jueves, 10 de noviembre de 2011

A la pista de baile: Glee 3.04 y 3.05


(OjO Si no sabes qué tiene que ver un trébol de cuatro hojas y no sabes cómo ha salido la obra de West Side Story, no sigas leyendo.
-Spoilers Glee 3.04 y 3.05) 

Tras unas semanas de parón, debido a cierto campeonato de baseball, volvímos a disfrutar de Glee al semana pasada. Tras el bajón del tercer capítulo, los siguientes que se han sucedido han estado a una buena altura. Queda claro que los problemas siguen estando presentes y que todo puede pasar en Glee, pero que el entretenimiento y el buen gusto musical.

Al igual que ocurrió con los dos capítulos anteriores, creo que la tónica de este año va a ser juntarlos de dos en dos, ya que como muchos sabéis estoy en plena oposición y el tiempo libre brilla por su ausencia. Además me gustó mucho en poner de forma resumida con carita alegre y triste lo que me gustó y lo me disgustó así que así van a ser las nuevas review. Pero no me enrollo más y vamos con las de estos dos capítulos. 

· El nuevo coro tiene pinta de poder darnos grandes momentos, o al menos musicales, porque el show que se han marcado las tres divas ha sido de lo mejorcito de este año (3.04). Como recordamos, Mercedes se ha ido con el coro de Shelby y Santana decide también irse de New Directions junto a su inseparable Brittany que le sigue a todas partes. El coro parece finalmente compuesto (dudo que haya más trasvases, aunque no estaría mal sabia nueva) y ya tiene nombre: ¿Hot Bitches (perras calientes), Hot Messes (líos calientes), Free Beer (cerveza gratis)…? No, “Troubletones” (las problemáticas… uuh qué grande…). 

· Cuando leí que iban a tratar este tema en Glee, confieso que me asaltaron las dudas. Pero una vez visto el capítulo (3.05) se disiparon todas. La primera vez siempre es importante y eso aflora en cada momento. Se centra principalmente en dos parejas: Finn y Rachel y Kurt y Blaine. Muy bonito todo, especialmente la última escena.

· Quiero que haya más grupo de apoyo de las chicas (3.05). Se las ve cómodas interactuando juntas y esas escenas es donde mejor se las conoce.

· Beiste por fin tiene un interés amoroso y yo que me alegro. La actriz hace un gran trabajo con su personaje haciéndola vulnerable y fuerte al mismo tiempo sin romper la personalidad del mismo. Quiero ver más de ella.

· Retoman la trama de Mike (3.05). Aunque a la mayoría no les gustó, a mí sí. Además creo que tal y como tiene pinta de que la van a desarrollar va muy acorde con el sentido de la serie.

· Si algo se sabía desde hace tiempo es que iba a haber un tercero en discordia entre Kurt y Blaine. Mucho mejor que fuese alguien nuevo y no Karofsky (lo siento, Lau) y este tercero es Sebastián, un nuevo chico del coro de los pajaritos (3.05). No sé hasta que punto podrá hacer tambalear a la pareja y más tras lo visto en este capítulo, pero espero que al menos le de algo de vidilla.
· Sigue sin gustarme la historia de Quinn respecto a su hija (3.04). Quinn quiere hacer lo imposible para recuperarla y por ello, decide sabotear la casa por si se presenta una posible inspección de asuntos sociales. Confieso que me encanta el lado malvado de Quinn cuando lo explota en el instituto, pero no así en esta trama. Ello trae una consecuencia que todos podíamos prever: el acercamiento entre Shelby y Puck, ya que éste no está muy a favor de las maniobras de Quinn. Bueno, esta nueva relación no sé si me termina de convencer o no. Todo depende de cómo lo desarrollen.

·Dicen que existe la maldición de grandes personajes sobreexplotados que luego no saben qué hacer con ellos. Esto mismo es lo que creo que ha pasado con Sue Sylvester. Sigue con su campaña de congresista, pero alguien le va a hacer frente políticamente, con la ayuda de Will Schuester: Burt Hummel, el padre de Kurt, que pretende defender las artes en los institutos (3.04). Y eso es lo que no me termina de convencer. El padre de Kurt era divertido cuando tenía que enfrentarse a la homosexualidad de su hijo, pero que ahora vaya a tomar tanto protagonismo hará que nos parezca muy cansino. Hubiese preferido un tercer enemigo que se enfrentase a Sue e, incluso, al coro y que Sue, que todos sabemos que en el fondo adora a los chicos, finalmente los defendiese.

· ¡Ay, pobre Damian! (3.04) Uno de los ganadores de The Glee Project interpreta a Rory Flannagan, un estudiante irlandés que se hospeda en casa de Brittany. Mira que me caía bien en el reality, pero hay que reconocer que aunque el chico canta bien, actúa bastante forzado. Espero que no le den mucho bombo, aunque ya hemos visto que se ha integrado perfectamente en New Directions.

· Las dudas sobre el futuro de Finn. ¿Alguien pensaba que no iba a lograr una beca de deporte? ¿Sabe hacer algo este chico? ¿Se quedará con el taller de Burt?

En cuanto a los números musicales, parece que se han vuelto a poner las pilas porque tanto en el cuarto como en el quinto ha habido grandes shows.

Así en el 3.04 hemos visto:
-         Bein’Green, from The Muppets  (cover by Frank Sinatra), cantada por Rory.
-         Last Friday Night de Katy Perry, por Blaine y Mike junto a New Directions.
-         Waiting For a Girl Like you, de Foreigner, por Puck.
-         Candyman, de Christina Aguilera, por The Troubletones.
-         Take Care of Yourself, de Teddy Thompson, por Rory. 

Y en el siguiente, 3.05:
-         Tonight, de West Side Story, por Rachel y Blaine.
-         Uptown Girl, de Billy Joel por Sebastian y Warblers.
-         A Boy Like that, de West Side Story, por Rachel y Santana.
-         America, de West Side Story, por Santana, Tina, Puck y Rory.
-         One hand, One heart, de West Side Story, de Rachel y Blaine.

Y hasta aquí la review de estos dos capítulos. Como habéis leído, me gustó algo más el quinto que el cuarto, pero creo que va por buen camino y mientras me entretenga, yo me conformo. ¿Sabremos algo más de la relación entre Shelby y Puck? ¿Y qué pasará con Mike? ¿Y la relación entre Kurt y Blaine? Éstas y otras tramas las comentaremos dentro de dos semanas.