una sencilla amabilidad como una crueldad desmesurada. Todos tienen distintos grados de maldad y por tanto, de bondad. Por tanto, el desafío del espectador será precisar el nivel de empatía con ellos.

    En segundo lugar e íntimamente relacionado con lo anterior, están las tramas. La Ley Seca, la bonanza de la economía, la conquista del voto de la mujer, la llegada de la radio son acontecimientos que marcaron una importante época en los EEUU. Todo ello adornado con las atrayentes historias de la mafia, el contrabando y la política sucia. Lo interesante será ver como en los cinco capítulos que restan traducen todos esos acontecimientos al lenguaje televisivo. Por lo pronto, parece que la corrupción y el maltrato serán los ejes sobre los que girará la serie, aunque dispone de licencia para incorporar violencia, sexo y escándalo político, entre otros. Además el piloto cuenta con ciertos guiños al cine negro, lo cual es un punto a su favor para los amantes del género.

    Y en último lugar, la excelente producción, algo que estaba claro desde el principio. Scorsese establece el tono y la estética de la serie desde el primer minuto, si bien se aprecia hacia mitad de capítulo cierto bajón, lógico al tratarse de un capítulo de 72 minutos. Con una apreciable fotografía y una excelente ambientación tanto de localizaciones como de música se consigue fácilmente trasladarte a esa época.

    En definitiva, lo que esperamos ha sido concedido: una cuidada producción y unas tramas que se antojan muy interesantes. Si bien seamos algo cautos. El piloto parece estar persiguiendo algo, un sentido de grandeza,  que ya se le concedió antes de ser emitido. Como el buen whisky se lo irá ganando con el tiempo porque como decía me ha gustado mucho, pero al no haber sorpresa, la sensación que me provoca es que me falta algo para que hubiese sido realmente brillante. Pero aún así tiene elementos suficientes y muy grandes para que la siga saboreando.

    viernes, 17 de septiembre de 2010

    Una justica prohíbida


    La justicia suele ser plasmada con la figura de una mujer con los ojos vendados. Ello significa que el juez no necesita, ni debe saber todo del imputado, sino que ha de limitar su juicio al hecho y sólo al hecho concreto. Sin embargo, si descendemos a la realidad, sabemos que eso no es precisamente así, especialmente en un país como en EEUU en el que el color de la piel es un elemento a tener en cuenta a la hora de impartir justicia. Tras la muerte de su padre, jurista como él, Cyrus Garza se da cuenta de las parcialidades de la justicia así que renuncia a su puesto en la Corte Suprema para buscar justicia a su modo. Por ello, decide emplear sus conocimientos y experiencia creando un bufete de abogados.

    El primer capítulo es dinámico y entretenido, especialmente por la presencia de Jimmy Smits que consigue un protagonista equilibrado entre su faceta de mujeriego y jugador y su papel de héroe de justicia que no le importa enfrentarse a los políticos que le subieron al puesto con el fin de hacer justicia. Sin embargo, se rodea de personajes secundarios con poca fuerza. El grupo de confianza lo integran un brillante abogado defensor, David Ramsey, su leal secretaria, Ellen Woglom, y un ambicioso recién gradudado de Yale, Jesse Bradford. Junto a ellos destaca Carly Pope, a quien la recuerdo de la serie Popular. Aquí interpreta a una nada ortodoxa investigadora privada cuyo nombre es Lucinda. ¿Os suena de algo? Exacto. Es una copia barata de la grandísima Kalinda (The Good Wife) y por eso creo que es el personaje que peor está en el capítulo. Los otros tres, aunque tienen personalidades semejantes a otros personajes, no tienen un referente tan claro e importante como el de Kalinda y por eso pasan más desapercibidos. Es esto lo peor del capítulo que no hay un plantel de personajes que acompañen al gran Smits y al caso, que fue ameno, a pesar de que ya se sabía por donde iba a ir, pero era el mejor para la presentación de Smits.

    Es difícil vender esta serie, porque su gran baza ahora mismo es únicamente su protagonista. Si el piloto es un indicio de lo que va a venir, estamos ante otra serie de abogados cuyos casos seguramente ya los habremos visto, por tanto tiene que haber algo más que enganche. Ése es el quid de la cuestión. Quizás sea la parte del conflicto política – justicia. No lo sé. El mayor problema que se enfrenta las series de abogados es que aunque sean un buen drama legal, en una época en la que hay tantas, no ser excelente resta muchos puntos. Por eso habrá que ver cómo se suceden los siguientes capítulos y ver si se acerca a esa excelencia para incluirla o no en la parrilla seriéfila de cada uno.