jueves, 24 de octubre de 2013

Crónica de un festival (IV)

Durante los últimos meses, muchos eramos los que preguntábamos en twitter si se iba a producir uno de los acontecimientos del año (a estas alturas, ya lo podemos considerar así, ¿no?). Temíamos que con la crisis no se fuese a producir; pero al fin, hace aproximadamente un mes se anunció que sí se iba a celebrar el V Festival de Series que se celebró el pasado fin de semana. ¡Cómo pasa el tiempo! Para mí es el cuarto al que asisto (lo cual implica que hace ya cuatro años que conozco a muchos seriéfilos, algunos ya amigos, ¡cuántos recuerdos!).


Si bien este año fue algo corto para mí, ya que por problemas de agenda llegaba el viernes a las 22.30 a los cines y me iba el domingo después de comer, por lo que realmente sólo pude asistir el sábado (y el domingo un poquito por la mañana). Un año más el Festival tuvo dos grandes partes: por un  lado, el visionado de series y por otro, los talleres. La programación era bastante completa y tenías donde elegir; es más, en algún horario incluso tenías grandes dudas por decidir dónde acudir. 

Como decía el viernes, no asistí a nada ya que a mi llegada y con la maleta a cuestas, me fui de cena con algunos twitteros amigos donde la conversación giró desde las nuevas series, pasando por Bertín Osborne y las catedrales hasta llegar a las relaciones sexuales y sentimentales. Después, acudimos a un bar exclusivo de musicales donde nos dividíamos en dos grupos: los amantes de ellos que se conocían al dedillo canciones de todos y los que les mirábamos con cara circunspecta porque conocíamos Grease y poco más (ah, bueno y Glee, donde yo canté y bailé, obvio).

Ya el sábado fue el día grande del Festival para mí. Comenzamos con lo que espero que sea una cita ineludible cada año: "El Rey de las Series". Con la misma dinámica de juego que el año pasado, las risas se fueron sucediendo en la sala, que era algo que demandábamos el año pasado. Hubo renovación en la monarquía seriéfila, ya que ninguno del top 3 del año pasado repitió en éste. Al final, el triunfo se lo llevó @Pieman815 ¡Qué nervios pasé! ¡Y qué bien! Su premio, además de una caja llena de merchandasing, un traje original de la Guardia de la noche. @Carlosfp82 no repitió como rey de las series, pero sí se coronó como rey de la repostería ya que tuvo el detallazo de traer cupcakes para unos cuantos afortunados que tuvimos la suerte de probarlos. ¡Simplemente deliciosos!


Debido al retraso en el inicio del concurso (aunque hubiesen ido con puntualidad británica, dudo que hubiese llegado a tiempo), no pude asistir al estreno de Almost Human así que tocará esperar para verlo.

A lo que sí llegue a tiempo fue a la emisión de uno de los capítulos de España en serie, una serie documental de Canal +. Este capítulo estuvo centrado en las mujeres, en cómo las series habían retratado la evolución de los roles así como ciertos acontecimientos como el aborto, el divorcio o la relación de lesbianas. Para ello, muestran tanto escenas de series como Anillos de oro, Cuéntame,  Farmacia de Guardia o Aida y entrevistas con actrices como Ana Belén, Ana Diosdados o Concha Cuentos, por ejemplo. Mención especial para Ana Obregón, que con sus frases nos robó bastantes carcajadas, aunque en parte razón tenía en lo que decía. El episodio me supo a poco porque un tema como éste podía haber dado mucho más de sí e, incluso, también cierta autocritica ya que las series mencionadas supusieron pasos importantes y positivos, pero no nos olvidemos que no todo lo que reluce es oro. Pero de ello ya hablaremos en alguna otra entrada.


Al igual que el tema del coloquio de después con la participación de guionistas y productores de series españolas, que debatieron sobre el estado de salud de ellas. Quien arrancó más aplausos fue Javier Olivares, creador entre otras de Isabel (y responsable de la primera temporada) ya que fue el más autocritico y habló de cuales eran los defectos de las series españolas, especialmente de la duración y que para venderlas en el extranjero hay que recortarlas. Mientras algunos de los otros contertulios no salían del argumento de que lo nuestro es lo mejor y no hay que cambiar el modelo. No sé si hay que transformarlo realmente, pero si al menos evolucionarlo en parte para dar cabida a los nuevos modelos de visionado y de telespectadores. Pero como decía, de eso ya hablaremos otro día.

Con este coloquio acabo al segunda jornada del Festival. Después cena rápida para regresar al bar de los musicales a repetir tan grata experiencia como la del viernes. La próxima vez que vaya prometo estar más puesta en ellos para disfrutar aún más.

El domingo tocaba hacer la maleta y recoger los pocos recuerdos de merchandasing que había podido conseguir el día anterior (gracias especialmente a @davidpastrana y @verleh). Una vez hecha, me fui de brunch con @verleh, mi primera y no última experiencia ya que me gustó ese concepto de desayuno-comida, además que a donde fuimos los platos estaban muy ricos. Después a los cines para ver la proyección de Phineas y Ferb: Misión Marvel, un capítulo genial en el que los personajes de la serie de dibujos animados de Marvel visitan a Phineas y Ferb. Muy divertido y ocurrente como suelen ser en esta serie.

Y con este capítulo acabó mi periplo en el Festival de Series, que fue muy divertido y genial, aunque algo corto. Me faltó ver alguna serie en pantalla grande que siempre mola, en especial Arrow (y gritar con @InakiO torsoooo), ver algunos de los talleres que tenían muy buena pinta como el del domingo de vestuario y, por supuesto, hablar más con algunos twitteros, en especial el clan de Birraseries Asturias, que ya van dos años que simplemente me da tiempo a saludarlos. Eso significa que habrá que ir a verlos, ¿no?

Ahora sólo queda contar los días hasta el año que viene. Pero si hacen uno a mitad de año, mejor, ¿eh?

Crónica de un festival (III)
Crónica de un festival (II)
Crónica de un festival (I)