sábado, 21 de diciembre de 2013

Concurso de Lista de deseos Wishlist para Bloggers

Sí, yo tenía un blog que hacía casi dos meses que no visitaba y que mejor que volver con él que con un concurso. Por tercer año consecutivo participo porque como este año estoy teniendo tanta suerte y como soñar es gratis, ¿por qué no intentarlo? Como bien sabéis, Fnac propone a los blogueros que confeccionemos nuestra lista de deseos con productos que podemos encontrar en su página web y así darnos unos caprichos e incluso incluir algún regalito para Navidades que además si no tenéis ideas podéis visitar el inspirador de regalos que tiene Fnac en su página web.

Sin más, aquí mi lista de deseos:

Hacen un total de 2.009,43 €!!! (obvio que éste es el total sin ser socios, pero como lo soy, me saldría mucho más barato - en concreto, 1898.27 €)

Mucha mierda a todos los que participéis, pero ojalá me toque a mí claro, jejeje.





jueves, 24 de octubre de 2013

Crónica de un festival (IV)

Durante los últimos meses, muchos eramos los que preguntábamos en twitter si se iba a producir uno de los acontecimientos del año (a estas alturas, ya lo podemos considerar así, ¿no?). Temíamos que con la crisis no se fuese a producir; pero al fin, hace aproximadamente un mes se anunció que sí se iba a celebrar el V Festival de Series que se celebró el pasado fin de semana. ¡Cómo pasa el tiempo! Para mí es el cuarto al que asisto (lo cual implica que hace ya cuatro años que conozco a muchos seriéfilos, algunos ya amigos, ¡cuántos recuerdos!).


Si bien este año fue algo corto para mí, ya que por problemas de agenda llegaba el viernes a las 22.30 a los cines y me iba el domingo después de comer, por lo que realmente sólo pude asistir el sábado (y el domingo un poquito por la mañana). Un año más el Festival tuvo dos grandes partes: por un  lado, el visionado de series y por otro, los talleres. La programación era bastante completa y tenías donde elegir; es más, en algún horario incluso tenías grandes dudas por decidir dónde acudir. 

Como decía el viernes, no asistí a nada ya que a mi llegada y con la maleta a cuestas, me fui de cena con algunos twitteros amigos donde la conversación giró desde las nuevas series, pasando por Bertín Osborne y las catedrales hasta llegar a las relaciones sexuales y sentimentales. Después, acudimos a un bar exclusivo de musicales donde nos dividíamos en dos grupos: los amantes de ellos que se conocían al dedillo canciones de todos y los que les mirábamos con cara circunspecta porque conocíamos Grease y poco más (ah, bueno y Glee, donde yo canté y bailé, obvio).

Ya el sábado fue el día grande del Festival para mí. Comenzamos con lo que espero que sea una cita ineludible cada año: "El Rey de las Series". Con la misma dinámica de juego que el año pasado, las risas se fueron sucediendo en la sala, que era algo que demandábamos el año pasado. Hubo renovación en la monarquía seriéfila, ya que ninguno del top 3 del año pasado repitió en éste. Al final, el triunfo se lo llevó @Pieman815 ¡Qué nervios pasé! ¡Y qué bien! Su premio, además de una caja llena de merchandasing, un traje original de la Guardia de la noche. @Carlosfp82 no repitió como rey de las series, pero sí se coronó como rey de la repostería ya que tuvo el detallazo de traer cupcakes para unos cuantos afortunados que tuvimos la suerte de probarlos. ¡Simplemente deliciosos!


Debido al retraso en el inicio del concurso (aunque hubiesen ido con puntualidad británica, dudo que hubiese llegado a tiempo), no pude asistir al estreno de Almost Human así que tocará esperar para verlo.

A lo que sí llegue a tiempo fue a la emisión de uno de los capítulos de España en serie, una serie documental de Canal +. Este capítulo estuvo centrado en las mujeres, en cómo las series habían retratado la evolución de los roles así como ciertos acontecimientos como el aborto, el divorcio o la relación de lesbianas. Para ello, muestran tanto escenas de series como Anillos de oro, Cuéntame,  Farmacia de Guardia o Aida y entrevistas con actrices como Ana Belén, Ana Diosdados o Concha Cuentos, por ejemplo. Mención especial para Ana Obregón, que con sus frases nos robó bastantes carcajadas, aunque en parte razón tenía en lo que decía. El episodio me supo a poco porque un tema como éste podía haber dado mucho más de sí e, incluso, también cierta autocritica ya que las series mencionadas supusieron pasos importantes y positivos, pero no nos olvidemos que no todo lo que reluce es oro. Pero de ello ya hablaremos en alguna otra entrada.


Al igual que el tema del coloquio de después con la participación de guionistas y productores de series españolas, que debatieron sobre el estado de salud de ellas. Quien arrancó más aplausos fue Javier Olivares, creador entre otras de Isabel (y responsable de la primera temporada) ya que fue el más autocritico y habló de cuales eran los defectos de las series españolas, especialmente de la duración y que para venderlas en el extranjero hay que recortarlas. Mientras algunos de los otros contertulios no salían del argumento de que lo nuestro es lo mejor y no hay que cambiar el modelo. No sé si hay que transformarlo realmente, pero si al menos evolucionarlo en parte para dar cabida a los nuevos modelos de visionado y de telespectadores. Pero como decía, de eso ya hablaremos otro día.

Con este coloquio acabo al segunda jornada del Festival. Después cena rápida para regresar al bar de los musicales a repetir tan grata experiencia como la del viernes. La próxima vez que vaya prometo estar más puesta en ellos para disfrutar aún más.

El domingo tocaba hacer la maleta y recoger los pocos recuerdos de merchandasing que había podido conseguir el día anterior (gracias especialmente a @davidpastrana y @verleh). Una vez hecha, me fui de brunch con @verleh, mi primera y no última experiencia ya que me gustó ese concepto de desayuno-comida, además que a donde fuimos los platos estaban muy ricos. Después a los cines para ver la proyección de Phineas y Ferb: Misión Marvel, un capítulo genial en el que los personajes de la serie de dibujos animados de Marvel visitan a Phineas y Ferb. Muy divertido y ocurrente como suelen ser en esta serie.

Y con este capítulo acabó mi periplo en el Festival de Series, que fue muy divertido y genial, aunque algo corto. Me faltó ver alguna serie en pantalla grande que siempre mola, en especial Arrow (y gritar con @InakiO torsoooo), ver algunos de los talleres que tenían muy buena pinta como el del domingo de vestuario y, por supuesto, hablar más con algunos twitteros, en especial el clan de Birraseries Asturias, que ya van dos años que simplemente me da tiempo a saludarlos. Eso significa que habrá que ir a verlos, ¿no?

Ahora sólo queda contar los días hasta el año que viene. Pero si hacen uno a mitad de año, mejor, ¿eh?

Crónica de un festival (III)
Crónica de un festival (II)
Crónica de un festival (I)



lunes, 7 de octubre de 2013

Las risas de las mujeres

En los últimos años, hay un hecho muy significante en cuanto a las temporadas de series: el declive de las sitcoms. No sé muy bien la razón, pero lo cierto es que cada año son muy poquitas las comedias que se salvan de la quema. Y este año va por el mismo camino. Bien es cierto que aún quedan algunas por estrenarse, pero de lo que he visto hasta ahora nada me ha convencido al 100%. Ya hablé de Broklyn Nine Nine y Dads y hoy es el turno de las mujeres, porque cuatro de los estrenos a los que he dado recientemente oportunidad sus protagonistas son mujeres.

La primera Mom que como su título indica, narra la historia de una madre y su hija que a su vez tiene hijos solteras y alcohólicas que no se soportan y sus familias tampoco y que además tienen predilección por hombres casados o perdedores.

No sé si me pilló un día de bajón, pero me reí un par de veces. Su humor recuerda a 2 Broke Girls, pero mucho más suave. El mayor problema que le veo es que intentan ser respetuosos con el problema del alcohol, pero en una comedia, lo que crea cierta situación forzada para las protagonistas. Creo que si se alejan de esa visión y se centran en la vis cómica de ambas mujeres (lo cual ayudará al resto de reparto) puede tener un recorrido interesante. De momento le daré un margen para ver cómo continua.

De madre sigue la cosa con Trophy Wife en la que una chica fiestera se casa con un hombre y con él, se encuentran tres hijos y dos ex mujeres que les complicará la nueva vida juntos.

La premisa tenía buena pinta e, incluso, el reparto era atractivo; sin embargo, el piloto me pareció muy soso y lo que es peor consiguió que todos sus protagonistas me cayeran mal, especialmente el niño asiático, lo cual es difícil porque soy una persona a la que le cuesta odiar a los personajes, pero aquí ninguno se salva. Con este panorama, no seguiré con ella.

Y la tercera madre es la protagonista de Back in the Game. Aquí una madre recién divorciada y ex estrella de beisbol vuelve a vivir con su padre alcohólico y tosco y acaba entrenando a un equipo de niños marginados entre los que está su hijo.

El piloto no ha estado mal, que ya es decir mucho en esta temporada de comedias. Ha sido una buena presentación de personajes, en la que me ha sorprendido el crío y la que se convierte en amiga de la protagonista, Gigi Fernández-Lovette (nombre curioso donde los haya). Ambos son las grandes bazas de la serie. Pero en el lado contrario, quien menos me ha convencido es el entrenador de otro equipo que se postula como interés amoroso de la protagonista. En conclusión, una serie simpática, agradable, que por el momento la seguiré viendo a ver por dónde sigue.

Y fuera ya del ámbito familiar, Super Fun Night, que narra la historia de una abogada que es ascendida en un buen despacho de abogados y que decide salir con sus dos mejores amigas a divertirse cada viernes.

Aquí la protagonista indiscutible es Rebel Wilson, que hace de la chica encantadora y torpe que ha venido interpretando desde siempre; lo cual hace que sea tanto algo positivo como negativo. Positivo porque se la ve cómoda en ese papel y lo borda. Negativo porque peligrosamente se está encasillando en ese tipo de papeles. Pero dejando al margen eso, el capítulo me ha gustado. Me he reído y se me ha hecho corto. Como decía Rebel está bien; sus dos amigas consiguen ser simpáticas y la relación que mantiene Rebel con otro de los abogados, hijo del jefe, resulta adorable. Como contrapunto, la nueva abogada que es el típico papel de rubia engreída rival de la protagonista.

VEREDICTO FINAL:

-         TROPHY WIFE: 2.5 / DESESTIMATORIA
-     MOM: 4.5 / PARCIALMENTE DESESTIMATORIA
-         BACK IN THE GAME: 4.5 / PARCIALMENTE DESESTIMATORIA
-         SUPER FUN NIGHT: 6.5 / PARCIALMENTE ESTIMATORIA

lunes, 30 de septiembre de 2013

La seguridad nacional depende de la familia

La familia y la seguridad nacional son el telón de fondo de dos de los estrenos a los que he dado oportunidad la semana pasada. De las dos, la que más potencial tiene es The Blacklist. Básicamente cuenta como uno de los criminales más buscados, Raymond "Red" Reddington, se entrega al FBI con la promesa de ayudarles y capturar a los peores criminales que se hayan en una lista negra con la sola condición de que una recién llegada agente del FBI, Elizabeth Keen, sea su compañera.


La serie se revela como un claro procedimiental en el que cada semana, veremos cómo capturan a un criminal. Aquí no hay problema alguno. La serie se presenta así y no engaña a nadie. No obstante, si hay un par de cuestiones que pueden hacer que la balanza se decante hacia el lado negativo: los personajes y la trama de fondo. Respecto al primero, la pareja protagonista está en extremos opuestos. Con un claro aire a Hannibal, James Spader consigue que toda la atención se centre de lleno en él. Se le ve cómodo en su papel por lo que se come la pequeña pantalla. Es, sin duda, la mejor baza de esta serie. Por el contrario, la agente del FBI se le ve algo forzada e, incluso, en una de las escenas que más emoción debería tener consigue estar poco creíble. He aquí uno de los defectos de la serie porque nos tienen que convencer de que la pareja tiene química, además de una muy particular, porque aunque no sé dice porqué escoge Red a esta chica, se intuye fácilmente (padre-hija). En relación a lo segundo, todo procedimiental debe tener una historia lineal y aquí se establece con uno de los descubrimientos finales en relación al marido de Keen, entrelazado además por la relación entre Red y Keen. Muy bien lo tienen que argumentar para que no líen tanto la trama que no resulte falso.

En conclusión, un piloto correcto, que no innova, pero que resulta entretenido. Además tiene a un incomensurable James Spader, por lo que tiene muchas papeletas para seguir en mi parrilla.

Por otro lado, la familia y la seguridad nacional también intervienen en el segundo estreno que he visto. Basada en una serie israelí, Hostages narra la historia de una prestigiosa cirujana que deberá operar al Presdiente de los EEUU, pero antes de eso, un equipo capitaneado por un agente del FBI secuestrará a su familia para obligarla a matar al Presidente en la mesa del quirofano. 

Lo primero que me planteé nada más acabar el episodio fue que cómo aguantará esta historia durante 15 capítulos ya que soy de la opinión de que hay historias que no aguantan bien el formato serie, porque se estira mucho una premisa rellenandola con hechos poco interesantes. Aquí lo creo que lo harán con las historias de los hijos, que nos lo presentan con diversos problemas. No hace falta que sean los perfectos hijos, pero tampoco es necesario que tengan conflictos graves in my opinion. Lo único que intriga es saber porqué el agente del FBI hace lo que hace y tampoco me atrapó tanto como para que captará toda mi atención.

Si bien no estuvo mal del todo, no creo que continúe con ella, y menos de semana a semana, porque no me terminó de convencer la historia para verla a ese ritmo.

En conclusión, dos estrenos reguleros en los que sólo el primero tiene  oportunidades de entrar en mi parrilla, aunque ello dependerá mucho del segundo capítulo y la configuración final de las series que vea.

VEREDICTO FINAL

  • THE BLACKLIST: 6.5 / PARCIALMENTE ESTIMATORIA
  • HOSTAGES: 4 / PARCIALMENTE DESESTIMATORIA

sábado, 28 de septiembre de 2013

¡Superhéroes, venid a mí!

Si había una serie que le tenía muchas ganas desde que empezaron a llegar las noticias sobre las series de esta temporada, ésa era sin duda Agents of Shield, porque (y esto es un secreto que pocas personas conocen), allá por mis años mozos de adolescente era una gran friki de los superhéroes, desde Patrulla X hasta Iron Man, pasando por Los 4 Fantásticos; pero peleas con las amigas con las que comprábamos juntas los comics y el cambio de instituto sin contar con la escasa economía de una adolescente hicieron que fuese dejando atrás dicha afición. Pero siempre queda algo, ¿no? Algo que se potenció con las películas que los últimos años han ido realizando y aprovechando dicho éxito, se inventaron esta serie cuyo nexo de unión es el Agente Coulson, que fue un personaje creado para el cine, aunque luego ha aparecido en los comics Marvel y ahora es el protagonista de esta serie.

Tras lo ocurrido en Nueva York durante Los Vengadores 1 (cuyo visionado es recomendable para entender los guiños), el mundo ha descubierto que existen personas con habilidades especiales, lo que es un indudable anuncio para que haya gente que se quiere aprovechar y a la vez otros que quieran denunciar el uso por parte del Gobierno de estos superhéroes. Pese a que todos le dábamos por muerto, el Agente Coulson sigue vivo preparando un grupo de agentes que se ocupen de controlar y resolver todos los asuntos relacionados con esas personas con habilidades especiales.

La serie tiene todos los ingredientes que me gustan. En primer lugar, los superhéroes. Cierto es que en principio, no veremos a los ya conocidos por todos y que tampoco veremos a superhéroes propiamente dicho, pero que la serie se rodee de todo ese ambiente para mí es suficiente, además de que al menos en el piloto respeta muy bien el universo Marvel. En relación con esto, está la acción, porque es una serie de acción y ya sabéis que tengo especial predilección por este género y si además hay un toque de humor, ya me tienen totalmente enganchada. Por otro lado, han formado un grupo de personajes atractivos en el que cada uno tiene su propia personalidad, pero que se complementan muy bien. Todos ellos me han caído bien y aunque es bastante forzada la tensión sexual entre las dos parejas, lo compro igualmente. En tercer lugar, misterio y no sólo por las posibles teorías conspiratorias, sino principalmente por todo lo que rodea al Agente Coulson porque todos nos preguntamos cómo sobrevivió y qué pasó en "Haití". Y por si estos tres elementos no fuesen suficientes, la promesa de cameos que por lo pronto ya han cumplido en el piloto al ver a Cobie Smulders interpretando otra vez a Maria Hill.

Cierto es que todos estos ingredientes se hayan bajo la tutela de Joss Whedon, lo cual es un valor seguro, ya que dirección y guión de este primer capítulo llevan su nombre. Habrá que ver qué pasa en los próximos capítulos cuya batuta llevará sólo el apellido, es decir, todo quedará en mano de los showrunners que son su hermano y cuñada, pero todo queda en familia así que al menos a mí no me despierta dudas a tal respecto.

En conclusión, estamos ante un piloto bueno, quizás podía haber sido algo más explosivo, pero ahí juegan las expectativas; pero al menos en mi caso, no ha sido nada decepcionante. Han creado una sólida base que me han dejado con ganas de más y con mucha curiosidad por saber qué ocurre y cómo se solucionan todos los misterios.

VEREDICTO FINAL
  • Agents of Shield: 8 / Estimatoria


jueves, 19 de septiembre de 2013

Inagurando la temporada con un jinete sin cabeza, unos policías y unos padres

Ayer inaguré oficialmente la temporada seriéfila 2013/14 con el visionado de tres estrenos que ha dado la casualidad que el orden en el que los vi fue del que más me gustó al que menos.

La primera serie a la que le di oportunidad fue Sleepy Hollow, a la que le tenía muchas ganas y curiosidad ya que la película me gustó mucho y quería ver su traslación a la pequeña pantalla. Parte más o menos de la misma premisa que la película, pero adaptada a los tiempos actuales. Aquí Ichabod Crane es un soldado del presidente Washington que tras cortarle la cabeza a un casaca roja muy especial, muere en el hospital de campaña. O eso es lo que él cree ya que aparece después en una cueva unos siglos después gracias o por culpa de su mujer que es bruja. En la actualidad se encontrará con la nueva sheriff Abbie Mills que está conectada de alguna forma con la historia. Los dos deberán descubrir que el jinete es el primero de los cuatro jinetes del Apocalipsis.

Sin duda, el gran reto de la serie era trasladar una historia vista en película y actualizarla al presente y al menos, en este primer contacto, han conseguido que sea atractiva e interesante. Su primer capítulo ha sido muy entretenido y ha conseguido que me pique la curiosidad y quiera saber más. Cierto es que hay algunas cosas que cojean un poco, como la ambientación o que enseguida Ichabod no se sorprenda de un coche (aunque sí de un Starbuks), pero se lo perdono al piloto. Ahora la cuestión clave será ver cómo desarrollan la historia, si consiguen crear una mitología coherente y compensarla con casos autoconclusivos sin que se incline mucho hacia uno u otro lado, ya que me crea muchas dudas que esta historia principal de para mucho sin transformarla en algo burdo.

La segunda serie que pusé en el reproductor fue Brooklyn Nine-Nine. Debo confesar que no he visto ningún trailer de ninguna serie y me leí las sinopsis hace semanas, así que mi idea de las nuevas series es bastante imprecisa e incluso, errónea como en éste caso ya que no sé muy bien porque me imaginé que era un drama policiaco. Al menos acerté en que era policiaco, pero no en lo de drama. Todo lo contrario, es una sitcom en toda regla del tipo The Office o Parks & Recreation. La historia se centra en una comisaria de Brooklyn en la que tenemos toda la clase de policías: el inmaduro, pero competente, la policía dura que quiere demostrar que es igual que un hombre, otra polí dura con carácter muy fuerte, el torpe y el que tiene un trauma, entre otros. 

El piloto me ha divertido ya que me he reído un par de veces, especialmente al inicio (además de mi cara de sorpresa de esto no era un drama como yo pensaba). Tiene un buen ritmo y los chistes funcionan, aunque es del tipo de serie que antes comentaba así que no es para todo el mundo y te tiene que gustar ese tipo de humor para engatusarte. así que ésta aún estoy en si seguir o no, porque sí me reí, pero me parece bastante prescindible, en el sentido de que si la pillase en la tele la vería, pero no sé si es del tipo de serie que consigue mantener mi atención semana a semana (por ejemplo, me gusta mucho P&R, pero no así The Office, y Parks no la consigo ver nunca de semana a semana, siempre en maratón).

Y finalicé la tarde con Dads. Durante toda la tarde, leí en twitter lo mala que era por lo que o me horrorizaba y daba la razón o me producía el efecto contrario y me encantaba. Fue lo primero. La serie cuenta la historia de dos amigos (Oz de Buffy y el hermano de Phoebe de Friends) que son dueños de una empresa de videojuegos y que tienen que soportar a sus padres que odian. Duré la mitad del capítulo y es que entre las risas enlatadas (y eso que a mí en general no me molestan, pero aquí abusan mucho de ellas) y que los chistes no me hacían gracia, decide darle al stop. No hace falta decir más.

Este año me he propuesto al final de cada post poner el veredicto de si continuo o no con ellas y las notas para que en un vistazo se vea mi opinión así que...

VEREDICTO FINAL

  • Sleepy Hollow: 7 - Veredicto: Estimatoria
  • Brooklyn Nine-nine: 5.5 - Veredicto: PARCIALMENTE DESESTIMATORIA
  • Dads: 1 - Veredicto: DESESTIMATORIA

PD. Estimatoria: sigo con ella
Parcialmente estimatoria: tiene más cosas positivas que negativas y con muchas posibilidades de continuar con ella.
Parcialmente desestimatoria: pocas probabilidades de seguir con ella, aunque con posibilidad de recurso, es decir, le de una segunda oportunidad.
Desestimatoria: Sin ninguna posibilidad de seguir con ella.



lunes, 16 de septiembre de 2013

Keep Calm, I'm back!

Hace ya casi cuatro meses que no aparecía por el blog y la verdad es que el descanso ha venido de maravilla. Como muchos sabréis, por fin aprobé la oposición, una de las alegrías más grandes de mi vida. Pero también conllevó que durante las semanas posteriores tuviese que tomar reposo absoluto ya que después de tanto estrés, el cuerpo me lo pedía, por lo que fue el motivo de mi desaparición bloguera. Luego una cosa llevo a la otra, la vagancia de no hacer nada hizo que lo que iban a ser sólo unas semanas se convirtiesen en esos casi cuatro meses de desaparición. Es más ni siquiera me pasé a celebrar los cuatro añitos de vida de Enganchada a las series. Y ahora aquí estoy. Durante los últimos días, me estaba planteando seriamente qué hacer con el blog y los argumentos tanto a favor como en contra de seguir se agolpaban en mi cabeza. Pero el factor que ha hecho inclinar la balanza hacia la afirmación de seguir ha sido que he ganado un libro, en concreto Cócteles fuera de serie que organizó @Torpedama en su nuevo blog, Disculpen mi torpeza (totalmente recomendable, por cierto) y una de las condiciones es escribir una reseña de él en el blog así que aunque sólo fuese por eso, tenía que volver una vez más. Pero pensándolo durante todo el día, me he dicho que por qué no continuar con una de las aficiones que tanto placer me había dado los últimos años. Sin presiones, sin prisas. Escribir de lo que quiera (obvio que relacionado con las series) y cuando quiera. Así que aquí estoy de nuevo, con ganas renovadas de tener la nueva temporada y ver las nuevas temporadas y series. 

Pero antes de eso, contaros que en verano he visto unas cuantas series, aunque no tantas como en un principio me había propuesto teniendo en cuenta todo el tiempo libre que en un principio iba a tener; pero el cambio de vida, tomar posesión de mi puesto, cambiarme de ciudad y aprovechar para salir y quedar con gente han hecho que haya visto muy poquitas. Quizás la protagonista del verano ha sido Doctor Who. Era una de las grandes series que tenía pendientes de hincarles el diente y su visionado ha sido muy satisfactorio. Sólo he visto las cuatro primeras temporadas (voy por el principio de la quinta) y me está gustando mucho. Quizás no tengo el enganche tan fuerte como otros, pero estoy disfrutando mucho, aunque también pienso que es una serie que ganará con los revisionados. De las series veteranas, he seguido con Pretty Little Liars, más por inercia que por disfrute puro, ya que no he tenido la voluntad suficiente para abandonarlas; Rookie Blue, que ha tenido muy buena temporada; Switched at Birth, una de mis series favoritas y que más infravaloradas están y que sigue tan bien como anteriormente. De las nuevas, la que más me ha gustado ha sido The Fosters, que tiene un estilo muy similar a la anterior en cuanto a drama familiar y cuyos diez primeros capítulos me han sabido a poco. Si The Fosters es parecida a SaB, Twisted lo es a PLL, pero mucho mejor. Como dice Critico en serie, la amistad entre los chicos está mucho mejor formada que en las zorrupias. Otra de las grandes revelaciones ha sido Orange is the new black, que aunque para mí no es tan perfecta como muchos dicen, sí es una serie muy recomendable y cuyo final provoca que quieras saber más de la cárcel, aunque ojalá den más protagonismo a muchas de las reclusas que son más interesantes que la protagonista principal y sus acólitos. Le dí oportunidad a Graceland y Camp, pero ahí las tengo a mitad y me debato si seguir o no, ya que ambas me gustaban, pero viendo todo lo que quiero ver, no sé si me dará tiempo antes de que empiece lo gordo de la temporada, al igual que Suits que la fui dejando para maratonearla y ahí la tengo sin tocar. Finalmente, aunque no es una serie, he visto la última temporada de Masterchef US (aunque me faltan los dos últimos así que no me pronuncio sobre el final, pero Go Luca!) y  de esas maneras estoy viendo estos días también la primera en Cosmopolitan.

Y hasta aquí. Como veis no he aprovechado el verano para ver mucho, sino para descansar y disfrutar del aire libre ya que los últimos meses casi ni pisaba la calle por culpa de la oposición. Ahora toca nueva temporada, vida y por ello nuevo cambio de blog que me apetecía darle un aire distinto. Como os he dicho, he vuelto, pero no sé con qué intensidad, pero lo importante es que aquí estoy, ¿no? Nos leemos en nada. 
¡Feliz temporada 2013/2014!

viernes, 24 de mayo de 2013

Soy Amanda Clarke

(OjO Si no sabes quién ha fallecido en la cama de un hospital, no sigas leyendo.
SPOILERS DE LA SEGUNDA TEMPORADA DE REVENGE)


Seguimos diciéndole hasta luego a otra de las series y bien digo hasta luego, porque durante mucho tiempo pensé en decirle adiós; sin embargo, una recta final y especialmente los últimos capítulos me han hecho reconciliarme con ella, con Revenge. Pensé en decirle adiós porque su primera parte fue aburrida, tosca, incoherente, sin rumbo. Todo fundamentalmente a causa de la madre de Emanda. Se suponía que iba a ser un verdadero revulsivo y fue todo lo contrario, una señora decepción; pero menos mal que se dieron cuenta y la borraron de un plumazo. ¡Gracias a Dios!

También se dieron cuenta de que toda la trama de los hermanos Ryan, los muelles y del bar cojeaba mucho. Fue una historia cansina que lo único que consiguió es que odiáramos aún más a Jack. Otra consecuencia fue la muerte de Amanda, que aunque me caía bien, entiendo que era necesario para la historia y que su desaparición pasaba por matarla y no por que se marchase con su hijo a cualquier otro lugar. Ello provocó que Emanda volviese a coger el rotulador rojo, aunque para nuestra desgracia, enseguida se le acabó pronto la tinta. Todo además interrumpido por ese extraño hermano de casa acogida que tan pronto apareció como se esfumó. Otro error corregido.

Pero como ya he dicho, cuando dejaron de dar vueltas, de inventarse tramas paralelas y centrarse en la venganza de Emily, fue cuando la serie volvió a recuperar su buen ritmo y su atractivo. Los enemigos de Emily siempre han sido los Grayson así que era obvio que el protagonismo de éstos en la Iniciativa tenía que ser mayor. Bien es cierto que durante toda la temporada han tratado muy mal a esta trama, siendo en muchos casos incoherente y sin fuerza; pero por el final se lo perdono. Entre medias la historia de Nolan y Padma que siempre fue poco creíble (por no decir nada). Ese fingido amor ha sido lo que alteró realmente a Nolan y no estuviese muy atento a lo que pasaba con Carrion, ese virus tan peligroso que deja sin electricidad, sin redes y sin nada. Nolan no podía irse de rositas por muy hacker que fuese así que al final, es arrestado ya que se le imputa terrorismo informático y ahí descubre el video en el que Padma antes de morir le inculpa de estar detrás de la iniciativa, cosa que como suponemos que lo hace obligada claro.

Calladito estás más guapo
Pero volviendo a lo importante: Conrad es parte de la Iniciativa. Se ha descubierto como el verdadero malvado que todo culebrón -y esta serie- necesitaba. Él es uno más de los empresarios avariciosos, vengativos y sin escrúpulos, tanto que no le tiembla en el pulso en inculpar a Nolan del apagón y del atentado y del intento de asesinato de Jack, todo con fines políticos, porque como bien le dijo a su hijo, "no tendremos dinero, pero tenemos algo más importante: el apellido". Todo gran malvado tiene detrás una mujer igual o más malvada y aquí es la gran Queen V, ya que además sin ella ni hubiese descubierto la traición de Ashley y Jack. La gran Victoria ha tenido una evolución extraña en esta temporada, que ha hecho que en muchos momentos la amase, en algunos la odiase y en otros me diese pena. Son una gran pareja que tienen que seguir dándonos grandes momentos en la siguiente temporada y más con la aparición sorpresa del hijo secreto de ella (¿qué culebrón sería si no hubiese hijos secretos?). Ahora sólo queda ponerle cara y saber cuál es su historia oculta. Pero Queen V no sólo se tendrá que ocupar de él, sino también de su hija Charlotte que además está embarazada (¿cuánto nos apostamos a que lo perderá?) que además pierde a su novio, Declan. Él fue el que estuvo en el edificio de la bomba y no Jack. Con un "se le ha roto una arteria" y una despedida insulsa en el móvil, nos dice adiós para siempre. Era un personaje que ya daba poco de sí así que su muerte tampoco afecta mucho, salvo para desquiciar a un más a Charlotte.

Pero esta final ha dado mucho más de sí. Por un momento, desee que Emanda se largase con Aiden, pero si no terminaría pronto la serie (aunque yo me presento voluntaria para irme con él a donde quiera). Él sí la ama sabiendo quién es ella y no como los sosos de Daniel y Jack. Es un buen hombre que la protege y aunque ha tardado en contarle la verdad a Emanda sobre Takeda, lo ha hecho por ella. Takeda nunca fue trigo limpio y aunque es algo forzado la razón de su venganza, la acepto. Eso sí, nos queda resolver cómo finaliza realmente la pelea entre él y si la mancha de su camisa es por eso (que ya sabemos cómo le gusta a esta serie hacernos creer una cosa y luego que no sea así).

Pero si todo esto ha afectado o afectará a alguien esa es Emily ya que todo lo acontecido ha servido para reforzar su venganza, aunque como ya ocurrió en la primera, esa venganza tiene un punto flaco que es Jack, porque se da cuenta de su venganza ha ocasionado más mal que bien a su primer gran amor. Por eso no duda para evitar que Jack asesine a Conrad decir lo que estábamos esperando oír desde un principio: I'm Amanda Clarke.


Hemos asistido a un gran final de temporada, que ha ido de menos a más, muy irregular e inconstante que sin embargo ha conseguido su final que tenga ganas de que llegue la tercera temporada, que deberá responder a muchas preguntas: ¿cómo reaccionará Jack ante la confesión de Emanda? ¿Se unirá a ella? ¿Saldrá Nolan salir de la cárcel? ¿Qué ocurrirá con Aiden? ¿Le habrá disparado Daniel? ¿Con qué intenciones viene el hijo de Victoria? ¿Qué ocurrirá con Charlotte? ¿Qué más planes ocultos tiene Conrad y más ahora que es gobernador? ¿Culminará la venganza de Emily? Sólo espero que vuelvan a la forma de contarnos de la primera temporada, con flashbacks, con un hecho que parece una cosa que es, pero que no es, porque creo que le viene mucho mejor para narrar las tramas que como lo han hecho en esta segunda tan lineal. 

jueves, 23 de mayo de 2013

Obteniendo una nueva vida

(OjO si no sabes quién ha tomado la cura, no sigas leyendo.
SPOILERS DE LA CUARTA TEMPORADA DE THE VAMPIRE DIARIES)


Si ha habido una serie que esta temporada veía con ganas, pero que a la vez poco a poco me iba defraudando (sí, ya sé que es algo raro, intentaré explicarme) ha sido The Vampire Diaries. Sus tres primeras temporadas me parecen bastante perfectas (siempre en una serie larga hay capítulos de relleno, pero eso no cuenta); sin embargo, esta temporada no me terminaba de entusiasmar tanto como ya expresé en su piloto, en el capítulo nueve y en el décimoquinto y creo que fundamentalmente no ha sido por falta de ideas, sino por su puesta en práctica y desarrollo/evolución.

En primer lugar, Elena. El hecho de que se convirtiese en vampiro al final de la tercera era el paso definitivo que tenía que dar (obvio que en algún momento iba a ocurrir); sin embargo, los primeros capítulos poco exploraron la dudas, la moral, la ética de este hecho. Elena había luchado durante tres temporadas para no convertirse y su conversión tenía que haberle afectado mucho más. Se quedaron en la superficie, tenía miedo y asco a comer sangre humana, sí, pero al menos para mí no fue suficiente, buscaba algo más profundo. De ahí que la búsqueda de la cura nunca me pareció creíble por su lado (si por el resto de personajes). Las consecuencias de todo lo que estaba padeciendo y especialmente la muerte de su hermano, llevaron a apagar la humanidad, hecho que fue mucho más interesante de ver que lo anterior. Verla tan mala, tan arrogante fue muy divertido. Pero tampoco podía durar mucho así que finalmente Elena volvió a tener sentimientos y uno de ellos muy fuerte: su odio hacia Katherine. Es Katherine quien se convierte en humana, en una jugada muy hábil por parte de Elena. Elena sigue siendo vampiro, ya lo tiene asumido así que habrá que plantearse cuál es su papel ahora.

En segundo lugar, Silas. Igual soy yo, que con la oposición no he estado muy centrada, pero tampoco he entendido muy bien el peligro que entrañaba ya que la trama ha sido bastante confusa. Si a eso le añadimos que de repente al final, nos sacan o vuelven otros malos de la manga, pues ya me contarás. Porque en los últimos capítulos, presenciamos la vuelta de muchos conocidos. Si fue una alegría por Lexi, Alaric e, incluso, por Jeremy, no quizás tanto por los hibridos, las brujas, los cazadores... ya que no vienen en paz precisamente. Bien, vienen a ayudar a Silas para que beba la cura, pero ¿era realmente necesario? Se suponía que eran una terrible amenaza que cayó en agua de borrajas, es decir, quedó en nada. Supongo que en parte para darnos la sorpresa final del capítulo ya que Stefan con el corazón roto decide pasar página y largarse de Mystic Falls llevándose a Silas con él y tirarlo al pantano. Pero si Bonnie está muerta, Silas ya no es de piedra así que descubrimos que Stefan es su doppelgänger. Ahora nos hacen creer después de cuatro temporadas que Silas es Stefan o algo así ya que aún lo estoy intentando procesar. En la quinta supongo que descubriremos más a cerca de esto, viendo a Silas haciéndose pasar por Stefan y saber quién se dará cuenta de todo el tringlado. Apostemos: ¿Damon, Elena, Bonnie?

Pero como en todo buen capítulo de The Vampire Diaries, en éste último han pasado más cosas y algunas de ellas agradables como la graduación. Es muy gracioso como en series con seres sobrenaturales se empeñan en seguir con su vida humana y en concreto con el instituto (aunque claro una se plantea cómo han conseguido aprobar si no han ido a clase nunca). Aquí Caroline, Bonnie, Matt, Elena y Stefan se gradúan. Choca la ilusión de Caroline con la tristeza de Bonnie, que sabe que ha muerto y puede ser uno de los últimos momentos con sus amigos. Pero la graduación no sólo traerá que tiren sus birretes al aire, sino que habrá consecuencias para los corazones. Por un lado, Caroline. Sabiendo que había salido adelante The Originals, la marcha de Klaus era más que evidente, pero al menos lo hace por la puerta grande, quedando como un señor: dándole la libertad a Tyler para que vuelva a Mystic Falls (y suponiendo que con Caroline). Yo espero que Caroline se marche a Nueva Orleans, ya que me gusta mucho esta pareja y deseo que no se rompa así. Por otro Matt que también tiene cierto protagonismo con Rebekah ya que por fin la vampira le declara sus sentimientos y aunque planean irse de viaje, no queda claro que pasará con ellos. Y finalmente Elena que se decide por Damon. ¡Ya era hora! Aunque eso implique romper el corazón de Stefan como ya hemos visto. Eso sí, la escena me ha parecido algo repetitiva y me hubiese gustado más emoción, porque aunque me cueste decirlo, me ha gustado más la de Bonnie y Jeremy, al menos en el plano sentimental.  La super bruja consigue finalmente resucitar Jeremy. Los que apostábamos a que este personaje volvía hemos ganado. No sabemos muy bien con qué conjuro, pero lo logra porque es su amor y le importa más eso que su vida. Tras un beso, Jeremy sabe que está muerta y que él sólo podrá verla, ya que Jerlinda ha vuelto (vamos, que vuelve a la vida y conserva sus poderes de ver a los muertos).

En conclusión, un final bastante bueno, con un gran ritmo y que ha tenido de todo, que choca con una temporada que in my opinion ha sido bastante floja. A pesar de eso, tengo ganas de ver la quinta (y  The Originals), Aunque me plantea bastante dudas, especialmente en lo de Silas/Stefan, Katherine humana y Bonnie muerta. Pero lo que está claro es que para todos ellos comenzará una nueva vida y no sólo por haberse graduado, sino porque han obtenido por las circunstancias una nueva vida. Elena tendrá que planificar su vida como vampira al lado de Damon, Caroline esperará la vuelta de Tyler, Jeremy y su vida humana, Klaus y Rebekah en New Orleans... Espero que planifiquen mejor toda la temporada y sepan cortarla a tiempo antes de destrozarla. Pero de eso ya hablaremos en septiembre.


domingo, 19 de mayo de 2013

El fantástico sacrificio de la flecha


(OjO Si no sabes qué pinta un artefacto, no sigas leyendo. 
SPOILERS DE LA PRIMERA TEMPORADA DE ARROW)


El jueves realicé el último examen de la oposición y el viernes me enteré que había aprobado. No me lo creía. ¡Qué felicidad y qué relax! ¡Ya no tendré que estudiar más! Pero en lo que aquí concierne: tendré mucho tiempo para ver series y para retomar el blog que estos últimos meses he estado muy desaparecida. De momento, este fin de semana lo he dedicado a ponerme al día con las series de temporada que poco a poco nos han ido diciendo adiós  La primera de ellas, la que para mí ha sido la mejor nueva serie de esta temporada. Arrow y de la que voy a hablar.

Allá por octubre ya dije que "su piloto no defrauda, conquista y engancha. Si la serie sabe aprovechar esos puntos fuertes (una buena historia, secretos familiares, relaciones amorosas, una buena resolución...) puede que estemos ante un éxito en pantalla" y efectivamente así ha sido. He disfrutado una barbaridad de su primera temporada, tanto que los primeros capítulos los he visto un par de veces (hecho que no me había ocurrido nunca y uno de ellos fue en pantalla grande gracias al Festival de Series). Su mayor riesgo, el esquema repetitivo procedimental, no ha sido un lastre, al contrario se ha convertido en una seña de identidad y han proporcionado episodios muy entretenidos de los que al menos yo no me he cansado. Ahora bien lo que en un principio parecía que iba a ser importante y era de lo más interesante sí que se ha convertido en una traba. Me refiero a los flashbacks en la isla. Con ellos íbamos a ver la transformación de Oliver en Arrow y a la vez descubrir secretos de la trama y al principio así fue pero luego nada de lo que contaban parecía interesante y casi eran un estorbo que interrumpía vilmente la narración en la actualidad.

Otra de las grandes bazas de la serie ha sido crear un universo de personajes que perfeccionaban la historia, pero que a la vez tenían una sustantividad propia. Sin duda a la cabeza John, el perfecto compañero de Olly, que tan diferentes y a la vez tan iguales que se completaban muy bien. Por otro lado, la familia: Thea, Moira y Walter, especialmente las dos primeras. Asimismo hay que mencionar a los dos últimos fichajes, Roy y Felicity. En puridad, ésta última ha ido apareciendo desde el principio, pero no ha sido hasta la segunda mitad de la temporada cuando realmente ha encontrado su hueco como la friki tecnológica que ayuda a Olly.  Se ha convertido en un personaje muy simpático, aunque espero que evolucione mucho más en la segunda temporada (diciendo adiós al miedo y teniendo cierta valentía). Roy, el novio de Thea, lo han introducido muy bien y es de suponer que en la segunda su presencia sea mayor por ser quien es en el comic (es su compinche, Speedy). Y he dejado para el final el triángulo amoroso  ¿Qué sería de una serie de CW sin triángulo amoroso? Nada. Aquí protagonizada por Olly, Laurel y Tommy. Me ha costado mucho ver la química entre Olly y Laurel (no así entre ella y Tommy). No obstante, al final, sí que la provocaron en esa conversación sobre porqué ella es la mujer de su vida, momento justo para lo que vimos en los dos últimos capítulos.

Porque si la serie empezó bien, acabó mucho mejor. Todo lo visto, toda evolución vivida tuvo un sentido en la season finale. Emoción, sentimientos, acción fueron los ingredientes para llevar a cabo el cóctel final que tanto me gustó. Desde las declaraciones de Moira hasta el momento del derrumbamiento deñ edificio donde se encontraba Tommy fueron sucediéndose a un buen ritmo y dejando algunos cabos sueltos para la segunda temporada. Durante toda la temporada, hemos creído que Tommy se acercaba al lado oscuro, quizás influenciados por Spiderman, pero resultó que al final fue su redención hacia Laurel. Claro que queda la duda final de si realmente ha fallecido (aunque yo creo que sí) y cómo volverá. Pero el estupendo capítulo final dejó muchas puertas abiertas: ¿Qué paso en Glades? ¿Qué pasará con Felicity? ¿Con Moira? ¿Con el detective?

En conclusión, una fantástica primera temporada, muy correcta, con un ritmo acertado, buenos personajes, buena acción. Es decir, puro entretenmiento. A la segunda temporada le pido que siga por ese buen camino, que haga que sus personajes evolucionen y se forjen bien sus relaciones. También un buen villano que toda buena historia de superhéroes necesita porque no han explotado del todo Malcom Meryl, cosa por otro lado lógica ya que había que asentar las bases para el futuro y quizás nos espere en la segunda muchas sorpresas en relación con esto que tengo muchísimas ganas de ver. 

martes, 23 de abril de 2013

A la pista de baile: Glee 4.17, 18 y 19


Hace un poquito más de un mes que no escribía y es que como bien sabéis, he dedicado todo el tiempo posible a estudiar (y al final valió la pena porque aprobé, ahora me queda el último empujón, ojalá vaya todo bien) así que la consecuencia más inmediata es que había dejado aparcado el blog, porque aunque veía alguna serie, no tenía tiempo para ponerme a escribir así que no he dicho nada sobre The Walking Dead y The Carrie Diaries principalmente, ni sobre ninguna otra serie. Para mi vuelta al blog, qué mejor que volver que con Glee y su Pista de baile, porque creo que es la mejor forma de retomar el blog y volver a despertar a las musas para inspirarme.

(OjO Si no sabes qué hace un almohada-brazo, quién está encerrado en un baño y quien vuelve, no sigas leyendo.
SPOILERS DE GLEE, CAPÍTULOS 4.17, 4.18 Y 4.19)



- Los tres compañeros de New York se merecen un spin off. ¡Qué geniales son Rachel, Kurt y Santana! Y su parte en el capítulo (4.17) ha estado genial. Al final Rachel descubre que Brody es un gigolo así que rompen, cosa que no me terminaba de gustar, ya que prefería que se quedase con él que con Finn, que aunque aún no ha pasado, parece que hay indicios (aunque habrá que ver en que queda que Cory Monteith no participe en los capítulos finales por su ingreso en una clínica de desintoxicación).

- Me gustó el tan polémico capítulo de Shooting Star (4.18). Ha cambiado mucho Glee desde que empezó y siempre se le ha achacado que no fuese muy profundo y justamente con éste lo ha sido. Fue sentimental, haciendonos partícipe de los sentimientos más profundos de los chicos porque nada como pensar que vas a morir para que aflorezcan nuestros más íntimos pensamientos. Desgraciadamente son muchos los casos que ha habido en EEUU sobre tiroteos en los institutos y jamás pensé que se incorporaría a una serie de este estilo. Pero me alegra que se atreviesen porque nos han dado uno de los mejores capítulos de toda la serie.

Y luego ha llegado la gran conmoción. Sue se declara culpable. La verdad es que por un momento Ryan me engañó y llegué a pensar que qué se había fumado (más de lo normal), para luego dar un giro y descubrir que la verdadera culpable había sido Becky que ante el temor de su futuro, había decidido cometer una locura. Pero hay estaba Sue para pararla y cargar con toda la culpa para proteger a su adorada alumna. Impresionante. Sue demuestra que sigue siendo uno de los mejores personajes de toda la serie. Sólo espero que la vuelvan a traer al instituto y por la puerta grande. Se lo merece.

- Volver a escuchar el himno de Glee ha sido una grata sorpresa (4.19). Don't Stop Believing fue la carta de presentación de la serie y cuatro temporadas más tarde sigue demostrando que es el mejor símbolo de la serie.

- La otra gran sorpresa ha sido el regreso de Shelby con su hija para deleitarnos con una gran canción a duo con Rachel, Next to me. Se la echaba bastante de menos y en estos meses que Rachel ha pasado por tantas cosas necesitaba el consejo de su madre.


- Y lo que menos me ha gustado ha sido precisamente dos tramas del último capítulo (4.19. Por un lado, la de Puck y Finn en la universidad. Tanto desfase, tanto descontrol podía haber sido gracioso, pero ha sido todo lo contrario (¿soy la única que odia lo del Harlem shake este?). Luego va y resulta que Will va en busca de Finn para traerlo al instituto como profesor y así que se lleve unos créditos extra. Veremos en qué acaba esto y más con lo que hemos comentado de Cory.

- Por otro lado, las locuras de los chicos del instituto tras los acontecimientos del anteiror episodio. Vale, que estas cosas afectan, pero.. ¿de tal manera? Más que gracioso ha sido penoso. Y relacionado con ello, la preparación de los Regionales que tampoco está siendo tan importante como en anteriores temporadas. aunque hemos vuelto a disfrutar de dos canciones originales (mejor Outcast que la primera).

Y hasta aquí el repaso rápido de lo acontecido en estos tres últimos capítulos. Ya sólo nos queda la recta final (tres capítulos más) y podremos hacer una evaluación de la cuarta temporada, que a priori me resulta extraña. No ha sido la mejor, pero tampoco la peor y lo de compaginar dos escenarios no ha estado tan mal. Pero no adelantemos y ya hablaremos de ello dentro de 3 semanas. Por cierto, que ha sido renovada por una quinta y una sexta. Por un lado, me alegro, porque yo sigo disfrutando de la serie; pero por otro lado, me da mucho miedo qué camino tomarán en cuanto a las tramas y los personajes (que ahora sí que sí urge introducir un nuevo elenco por favor).

miércoles, 20 de marzo de 2013

La no-sorpresa del abrigo rojo

(OjO Si no sabes quién ha vuelto al instituto y quién se esconde con un abrigo rojo, no sigas leyendo ni veas las imágenes.
SPOILERS DEL 3.24 DE PRETTY LITTLE LIARS)


Y tras muchos capítulos mareando la perdiz, lo que todos sospechábamos se ha hecho realidad. Por fin sabemos quién es la chica del abrigo rojo y por tanto, líder de toda la conspiración y acoso a las zorrupias. Y no, no ha habido ninguna sorpresa, porque si alguien esperaba algún giro, se equivocaba. Al final, Alison vuelve a escena así que no nos han conseguido engañar a pesar de los numerosos sospechosos que nos han planteado a lo largo de estas tres temporadas. La verdad es que no estoy enfadada por haber sucumbido a lo obvio, pero si de la forma en la que lo han hecho. Cierto es que es una serie, un producto con el que se gana dinero, pero tanto relleno y tanto lío al final les ha perjudicado más que beneficiado, al menos para mí que me he cansado bastante de ellas ya que lo ofrecido en esta tercera temporada ha sido muy aburrido.


Efectivamente Spencer no estaba loca y tras descubrir Hanna que fue ella quien se llevó a Malcom de la feria, les acaba confesando todo, así que las zorrupias unidas jamás serán vencidas planean descubrir quién es la misteriosa chica del abrigo rojo. Para ello, se reúnen en casa de Mona. Pero, un nuevo incendio (mira que les gusta el fuego) acaba pillandolas y haciéndoselo pasar mal. Aunque antes descubrimos que Mona tampoco tiene ni idea de quién es la chica del abrigo rojo. Chica lista que se mete a delincuente sin tener ni idea de quién le está comiendo el coco. Cuando todo parece que las chicas van a perecer, finalmente se salvan y es Hanna quien ve a Alison. Normal que sea ella y no las otras viendo la estrecha relación que tenían las dos rubias. Y así, tan fácil, tan sencillo, tan aparición mariana es como la descubrimos. Pues vaya.

Otra de las no-sorpresas que ha habido en este capítulo ha sido Toby. Confiaba en que no fuese uno de los secuaces de "A" ni que estuviese muerto y efectivamente así ha sido. Pero lo podían haber preparado mejor. Aparece de la nada tan campante ante Spencer para decirle que todo era una estrategia para protegerla, así que se produce el momento romántico de su relación con Spencer con Lana de Rey a fondo. Además aunque él tenga el mechero y parece que quieren imputarle a él el incendio, sabemos que nada tiene que ver.

La tercera no-sorpresa ha sido la ruptura de Ezra y Aria. Estaba claro que si él volvía a ser profesor en el instituto, su relación debía terminar así que como ahora tiene que mantener al mocoso feo, acepta el trabajo. Consecuencia: bye, bye relación. Las que en plano amoroso no han sufrido han sido Hannah y Emily. Por cierto, ¿al final con la búsqueda de Caleb y Paige en qué quedo? ¿Descubrieron algo de "A" o no?

Tres "sorpresas" o más bien desconciertos sí se pueden salvar de este capítulo, que se supone que es lo que te tiene que enganchar para la próxima temporada. La primera, la extraña reunión entre Jenna, Shana y Melissa, que parece que traman algo, pero no se clarifica. ¿Nuevas secuaces? ¿Otra historia? ¿Otro acoso? ¡Algo que no tenga que ver con "A", por favor! ¡Una nueva mentira". La segunda, lo que descubren las chicas en el maletero de Wilden, que seguramente al final no será nada. Por último, la escena final en la que se vuelve a repetir la imagen de una mano que sale de la tierra, aunque esta vez un brazo con una manga roja la ayuda a salir.

Tanta gente infiltrada y tantos planes ocultos para decir algo que todos sospechábamos porque si alguien tenía alguna duda de fuese una alucinación, todo lo contrario, al menos por el título del primer capítulo de la cuarta temporada que lleva el título "A" is for A-L-I-V-E. ¿Será la temporada definitiva para dejar de buscar más líderes y desenmascarar a Alison? ¡Ojalá sea así! Pero claro, eso exige buscar otras tramas que sepan aguantar el tirón de tantos capítulos, tramas diferentes que sepan mantener la atención; pero viendo lo visto, no sé si podrá ser así. Yo aún dudo de ver la cuarta, porque esta tercera me ha aburrido mucho, la mayoría de capítulos han sido soporíferos y no han aportado nada interesante a la historia. Pero claro como empieza el 11 de junio y en verano en principio se tiene más tiempo y se está más vaga, hay probabilidades de que caiga y ya que se ha caído, no se va a abandonar. No sé, ya veré y ya os contaré.


domingo, 17 de marzo de 2013

A la pista de baile: Glee 4.15 y 4.16

(OjO Si no sabéis que ha pasado con la nevada de New York y quién se ha vestido de Minaj, no sigas leyendo.
SPOILERS 4.15 Y 4.16 DE GLEE)


Salgo de mi letargo blogueril por culpa de la oposición para comentar los dos últimos capítulos de Glee, que como sabéis no quiero dejar de lado y siempre viene bien para distraerse de los contratos públicos y el urbanismo. He de confesar que me ha gustado mucho más el segundo capítulo que el primero y veamos por qué...


- Que Santana tenía que ir a New York era algo que muchos fans estábamos pidiendo y parece que por fin se ha logrado y además ha sido lo mejor del capítulo (4.15). La he encontrado muy cómoda en ese ambiente y espero que se quede mucho más. Ha conseguido sacar de quicio a sus compañeros, y era algo que necesitaba la serie. Por otro lado, es un excelente apoyo para Rachel e, incluso, para desenmascarar a Brody, que se han tenido que inventar ahora que es un gigolo (bueno, sí vale, para pagarse la matrícula, pero ya podía haber sido streaper o algo así) para hacer quebrar su relación con Rachel y que vuelva a aparecer el "héroe" de Finn. Bueno, lo compraremos, aunque me hubiese gustado que lo dejasen ya y no diesen vueltas a lo de siempre. Ya podía Finn irse a la universidad a ser profe y conocer ahí a alguien.

- La escena de Marley también me ha parecido preciosa y creo que bien llevado, el triángulo amoroso puede ser muy interesante (y no la fastidian como con Quinn, Rachel y Finn que nunca fue creíble). La dualidad de amores siempre es una baza muy interesante en las series adolescentes y nunca está fuera de lugar. Además creo que es acertado que sea entre Marley, Ryder y Jake (aunque ya sabéis que yo la prefiero ver con Ryder). Aunque claro, enseguida lo han paralizado en el siguiente (4.16) algo que no me ha gustado.

- Aunque estaba a favor de dejar descansar a Sue, porque la habían explotado mucho, la echaba mucho de menos y su trama con Blaine ha sido muy divertida (4.16). Y si le añadimos a Becky y a Sue vestidas de Nicki Minaj  hace esta trama lo más divertido de toda la temporada y lo mejor que ahora que Blaine ha aceptado volver a las animadores, puede ser muy interesante esta historia.



- Podrían haber sacado mucho más partido al capítulo dedicado a las canciones de películas (4.15). Si los números musicales han estado bien, creo que el capítulo ha fallado en la historia. Tras los dos bombazos con los que nos dejaron antes de irse de descanso, este capítulo tenía que haber sido algo más potente y la verdad es que parecía que querían pasar en puntillas sobre ellos. Respecto a la cancelación de la boda de Will y Emma, sigo sin entender muy bien a donde nos quieren llevar. Finn, sintiéndose culpable del beso que le dio a Emma, le ayuda a encontrarla.

- No se puede apuntar unas tramas y a las primeras de cambio cerrarlas. Así ha ocurrido con el triángulo amoroso, algo que espero que retomen más adelante, con el chateo de Ryder con una rubia. Me sorprende lo fácil que se enamoran y desenamoran. Bueno, no, para que vamos a engañarnos. Por otro lado, el embarazo de Rachel, que lo zanjan con una simple "falsa alarma". What? Ya podían haber buscado algo mejor. Aunque lo han logrado con lo de Brody, aunque como habéis leído, no me termina de convencer.

Y hasta aquí, el mini repaso de lo que más me ha gustado y lo que menos. Espero que sigan por el buen camino de estas tramas que hemos comentado, porque esta cuarta temporada en líneas generales me está gustando bastante.

PD. ¿No habéis echado de menos a Brittany?

domingo, 3 de marzo de 2013

Apagando la humanidad

(OjO Si no sabes quién está envuelto en llamas, no sigas leyendo.
SPOILERS DE THE VAMPIRE DIARIES HASTA EL 4.15)


Allá para diciembre fue la última vez que hablé de los vampiros y no muy positivamente. En efecto, sigue habiendo muchas cosas por capítulo, seña de identidad de la serie, pero lo que cuentan no me resulta tan interesante como en las otras temporadas. Justamente el sábado pasado lo hablaba con @laytainhe y siendo que están de parón y que hasta el 14 no vuelven, creo que es una oportunidad fantástica para analizar qué ha ocurrido desde hace dos meses y que espero que ocurra de aquí a final de temporada.

La trama principal de esta temporada era sin duda Elena vampiro y en vez de explorar algo tan interesante de forma paultatina, nos lo han servido en dos golpes, uno al principio y otro ahora. Su asunción como vampira fue bastante rápida, ya que todos sabíamos que era lo que en el fondo ella quería, de lo cual no tengo queja alguna; pero su deshumanización no la esperaba y confieso que me ha pillado desprevenida.   El anillo que tantas veces había solucionado la papeleta de las muertes de Alaric o Jeremy se ha agotado.  Cuando dijeron que habría una muerte importante en esta temporada, nos la intentaron colar con la muerte de la alcaldesa, pero parecía que no era esa de la que hablaban. Yo siempre aposté que se tenían que deshacerse de Bonnie o Jeremy, es más ahora con perspectiva es increíble que haya durado tanto este chico que tantas papeletas ha tenido siempre para morir. Aunque ahora que parecía que había madurado y ya no era tan insoportable, es cuando deciden decirle adiós  Siendo sincera, me dio hasta pena, la imagen final de él en llamas me pareció preciosa y muy sentimental. Pero ello ha tenido una  repercución muy interesante: el off de la humanidad de Elena, que no duda en quemar su casa ya que sin sus padres, sin su tía, sin su hermano, ya no es un hogar, lo que abre una etapa interesante. Todo gracias a Damon que usará su vínculo para tomar esa dura decisión, lo cual no es fácil para él tampoco y demuestra mucho cómo es.

El otro hilo argumental ha sido Silas, esa gran incógnita durante los últimos capítulos. Durante unos cuantos todo parecía indicar que era Shane el verdadero Silas, pero me parece a mí que no les gustó totalmente idea (o igual realmente nos engañaron), ya que lo acontecido en el último hace que pensemos que no es así o al menos no del todo, ya que Rebekah encuentra el cuerpo del profesor en el bosque, Shane está muerto y nos encontramos con el verdadero Silas, que parece que se ha apoderado del cuerpo del profesor. Pero si toda esta historia no me gusta nada, me parece bastante confusa y poco creíble, tiene una ramificación menos grata aún. Nunca he sido muy fan de Bonnie, pero es que ahora la soporto mucho menos, es más, me molesta hasta verla en la pantalla, lo que fastidia aún más porque me suelen encantar las brujas en este tipo de series, pero aquí la han fastidiado mucho con ella. Pero dejando esto al margen y centrándonos en lo que está ocurriendo, Bonnie se está convirtiendo en una loca peligrosa. Ha demostrado todo el poder que tiene, pero no duda en manejar mucho más de lo que puede soportar sin pensar en las consecuencias. Habrá que ver que juego da que se sitúe al lado del inmortal, aunque como ya dije unas líneas más atrás, espero que sea para mal y también le digamos adiós en esta temporada, ya que prefería que hubiese sido ella y no él la gran muerte anunciada. Espero y deseo que estén buscando una sustituta para la bruja para la temporada que viene.

Está claro que con el anunciado spin off de The Originals, con Klaus a la cabeza (que no sabéis la felicidad que me dio esta noticia), había que buscar un antagonista, pero no sé si Silas cumple lo necesario para cumplir dicho papel. Sabemos tan poco de él que hace que no le tengamos ningún miedo y tampoco hay nada alrededor que lo alimente como ocurrió con Klaus. Ello me hace plantearme si no hubiese sido mejor traer un antagonista de Europa, un clan que temiese que Elena fuese ahora un vampiro o algo así. Si vale, quizás se parezca a Crepúsculo, pero eso no es ningún delito. Quizás eso es lo que estén pensando para la quinta. Por otro lado, la existencia de una cura se antoja como una trama perfecta para cerrar la historia tomando una decisión final que aunque no contentase a todo el mundo, sería magnífica para la serie. Sabemos como es esto de las series y que las decisiones de renovación llegan a mitad de temporada e incluso una vez finalizada, lo cual siempre repercute en el desarrollo normativo de las tramas y aquí veo un clarísimo ejemplo. Pero obvio que esto es opinión mía ya que a mi parecer, la serie no debía durar más allá de la cuarta o quinta temporada, para no volverse repetitiva ni de relleno. Aunque hay gente que aún le encanta y el dinero es el dinero, así que puede durar lo que la cadena decida.

Pero lo que interesa ahora es que aún quedan 7 capítulos. incluido el backdoor pilot de The Originals (que si imdb no se equivoca será el capítulo 20 que se emitirá el 25 de abril). Muchas horas quedan aún para ver cómo desarrollan tanto la deshumanización de Elena y lo peligroso que pueden ser Silas y Bonnie y sobre todo, dejarnos con un cliffhanger para la quinta temporada. Me encantaría que lo de Silas no fuese al final tan peligroso y que la verdadera mala de la serie fuese Bonnie con la consiguiente lucha por el poder en la siguiente temporada. Y la cura, que al final no resultó. Eso si sería un gran giro para la historia y aportaría muchas cosas interesantes a los personajes. Pero bueno ya hablaremos a partir del 16 de mayo que es la fecha oficial del final de temporada.




lunes, 18 de febrero de 2013

Mi vida seriéfila ahora

Llevaba tiempo con una idea rondándome la cabeza, y ayer escribiendo la entrada habitual de Glee,volvió a surgir: si debía seguir o no con el blog, principalmente por falta de tiempo, pero también un poco por falta de ganas. Cierto es que éste no lo tengo tan abandonado como Cocina en serie o Conchimizando que como me dan mucho más trabajo, ya casi ni recuerdo cuando fue la última vez que los actualicé. Este último año y pico no ha sido muy bueno que digamos, de ahí que bajase notablemente el número de entregas y en alguna que otra, incluso la calidad, si se me permite decirlo ya que al no disponer de mucho tiempo, escribo rápido más por la necesidad de actualizar, que por la de contar mi opinión, lo cual es un error garrafal, lo sé. Quien me conoce sabe que me gusta tomarme mi tiempo, pensar mucho, releer lo escrito y volverlo a escribir. Sí, soy muy perfeccionista. En estos momentos, la vida no ha mejorado, al contrario se ha complicado un poco más. A pesar de estas desempleada, no tengo tiempo. La oposición me lo está robando completamente y lo poco que consigo salvar, muchas cuestiones se cruzan para sustraerlo también. En consecuencia, raro es el día que tengo un rato para sentarme a escribir. Además, de poco puedes hablar si ves pocas series o lo ves con muchísimo retraso. Aunque siendo sincera, no me debería quejar, veo muchas series para lo ocupada que estoy y tampoco tengo tantos capítulos como creo realmente. 

Con ello quiero decir que a pesar de no escribir tanto como me gustaría, de no dedicarle todo el tiempo que me gustaría al blog, a día de hoy no lo voy a dejar. Siempre ha sido un hobbie y siempre lo va a ser así que, da igual si lo actualizo poco o mucho, si me leen más o menos; lo importante es que yo siga disfrutando y mientras así sea, aquí estaré. Además mi vida puede dar un giro cualquier momento tanto a favor de tener más tiempo como al contrario, así que nunca puedo decir de este agua no beberé (que me ha hecho mucha gracia saber que esta frase fue mi primer tweet), así que de momento sigo con él, actualizando cuando pueda y quiera y el tiempo ya dirá una cosa u otra.

Pero claro, llevo tanto sin contar qué estoy viendo y que me está pareciendo, con alguna excepción durante esta temporada, por ejemplo no tuve tiempo de dar las notas esta temporada como venía siendo habitual, que aprovecho la ocasión y así lo expreso, eso sí, sin spoilers para que todo el mundo lo pueda leer sin problemas y además, en orden alfabético, porque estoy cogiendo la excel en la que anoto lo que veo y no y así no se me olvida ninguna serie ni por donde voy.

  • 90210: Con cada capítulo, me preguntó por qué la estoy viendo y sigo sin respuesta. Supongo que como es tan simplona que cuando acabo de estudiar me viene de fabula, además la puedo ver a velocidad x2 lo cual a veces viene siempre muy bien. Y por Annie, que es un personaje que debería pasar a los anales de la historia porque a esta chica la he pasado de todo y me pica mucho la curiosidad como se superan con cada trama. Pero creo que aunque la renovasen, para mí sí es su última temporada.
  • 2 BROKE GIRLS: Esta segunda temporada está siendo tan o más divertida que la anterior. Su nueva trama principal (que hayan conseguido abrir su propia tienda) hace que nos enfrentemos a nuevas situaciones muy ocurrentes.
  • ANATOMÍA DE GREY: ¿Quién me iba a decir a mí que con ese inicio tan desastroso iba a disfrutar tanto de esta novena temporada? Han vuelto a traer casos interesantes y curiosos, a contarnos los romances y corazones rotos de los médicos y la trama de fondo del hospital está muy bien conseguida. Todos tienen su papel y no me resultan nada cansinos, lo cual es un logro a estas alturas.

  • ARROW: Mi estreno favorito sin dudas. Disfruto muchísimo con cada capítulo y me encanta como llevan la trama principal de Oliver con los flashbacks y han corregido el miedo que tenía de que se volviese muy repetitiva. Combinando bien todo esto están consiguiendo una temporada muy buena.
  • BEAUTY AND THE BEAST: No me gustó nada su piloto, ví los tres primeros capítulos y la deje aparcada. Sin embargo, la semana pasada porque me dio por ahí y el resultado ha sido satisfactorio. Los casos, sin ser nada del otro mundo y a veces algo forzados, están bien. Además me pica mucho la curiosidad saber qué le pasa a Vicent (y es que además su sonrisa - y sus pectorales- siempre es un buen bonito para ver una serie). La que menos me gusta es Cat, que siempre la veo con cara estreñida, pero bueno, me creo sus dudas y tampoco me molesta tanto.
  • BONES: Una temporada bastante complicada tras el salto arriesgado que dieron en la anterior y que sorprendentemente no lo están llevando muy mal y que Bones sea ahora más sensible o sentimental no está siendo muy chocante. Los casos siguen igual que los pasados y a cada cual, buscan el muerto más asqueroso. Aunque mejor los capítulos que se centran en resolver los casos que los que nos cuentan cómo están las relaciones de los personajes todo hay que decirlo. También debo confesar que la veo a trompicones, dos o tres capítulos seguidos cada vez y por eso aún me quedan de ver los tres últimos.
  • BUNHEADS. Me faltan de ver los tres capítulos. Está bien, pero no termino de conectar con los personajes, especialmente con Michelle y Fanny. En cambio, las chiquillas sí me entretienen, en concreto el show de la rubita y la delgaducha (Ginny y Melanie) que les podrían dar más trama 
  • CASTLE: Al igual que Bones, tenía un reto díficil, pero que no está mal desarrollado. Aunque pienso que nunca debería haber ocurrido, como no le dan un protagonismo exclusivo, siguen teniendo esa  gracia que tanto adoro en esta serie. Menos me gustan los dos capítulos que han dedicado a la trama de la madre de Beckett, pero bueno, los aguanto. Mucho mejor cuando se salen de lo habitual y nos muestran casos frikis, como el último.
  • COMMUNITY: Tenía muchas ganas de que volviese y ví su primer capítulo con muchas expectativas. Me gustó, aunque lo cierto es que tampoco fue tan grande como esperaba. Pero sólo lleva un capítulo así que aún es pronto para opinar realmente.
  • COUGAR TOWN: Sólo ví el primero y no estuvo mal, pero la he dejado aparcada porque nunca encuentro el momento idóneo o mejor dicho las ganas, porque este año, me está costando mucho ponerme con las sitcom.
  • GLEE: La sigo llevando al día y me gusta como sabéis si leéis la sección" la pista de baile".
  • HART OF DIXIE: Una de las que más disfruto esta temporada. Para mí la sustituta perfecta de Las chicas Gilmore y no tanto Bunheads ya que me da la parte de pueblo raro y excéntrico que tanto echaba de menos. Por otro lado, Zoe es un encanto cuyas meteduras de pata son adorables y su relación sentimental es una delicia.
  • HAWAII 5.0: Aunque me faltan de ver unos cuantos capítulos, 3 para ser más concretos que ayer ví dos, me está gustando esta temporada. Sigue siendo esa serie de acción que tanto necesito en ocasiones. Los casos están bien, siempre hay algo de acción para subir el ritmo y las historias personales de los policías no molestan  y están bien integradas en los casos.
  • NASHVILLE: Otro descubrimiento reciente. Vi el piloto y la aparqué; sin embargo, en Navidades me puse al día y disfruto mucho con la historia de las dos cantantes, no tanto así con la política. Pero me resulta altamente entretenida y se me pasan los capítulos muy rápidos.
  • NEW GIRL: La otra sitcom que llevo al día gracias a una maratón que me dí en enero. Sigue igual que la primera: divertida y adorable. Además ha pasado lo que todos esperábamos en un capítulo muy divertido y para nada forzado.
  • ONCE UPON A TIME: Es la que más me está costando seguir y la que me he planteado más de una vez dejarla, pero ahí sigue, a pesar de que me quedan tres capítulos pendientes. Han desaprovechado una oportunidad muy buena para contarnos lo interesantes que podía llegar a ser las consecuencias del final de la primera temporada, para en vez de eso, irse por los picos de Úbeda para meternos tramas aburridas.Mucho tiene que mejorar para que la siga viendo en una hipotética tercera temporada.
  • PRETTY LITTLE LIARS: Otra que me faltan los tres últimos capítulos. Ya no me creo toda la historia de A, me aburre y cada vez me parece más complicada y contradictoria, además de ciertas decisiones que no me parecen acertadas. Ya ni siquiera las relaciones de las chicas son interesantes. Lo único que queda son los looks que llevan, especialmente Aria para reírme un rato.
  • RAISING HOPE: No sé por qué tardo tanto en verla si me lo paso tan bien con ella. Pero como decía anteriormente me cuesta este año ponerme con las sitcoms. Voy por el noveno capítulo así que a ver si una noche la maratoneeo y me pongo al día.
  • REVENGE: Con ella me ha pasado algo parecido que con OUAT, aunque me he reconciliado con ella como al noveno o décimo capítulo. Una vez que se centrasen en lo interesante y dejasen a la madre fuera, han conseguido que me vuelva a enganchar, aunque tampoco mucho, que tengo dos capítulos pendientes.
  • SUITS: Al igual que me pasa con otra que comentaré más adelante, me está costando ponerme con series de verano, ahora de invierno. No sé si es el tono o que yo las tengo muy asociadas a ese tiempo veraniego, pero ahora no me apetece nada ponerme con ellas; aunque ví los dos primeros y me gustaron. Si tengo tiempo, la intentaré ver ahora y si no la dejaré para más adelante cuando las temperaturas hagan que me apetezca más verlas.
  • SWITCHED AT BIRTH: La serie que más disfruto ahora mismo. Tanto que no puedo esperar y la tengo que ver ese día o al día siguiente, incluso con subtítulos en inglés. Todo un drama familiar teen muy bien llevado y con tramas interesantes y entretenidas.
  • THE CARRIE DIARIES: Su primer capítulo me encantó; sin embargo, los dos siguientes no tanto y por eso tengo dos pendientes. Aunque creo que en una tarde de esta semana me pondré con ella ya que está siendo entretenida y tiene tantos toques de los 80 que me resulta algo nostálgica. 
  • THE GOOD WIFE: Tengo una relación de amor-odio con esta serie. Sigue siendo un drama procedimental con mucha calidad, pero hay a veces que disfruto mucho con ellas y otras, que me aburre mucho (toda la parte de Kalinda). Aunque debo reconocer que esta nueva Alicia que hemos visto en los dos últimos capítulos me ha convencido mucho y quiero ver por donde la van a llevar hasta final de temporada.
  • THE LYING GAME: Ésta es la otra a la que me refería cuando hablada de Suits. Sus dos primeros capítulos me gustaron e incluso hablé de ella en un post, pero ahí la he ido dejando. Ésta sí que creo que es mejor verla con calorcito así que igual la maratoneo más adelante. No sé, ya veré.
  • THE MIDDLE: Su cuarta temporada no está siendo tan buena como las anteriores, pero aún sigue siendo tan fresca y divertida, especialmente por el protagonismo de los hermanos y sus disparatadas historias. Eso sí, me he quedado en el décimo capítulo así que a ver si me pongo con ella, pero una vez más me cuesta ponerme con las series cortas. ¿Por qué será?
  • THE VAMPIRE DIARIES: No estoy muy contenta con esta cuarta temporada y es que me parece que su nivel ha bajado un poco tanto en el ritmo como en lo que nos cuentan, como si fuesen a trompicones con la historia. No obstante, los últimos diez minutos del último capítulo han hecho que vuelva a tener algo de fe en ella y por fin haya pasado lo que tanto anhelaba. Además me parece que la idea de que haya un spin off planeando por ahí repercute mucho en la historia.
  • THE WALKING DEAD: Disfruté muchísimo del primer tramo de la temporada, pero aún no he visto su vuelta. Esta semana lo juntaré con el segundo y a ver qué tal ha vuelto.
  • VEGAS: Llevo mi propio ritmo así que aún me quedan ver 5 capítulos. Me ha sorprendido que sea un procedimental tan puro, pero que a la par y con cuantagotas nos enseñen el inicio de Las Vegas. Muy interesantes las relaciones que se dan entre los personajes, pero creo que le falta algo para realmente explotar, aunque no sé muy bien el qué.
Y éstas son las que intento ver a ritmo de emisión. ¿No está mal, no? Aunque siempre he dicho que me ha costado mucho abandonar una serie a mitad de temporada, este año todo lo contrario y así he abandonado (aunque no sé si definitivamente) 666 Park Avenue, Don't Trust the B... in Apartment 23, The Mindy Project, Suburgatory, The New Normal. La primera por motivos obvios, porque su ahora sí, ahora no la cancelo y que se emitiese antes en España me ha influido. Las otras, simplemente porque me aburrían.

Mención especial a Criminal Minds que la veo doblada en la cadena FDF con mi vecina así que aunque con algo de retraso, sí que estoy con su octava temporada, que está tan bien como las anteriores, aunque pobre Spencer.

Aún no le he dado oportunidad a ninguno de los estrenos, ni Cult, ni The Following, Deception, Utopia, The Americans. No sé cuando lo haré y si lo haré, supongo que según lo que lea y las ganas que tenga, aunque en principio, me apetecía dar una oportunidad a todas.

Y hasta aquí, esta reflexión / qué estoy viendo. Igual lo incorporo como sección, ya que así me resulta mucho más fácil hablar de todas las que veo, aunque iré incorporando spoilers, porque en alguna y más a final de temporada es complicado expresarse sin ellos.