lunes, 31 de diciembre de 2012

Bye, bye 2012!!! (por fin!!!)

¡Qué rápido pasa el tiempo! Parece que fue ayer cuando escribía una entrada parecida sobre el 2011 y ahora toca hacer balance sobre el 2012, un año horrible, muy horrible, en el plano personal y que además me ha obligado a no disponer de mucho tiempo para dedicarlo a una de mis aficiones, las series y el blog. Por ello, es inevitable reconocer la derrota y que casi no he cumplido con ninguno de los propósitos del año pasado, lo cual me hace sentirme un poco triste; pero también pienso que con el año tan malo que he tenido haber conseguido mantener el blog a flote y ver muchísimas series a ritmo de emisión tiene también su valía. 

Si nos centramos en las series, disfruto con Fringe tanto lo visto en la cuarta, como en esta quinta tan polémica y que en menos de tres semanas le diremos adios con todo el corazón. Como decía el año pasado, yo no veo esa buena época de The Vampire Diaries y esa última temporada, me está costando bastante. Casi al contrario que con Glee, que todo el mundo la defenestra, a mí me sigue entreteniendo, a pesar de todos sus fallos. Sigo con mis series teen por excelencia Pretty Little Liars, The Lying game, 90210, Switched at birth, al que se ha unido Arrow (ay, mi Oliver Queen!!!) - tengo verdadera obsesión por esta serie-. Por otro lado, he sido imbuida totalmente por el fenómeno de Juego de Tronos, devoro tanto serie como libros. Me he reconciliado en esta última etapa con The walking dead y en verano, a pesar del calor, no me importa enfundarme en un traje como los de Suits. Eso cuando no voy a los pueblos pintorescos de Hart of Dixie y Bunheads. Y que no se me olvide la gran maravilla de Homeland. Éstas son sólo algunas de las series que he visto, porque a pesar del escasisimo tiempo que he tenido, he visto unas cuentas como veis en la lista de la derecha.

Es inevitable por otro lado que al hacer el repaso al 2012, surjan las dudas sobre el 2013, un año que al menos por número se me antoja simpático y que espero que efectivamente sea mucho mejor que los 365 días pasados. En el plano que nos ocupa, sólo espero seguir disfrutando de las series, tanto de las que ya veo como de las nuevas que puedan llegar tanto en verano como en otoño. ¿Y por qué no? Eliminar algunos de los propósitos que sabréis mañana. Pero ello dependerá fundamentalmente de si apruebo o no la oposición y de a dónde vaya. Aunque eso ya se verá, por el momento, sólo me queda desearos...

¡Feliz año 2013! 
Que aunque en algunos ámbitos sea un número de mala suerte, os traiga la mayor de las mierdas ^^

jueves, 27 de diciembre de 2012

A la pista de baile: Glee 4.07-4.10

(OjO si no sabes cómo nuestros chicos han pasado el Día de Acción de Gracias y Navidad, no sigas leyendo.
SPOILERS DE GLEE DE 4.07 - 4.10)


Sí,he faltado a nuestra cita anterior, pero como la mayoría sabéis me examiné el 2 de diciembre así que el visionado de las series ha tenido su propio ritmo. En lo que nos concierne ahora, Glee, fui acumulando capítulos, nada más y nada menos que 3, algo que no había pasado nunca, al menos que yo recuerde. Pensé en hablaros de estos tres capítulos, pero sabiendo que el de la siguiente semana sería ya el del parón navideño, preferí juntarlos y así quedaría más cerrado. Pero también me retrasé en su visionado hasta el pasado fin de semana  que lo ví por lo que toca hacer ya la revisión de lo que más me ha gustado y lo que menos de estos cuatro capítulos.


- La vuelta de los graduados al McKinley (4.08), con una primera escena en el auditorio como debía ser. Además no queda en balde su visita sino que Finn les encomienda ser tutores de los novatos. Algunos eran más que evidentes como Quinn/Kitty y Mercedes/Wade. Grandiosa Santana que le da un toque de atención a Quinn y está piensa que es por algo del pasado. Sigo pensando que Kitty es mucho más mala que Quinn y que eso puede dar mucho juego. Por cierto, al contrario de la mayoría de la gente, no me quejo de cómo están tratando el tema de la anorexia y de la bulimia. Cierto es que es un tema muy importante y grave, pero al igual que como otros muchos como el bullying hacia los homosexuales y no oí tantas quejas de como lo trataron. Pero bueno, habrá que ver como lo resuelven y es ahí donde realmente es importante que destaquen el mensaje.

- Mucho había oído sobre Let's Have a kiki (4.08), pero yo me lo pasé en bomba viéndolos cantar y bailar esa canción.

- La conversación de Kurt y Blaine en Acción de Gracias (4.08). Me pareció muy bonita y sincera. Creo que es la mejor relación que han definido en la serie.

- ¡El pianista ha hablado! ¡Y para decir que odiaba a los chicos! (4.09). Simplemente genial.

- La actuación de Rachel y la audición de Kurt en el NYADA han sido de las más emocionantes y que te ponen la piel de gallina de toda la serie (4.09).

- La Navidad de Burt, Kurt y Blaine ha sido una de las más bonitas en toda la serie. Vuelven a un hecho tan doloroso como la enfermedad de su padre para profundizar en la relación de los chicos, una relación que es bastante madura y sincera entre ellos. Por ello, si la saben manejar bien, se antoja una de las tramas más interesantes vistas hasta ahora.

- El regalo de Sue a Marley y su madre. Es cierto que Sue es un personaje muy peculiar, pero que sabe muy bien encarnar el espíritu navideño del perdón y la generosidad (no es la primera vez) y el agradecimiento final en modo de canción es un perfecto final antes de este parón.


- En general, todo el capítulo de los superheroes (4.07). Que era algo absurdo y que intentaban utilizar para traer algo de comedia estaba más que claro, pero el resultado no fue el deseado. Todo lo contrario. Me aburrí bastante. Por un lado, me choca bastante la facilidad que tienen de cambiar de colegio. Finalmente y como era obvio, Blaine vuelve al McKinley. Por otro, Finn y sus dudas con el nuevo cargo (que con ese corte de pelo le hace más mayor) que bueno, sí, pasable, creíble pero no me termina de convencer.

- Sam y Brittany juntos (4.09 - 4.10). WTF! No me convence nada. Cierto que las relaciones amorosas dan mucho juego, pero lo de estos dos está cogido con alfileres. Además que se casen porque va a ser el fin del mundo y la entrenadora les haga creer que se han casado creo que ha sido lo más surrealista visto en la serie  y mira que eso es díficil, eh? Esta trama para Brittany es muy creíble, porque su personalidad tan especial y tan ingenua le va como anillo al dedo, pero a Sam me parece que lo han vuelto tonto de repente, cosa que no me gusta nada.

- El capítulo de Navidad, con su especie de homenaje a Love Actually, que ha salido bastante defectuoso y no por las tramas que me parecían  interesantes y que algunas podían haber sido perfectas para un capítulo entero, pero por la forma de contarlas ha sido poco conexionado y muy artificial. 

En líneas generales, me está gustando esta temporada, a pesar del miedo que la  marcha de algunos personajes podía suponer; pero lo están haciendo en la misma línea así que como me entretiene, no me puedo quejar. Veremos que ocurre en esta segunda parte de temporada.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Contraseason navideña

Sin duda este año es el que más me ha costado seguir las series a ritmo de emisión y más teniendo en cuenta que en la temporada otoño/invierno/primavera veo una media de 30 series, pero la oposición ha reducido al mínimo mi tiempo de visionado (por la noche, alguna tarde a partir de las 8 y los domingos) así que son unas cuantas las que tengo pendientes de ver. Por otro lado, hay que matizar que llego por la noche con el cerebro tan frito que sólo me apetecen cosas ligeras, además de que he tenido una relación de amor/odio con algunas de las veteranas, lo cual también me ha costado ponerme con ellas. Teniendo eso presente, es obvio que por primera vez en los últimos cuatro años que celebro a lo grande el parón navideño, ya que me va a ayudar a poner en orden todas las series y gustos. Los años anteriores no me había hecho ninguna lista navideña, lo cual es curioso porque en verano si que la hago, pero como soy, una lista-adicta y especialmente en momentos de estres, voy a recuperar esa costumbre de hacer mi contraseason navideña intentando ser consciente del tiempo que tengo en estas dos semanas y media entre oposición, celebraciones y demás. ¿Lo conseguiré? Bueno, eso es otro tema; de momento, vayamos con la lista:

  1. Ponerme al día con las series de esta temporada y reducir la lista de capítulos pendientes que he ido acumulando, especialmente respecto a la sitcoms. Así esa sublista comprende New Girl, Raising Hope, Suburgatory, The New Normal, Nashville, Vegas, Haven, Criminal Minds...
  2. Empezar las correspondientes temporadas nuevas de American Horror Story, Treme, Boardwalk Empire, SoA...
  3. Empezar y ver todo lo que me de tiempo de Doctor Who. Hace poco fue su aniversario así que me decidí a bajar todas temporadas de la nueva hornada y ver porque engancha tanto a la gente esa serie británica. Eso sí, son unas cuantas temporadas, aunque no de muchos capítulos así que tampoco espero terminarla, pero sí darle un buen empujón.
  4. Ver Call the midwife por recomendación de @enmipantalla.
Y ya. Tampoco es una lista muy larga, pero tengo capítulos para no aburrirme, así que espero cumplir con casi todo. Ya hablaremos de eso al año que viene...

jueves, 20 de diciembre de 2012

Si mañana llegase el fin del mundo...


Mañana, según dicen los Mayas, acaba el mundo o según como han interpretado otros, se cerrará una era y comenzará otra no siendo tan catastrofista en consecuencia (¿o igual sí?. De cualquier forma y sea una cosa u otra, es divertido jugar con esa posibilidad así que basándome en un post de Y tú que miras (@verleh), a su vez en otro de Vayatele, he decidido recuperar este meme y ampliarlo un poco, poniendo las cinco cosas que echaré de menos y las que no así que sin más, he ahí mis listas:

COSAS QUE ECHARÉ DE MENOS

  1. El sentarme o tumbarme después de un día agotador y ponerme a ver mi serie favorita durante ese época o cualquier otra que me sirva para distraerme y olvidar lo acontecido durante el día.
  2. Las conversaciones entre Brody y Carrie, las miradas de Victoria, las ocurrencias de Walter, los tejemanejes de Nucky, la sonrisa de Damon, el humo morado, las frases de Ron, el torso de Oliver, los trajes de Mike, la vestimenta de Aria y sus compis, los chistes de Castle, la risa de Diane, las peripecias de Sherlock y Watson, la vida en Downton Abbey, las fiestas en Bluebell, las shondadas, las repeticiones de Brick, Starling & Cooper, Arya y Aguja, Quickfire challenge, a Hope...
  3. El festival de series o cualquier excusa tonta para reunirme con gente tan encantadora y hablar y hablar y hablar de series sin parar junto a unas cervezas, cócteles...
  4. El ampliar mi colección de series y merchandasing, aunque sea poco a poco, me gusta ver las estanterías llenas de cosillas frikis.
  5. Los macizorros o chulazos o ¡ay, omá que ricos! que alegran la vista y lo que no es la vista, que una no es de piedra. Además al ver el último post de @torpedama me ha recordado que debería actualizar la lista que hice hace siglos ya que muchos los daría de baja y otros los incluiría de lleno (¡¡¡Ay, mi Oliver Queen!!! ¡¡¡Ay, mi Damon!!!)

COSAS QUE NO ECHARÉ DE MENOS

  1. Los enfados post nominaciones y post entregas de premios. Aunque hay muchos que comparto (me parece una crueldad intolerable que John Noble no gane más premios por ejemplo), no llego al extremo de enfadarme y clamar al cielo por según que resultados. Hace mucho tiempo que aprendí que mi opinión es mía y la de los críticos suya y que rara vez coinciden. Aunque sí admito que para una tertulia con cervezas, estas conversaciones pueden ser muy divertidas.
  2. Relacionado con lo anterior, las listas de lo mejor del mundo mundial soberbias, tan típicas de estas fechas. Todos hemos jugado alguna vez a hacer listas y eso no es tanto lo que me molesta, sino la posición de algunos que convierten su opinión en dogma y si no la compartes, eres más tonto que abundio. La altivez de algunos es algo que me exaspera, especialmente en algo tan opinable como las series.
  3. Los raros parones que hacen algunas series. Entiendo que partan las temporadas en dos, eso tiene un pase, pero que haya dos semanas sí, una no, tres sí, cuatro no me pone de los nervios, además de no saber exactamente cuando se emite y cuando se va de parón. ¡Qué se organicen desde el principio, leñe!
  4. El estrés de ver tantas series y por culpa de mil circunstancias, ir acumulando capítulos; ello unido a que la lista negra cada vez es más larga. En definitiva, tener la sensación de que necesitas días de 72 horas o más para ver todo lo que quieres.
  5. A la pesada de Jessica Brody, a la tonta de Ashley Davenport, al marido de Kalinda, al estúpido de Stefan, a la inaguantable Meredith, al sosainas de Jeremy, la madre del paraguas amarillo, la inconsistencia de Serena...

lunes, 17 de diciembre de 2012

La rebaja de la adoración vampiresa

(OjO Si no sabes quién ha muerto en una fuente, no sigas leyendo.
SPOILERS 4.09 DE THE VAMPIRE DIARES)


Otra serie que se nos va de parón navideño, lo cual ayuda a asentar ideas y ver cómo ha ido su primera parte y respecto a The Vampire Diaries, he de confesar que empiezo a tener ya serias dudas de su continuación. Es cierto que sigue habiendo mil cosas por capítulo y que con ellas no te aburres, pero ya hay ciertos signos que me hacen desconfiar de su evolución. El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, pero es que los personajes de Mystic Falls ya han caído demasiadas veces. 
El primero que se me viene a la cabeza y de ahí viene en gran parte mi enfado es por Damon. Muchos deseamos que la relación de Damon y Elena se fraguase y por fin, así se consiguió en esta cuarta temporada. Además con un argumento muy válido y que no echaría por tierra los tres años anteriores de la relación con Stefan: Es la Elena vampira la que ama, la que necesita a Damon así que en su nueva condición era obvio que tenía que iniciar una relación con él. No obstante, esa decisión iba a tener un daño colateral: Stefan, que celoso y amargado (aún más de lo que estaba) decide sabotear la relación de su ex con su hermano. Que le duela es algo natural, pero 300 años de vida tendrían que servir para ser algo más maduro y no comportarse como un crío malcriado al que le han robado su juguete favorito. Por ello, Damon, una vez más, decide sacrificarse por su hermano y a pesar de que ama a Elena con locura, la deja libre, rompiendo el hipotético lazo que les unía. Por una vez, me hubiese gustado que Damon tuviese un par de bemoles y se enfrentase a su hermano, o más bien a la culpabilidad que siente que le hace sentirse siempre un desgraciado. Ya ha expiado sus culpas así que es hora de que fuese feliz. También esa ruptura de lazo puede tener otra lectura y que sea para que Elena le demuestre que no es por eso por lo que lo quiere, sino porque realmente le ama. Pero no creo sea así a la luz de los acontecimientos.

Pero en esta historia además, hay una invitada especial, Caroline, que es otra aguafiestas y se ha impuesto como meta en su vida eterna que Damon y Elena no estén juntos. La Caroline de esta cuarta temporada no es ni de lejos la que habíamos visto anteriormente. En vez de aclarar sus sentimientos con Tyler y Klaus, decide ayudar a Stefan a buscar la cura para Elena, lo que significa no sólo que dejaría de ser vampira, sino también que ya no habría razón para mantener la relación con Damon. En cierta forma, esté traicionando a su amiga, cosa que en otro tiempo no hubiese ocurrido ya que si por algo se caracteriza Caroline es por ser muy comprensiva con los sentimientos de las personas.

Y nos queda Klaus, que otra vez vuelve a las andadas. Enfadado, herido y traicionado, busca la manera de vengarse del jefe de la rebelión y aunque en un primer momento, pensase en matar al híbrido  encuentra una manera mucho más cruel y dolorosa: matar a la madre de Tyler, la alcaldesa. Ello tendrá importantes consecuencias, especialmente en su relación con Caroline que siendo que era una de las más bonitas, se la han cargado de lleno (salvo que cambien de personalidad otra vez obvio). De esta manera volvemos a tener al malvado de pasadas temporadas; si bien con su cambio de actitud y ese pacto secreto de no atacarse mutuamente todo parecía presagiar que estaríamos en un tira y afloja cómodo para ambos bandos, pero sin pasar a mayores. En la situación que estamos, creo todo lo contrario y una nueva batalla entre Klaus y Tyler se ha abierto, lo que repercutirá al resto de habitantes de Mystic Falls, entre ellos nuestro grupito.

Por lo demás, la trama de los híbridos y el profesor Shane se está desdibujando bastante, lo que me hace añorar que en ese primer capítulo matasen al cura que podría haber sido un buen malvado y haber jugado con la religión y la brujería, que hubiese sido un tema muy interesante de tratar (¡y haber traído una bruja en condiciones y no la tonta de Bonnie!). En ello, habrá que ver qué posición juega la sirena Hayley y cuál será su destino, que yo particularmente auguro no muy bueno. Como era de suponer el profesor es Silas, el inmortal. Junto a esta trama de fondo, está la del cazador Jeremy, que apuntaba maneras para ser entretenida y está siendo bastante pesada. No sé que contrato tendrá este actor, pero siendo uno de los que a priori tiene más papeletas para morir, consigue salvarse siempre y le buscan tramas para intentar hacerlo más interesante, pero no lo consiguen y no lo hacen precisamente cambiando cada dos por tres las reglas de la historia que se le aplique. Ahora resulta que con un par de palabras y unas velas, consigue controlar al alma del cazador y seguir siendo el mismo insulso de siempre. ¿Dónde están las brujas para hacer buenos hechizos cuando se la necesitan? Porque lo de Bonnie también es caso aparte. 

Otra cosilla que queda comentar es la introducción de un nuevo personaje, April, que no sé muy bien que hacer con ella. No me molesta, pero tampoco me parece que pueda aportar algo más a este universo (¿lo de su padre en qué quedo?). Veremos ahora que se ha enterado de todo, ya que llevaba la pulsera de verbena que le dio Jeremy y cómo responde al ver a su amiga del alma, Rebekah en un ataúd. Espero y deseo que la despierta ya que la he echado de menos en estos capítulos.

Como decía anteriormente, en cuanto a ritmo, la serie sigue en forma, pero no así en cuanto a calidad de esas miles de cosas que pasan. Me parecen que han definido varios círculos concentricos y de ahí no salen, lo cual repercute en la evolución de los personajes algo que en una cuarta temporada tendría que ser más que palpable. Estamos a mitad de temporada así que queda mucho para andar aún y saber cómo se resolverá tanto lo del profesor, que supongo que hasta última hora no sabremos qué pretende, como qué pasará con el cabreado Klaus y con quién se quedará Elena.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Un cuento para dormir

(OjO si no sabes quiénes han llegado de visita a Storybrooke, no sigas leyendo.
SPOILERS HASTA EL 2X09 DE ONCE UPON A TIME)


Son ya unas cuantas las series que se han ido de parón navideño de las cuales no he hablado, ya que por culpa de la oposición, voy a mi ritmo. La primera con la que me he puesto al día esta semana ha sido con Once Upon a Time y es curioso porque no es precisamente la serie que más espero cada semana ni con la que más disfruto, pero me puse y me ví los capítulos que me faltaban hasta el noveno que es el que marca el parón. 

Si algo se le ha criticado a la serie es quemar mucha trama en la primera temporada con el consiguiente temor de que no habría ideas con las que continuar la historia. Todos sabíamos que efectivamente llegaría un momento en el que los habitantes de Storybrooke sabrían la verdad y ese momento llegó al final de la primera con el impactante y a la vez gracioso humo morado. Ello planteaba cuál iba a ser la línea argumental de esta segunda temporada. Tengo la sensación de que va a venir en la segunda parte de la temporada y que lo que hemos visto en estos nueve capítulos ha sido puro relleno.  Como bien dice Critico en serie, "si bien en ningún momento les hemos tenido parados, no he podido quitarme de la cabeza la sensación de que no avanzábamos". Porque... ¿qué ha pasado hasta ahora? Poco la verdad. Emma y Snow se marcharon al mundo de fantasía, lo cual debería haber implicado algún tipo de choque. Todo lo contrario, parecía que se movían como pez en el agua y sabían perfectamente cómo funcionaba dicho mundo. Además Mulan y Aurora viven su particular tête à tête. Mientras, en Storybrooke, Regina pierde el poder y se dulcifica y Henry y David intentan rescatar a Emma y Snow y sobre Rumpelkestein seguimos sin saber sus verdaderas intenciones.

No sé lo que nos espera después de Navidades, pero lo cierto es que se han dejado en el camino tramas que podían haber funcionado muy bien como la relación de Emma con sus padres (y por el medio con Henry), cómo iba a vivir el pueblo (¿les afectaría la crisis?) y si tendrían ansias de explorar más allá de los límites territoriales de Storybrooke ahora que saben la verdad y dónde están.

Algo muy evidente, aunque muy criticable también, es la dulcificación de Regina. En todo cuento hay una parte de perdón y de remidirse de sus pecados y ese personaje iba a ser Regina. Aunque aún no está claro que haya abandonado el lado oscuro, lo cierto es que nos están dibujando otra reina distinta a la vista de la primera temporada. No es la que arrancó el corazón al cazador, sino la que se lo están arrancando a ella con su amor hacia Henry. Es más no entiendo ese amor-obsesión hacia el pequeño que le hace incluso ayudar a aquellos que hace no muchos capítulos intentó matar. No obstante, si los storybrukeños han decidido perdonarla, no seré yo quien sea rencorosa.

Si la mala del cuento ha desaparecido, alguien la tiene que sustituir y para ello llegan Cora y Hook, los cuales no se si están en posición de ser lo suficientemente malos como para ser el motor de la segunda temporada. Más me convence el Rey, el padre de David, ya que Alan Dale da muy bien el papel de arrogante, avaricioso y soberbio que quiere destruir todo lo que se interponga en su camino.Por el contrario, Cora y Hook me parecen bastante forzados (ni que decir de esa mini tensión con Emma, tendría que hacerse mirar su atracción por los hombres).

Sólo espero que la llegada del barco a Storybrook provoque algo más de emoción a la serie, que falta le hace, porque lo visto hasta ahora poca conmoción ha causado. Quién me diría a mí que echaría en falta esos capítulos con sus millones de flashbacks contándonos la historia de cada uno de los personajes (¿Alguien se acuerda del enano y la monja? ¿De Pinocho y su padre? ¿El sombrereroloco?). De momento, sólo hemos visto alguna historieta entretenida como la de Ruby y su intento de ser normal y otras soporiferas como los flashbacks de Emma, todo ello aderezado con unas muy malas escenas de acción, con sus cromas caracterísiticos y sus peculiares vestimentas. Si siguen por este camino, dudo de que vivan felices y coman perdices.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Concurso Fnac: Wihslist navideña

Segundo año que participo en este concurso, porque como es obvio le viene como anillo al dedo a este blog, ¿verdad? Porque ¿quién no ha soñado con que le regalasen dinero para comprarse todo lo relacionado con su hobbie? Pues como soñar es gratis y participar también, lo vuelvo a intentar. Efectivamente, Fnac propone a los blogueros que confeccionemos nuestra lista de deseos con productos que podemos encontrar en su página web y así darnos un gran capricho e incluso dar algún regalito a la familia. El requisito principal es que nuestra wishlist no supere los 2013 € y poner los links de los productos. Mi lista es la siguiente:



Como véis lo he apurado al máximo, que si toca luego no hay que arrepentirse. Si la comparamos con la del año pasado, algunas cosicas han cambiado porque principalmente me he hecho con ellas durante este último año.

¡Ay, ojalá tenga suerte! Y si no alguno que conozco que así me podrá dejar algunas cosillas, jejeje.
¡Mucha mierta!

domingo, 18 de noviembre de 2012

A la pista de baile: Glee 4.05 y 06

(OjO Si no sabes quién hará de Sandy y quién de Danny, no sigas leyendo.
SPOILERS DE GLEE, 4.05 Y 06)


La semana pasada volvió Glee, pero como en principio eran como dos partes, quise esperar y verlos juntos los dos capítulos, lo cual creo que ha sido un acierto, porque viéndolos en conjunto, me han gustado mucho. Ha habido de todo: momentos agridulces, momentos divertidos, números musicales muy bien ejecutados, nuevos personajes, nuevas tramas... Pero no me enrollo más que además tengo poco tiempo, pero he aquí lo que más me ha gustado y lo que menos de los dos últimos capítulos.


- El nuevo, Ryder. Entiendo perfectamente las quejas que vienen de que se está repitiendo el mismo esquema visto ya con la anterior generación o los originales, como los queramos llamar, pero a mí me convence este cuadrilátero ahora. Al primer triángulo que habíamos estado conociendo en esta cuarta temporada, se ha sumado la cuarta esquina, el jugador de fútbol americano, Ryder, interpretado por Blake de la segunda edición The Glee Project. Aunque la ví un poco a saltos, me gustaba este chico, esperemos que tenga mejor suerte que los dos ganadores de la primera que uno ya ha desaparecido (el irlandés) y el otro es bastante prescindible (el rastafari cristiano). Es curioso que un finalista Alex, que interpreta a Unique, se esté llevando más protagonismo que los otros. Dicho lo cual, espero que Ryder lo veamos más y a juicio del final del sexto capítulo, es de suponer. Me gusta mucho más la química que hay entre Ryder y Marley que entre ésta y el hermano de Puck (y eso que al principio me convencieron, pero ha llegado el otro que me pega mucho más).

- Kitty, la animadora prepotente. Ha demostrado en estos capítulos tener una verborrea con muy mala leche, algo que echaba mucho de menos en Quinn, porque aunque al principio lo hacía, no conseguía poner ese ceño fruncido y en seguida nos la cambiaron, ya que se veía que era mucho mejor tenerla en el lado bueno, aunque a veces se cambiase de lado. Espero que con Kitty no hagan esto y siga siendo arrogante y soberbia y no se deje encandilar por el New Club, es necesario que la respeten toda la temporada. 

- ¿Soy yo o ha vuelto la Sue irónica y sarcástica? Debe ser que las hormonas ya no le provocan tanta dulzura. Con la excusa de Unique (que a mí me gusta que traten este tema, que no sé si calificarlo de transexualidad, pero se acerca bastante), ha sacado a relucir su lado más mordaz y a mí me ha encantado. Eso sí, Finn no está a su altura. Tiene que aprender mucho este chico para poder darle réplica.

- ¡Qué grande Kate Hudson! La verdad es que no me lo esperaba para nada. Yo tenía entendido que sólo participaría en un par de capítulos, pero me alegra de que lo estén alargándolo. Pensaba que sería una contricante de Rachel sin más, pero que se acueste con Brody es un paso decisivo, realmente la ve como una rival y la quiere hundir y hacerle daño. Aquí hay una gran pareja de antagonistas, por eso como ya he dicho en más de una ocasión y como dicen en 2 TV Bloggers, deberían separarse y hacer un spin off tipo Smash. ¡Yo también lo vería! Y así podríamos rescatar a gente algo olvidada como Mercedes, Mike o Santana. #spinoffGleeinNYya!!!


- Toda la trama de Will y Finn. Supongo que como Matthew Morrison ha sacado disco, tendrá que hacer giras de ahí que no vaya a salir en los próximos episodios (esto son suposiciones mías que no lo he podido comprobar), así que matan dos pájaros de un tiro. Le dan una salida a Will, eso sí, bastante forzada, y todos tan contentos y ya de paso le dan una trama a Finn que aún no entiendo por qué continua. Nunca me ha caído muy bien, pero si no está con Rachel, de lo cual me alegro, no tiene mucho sentido que esté, pero bueno, aceptemos que ahora es el nuevo director (le pagarán, ¿no? Qué fácil consiguen trabajo). Por otro lado, la trama de Will y Emma me aburre mucho. No es necesario que cada personaje tenga trama propia, está muy bien acompañar a los protagonistas.

Hasta aquí lo más destacable para mí de estos dos capítulos. Sí me he dejado muchas cosillas como el tema de la bulimia, que bueno lo podían haber tratado mejor, pero la serie tampoco es un documental para concienciar a las personas, o las vueltas de Santana y Mike, que están bien verlos, pero o se les da trama interesante o casi mejor que no salgan o la marcha definitiva de Kurt y Rachel, que como es obvio no nos lo creemos y sabemos que se acabaran juntando a lo largo de la temporada. El siguiente capítulo otro de los más esperados, al menos por las pintas, el de superheroes con la vuelta además de los Warblers y el octavo, el de Acción de Gracias así que hasta dentro de dos semanas que los comentaremos.

martes, 13 de noviembre de 2012

Normalidad vs. Supervivencia

(OjO Si no sabes quién recibe una llamada, no sigas leyendo.
SPOILERS HASTA EL 3.05 DE THE WALKING DEAD)


Hace ya un mes que se estrenó la tercera temporada de The walking dead y de ella no había hablado aún. Ahora que ha transcurrido el primer tercio de la temporada (llevamos 5 capítulos de 16), creo que es el momento idóneo para ello. Quienes me habéis leído desde el principio de esta serie, sabéis que no soy muy fan de ella. La he criticado mucho, especialmente en el primer tramo de la segunda temporada; sin embargo, siempre ha habido algo que me ha hecho seguir con ella (aunque también es cierto que que la emitan al día siguiente en Fox ayuda bastante a no dejarla). Siempre le he achacado que nunca sabe aprovechar todo el potencial que tiene, desviando la atención sobre otros aspectos que in my opinion, considero menores y que no ayudan al relato (como la búsqueda de Sofía). A diferencia de lo que muchos apuntan que es básicamente que cuando no hay zombies, la serie es aburrida, yo no necesito la presencia de estos "monstruos" para que me guste la serie. Desde el principio, siempre se ha dicho que era una serie de personajes y que los zombies sólo ayudaban a contar la historia de los mismos. Pues bien, hasta esta tercera temporada, no he visto eso.

En lo que llevamos visto de esta tercera temporada hay un salto cualitativo en cuanto a las motivaciones de los personajes. Por fin, me creo que están en un mundo apocalíptico en el que la supervivencia se entremezcla con el sentimiento de intentar volver a la rutina que antes se tenía, a tener un hogar donde echar raíces. Esto hasta ahora no lo había sentido, ni siquiera en la granja, que debería haber sido el primer hogar. Siempre me dio la impresión de que estaban forzando la situación hasta tal manera que se convertía en algo irreal. No obstante, la cárcel ha conseguido introducir muy bien ambos mundos. Por fin, veo cierta construcción en los personajes, encabezados por un Rick que ya ha traspasado la delgada línea entre cordura y locura tras la muerte de su mujer Lori, que al igual que ha ocurrido en cierta serie británica, ha provocado un antes y un después. Su muerte dolorosa para salvar a su hijo ha sido el empujón necesario que tanto necesitaba Rick. Ahora falta saber cómo se resolverá. Algo parecido ocurre con Carl, el hijo, que de ser un lastre en las dos primeras temporadas, se ha visto obligado a madurar en una situación extraña y a cometer actos moralmente discutibles como el rematar a su madre. Puede ser muy interesante ver cómo evoluciona y alcanza la edad madura en estos lugares tan inhóspitos. Otro que ha tenido una evolución interesante es Daryl, que esta situación tan extraña le ha hecho reconducirse e, incluso, amar a una mujer que jamás le habría prestado atención (la desaparecida Carol, que no quiero que muera). Ello es obvio que tiene como finalidad buscar el enfrentamiento con su hermano Merle, pero aún así lo compro y tengo ganas de ver cómo se reencuentran, si es que esto se produce. Mención especial se merece también Andrea, cuyo encuentro con la normalidad de una sociedad le ha hecho nublar el juicio. El estar con gente que "trabaja", "estudia", es decir, vivir en colectividad es algo que anhelaba tanto que no hace caso de las advertencias de Michonne y decide quedarse, aunque el momento final del quinto capítulo con el divertimento del pueblo le haga volver a plantearse esa normalidad.

Pero esta tercera temporada, tiene también como protagonistas a dos de los personajes que, aunque no hayas leído los comics, a poco que leas algo, ya sabías de su existencia, Michonne y el Gobernador. Muchos tenían esperanza que con ellos la serie mejorase y a día de hoy, dichas esperanzas se están convirtiendo en argumentos muy válidos. El Gobernador demuestra un lado oscuro nacido de esta situación extraordinaria que es el mantener a su familia viva como zombies. Incluso peina a su hija, aunque luego defiende ese bárbaro juego consistente en una pelea entre dos hombres con zombies alrededor. Todo ello  manifiesta cómo un hecho de este calibre puede hacer desequilibrar mentalmente a un hombre. Por otro lado, Michonne, que como dice Marina en el Diario de Mr. MacGuffin, "deberíamos ver a una persona que se adapta a sus nuevas circunstancias hasta tal punto, que parece haber nacido con ellas" y de momento así está siendo. Al contrario que casi todos los personajes, la única finalidad de ella es la pura supervivencia, alejándose de cualquier intento hacia la búsqueda de una vida normal .Para ella, a priori sólo existe seguir viva, lo cual implica matar a zombies sin compasión. Es la única que parece tener claro que lo que habían vivido A.Z (antes de los zombies) ya no existe. Sin duda, un magnífico contraste entre estos dos personajes. 

Dos hechos son los que van a marcar los futuros episodios: la marcha de Michonne del refugio y la llamada telefónica que recibe Rick. Por primera vez en toda la serie, tengo ganas de saber cómo continua y es muy chocante, viendo lo que he escrito sobre la serie y especialmente al finalizar la segunda. Por fin, me interesan las motivaciones de los personajes, lo que buscan y sienten en esta extraña situación. cómo cada uno intenta adaptarse como mejor puede a las circunstancias, cómo intentan calibrar esa situación extraordinaria debido a las zombies y la tan ansiada normalidad. Sin embargo, debo confesar también que soy algo escéptica ya que quedan 11 capítulos que son bastantes para ver si terminan de culminar todos los frentes que están abriendo. 

lunes, 5 de noviembre de 2012

Retratando a Mandy Patinkin

Hacía mucho que me apetecía retomar esta sección en la que hacemos un repaso a diferentes actores o actrices y la elección me la sugirieron indirectamente @ainhop, @satrian y @bvalvarez en sus comentarios a la entrada de Homeland ya que me dí cuenta de que no había hablado de este gran actor y de su fantástico papel en la serie así que de esta manera, me redimo con él.

Mandy Patinkin nació en Chicago, Illinois el 30 de noviembre de 1952, así que en nada cumplirá 60 años. Fue a la Juliard School of Drama.  Sus primeros papeles fueron en el teatro, en concreto musicales, como veremos después. Este género no lo abandonó en sus primeros papeles en el cine, entre ellos Yentl de la mano de Barbra Streisand (1983). Sin embargo, unos pocos años después llegaría uno de sus papeles más importantes. Es en 1987 cuando lo logra en la película de culto "La princesa prometida, en la que interpreta a Iñigo Montoya con su inolvidable frase "Hola, me llamo Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre. Prepárate a morir". No fue hasta hace un par de años que por casualidad conecté que el actor de esa película memorable de mi infancia (y que me han dado ganas de revisionar) era el mismo actor de Mentes Criminales y fue una grata sorpresa. 


Durante los 90, compaginaría su trabajo en el cine con películas como Dick Tracy y Alien Nation con Brodway. Además tuvo tiempo de realizar el papel del Dr. Jeffrey Geigar en la mítica Chicago Hope, aunque a pesar de su éxito y que ganó un Emmy, abandonó en la segunda temporada. 

Continúo alternando teatro y cine, aunque también apareció en muchas series de televisión: Tocados por un ángel, Profesores de Boston, Ley y Orden... Pero la estabilidad le llegó con Tan muertos como yo, una de las mejores comedias negras más infravaloradas. Después otra serie de éxito, Mentes Criminales en la que se hizo aún más reconocido, aunque no le produjo mucha satisfacción trabajar en ella ya que según sus palabras, trabajar en ella fue destructivo para su alma y personalidad, provocandole incluso que se le pasase la idea de dejar la televisión.

Afortunadamente no ha sido así y actualmente le podemos seguir viendo una de las mejores series en la actualidad, Homeland, en la que interpreta Saul Berenson, jefe de División de la CIA, que supone un compañero ideal, en algunas ocasiones a modo de padre, de Carrie, interpretado por Claire Danes. Cuando se habla de esta serie, sólo se habla de Claire Danes y Damian Lewis (yo la primera), pero es cierto que este secundario es inmejorable logrando una interpretación muy lograda. Mandy está soberbio en su papel de contrapunto serio, estable y frío entre tanto caos de personalidad.

Como decía antes, lo que desconocía totalmente de él era su faceta de interprete de musicales. Es más, a través de su página web oficial, he podido descubrir muchos detalles interesantes como que en su debut en Brodway en 1980 Mandy ganó un Tony Award por su papel de Che en la obra Evita de Andrew Lloyd Webber. Además de eso es músico, publicando varios discos, el último de ellos de 2002. En 1998, realizó su proyecto más personal, Mamloshen (lo podéis encontrar en Amazon), una colección de canciones tradicionales, clásicos y contemporáneos cantados en yiddish (idioma oriental del judeoalemán hablado por las comunidades judías del centro de Europa). Hubo producción en Brodway y se realizaron varias giras por todo el país. Además su grabación ganó el Deutschen Schallpiattenpreis (el equivalente alemán del premio Grammy). Tenéis más información en su página web.

En cuanto a su vida personal, está casado con la actriz y escritora Kathryn Grody, con la que tiene dos hijos, Isaac y Gideon (como el papel del que reniega de Mentes Criminales) . Como curiosidad, mide 1.85 y le podéis escribir a Mandy Patinkin, Planetarium Station P.O. Box 64 New York, NY 10024.

Y para finalizar, aquí os dejo con algunos de los videos que he encontrado. Me ha costado elegir porque me he pasado media tarde viéndolos.





La imagen no es muy buena, pero oírle decir esa frase tan conocida me ha hecho mucha gracia


Y como se acercan las Navidades, un villancico...




domingo, 4 de noviembre de 2012

Truco o trato: Ja- Ja- Ja- Lloween (4)

Si octubre se caracteriza por algo, es porque acaba con una de las fiestas más famosas en EEUU y que cada vez más se está incorporando al resto de países, entre ellos España: Halloween. Es una fiesta que da mucho juego en la series como vimos en 200920102011 y este año no podía ser menos. Este fin de semana me he puesto al día con estos capítulos especiales, aunque en alguna serie me he saltado algunos capítulos para verlo, y ha sido una experiencia fantástica. Este año es una pena que no hayamos podido disfrutar de Community, una de las series que mejor introduce lo más friki de esta serie. Aún así hemos tenido muchas y variadas series que han introducido fantasmas y brujas. Las que he visto han sido las siguientes:

Comenzamos con las comedias que es el grupo grande de series que incluyen esta fiesta terrorífica en sus tramas. La primera, Suburgatory (2.02). De ella no ví el primero, ya que tengo dudas si verla esta temporada o no, pero me apetecía ver este capítulo, que bueno no estuvo mal, aunque una vez más son los secundarios los que ponen vidilla a la serie. Especialmente divertido los disfraces de George y Noah, especialmente del primero que da un poco de grimilla.



Otra que no ví el primero, pero sí el segundo que está dedicado a Halloween fue Don't trust the B--- in Apartment 23 (2.02). Ha estado bastante bien. James organiza una fiesta en la que podemos verle con dos disfraces muy divertidos, aunque sin duda mi favorita Chloe tiene una historia amorosa muy original (me encanta el final con los teléfonos blancos).



Y como no hay dos sin tres,  The Big bang Theory (6.05). Sin duda los frikis saben sacar partido a esta fiesta. Un capitulo muy divertido en el que verlos disfrazados acudiendo a la fiesta de la tienda de Stuart y haciendo sus habituales disparatadas ha sido lo mejor.



Y donde comen tres, comen cuatro así que la cuarta es Parks and Recreation (5.05). Con ésta tengo que advertir que me la dejo para ver en maratón, ya que lo he hecho con las anteriores temporadas y creo que es la mejor forma de disfrutar con ella. Aún así, no pude resistirme y ver su capítulo especial. Aunque no hay propiamente una fiesta, sí la disfrutamos de alguna manera de la mano de Ron y Andy que se llevan a las hijas de Diane a hacer el truco o trato. Muy divertidas sus intervenciones.


Dejando al margen las series que me he saltado capítulos y centrandonos en las que voy siguiendo capítulo a capítulo, la primera es The Middle (4.06), que dedican la trama de Brick a la fiesta, ya que el resto tienen una trama independiente, aunque que Sue aprenda a conducir es muy terrorífico también, ¿verdad?


La segunda, New Girl (2.06) . Me está gustando esta temporada. Creo que por fin han cogido el tono y saben darles vidilla a cada uno de los personajes. En este capítulo, aprovechan que Jess trabaja en una casa encantada para acudir a la fiesta. Allí, ella como Nick tendrán que lidiar con sus parejas, dejando un gran final de confidencias entre los dos y Schmidt, Cece y su nuevo novio siguen son su particular amistad. 




Y la última comedia, The Mindy Project (1.04). Aún no le he cogido el tono a esta serie, pero aún así sigo con ella porque me entretiene lo suficiente para no dejarla. Ha sido un capítulo con algún momento divertido, como cuando Mindy busca un disfraz, aunque su relación con Josh no me termina de convencer, pero la otra trama me ha aburrido bastante (la de Danny y Jeremy intentado conseguir su carnet de conducir).




Y ahora las series de 40 minutos, que son las menos dadas a introducir este elemento, aunque algunas lo saben hacer realmente bien, como Hart of Dixie (2.05). Vale que aquí hacer una fiesta es algo normal (como The Vampire Diaries), pero siempre está bien verlos disfrazarse de otra cosa. Aquí Zoe ve cosas raras, aunque al final no lo son tanto y sólo son una cosa para profundizar en el triángulo amoroso. Aunque quienes realmente disfrutan de la fiesta son Lemon y 



La segunda, 666 Park Avenue (1.05) que por fin ha conseguido mantenerme todo el capítulo en tensión. El primer capítulo me encantó, pero los siguientes me parecía que se están desperdigando demasiado con tantas pistas y con tantas facilidades (aunque me sigue gustando la serie); sin embargo, éste me ha intrigado lo suficiente la historia (con salto en el tiempo incluído) como para estar totalmente pendiente de su resolución. Espero que sigan más por este camino en cuanto a tensión se refiere.


Y finalmente, Pretty Little Liars (3.13), que aunque están de parón, nos ofrecieron un capítulo especial ambientado en Halloween y que como ya me desahogué bastante en otro post me remito a él sin más (eso sí, con spoilers).

Me hubiese gustado acabar este final con el piloto de Mockinbird Lane, el piloto de la NBC sobre el remake de la Familia Monster, pero no lo he visto, es más, ni siguiera lo he bajado. Aunque me parece una estupenda idea esa la de emitir pilotos porque como luego triunfen, aunque sea por curiosidad, puede ser muy graciosa la cara de más de uno. Por otro lado, aún no he hincado el diente a la serie que por excelencia tendría que haber estado aquí, American Horror Story, ya que no acabé el primer episodio no porque no me estuviese gustando, sino porque iba de camino a Madrid y tocaba bajar del bus. Luego no he tenido tiempo para ponerme con ella.

PD. ¿No emitieron los capítulos de Halloween de Hawaii Five-0 y The New Normal por lo de Sandy? Porque tenía entendido que había, pero no los he podido encontrar...



martes, 30 de octubre de 2012

Una guerra psicológica

(OjO Si no sabes quién ha sido herido en una mano, no sigas leyendo.
SPOILERS DE HOMELAND HASTA 2.05)


Hasta hoy no me habían entrado las ganas de hablar de una de las series que más aplausos está recibiendo últimamente. Es más, no había hablado de ella nunca hasta ahora. Sin embargo, una escena, dos protagonistas pueden hacer que te despierten de una manera brutal. Efectivamente, si hay un drama que demuestra estar a otro nivel, ése es Homeland. No obstante, debo matizar que hasta el final del cuarto capítulo de la segunda temporada y, especialmente, este quinto tenía mis dudas sobre los elogios hacia la segunda temporada (no así sobre la primera). 

El año pasado maratoneé la primera temporada impulsada por las grandes alabanzas que había recibido y efectivamente fue el mejor estreno demostrando que con un buen guión escrito y unas interpretaciones magistrales no hace falta más (como si eso fuera tan fácil de conseguir, ¿verdad?). La primera temporada consiguió construir una trama compleja en la que, ya no por capítulo por capítulo, sino escena por escena lograba despertar muchas dudas al telespectador sobre las intenciones de los personajes, en especial de Brody. Recuerdo como tan pronto me convencía de su recuperación a la vida normal, como me hacía sospechar de que tenía un plan oscuro. Así no es de extrañar que lograse en los pasados Premios Emmys  cuatro, al mejor drama, actor protagonista, actriz protagonista y mejor guión por su episodio piloto (aunque yo siempre ensalzaré el último de ellos mucho más).

Así llegamos a la segunda temporada con la dura misión de mantener el excelente nivel que había cosechado durante sus primeros doce capítulos. Como decía, los primeros capítulos de esta segunda temporada me estaban despertando dudas sobre si lo estaba consiguiendo. Sí se estaba acercando bastante a ese gran nivel, pero había cosas que me parecían demasiado facilonas, aunque totalmente justificables para beneficiar la trama y más viendo el punto culminante de este quinto capítulo. Me refiero obviamente a la vuelta de Carrie y el encuentro del video. Pero cualesquiera dudas que pudiese tener han quedado disipadas con el cuarto y el quinto capítulo. 

Era obvio que después de encontrar el video, iban a vigilar a Brody; pero lo que no me esperaba tan pronto  fue que Carrie descubriese el pastel. La escena del bar con el coqueteo nervioso de ella sólo podía ser superada por otra escena igualmente impactante entre los dos: el interrogatorio a cámara cerrada. 15 minutos en los que no hace falta más para disfrutar de dos grandes intérpretes que mirándose a los ojos provocan tantas emociones. La escena montada con una gran conversación y con un intercambio de plano-contraplano es sublime. La tensión entre ellos es una de las mejores vistas hasta el momento. Es inevitable en esos planos no sentirse totalmente fascinado por Damian Lewis y Claire Danes, que me da en la nariz que se han asegurado muchos más premios futuros. En definitiva, un capítulo sublime que marca un antes y un después en esta temporada.

Homeland es una serie que sabe muy bien equilibrar el ritmo, los silencios, las palabras, los ojos llorosos, los cliffhangers. Poco a poco, sin prisa nos ha ido desarrollando la historia para llegar a ese punto de inflexión, esa cumbre en la historia que trastoca todos los planes que podíamos albergar. A partir de ahora, habrá que ver cuáles son las consecuencias de esa tensión-amor-odio entre Carrie y Brody (de esa mano de él sobre la mano de ella en el coche), de ese pacto de Brody con la CIA y si realmente lo acatará o jugará a dos bandas, de cómo repercutirá en sus relaciones familiares, en concreto con su hija, que se ha descubierto como otra de las grandes puntos fuertes de esta temporada. Ella es el mástil de la benevolencia de su padre y precisamente esa subtrama con el hijo de Walden (excelente escena del cuarto episodio en el obelisco donde se confiesan amor reflejándose sus caras en el cristal) y el atropello se antojan de lo más interesante ya que puede provocar muchas repercusiones y hacer que todo se tuerza.


Lo mejor: que aún estamos a mitad de temporada, por lo cual queda todo un mundo que descubrir. Si bien, que haya una tercera temporada vuelve a evocar dudas sobre cómo se las ingeniarán para mantener tal alto nivel. Pero no corramos. Tan peligroso es que las series no sepan retirarse a tiempo, como que los telespectadores estemos siempre desconfiando. De momento, sigamos disfrutando de esa guerra psicológica   en la que nada es lo que parece que nos ofrece Homeland.

PD. En Cocina en serie, también le dimos nuestro particular homenaje. ¿Quieres saber con qué receta? Pincha aquí.

jueves, 25 de octubre de 2012

Un tren sin sorpresas

(OjO Si no sabes quién ha fallecido, no sigas leyendo.
SPOILERS DE PRETTY LITTLE LIARS 3.13)


Al igual que el año pasado, éste también hemos podido disfrutar de un nuevo capítulo dedicado a Halloween, para hacer menos dura la espera hasta enero cuando vuelva Pretty little liars. Si el año pasado, nos volvimos al pasado para conocer la primera mentira, éste sigue los sucesos ocurridos tras el último capítulo regular. 

Habían anunciado que alguien moriría e, incluso desde la página web habían dado una lista de candidatos, incluidas las cuatro zorrupias. Estaba muy claro que a éstas había que descartarlas. Mis candidatos eran Garret y Wren; sin embargo, finalmente me decanté por el primero ya que tenía mucho más sentido su muerte a estas alturas, además las primeras escenas ya apuntaban a que él sería la víctima. Toda muerte tiene que ir precedida del descubrimiento de algo esencial, aunque aquí no lo es tanto. Garret le cuenta a Spencer, que la noche en que Ali murió, él sólo finge matarla para que Jenna no lo haga, cosa que se le volvió en su contra. Además luego encuentra a Alison hablando con el padre de Aria. ¿Qué significa? Poco la verdad. Quizás que no pensemos en Jenna como "A" y pongamos al padre de Aria como sospechoso, aunque al menos para mí ya lo era desde hace tiempo.

La fiesta de Halloween se organiza en un tren (anda que no molaría que Renfe hiciese algo así). Allí las chicas acudirán vestidas como personajes de películas. En principio, sólo acuden en pareja Emily y Spencer ya que Caleb se encuentra recuperándose de su herida, aunque luego sorprenderá a Hanna apareciendo y Ezra tiene que trabajar. Toby no se separa de Spencer supuestamente haciendo de guardaespaldas así que eso hay que conjugarlo con lo visto anteriormente y pensar si realmente es así o si al formar parte del Team A, tiene una misión oculta.

El viaje precisamente no será una fiesta y especialmente para Aria. Tras actuar y decir dos frases Adam Lambert - guest star en este capítulo-, Aria cae dormida a causa de una droga en su bebida, mientras Spencer es atacada y Hanna es atormentada por Mona que se disfraza igual que Caleb. La tensión culmina con la escena en que dos personas intentan tirar la caja donde está Aria y el cadáver de Garret. Finalmente las chicas llegarán en el momento justo para salvarla. Mientras la policía investiga, aparece el cadáver de Alison entre hielo y bebidas. Aquí hay muchas cosas incongruentes y difíciles de entender (¿por qué Aria no intenta abrir la caja con el destornillador?). Para rematar el capítulo, una escena en la que sale una mano de la tierra. WTF!

Y para hacer relleno en el capítulo, la trama de la madre de Hanna y el pastor, que están en casa repartiendo caramelos y aparece una niña misteriosa que nos hacen creer que es un fantasma y que tiene una hermana que le hace la vida imposible. ¿Era realmente necesario? Como no nos hagan creer que es una especie de manifestación de Alison (quien sepa algo de los libros lo entenderá), no entiendo esta parte. 

Un capítulo que bien podrían haberse ahorrado, que lo que supone que era más impactante ha sido bastante decepcionante y que siguen dando vueltas y vueltas sin sentido.Confieso que cada vez me da más pereza y que más allá de que tenga sentido o lógica, no me está sirviendo para entretenimiento así que teniendo presente que hay una cuarta, mucho tendrán que mejorar en la segunda parte de la temporada que comenzará el 8 de enero.

lunes, 22 de octubre de 2012

Crónica de un festival (III)

Había dudas, pero al final por cuarto año consecutivo (tercero para mí) se celebró con gran éxito la edición del Festival de Series, una cita ineludible para amantes de las series. Los dos anteriores a los que asistí fueron fantásticos así que éste tenía el duro reto de mantener el nivel. Todos sabíamos que las dudas venían por problemas económicos, pero lo cierto es que aunque desconozco el presupuesto que tienen y algo se ha notado (se ha reducido a dos días), ha sido un fin de semana magnífico. Con muchos visionados y algún que otro taller, el festival ha tenido un gran audiencia.

Humo en el visionado de Once Upon a Time

Mi periplo comenzó el viernes cuando acudí a Cinesa Proyecciones con @Torpedama. Ahí conseguí poner cara a dos de las personas que más ganas tenía @noeliaroalvarez y @aleyt1. Es muy curioso ese momento en el que llevas tanto tiempo hablando con una persona y luego cuando la ves enseguida sabes que es ella. Ellas se quedaron porque tenían reunión y nosotras nos fuimos a ver Once Upon a Time junto a @pieman815 y @lorenapd. El año pasado asisití al preestreno así que este año casi era obligado ver el primero de la segunda temporada. Además nos regalaron una piruleta de caramelo en forma de manzana. Debo confesar que cuando lo ví en casa no me fascinó tanto, pero allí me gustó mucho más. Igual es por el "efecto pantalla grande" como dicen en  ¿Y tú que miras?

Cupcake de Revenge
Después de eso, acudimos al #Birrasseries. Tenía mucha curiosidad por saber en qué consistía y debo decir que salí algo defraudada. Quien me conoce sabe que soy una completa fanática de los debates. Creo que enriquecen una barbaridad sean sobre lo que sean. Sin embargo, aquí consistió en nuevo personas respondiendo de una en una a diferentes preguntas (nada más empezar dijeron cada uno su personaje relacionado con la cerveza favorito, por ejemplo), lo que me recordaba a mi época del colegio, y prácticamente consistió así la primera hora hasta que aprovechando que necesitaba ir al baño, me fui. Espero que no se sientan molestos, pero simplemente me aburría ese sistema y como pensaba que sería más bien un debate y no un test, me sentí algo decepcionada. (Desconozco si la versión que hacen cada mes siguen este sistema u otro). Así que acudí al visionado de Gossip Girl y así pude probar los famosos cupcakes que ofrecieron. 


Y tras ello, una de las cosas que más ganas tenía: ver Arrow en pantalla grande junto a @verleh y otros compis. Confieso que estoy un tanto obsesionada con esta serie. ¡Me encanta! Y no sólo por el chico que está para mojar pan y repetir (cuyo torso en pantalla grande es una gran experiencia). Me gustan mucho los superhéroes. Durante mucho tiempo leí comics y ahora no me pierdo ni una películas así que esta serie suple mi vena superheroica en la tv. El viernes acabó con una estupenda cena con muchísimos twitteros que no nombro para no olvidarme de ninguno y como ya hice mi particular resumen vía twitter, lo doy por cumplido. Ahí medio convencí a alguno para ver algún dorama. Espero haberlo conseguido y sobre todo que les guste (y yo a ver si me pongo las pilas y veo alguno más que hace tiempo que no veo).

El segundo día del festival tuvo un protagonista especial: el concurso de "El Rey de las Series". Tras una primera fase clasificadora en FB (en la que acerté 7/10 imágenes y me siento muy orgullosa de mí misma), 50 personas pasaron a la ronda final. Fue lo que más me gustó del festival. Con un gran trabajo detrás de @pilartaratoruga, fue divertido, ameno, entretenido. Ahí conseguí muchos regalos que fueron tirando. El top 3 fue Carlos (que no recuerdo su nick), Marina (@MissMacguffin) y Sara (@aleyt). Felicidades a los tres!!! Espero que lo sigan haciendo, aunque no estaría mal para próximos años hacerlo en una sala al más puro concurso televisivo. Tras ello, salimos corriendo a la charla de "Series en el entorno de la televisión conectada". La verdad es que estuvo muy interesante, aunque hubiese preferido un tema algo más concreto ya que fueron tantos los temas que se tocaron que no se pudo profundizar en todos ellos y algunos se quedaron en el tintero. 

Mi experiencia final iba a acabar con el visionado de FalconTras la buena acogida de ¿Qué fué de Jorge Sanz? y de Crematorio, Canal Plus vuelve a apostar por la producción propia con esta serie,  basada en las novelas de Javier Falcón del escritor británico Robert Wilson. La pena fue no poder verla ya que hubo problemas técnicos de sonido que lo impidieron. Dijeron que harían preestreno, pero espero que lo hagan también a través de Yomvi ya que me entraron muchas ganas de verla y como no me puedo trasladar a Madrid, sería una buena idea hacerla en ese formato también.

Y hasta aquí mi peculiar visión del Festival de Series. Una estupenda experiencia que provoca que muchos seriéfilos nos reunamos para disfrutar de este mundillo. Tanto la visión de capítulos como los debates que realizaron estuvieron muy bien así que espero que lo sigan haciendo muchos años más. 


PD. Y algunos pudieron disfrutar de un pequeñito detalle que llevé y que próximamente podréis ver en cocina en serie :)