viernes, 29 de abril de 2011

MEME: Las 7 maravillas del mundo seriéfilo

Hace un par de días, Fon_Lost hizo una entrada muy original sobre las 7 maravillas del mundo seriéfilo. Aunque en ningún momento mencionó que fuese un meme, yo recojo el testigo de "¿y las vuestras?" para convertirlo. Es muy simple. Hay que escoger 7 maravillas que pueden ser cualquier elemento de una serie: desde un personaje en particular hasta el cubo de basura que tienen en sus casas. Aunque él establece que pueden ser de series que estén ahora en antena o estrenarán en el futuro nuevas temporadas, yo me voy a circunscribir sólo a las primeras. He aquí mis 7 maravillas del mundo seriéfilo:

La 1ª maravilla es el torso de Damon (y sus ojos y su sonrisa...). A parte del personaje en sí que es genial (aunque ahora esté algo perdido), Damon destaca por su escultural cuerpo. Los guionistas saben que nos gusta alegrarnos la vista de vez en cuando así que en muchos capítulos nos lo sacan sin camiseta, porque os habéis fijado que debe ser el vampiro más limpio del mundo porque anda que no pasa tiempo en el baño... ¡Y yo que me alegro!






La 2ª maravilla es la voz de Kurt. Cuando le dediqué la entrada, ya dije que tenía una de las voces más privilegiadas ya que es contratenor, uno particularmente raro ya que puede llegar a notas muy díficiles para los hombres. Cada vez que lo escucho se me pone la piel de gallina, especialmente cuando canta temas de musicales que es donde mejor brilla su voz, como el que interpretó en el capítulo de esta semana.
(OjO. El vídeo puede contener spoilers)


La 3ª maravilla es Greendale. Siempre he pensado en hacer una segunda carrera; sin embargo, el Plan Bolonia y llevar tanto tiempo en la oposición, hace que me lo esté replanteando ya que lo que menos me apetece es estar otros seis años estudiando, pasando exámenes y demás. Sin embargo, si pudiese matricularme en Greendale, me lo plantería de otra forma porque ¿quién no ha pensado en ir a una universidad así? Y además con esos compañeros. 

La 4ª maravilla son los susurros de Brick Heck. The Middle es una serie minoritaria, pero quienes le hemos dado una oportunidad estamos encantados con ella. De entre todos los personajes, destaca, sin duda, Brick, un niño algo rarito. De entre sus excentricidades, con la que más me rió es con sus susurros. Ese tic nervioso le ha jugado alguna vez alguna mala pasada (sólo diré "t" para no spoilear); sin embargo, no puede evitarlo y yo espero que lo siga haciendo. 
Gossip Girl, jajaja.

La 5ª maravilla es Asterix, digo, Astrid. Cuando se habla de la grandeza de Fringe, que es mucha, casi nunca se la suele mencionar; sin embargo, el tandem que hacen ella y Walter es antologico como en ese momento. Pero además, es el hombro en el que el resto de compañeros se apoyan, sabe decir las palabras adecuadas para que la gente se tranquilice y lleva a cabo los locos experimentos de Walter con un agunate incomensurable.

Gene también es una maravilla, ¿eh? ^^

La 6ª maravilla es la música de Treme. Hace una semana, no podría haberla incluído, pero como el domingo se estrenó su segunda temporada, aquí está. Es una serie excelente, que más allá de la historia de la reconstrucción de New Orleans, nos regala en cada capítulo una genial banda sonora que no me cansó nunca de escucharla. 


La 7ª maravilla es Hawaii. Cada vez que terminó un capítulo de Hawaii 5-0 me entran unas ganas terribles de ir, porque nos muestran un paisaje precioso con unas playas blancas, una selva verde y frondosa, en la que poder evadirte y descansar. Me he propuesto algún día ir.



jueves, 28 de abril de 2011

A la pista de baile: Glee 2x18

(OjO Si no sabes qué defecto no soportan 
cada uno de los integrantes de New Directions, no sigas leyendo.
Spoilers de Glee 2x18)

¡Me ha encantado el cap! ¡De principio a fin! ¡Ésta sí es mi Glee! ¡Y además me ha venido genial esta semana! ¡Inyección de "Born this way"! Sí, comienzo mi review con las mismas frases que puse nada más acabar el episodio en twitter, porque creo que resumen perfectamente lo que pienso. Después del capítulo de la semana pasada tenía mucho miedo y más sabiendo que este episodio tenía una duración mayor a la que estamos acostumbrados. Sin embargo, en ningún momento se me ha hecho largo ni pesado. Pero, bueno, vayamos punto por punto porque sí ha habido cosillas que me han gustado más y otras que me han gustado menos.

El capítulo comienza con el accidente de Rachel. Por culpa de sus "dotes de bailarín", Finn golpea la nariz de Rachel ocasionándole una pequeña lesión. Ambos van al médico y éste le aconseja a Rachel que ya de paso podía arreglarse la nariz. Aunque al principio duda, el doctor sabe muy bien como camelarsela y le dice que así mejorará sus posibilidades de ser actriz e, incluso, su voz. Y todos sabemos como es Rachel, es nombrarle eso y acepta. Pero no así sus compañeros, que ponen bastante pegas. Will aprovecha esta circunstancia para mandarles la tarea semanal (digo yo... ¿este hombre se prepara alguna vez las clases?) que consiste en cantar una canción de aceptación. Quinn es la única que le apoya y le acompaña al cirujano, porque luego descubrimos su secreto, pero no nos adelantemos. Los amigos de Rachel piensan que no se debe operar y le organizan un flashmob divertido en un centro comercial con el que consiguen convencerla para que no se opere.

Mientras todo esto ocurre, la otra gran protagonista es Santana. Debo confesar que cada vez me gusta más. Se le ocurre que para ser reina del baile, ganará votos si consigue que Kurt vuelva y para ello tiene que convencer a Karofsky. Finalmente lo consigue con el pacto de que serán novios para ocultar que ambos son homosexuales, porque una cosa es que ella lo tenga claro y otra es que esté preparada para decírselo al mundo entero.  Además, formarán un club de antimatones (¡con cazadora y todo!). Primero paso: convencer al Glee Club, conseguido. Segundo paso: convencer a Kurt. Así organizan una reunión padres-alumnos-profesorado. Kurt, que es más listo que todos, acepta volver tras hacerle confesar a Karofsky las verdaderas razones de su cambio y además "para educarle". Santana tiene una interesantísima conversación con Brittany que poco a poco está ayudando a su amiga a aceptarse y que incluso le regala la camiseta de lesbiana que se pone finalmente en el patio de butacas de la actuación final.

Pero Santana no será la única que busca la ansiada corona, también tenemos a Lauren. Lo siento, no puedo con ella y todas sus tramas me aburren. Para vencer al enemigo, necesitas saber sus trapos sucios y así es como descubrimos el gran secreto de Quinn (como si nadie se lo hubiese imaginado ya... ¿o sólo yo? demasiado topicazo). Su secreto consiste en que antes era gorda, con granos y una fea nariz. Sin embargo, la jugada le sale mal a Lauren porque ese cambio provoca que muchos apoyen a Quinn, en especial las trillizas que espero verlas más, porque soy gran fan de ellas.
¿No hay cierto parecido?
Y por último, nos queda hablar de Emma. Tras su fracaso sentimental, vuelve a su obsesión compulsiva hasta tal grado que Will le exige solucionarlo aprovechando la tarea semanal de los chicos. Pero ella no está preparada y el gran defecto que les muestra a los chicos es que es pelirroja. Sin embargo, en la terapia con su psicologa se da cuenta de que no puede continuar así y acepta medicarse. A ver, mientras era sólo un problemilla, me hacía gracia; sin embargo, que lo hayan elevado a algo tan grave no sé si me termina de convencer. ¿ Y con antidepresivos?  No sé, no sé. Bueno, total que al final se pone la camiseta con el TOC para alegría de Will.


En cuanto a los números musicales, el que más me ha gustado ha sido el de Kurt, porque este chico me pone siempre la piel de gallina. Interpreta de una forma maravillosa As if We never said goodbye del musical Sunset Boulevard. Realmente le veo un futuro brillante a  Chris Kolfer en el mundo de los musicales. La otra que me ha gustado mucho es I feel Pretty/ Unpretty de West Side Story, interpretada por Quinn y Rachel. Creo que hacen un mashup muy bien logrado. En el podio, también se situaría Born This Way, de Lady Gaga, con el que finalizan el capítulo asumiendo todos sus respectivos defectos (aunque alguno no entendí como el de Mercedes). Una versión que iguala perfectamente a la de la excéntrica cantante. Luego tengo un problema con Somewhere Only we Know de Keane por los Dalton Academy Warblers, que me ha gustado como canción, pero, ¿realmente tienen que cantar en todos los capítulos? Ahora ya no, ¿no? Y por último, I've Gotta Be Me, de Sammy Davis Jr por Finn y acompañado por Mike en el baile. Lo mejor, sin duda, Mike. Me gusta mucho como baila, aunque me resultaban los pasos muy familiares (¿no son los de la semana pasada?). Y no, no me olvido del flashmob. Ahí se oyó Barbra Streisand de Duck Sauce, en el que tanto New Directions y otro cuerpo de baile la bailan sin cantar.  Muy divertida esta escena y culpable de que lleve desde anoche escuchando a la gran Barbra.

En cuanto a los estribillos, este capítulo ha dado para muchos, entre ellos los siguientes:
  • You have weird, puffy, pyramid nipples. They look like they're filled with custard. You could dust them with powdered sugar, and they could pass for dessert. -- Santana (aunque lo mejor fue cuando Sam se acercó a Finn)
  • I really don't like that term; it sounds too scientific. I prefer neat freak or cleanybug . -- Emma
  • I'm a closet lesbian and a judgmental bitch, which means one thing: I have awesome gaydar.- Santana
  • Kurt Hummel's back to McKinley.- Kurt
  • Legend has it taht when I came out of my mother, I told the nurse she was fat. - Santana
  • The only straight I am is straight-up bitch.- Santana
  • …because you're Lebanese, and I think I'm bi-curious." -Brittany

Como ya he dicho antes, me ha gustado muchísimo este episodio, que retoma muy bien el espíritu de Glee de superación y autoestima. Además, no sé cómo lo han hecho, pero han conseguido meter más minutos con más trama y que no pareciese que todo estaba alargándose demasiado. Viendo los títulos de los episodios y un par de fotos que han spoileado en tumblr puede suponer la vuelta de una trama, pero don't worry, que no digo nada más para no estropearos nada. Veremos el que viene para confirmar si ha vuelto la gran Glee y lo de la semana pasada fue un pequeño bache o no. Sólo decir que me encanta los looks de Sue! Pero eso será la semana que viene....

PD.1 Mis felicitaciones a los maquilladores porque han logrado que la nariz de Rachel pase por todos los estados de un moratón y resulte muy real.
PD.2 Realmente le queda mejor la otra nariz a Rachel, pero si se lo hiciese en la realidad perdería mucho del encanto que tiene. 
PD.3 Esto de las postdatas es de Mina Harker que se lo he tomado prestado ;P



domingo, 24 de abril de 2011

MEME: Una serie de libros

Ayer fue el día del libro porque se conmemora la fecha en que dos de los mejores escritores, Shakespeare y Cervantes, murieron. Por tal motivo, desde Barrilete Cosmico nos traen un meme literario que han seguido, entre otros, MacGuffin y Rebeca Sánchez. La verdad que la literatura siempre ha formado parte de mi vida, desde que aprendí a leer ^^, y ahora ocupa gran parte de la casa (estamos pensando en poner una estantería en el baño porque ya no sabemos donde colocarlos, ¿quedaría mal?). Aunque el blog se centra exclusivamente en series, me apetece mucho hacerlo, pero para no desviarme mucho del blog, he incluído algunas preguntas "seriéfilas" (espero que no le importe a la autora del meme...).

El último libro que he leído. Juego de Tronos de R.R. Martin. Como ya dije, con ocasión de la serie, tenía que leerlo así que justo el domingo, el día que estrenaban la serie, lo finalice.

El libro que estoy leyendo. La biblioteca de los muertos, de Glenn Cooper. Lo deje a medias para centrarme en los Lannister y compañía, pero ya lo he retomado y creo que en menos que canta un gallo lo terminaré.

El libro que cambió mi forma de pensar. Metamorfosis, de Kafka. Aunque creo que debería volver a leerlo, porque seguramente me haga de nuevo cambiar la forma de pensar.

El último libro que me hizo llorar: No soy mucho de llorar, ni con pelis, series o libros. Pero supongo que uno que me marcó mucho de pequeña fue Anoche hablé con la luna de Gómez Cerdá y recuerdo que alguna lagrimilla solté.

El último libro que me hizo reír. Un tipo encantador de Marian Keys. Aunque no es el mejor que tiene, cuando describe ciertas situaciones y me las imagino, me encano de risa.

Un libro que volvería a leer. Uf, muchísimos. Desde las obras de teatro de Shakespeare hasta Los Pilares de la Tierra, pasando por cualquier libro cómico.

Un libro que cambió mi vida. Mucho ruido y pocas nueces. Lo leí siendo una cría y por él me apasioné por Shakespeare y por las obras de teatro en general (aunque ahora que me doy cuenta hace mucho que no leo ninguna...).

Un libro para regalar a ciegas. Complicado. No soy de regalar libros a ciegas sin conocer los gustos personales así que no sabría cual decir.

Un libro que me sorprendió para bien. Al igual que Renaissance
Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë. Lo leí en el instituto tras haber visto la película y supongo que iba muy condicionada. mucho mejor el libro.

Un libro que me decepcionó. Si digo que El Código Da Vinci de Dan Brown nadie se extraña, ¿no? Vale que es un best-seller y todo lo que queráis, pero me pareció tan tostón, tan obvio, tan pesado y eso que la tema me encanta. Con esa misma tématica, os recomiendo cualquiera de Javier Serra.

El autor del que tengo más libros. Shakespeare. Tengo todas las obras completas en español, aunque espero hacerme algún día con ellas en inglés. Adoro su teatro. Y también de Anne Perry, creo que tengo todos los que se han editado en España.

Un libro valioso. Aunque no lo he terminado (ni creo que lo haga nunca), El Quijote de Cervantes en una versión de bolsillo con hojas de papel como los de la Biblia, muy bonito, pero poco práctico para leer.

Un libro que llevo tiempo queriendo leer: Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas. Pero el verdadero, ninguna versión infantil, juvenil, teatrera...

Un libro que prohibiría: cualquiera que haga apología del racismo, terrorismo...

El próximo libro que leeré. Me debato entre Choque de Reyes, The Relic de Preston & Child o La caída de los gigantes de Ken Follet o cualquier otro que tengo en la estantería de pendientes. ¿Alguna recomendación?

BONUS SERIÉFILO

La mejor adaptación de libro-serie. Mucho se ha hablado en el último año de las adaptaciones de The Walking Dead y Juego de Tronos, pero a mí parecer cualquiera de las adaptaciones de la BBC sobre las obras de Jane Austen se llevan ese merecido reconocimiento. Por citar una reciente que he visto, Orgullo y Prejuicio.

Libro que te gustaría que adaptasen a serie. Siempre he pensado al leer cualquiera de los libros de Anne Perry que sería fantástico verlos plasmados en la pequeña pantalla, especialmente los protagonizados por Thomas Pitt y esposa.

Personaje que te gustaría que saliese en una serie. Más de una vez he pensado que Madame Bovary de Flaubert podría ser una perfecta paciente de House.

Escritor que te gustaría que hiciesen una miniserie sobre él/ella. Anne Perry, ya que su historia es muy interesante e incluso se ha hecho ya película con Kate Winslet, pero también Ian Flemming, autor de James Bond y del que también se ha hecho dos películas (una, con el hijo de Sean Connery, y otra de 1989).

Libro que odiarías que se trasladase a la pantalla. No sé si llegaría a odiar, pero creo que la trilogía de de Anselm Audley, Aquasilva, sería muy complicada de llevar por el tema de paisajes y tramas que hay (aunque me falta de leer aún el tercero). Aunque también es cierto que la tecnología puede hacer milagros. No sé.

Serie que te gustaría que se convirtiese en libro. Quizás la pregunta más complicada de todas, porque hoy en día si una serie tiene éxito es díficil que alguien no hable de ella en un libro. Pero creo que la historia de Las Chicas Gilmore, en buenas manos, podría ser muy interesante.

P.D. Os recomiendo leer cualquiera de los artículos que Adri de Hablando de series tiene sobre la interacción de libros y series. 

sábado, 23 de abril de 2011

La familia que sufre unida permanece unida

(OjO si no sabes qué ha ocurrido con los Braverman, no sigas leyendo. 
Spoilers hasta el 2x22 de Parenthood)

Allá por el mes de septiembre escribía que  "El episodio (2x01) demostró que siguen aprovechando muy bien sus bazas: saber darle una importancia equitativa a cada una de las familias, aprovechan sus singularidades para crear tramas acordes e interesantes y combinar las situaciones cómicas con las dramáticas. Sólo espero que sigan así toda la temporada". Sin embargo, no lo han hecho. Esta semana acabó su segunda temporada sin saber si renovaba o no y me da a mí la impresión de que los guionistas ante esa incertidumbre decidieron darnos un capítulo que sirviese para ambas posibilidades. En sí, el último capítulo fue bastante bueno; sin embargo, no puedo dejar pasar todos esos capítulos aburridos y tostones. De los tres halagos, sólo el primero de ellos han sabido mantener, ya que los otros dos los dejaron en el camino. Esta segunda temporada nos ha traído, en general, tramas repetitivas, esperables y soporíferas y, por otro lado, se han decantado por un lado más dramático en el sentido de más sufridor.

Mi familia favorita siempre ha sido Julia, Joel y Sidney, aunque no han tenido un protagonismo comparable con el resto de familias. Tuvieron que lidiar con su hija superdotada que quiso ser vegetariana así que se las tuvieron que ingeniar para que no se enterase de ciertas cosas, como cuando decidieron tener otro bebe. Sin embargo, como ya he dicho, no todo podía ser felicidad y Julia tendría problemas para quedarse  embarazada, aunque finalmente deciden adoptar. Creo que es el final perfecto para ellos.


La otra hermana, Sarah, también ha tenido sus conflictos. La madre ha pasado de ser oficinista (¿o qué era realmente en la empresa de zapatillas?) a ser camarera a ser escritora. Además de lidiar con sus propios líos sentimentales con el exjefe de Adam y con el profesor, ha tenido que enfrentarse a la vuelta de su ex, que sirvió para dar cierto protagonismo a Drew. Este chico desaparece y nadie nos damos cuenta. Pero sin duda, quién más ha protagonismo ha tenido ha sido Amber. Tuvo una fuerte crisis con la llegada de su padre y su intención de ser cantante, pero sin duda el hecho de no entrar en ninguna universidad fue lo que más le marcó hasta tal punto de volver a fumar y beber hasta terminar teniendo un accidente de coche del que afortunadamente salió bien parada, pero muy tocada psicológicamente. Yo confiaba en que Amber había dejado esa etapa oscura, pero a los guionistas les gusta que sufra y mucho.



El tercer hermano, Adam, tampoco ha salido bien parado. Tras tener dos jefes distintos, acaba despedido el mismo día que su mujer le comunica que está embarazada. Pero antes de esto, tuvo que lidiar con que su hijo, Max, se enterase de que tenía Asperger y con su hija, Haddie y su novio, Alex. En cuanto a lo primero, ha estado muy bien como lo han tratado y quizás ha sido de lo más interesante de toda la temporada. La trama de Haddie empezó con un enfrentamiento total por parte de sus padre que provocó que la chica se escapase de casa para acabar con un aceptamiento total de la relación (incluída relaciones sexuales). Mucho topicazo, pero que nos regaló algunos de los capítulos más interesantes.

Y por último, la trama del que peor me cae, Crosby. Ni lo aguanté en la primera ni en la segunda. Me ha parecido tan previsible su historia que por eso supongo que me ha cansado tanto. Cuando todo parecía indicar que había madurado, va él y la caga liándose con Gaby, la terapeuta de su sobrino. ¿Alguno no se lo había imaginado? Aunque al final, parece que vuelve a aparentar que ha dado un paso comprando una casa para su familia y que Jasmine le da una nueva oportunidad. Jabbar que era un encanto se ha convertido en un monstruito, algo insolente y pesado.


¿Y Camille y Zeek? Prácticamente nunca tuvieron una historia propia que contar, más allá de la pintura o de  entrometerse en las vidas de sus hijos.

En definitiva, una temporada bastante floja que ha tenido episodios en los dos extremos: muy buenos y muy malos. Que durante mucho tiempo me dio pereza verlos y los fui acumulando hasta que hace unos fines me puse al día. Sí, el final estuvo bien, pero no lo suficiente como para si renuevan ver la tercera temporada y más sabiendo el poco tiempo que tendré a partir de septiembre, hay otras muchas más que se han ganado mi atención.

viernes, 22 de abril de 2011

A la pista de baile: Glee 2x17

(OjO Si no sabes si New Directions tienen suficiente dinero para ir a los Nacionales, 
no sigas leyendo.
Spoilers del 2x17 de Glee)

Por fin pude ver Glee, no por falta de ganas, sino de tiempo. Aunque viendo el capítulo, quizás podría haber aguantado un poco más, porque, sí amigos, el capítulo ha sido bastante aburrido. Me da a mí la impresión que entre el baile de graduación y los Nacionales, tuvieron que hacer un capítulo de relleno que fue éste.  Y además ese relleno se produjo con personajes que habían aparecido a lo largo de la serie. Pero que conste que no todo fue malo. Veamoslo:

- New Directions necesita dinero (al margen de ese vestuario y escenografía que a veces saca de la manga) porque lo recaudado hasta entonces Sue lo tiene escondido en alguna cuenta en el extranjero. A Will no se le ocurre otra idea más que conseguirlo haciendo un concierto benéfico. Pero no sólo para el coro, sino también para Mike, Tina, Artie y Brittany que participan en un quiz show estudiantil. En un principio, choca que Brittany esté en un concurso de otro tipo, pero viendo las preguntas que realizan, se explica todo, porque descubrimos que Brittany es una experta en enfermedades gatunas.   Todos se ponen a trabajar, pero como con cualquier concierto, surgen los problemas, ya que Mercedes siente que no la aprecian lo suficiente. ¿Esto no lo habíamos visto antes? Lauren es la que le incita a comportarse como una diva. Lo siento, pero no trago a Lauren, por mí la podían hacer desaparecer.

A todo esto que Sunshine, esa gran promesa del inicio y que se convirtió en un no puedo y no quiero, volvió. Se ofrece para participar en el concierto benéfico y traer a sus 600 seguidores -como si eso fuese mucho, yo ya tengo 300 ^^-. Con las lógicas dudas de si es una espía o no, la aceptan. Pero como era de esperar al final ni se presenta ella ni sus followers. Como bien dice Mina Harker, es curioso que no consigan ni traer a sus familiares por muy apestados que sean. Quizás los únicos que tienen excusa son los padres de Rachel que siempre están viajando, aunque espero conocerlos algún día.


Se celebra el concierto con escasa y abucheadora audiencia. Mercedes se niega a salir porque aún sostiene que no la han tratado como se merece. Aunque hay está la Gran Rachel para enseñarle realmente que es ganarse el respeto como Aretha. Consigue convencerla y cantar el número final, aunque Mercedes le insta para que sea ella, Rachel demuestra que cuando quiere también puede ser humilde y reconocer la valía de ella. ¡Como me gustan estas dos!


- Otros dos que me gustaban, aunque realmente era ella, eran Will y Holy. Todos sabíamos que iban a romper tarde o temprano y como ha sucedido, me ha parecido lógico. Ambos se dan cuenta de sigue queriendo a Emma y de que ella no está preparada para el compromiso (aunque me da a mí que era sólo una excusa barata). Emma le cuenta a Will que Carl la ha dejado y que ha pedido la anulación del matrimonio de ahí que su obsesión compulsiva haya vuelto. Es ahí cuando Holy y todos vemos que ellos están hechos el uno para el otro así que Holy finalmente decide romper con Will. ¡Una auténtica pena que no volvamos a disfrutar de Holy Holiday!

- Mientras todo esto ocurre, Sue sigue en sus trece de defenderse, que consiste en reunir al entrenador de Vocal Adrenaline (por favor, que salga más, porque tiene un atractivo muy interesante y más si parece ser que Carl ya no va a aparecer más), el ex-entrenador, ahora camello Sandy Ryerson y Terri. Sin embargo, al final este plan queda en agua de borrajas, porque realmente tampoco saboetean nada al Glee Club. Una auténtica pena. ¿Hemos perdido a Sue? Mejor que no aparezca que a que haga estas cosas. Lo único positivo fue que Sandy les pagará el viaje.


- Por último, nos queda hablar de Kurt y Blaine. Es muy fácil ver la trama que se está construyendo entre ellos y Karofsky, aunque con una invitada especial: Santana. Kurt y Blaine acuden al concierto y Kurt aprovecha para enseñarle el instituto hasta que se encuentran con Karofsky y tienen un enfrentamiento. Santana nunca me había terminado de caer bien, pero he de reconocer que en este capítulo se sale. Santana ayuda a los chicos a enfrentarse al matón.


En cuanto a los números musicales, aunque han estado en general bien, creo que han perdido algo de fuerza. No sé. Muy buenas canciones, bien interpretadas vocalmente, pero sin emoción.  La que más me ha gustado precisamente ha sido la de Mike que baila de una forma maravillosa Bubble Toes de Jack Johnson.  Desde luego, este chico cantar no lo hará bien, pero baila genial. La siguiente estaría Turning Tables, interpretada por Holy. Cada vez me gusta más como canta Gwyneth. En tercer lugar, Ain't no way, de Aretha Franklin, interpretada por Mercedes. Con algo a fuerza y garra y muy apropiada para ella. Una canción que es muy emotiva es All By Myself, de Eric Carmen, que aunque vocalmente Sunshine lo hace muy bien, en ningún momento me puso los pelos como escarpias. Una pena. Y por último, I follow Rivers de Lykke Li que espera que Tina la acabase ya, porque realmente me chirrió.


En cuanto a los estribillos, poco puedo destacar y eso va en consonancia con lo que me ha parecido el capítulo. Pero alguna frasecilla ha habido:
- Me encanta el agua salada .- Brittany (¿Caramelos de agua salada? Puajjj. Y por cierto, Quinn ya haciendo campaña para que la voten para reina del baile...)
- Todavía estoy tratando de recordar su nombre.- Lauren.
- Tengo hojas de afeitar en el pelo.- Santana.
- No lo conseguirías. Porque posteo como "ncissucks" o "ncisstupid".- El jugador de fútbol
- ´Soy "Beckster" en los chats de EW.


En definitiva, un capítulo de relleno, que espero que sólo sea un pequeño bache y que no sabían muy bien que temas tratar siendo que tenemos a continuación dos tramas muy importantes como son el baile y los Nacionales. De momento el siguiente capítulo es el de Born This Way, en honor a la canción homonina de Lady Gaga y que durará una hora. Sólo deseo que ese aumento de duración tenga una plasmación en humor y canciones chulas.


jueves, 21 de abril de 2011

Un juego invernal



Como ya adelanté hace unos días, ayer por fin se produjo ese tan esperada reunión con mis amigos para ver Juego de Tronos, esa serie de la que todo el mundo habla. Era inevitable no ir con cierto hype, aunque no había visto ni trailers ni especiales ni había leído críticas ni opiniones. Y el resultado fue muy bueno. Todo lo que prometía lo cumplió, aunque eso tampoco quita para que le encontrase algún pero.

En general, el piloto sigue de cerca el libro, con los lógicos saltos temporales y de localización así como los cambios sutiles de algunas escenas. En cuanto esto, creo que fue un gran acierto esa introducción. Uno de los grandes retos era ver cómo traducían la curiosa narrativa del libro. Contado desde el punto de vista de ocho personajes, Martin nos da un contexto muy interesante, que en la serie han optado por un cambio rápido de escenas y personajes. Sin embargo, en relación con ello, le encontré un pero: su falta de ritmo, quizás propiciado por algunas escenas, que visualmente brillantes, se me hicieron algo largas ya que no contaban con un guión más profundo detrás. Una de las cosas más positivas del libro es que es bastante teatralizado. Con numerosos diálogos en su haber, su mayor reto no era, a mi juicio, trasladar  la compleja historia de lucha por el trono, sino esos diálogos tan bien construidos entre los personajes. También en ello contribuye la poca pericia de algunos actores de mostrar emociones con un sólo gesto. En este punto se quedó algo corto. Que nadie me malinterprete. El hecho de que echase en falta algo más de líneas no quita para que no disfrutase como una enana. Porque ante todo, la hora de duración se me pasó rápido y durante su emisión, poco hablamos porque estábamos absortos en mirar el espectáculo. Ello es la mejor prueba para demostrar que disfruté mucho con el capítulo.


Por otro lado, es indudable el esfuerzo en cuanto a localización, fotografía, vestuario... Con un aire medieval, la localización de los distintos actos es muy acertada. Contiene ese tipo de paisajes tan hermosos que se pueden esperar de todo relato fantástico. No obstante, muchos se han quejado de que HBO prometió una inversión económica fuerte y que se quedaron algo cortos. Yo no lo creo porque en este aspecto quedé muy satisfecha. También con la plasmación de violencia y sexo, tan presente en el libro, que para nada me pareció exagerado. Creo que el capítulo consiguió el equilibrio justo para mostrar esas escenas de forma no grautita.  No quedé muy contenta, en cambio, con la peluquería. Quizás es una obsesión que tengo con los tintes, pero hay algunos que se podían haber esmerado para que resultasen más bellos en las actrices.  En cuanto al elenco, en general, todos me gustaron. Todos consiguen una interpretación bastante fidedigna de la compleja personalidad de los personajes, aunque bien es cierto que será con el paso de los capítulos cuando podremos llegar a amar u odiarlos más.

Por último, me queda hablar del opening. Mucho había leído de que era el mejor y sí es cierto que es impresionante. Al igual que los libros, la serie se presenta con el mapa de los distintos lugares donde se desarrollará la lucha por el trono, aunque me falta algo de emoción en la música ya que a diferencia de otros, no me pone los pelos como escarpias. Algo que pocos han comentado y que a mí me ha parecido todo un éxito ha sido la indicación de los lugares en las distintas escenas porque tanto lectores y no lectores puedan identificar dónde se desarrolla la acción.


Era una apuesta compleja y díficil y que en términos generales, ha salido ganando. El primer capítulo es el pilar donde se va a construir una obra maravillosa. Estoy segura. Un buen inicio que cumple expectativas y, sobre todo, calla miedos. Nos quedan otros nueve capítulos para sumergirnos en una de las mejores obras escritas en los últimos años, aunque no hay que preocuparse porque ya está apalabrada una segunda temporada.


domingo, 17 de abril de 2011

Esperando al invierno



Esta noche por fin es la noche. Muchos fans acérrimos de la saga literaria de Canción de Hielo y Fuego llevaban años esperando su adaptación a la pequeña pantalla y tras muchos rumores y cotilleos, mentiras y verdades, ha culminado tan ambicioso proyecto con la primera de las adaptaciones, Juego de Tronos. Canción de Hielo y Fuego es una saga literaria escrita por R.R. Martin. Comenzó a escribir la serie en 1991 y el primer tomo se publicó en 1996. Originalmente planeada como una trilogía, actualmente se espera que la serie sea una heptalogía, ya que tiene cuatro tomos publicados y tres más planeados, de lo cuales tras 6 años de espera, sale el quinto este año.

Recuerdo que intenté leer el primer libro hace ya unos años, pero no me terminó de enganchar así que lo dejé en el olvido. Sin embargo, el año pasado cuando empezó toda esta vorágine de la serie, la curiosidad me volvió a picar así que animada por unos amigos hace un par de meses lo comencé con la firme predisposición de no dejarlo a mitad, porque aunque es un buen libro, el principio se hace muy cuesta arriba (al menos para mí). Tantos nombres, algunos de ellos muy complicados, tantas relaciones familiares, tantas suposiciones hacen difícil tener una imagen en tu cabeza de lo que está sucediendo. Una vez superada esta etapa y cuando ya te has metido en la historia, es inevitable no sentirte atrapada. Sin duda, es difícil innovar en el campo de la literatura y más si se trata de la fantástica, pero Martin lo consigue además por la propia trama, por cómo la ha desarrollado. La estructura del libro es sencilla: los capítulos se dividen por los nombres de los personajes desde los cuales se ve el desarrollo de la acción.

En todo este caos que se ha construido alrededor de la serie ha contribuido HBO ya que desde hace meses nos ha inundado de fotos, poster, imágenes, videos, trailers, incluso un adelanto de 15 minutos. A excepción de  algunas imágenes, el resto de material audiovisual una servidora no lo ha catado. Para alguien que no es muy fan, todo esta publicidad ha podido cansarle, incluso hastiarle, pero para alguien que ha estado años sufriendo la espera, quizás le ha venido bien. De una forma u otra, lo que está claro es que el hype que se ha creado ha alcanzado cotas muy altas, diría que nunca antes se había visto algo así. Y eso en los días que corren puede ser un peligro. ¿Podrá superar todas las expectativas generadas? ¿Se quedará en un quiero y un no puedo?

Mañana estaréis muchos ya embrujados o decepcionados o conformados con la serie. Yo esperaré al miércoles ya que nos reuniremos unos amigos con unas pizzas, unas palomitas y muchas ganas de pasárnoslo bien. Sed buenos y no os pongáis muy pesados con lo buena o mala que es ^^

miércoles, 13 de abril de 2011

Soñando con la música

Esta temporada, estamos sufriendo parones de lo más raro en cuanto a series americanas se refiere así que es buen momento para aprovechar y ver otras series. Como tampoco es que haya mucho tiempo, prefiero escoger series que sepa que pueda ver al menos una temporada completa y si es única, aún mejor. En virtud de este criterio, me he decantado este año por las miniseries inglesas, como la fantástica Downton Abbey, y por las series coreanas ya que hacía tiempo que no veía una y me apetecía. De todas ellas, me llamó la atención Dream High, no sólo por el éxito que había tenido en Corea y en la blogsfera, sino porque es el resultado de juntar dos de mis géneros favoritos: musical y juvenil. Así que me dispuse a verla.

Dream High tiene lugar en la escuela superior de Arte Kirin y sigue las vidas de los estudiantes que aspiran a convertirse en superestrellas. El inicio de la serie nos sitúa en 2018 en la entrega de los Grammy, donde va a ser premiado un cantante o cantantes surcoreano/s que lleva un singular colgante con la letra K. Acto seguido, volvemos al presente y poco a poco nos va presentando a los distintos candidatos a ser ese/s cantente/s. Además de la propia preparación para ser cantantes, nos contarán el paso de la amistad y al amor de los protagonistas.


Tiene las características típicas de todo dorama coreano: triángulo/ cuadrilatero amoroso, personaje femenino con carácter, chico problemático y chico tímidisimo. Pero, ¿qué hace esta serie entretenida? Haber incluido otros elementos como la traición entre amigas, el montaje de las escenas y de la música y una relación amorosa secundaria muy interesante con uno de los personajes más entrañables vistos últimamente en doramas. También lo es la hermana de una de las protagonistas. ¡Qué ricura de criatura! Sin embargo, quizás la serie adolece de un desarrollo de la trama un poco caótico. Con varios saltos temporales, va un poco a trompicones, especialmente a mitad de temporada, como querer desarrollar todo muy rápido para explicar lo sucedido en el inicio de la serie. A pesar de todo, el conjunto global es satisfactorio.

Ahora bien, no puedo pasar sin hablar del final porque aquí es donde ha habido un cambio bastanet significativo - OjO a continuación spoilers!!!-. La romántica que se haya en mí (sí, yo también la tengo, aunque parezca mentira) esperaba que Hyemi se quedase con JinGuk. En eso, reconozco que soy muy clásica. Todo el esfuerzo que hace él para que ella sea mejor demuestre el gran amor que siente. Además su química no se puede compararse con la de Samdong ya que se desprende más una complicidad amistosa que amorosa. Aunque entiendo perfectamente lo que dice Kokoni de Siesdestino sobre ellospodemos ver que HM y JG son amigos que se apoyaron mutuamente en malos momentos y que pudieron sentir algo que la distancia rompió; sin embargo SD es quien estuvo a su lado en todo momento, y es por quien termina desarrollando otros sentimientos", sigo sin que me termine de cuajar. Menos mal que la vena romántica la salvan Jason y Pilsuk. Ellos consiguen una de las historias de amor juveniles más bonitas vistas en los últimos doramas. Además como se ha desarrollado el final me ha parecido totalmente acorde con los personajes. FIN spoilers.

En definitiva, una serie en la que además de los líos amorosos, destaca la música y los bailes. Tiene momentos muy divertidos, aunque haya otros algo empalagosos. La actuación resulta bastante buena tanto en la parte interepretativa como en la musical ya que todos los actores rodaron las los números musicales. Creo que se ha confirmado una segunda temporada y tengo curiosidad de ver cómo la desarrollarán teniendo en cuenta el final de la misma y el horizonte del 2018, ya que no queda claro si seguirán los mismos idols o se tratará de una nueva generación. Estaremos atentos a principios de 2012.


LO MEJOR:
 - Pilsuk (alumna de la escuela) y JinGuk (la hermana de la protagonista).
- Los números musicales, en especial éste, que conforma la canción principal.







LO PEOR:
- El desarrollo de la historia que era algo caótico y por tanto, con algunos capítulos más aburridos.
- La historia familiar de Hyemi, que sobraba un poco.

sábado, 9 de abril de 2011

Ten a tus amigos cerca, pero aún más cerca a tus enemigos

(OjO Si no sabes cuáles son las nuevas alianzas entre amigos y enemigos 
que han surgido en el 2x17 de The Vampire Diaries
no sigas leyendo porque te las voy a contar)

Después de un parón, que nos ha parecido una eternidad, han vuelto nuestros vampiros favoritos y además con un gran capítulo porque tuvimos todo aquello que tanto nos gusta: engaño, traición, giros, nuevos descubrimientos, amor, Damon y su torso, pero sobre todo muchísimas cosas que era algo que empezaba a echar de menos en esta segunda temporada. Por tanto, vamos a ordenar todo lo que ha ocurrido en esta fantástica vuelta de The Vampire Diaries.


Comenzamos con la vuelta de Isobel que regresa... para morir!!! Pero no nos adelantemos. El capítulo empieza como lo dejamos en el último con la visita de Isobel a casa de Elena, mientras una desolada Jenna se encierra en su habitación. Realmente no sé que papel ha jugado en toda esta historia Isobel, más que la de ser un peón sacrificado, lo cual me parece una pena. Isobel le cuenta a Katherine que ha hecho un pacto con Klaus, bueno realmente con alguien de su círculo intimo, para salvarla siempre que le den a la doble y la piedra lunar, que estaba escondida en un sitio que podía pasar desapercibida o no: junto a los jabones en el baño de Damon. Katherine da con ella por casualidad. Mientras, Isobel secuestra con ese amigo intimo de Klaus a Alaric y Katherine despista a todos con el intento de asesinato de John para secuestrar a Elena. Sin embargo, más tarde será la propia madre de Elena quien la salve para llevarla al cementerio donde está su tumba para darle un discursito sobre la parte humana y la parte vampírica.  A todo esto el amigo de Klaus golpea a Katherine para llevársela a ella y a la piedra y llama a Isobel para decirle que puede dejar libre a Elena y es ahí cuando se suicida encima de su propia tumba. Todo muy poético, ¿no? Ya en casa de los vampiros, Damon y Stefan le dan los papeles de la casa a Elena para que los firme y así se convierta en suya. Pero justo en ese momento se despierta John y él y Elena mantienen una interesante conversación.


Mientras todo esto ocurre, Damon, Bonnie y Jeremy acuden a la casa de brujas para intentar encontrar el modo de matar a Klaus sin sacar la daga a Ian. Allí Bonnie se siente como una reina porque es capaz de dominar todo y quizás algo más porque las brujas le empiezan a hablar y a pesar de que Jeremy le pregunta, le dice que ella no sabe nada. Chica, no nos intentes engañar. Sabemos que has oído algo de lo más jugoso. Por fin adquiere todos los poderes necesarios para poder matar a un original, aunque claro, como ya le pasó a su abuela, si utiliza todos los poderes puede morir ella. Y esto me parece bastante factible, siendo que Klaus es tan poderoso, será necesario toda la energía posible. Se antoja una trama interesante y especialmente, si Bonnie llega a morir ya que no nos pensemos que la muerte de Klaus no iba a tener ninguna repercusión en la vida de nuestros protagonistas. Claro que esto son conjeturas mías, pero así ella se podría dedicar a la música o a lo que quisiera y no estar tan intermitente en la serie. Aunque a Jeremy no le guste, parece que Bonnie está decidida a hacerlo. Por cierto, que mientras todo esto ocurre se dan algunos besitos y bufff, lo siento, pero no me termina de encajar esta pareja.


Por otro lado, ¡Matt ha traicionado a Caroline! Quizás ha sido la reacción de descubrir que existen los  vampiros que más me ha gustado, porque les tiene miedo y rencor, no como el resto de personajes que cuando han descubierto la verdad, parece que han descubierto que la Tierra es redonda. Pero, las consecuencias de esa reacción no me han gustado tanto. Con ayuda de la madre de Caroline, consigue saber toda la verdad. Tendremos que ver cómo acaba todo esto. Por fin tienen una trama más interesante que la pura relación amorosa, aunque miedo me da porque ya sabemos que Matt y la sheriff no son especialmente amigos de los vampiros y que además volverá Tyler, ¿no?


Si el episodio hubiese acabado con la muerte de Isobel, la revelación de Bonnie y la alianza entre Matt y la sheriff hubiese estado bien, pero aún nos tenían guardado una sorpresa más, convirtiendo el episodio aún más incréible. El amigo de Klaus está haciendo un truco de magia para que en el cuerpo de Alaric nazca la personalidad de Klaus. Esto sí que no me lo esperaba porque en todo momento supuse que estaba vivito y coleando. ¿O está encerrado en algún sitio de donde no puede salir? Bueno, ya lo descubriremos. Lo importante es que tenemos a Klalaric o como lo queramos llamar. Y ello debe ser muy trascendental a la vista de la cara terrorífica de Katherine.

En definitiva, un gran capítulo en el que han pasado tantas cosas que me he dejado muchas en el tintero, pero tampoco era cuestión de alargar esto porque para eso volvemos a ver el capítulo, ¿no? ^^ Nos queda un final de temporada de infarto con muchos frentes abiertos, aunque sin duda ninguno como el de Klaus. ¡Qué ganas tenía de que volviesen y qué bien me lo he pasado con su vuelta!

miércoles, 6 de abril de 2011

¿Quién mató a Rosie Larsen?

Si ayer hablábamos de que la segunda tanda de estrenos pintaba algo decepcionante, a excepción de Juego de Tronos, me olvide quizás de un proyecto que a priori pintaba bastante interesante y que precisamente ha cumplido mis expectativas e, incluso, las ha superado un poco. Me refiero a The Killing


Basada en una serie danesa llamada Forbrydelsen, The killing narra la historia de Rosie Larsen, una joven de 17 años que es encontrada asesinada. Así iremos viendo a lo largo de los capítulos las personas afectadas por su muerte: sus padres, los detectives del caso y un concejal de la ciudad que acaba vinculado a la víctima. Por tanto, la trama se desdobla en tres aspectos a cual más interesante: el asesinato y su investigación, el dolor de la familia y la carrera política del concejal que podría peligrar.

Lo primero que destaca es que cada episodio cubre un día en la vida de estos personajes y de la investigación (parece ser que al igual que la danesa). En este sentido, el ritmo es deliberadamente lento. Sin embargo, aunque para algunos esto sea un handicap, en absoluto se hace pesado. En ello colabora la ambientación de la serie.  Rodada en Vancouver, nos muestra un Seatlle lluvioso y con niebla que contribuye a la atmosfera fría. En este sentido, The Killing puede parecer un poco fría y distante; sin embargo, creo que va muy acorde con el tono de la serie y la intensidad así como las dudas irán aumentando en el resto de capítulos, aunque la presentación de los sospechosos predispone un poco hacia ellos.


(Sin ser un spoiler exactamente, el siguiente párrafo puede condicionarte el visionado del primer capítulo, así que leelo bajo tu responsabilidad)


Si habías leído la sinopsis de la serie o habías visto los trailers, se sabía perfectamente la muerte de la muchacha; sin embargo, el primer capítulo juega con el telespectador dando falsas esperanzas hasta el descubrimiento del cadáver,  especialmente en los primeros minutos ya que se produce al final del mismo y todo lo anterior sirve de presentación de los personajes en su  vida cotidiana. Ello supone un juego muy agudo por parte de los guionistas y que me ha sorprendido gratamente.
(Fin, puedes seguir leyendo con tranquilidad)
Por otro lado, destaca que la actuación es  buena. Sin ser grandes estrellas, son casi todos conocidos, entre ellos Bill Campbell (que envejece bastante mal, por cierto), Bren Sexton, de la fabulosa Life, Michelle Forbes (In treatment, True Blood, 24). Por otro lado, tenemos a la detective que investiga el asesinato, Mireille Enos, que se aleja bastante de los estereotipos de detective mujer. Pequeña, frágil y vestida con vaqueros y jersey (muy a tono con el tiempo, ¡por fin!), que consigue empatizar rápidamente no sólo con la familia sino con el telespectador, de ahí que se entienda sus dudas sobre como lidiar la investigación policial con su vida familiar, especialmente con el hecho de que se va a mudarse.

En definitva, una apuesta interesante para esta temporada seriéfila. Quizás recuerde a Twin Peaks, pero también es cierto que en los países nordicos son muy dados a este tipo de tramas así que veremos cómo se va desarrollando. Además que cuente con trece episodios también es un punto a su favor, ya que siempre que sigan la serie danesa, entendemos que el misterio se resolverá al final de la serie, aunque siempre pueden modificarlo.
PD. Como curiosidad, me he bajado la serie danesa, que fue recientemente emitida por la BBC. Dudo si verla ahora o antes o de forma simultanea (ya que tiene 7 capítulos más que la americana) así que ya os contaré la experiencia.