domingo, 17 de marzo de 2013

A la pista de baile: Glee 4.15 y 4.16

(OjO Si no sabéis que ha pasado con la nevada de New York y quién se ha vestido de Minaj, no sigas leyendo.
SPOILERS 4.15 Y 4.16 DE GLEE)


Salgo de mi letargo blogueril por culpa de la oposición para comentar los dos últimos capítulos de Glee, que como sabéis no quiero dejar de lado y siempre viene bien para distraerse de los contratos públicos y el urbanismo. He de confesar que me ha gustado mucho más el segundo capítulo que el primero y veamos por qué...


- Que Santana tenía que ir a New York era algo que muchos fans estábamos pidiendo y parece que por fin se ha logrado y además ha sido lo mejor del capítulo (4.15). La he encontrado muy cómoda en ese ambiente y espero que se quede mucho más. Ha conseguido sacar de quicio a sus compañeros, y era algo que necesitaba la serie. Por otro lado, es un excelente apoyo para Rachel e, incluso, para desenmascarar a Brody, que se han tenido que inventar ahora que es un gigolo (bueno, sí vale, para pagarse la matrícula, pero ya podía haber sido streaper o algo así) para hacer quebrar su relación con Rachel y que vuelva a aparecer el "héroe" de Finn. Bueno, lo compraremos, aunque me hubiese gustado que lo dejasen ya y no diesen vueltas a lo de siempre. Ya podía Finn irse a la universidad a ser profe y conocer ahí a alguien.

- La escena de Marley también me ha parecido preciosa y creo que bien llevado, el triángulo amoroso puede ser muy interesante (y no la fastidian como con Quinn, Rachel y Finn que nunca fue creíble). La dualidad de amores siempre es una baza muy interesante en las series adolescentes y nunca está fuera de lugar. Además creo que es acertado que sea entre Marley, Ryder y Jake (aunque ya sabéis que yo la prefiero ver con Ryder). Aunque claro, enseguida lo han paralizado en el siguiente (4.16) algo que no me ha gustado.

- Aunque estaba a favor de dejar descansar a Sue, porque la habían explotado mucho, la echaba mucho de menos y su trama con Blaine ha sido muy divertida (4.16). Y si le añadimos a Becky y a Sue vestidas de Nicki Minaj  hace esta trama lo más divertido de toda la temporada y lo mejor que ahora que Blaine ha aceptado volver a las animadores, puede ser muy interesante esta historia.



- Podrían haber sacado mucho más partido al capítulo dedicado a las canciones de películas (4.15). Si los números musicales han estado bien, creo que el capítulo ha fallado en la historia. Tras los dos bombazos con los que nos dejaron antes de irse de descanso, este capítulo tenía que haber sido algo más potente y la verdad es que parecía que querían pasar en puntillas sobre ellos. Respecto a la cancelación de la boda de Will y Emma, sigo sin entender muy bien a donde nos quieren llevar. Finn, sintiéndose culpable del beso que le dio a Emma, le ayuda a encontrarla.

- No se puede apuntar unas tramas y a las primeras de cambio cerrarlas. Así ha ocurrido con el triángulo amoroso, algo que espero que retomen más adelante, con el chateo de Ryder con una rubia. Me sorprende lo fácil que se enamoran y desenamoran. Bueno, no, para que vamos a engañarnos. Por otro lado, el embarazo de Rachel, que lo zanjan con una simple "falsa alarma". What? Ya podían haber buscado algo mejor. Aunque lo han logrado con lo de Brody, aunque como habéis leído, no me termina de convencer.

Y hasta aquí, el mini repaso de lo que más me ha gustado y lo que menos. Espero que sigan por el buen camino de estas tramas que hemos comentado, porque esta cuarta temporada en líneas generales me está gustando bastante.

PD. ¿No habéis echado de menos a Brittany?