jueves, 17 de febrero de 2011

A la pista de baile: Glee 2x13

(OjO ¿Sabes quién ha roto? ¿Quién ha cambiado de bando? 
Si no lo sabes, no sigas leyendo porque hay spoilers)
Cuando me entere que había un capítulo dedicado a Justin Bieber, puse el grito en el cielo. No digo que sea mal chico, pero mi manía hacia él es grande. Luego resultó que sólo habría dos canciones. así que pensé que no lo habían reducido mucho. Al final, quizás si que ha habido algo más de presencia de lo que esperaba, pero también es cierto que lo he llevado bastante bien. Al margen de eso, ha sido un buen capítulo y es que hemos tenido sobre todo lo mejor de Sue y de Brittany. Veamoslo:

Tras el fracaso de las animadoras, Sue se siente perdida así que escribe en su diario "sue-icida!" a lo que Becky asustada ante el hallazgo acude a Emma y ésta a Will. Los dos profes acuden corriendo a la casa de Sue y se la encuentran sin pulso. Don't worry! Sue estaba practicando un ejercicio que aprendió en la CIA tras comer (supongo que sólo vaciaría los botes, que no nos engañas Sue^^). Emma le sugiere para superar la depresión y recuperar parte del espíritu de campeón que se una al Glee Club, aunque Will pone de no estar muy de acuerdo (¿o más bien era de estreñimiento?). Al final, Emma convence a Will  y acepta a Sue durante una semana. Si alguien pensaba que Sue se había reformado, estaba totalmente equivocado. Yo ya me olía que esto era un maquiavélico plan y efectivamente así era. Una de las mejores tácticas de guerra es introducirte en el enemigo para aprender sus fallos y poder atacar. Y como buena soldado, Sue así lo hace.

Su primer ataque: destruir la amistad entre Mercedes y Rachel. Para ello, les va con cuentos sobre lo que ha dicho la una de la otra así que surgen discrepancias que serán resueltas con un duelo de divas.  Yiha! ¡Cómo me moló ese momento de meneo de cuellos! No obstante, el plan sale mal ya que la amistad de ellas no se rompe. Ya dije la semana pasada que me gustaba mucho esta nueva amistad y espero que la potencien mucho más, no sólo en cuanto a números musicales, sino con alguna trama propia. Si esta pareja me encanta, no así la formada por Puck y Lauren. Vale, por un lado son entrañables, pero por otro no son creíbles. ¿Ahora Puck se ha reformado? ¿Dónde está el malote superficial que tanto me gustaba? Puck sigue en sus trece de querer conquistarla y para eso la ayuda a superar sus nervios diciéndole que cuando cante se los imagine en ropa interior, una técnica ultrautilizada, aunque a mí nunca me ha llegado a funcionar. Siempre me reía...


Volviendo a Sue, Will quiere demostrarle que su fracaso no es tan malo al lado de otras desgracias así que la lleva a un hospital con niños con cáncer. Sí, han acudido a la manipulación emocional, pero yo no pude contener las lágrimillas. Aunque confieso que no sé muy bien a que vino esta escena. Ya sabemos que Sue tiene su coranzoncito con su hermana y ahora nos quieren vender que también con los niños. Hombre, hubiese sido demasiado cruel que no hubiese participado, ya ni pensamos en que hubiese dicho algo poco apropiado. De todas formas, esto sólo fue un break ya que la Sue que tanto me gusta estaba a la vuelta de la esquina. Al final, descubre su nueva vocación y es ser la entrenadora del grupo musical que derrotó a New Directions el año pasado. ¿Un duelo musical de los directores Will y Sue? Sí, por favor!!!

Mientras que todo esto ocurre, seguimos con el triángulo amoroso entre Sam, Quinn y Finn. No soy muy fan de esta trama ya que me parece que es un regreso de una trama anterior. Ah, claro, ahora caigo: como Will habla al principio de "regreso" igual se trataba de eso. No, no nos engañemos. Esto se veía venir de lejos.  Quinn y Finn se había inventado una historia sobre su beso y posterior contagio de mononucleosis. Quinn estaba salvando la vida a Finn que se había atragantado con un chicle. Bueno, digamos que lógica tiene si no vemos cómo le salva porque parece todo menos el boca a boca. De todas formas, Sam sospecha algo así que decide montar Experience Justin Bieber ya que cree que él es un rey y sabe como atraer a las chicas. Para ello cambia el pelo (por favor, que no lo vuelvan a peinar más así, está mil veces mejor como en el anuncio), unas placas identificativas y una sudadera con capucha y ya tiene todos los elementos para ganarse el corazón de las chicas. Los chicos, a excepción de Finn, ven el potencial de atracción que tiene Bieber así que le piden a Sam incorporarse al grupo porque tras San Valentín las cosas no van muy bien. Acepta e, incluso, Finn al final se mimetiza a lo Justin. Pero a pesar de todos los intentos de conseguir a Quinn, ella decide quedarse con Sam. Sin embargo, Santana finalmente ayuda a Sam a darse cuenta de lo sucedido y la pareja de rubiales rompen (aunque Sam no duda en decirle que ahora está saliendo con Quinn -esto... ¡qué facilidad para cambiar de pareja! o ¿será mentira?). Claro que viendo la situación, Finn vuelve a Rachel para decirle que le gustó su idea de crear una canción para la final y así acercarse a ella. ¡Qué no! Tu tren ya pasó y Rachel se merece alguien mejor sea Jesse o alguien nuevo, please. Me ha gustado, eso sí, que quieren hacer nuevas canciones. Espero con ansias que lo hagan y sea además muy buena canción, claro.




Como decíamos antes, el capítulo comienza con la palabra regreso y Rachel vuelve a sus viejos hábitos y está desesperada por ser alguien en el instituto y por eso le pide ayuda a Brittany porque sabe que ella sí es popular. Una que se fija en todo ya comentó los looks tan acertados de Brittany la semana pasada y da la casualidad que esta semana lo han tocado. Sin embargo, como a Sue, a Rachel le sale todo mal y es a Brittany a la que le copian el estilo (incluso le van a hacer una entrevista en Vogue Teen, no me extraña).

Dos Brittanys: una dulce y una contestona. ¿Será la ropa?
En cuanto a los estribillos, destacamos los siguientes:
  • SUE: That's my CIA training. Es mi entrenamiento de la CIA.
  • SUE: Will, you have more grease in your hair than the guy behind WikiLeaks. Will tienes más grasa en el pelo que el hombre detrás de Wikileaks.
  • BRITTANY: Nadie me enseñó a leer un calendario.
  • SUE: Hey, Will. Esmé. Hey, Will, Esme.
  • WILL: Who can tell us what an anthem is? ¿Quién puede decirnos que es un himno?
  • BRITTANY: The bottom of an ant's pants.  La parte inferior de los pantalones de una hormiga.
  • SUE: I've got to get that girl on my Cheerios. Tengo que conseguir a esa chica para mis animadoras.
  • BRITTANY: I can't. My uncle lost his job and his goat was going hungry, so I spent it on food for the goat. Well, sorta. The goat just ate the money. No puedo. Mi tío perdió su trabajo y su cabra se pasa hambre, por lo que se gasta en alimentos de la cabra. Bueno, sorta. La cabra acaba de comer el dinero." - Bretaña
  •  BRITTANY: When people look at you, they don't see what you're wearing. They see a cat getting its temperature taken and then they hear it screaming. Cuando la gente te mira, no ve lo que usted está usando. Ellos ven un gato conseguir su temperatura tomada y luego se oye gritar.
En cuanto a los números musicales y como ya he dicho, me esperaba algo peor; sin embargo, en general han estado bien. Me quedo con el duelo de divas entre Rachel y Mercedes interpretando Take me or leave me, un clásico de Rent. No sabría decir quién de las dos me gustó más. El segundo puesto se lo daría para el número final, Sing de My Chemical Romance. La canción tiene mucha fuerza, aunque si la usan para el concurso harbía que mejorar el vestuario y la puesta en escena. Aunque claro, aquí la gracia la tiene Sue cantando con los chicos y su chándal a cuadros. La medalla de bronce sería para Somebody to Love de Justin Bieber y creo que porque no conocía la canción. Lo de este chico es superior a mis fuerzas e intento no oír nada de él. Lo de la tiza en un principio me pareció muy bueno, hasta que me entere que era una copia del video del chavalín. Aunque el pelo de Puck estuvo gracioso. Si no conocerla, me hizo disfrutarla más, lo contrario también me pasó con la canción de Baby. La tenía tan metida que sólo pensaba en Justin así que no pude disfrutarla. Y por último, la peor canción de lo que llevamos de serie. Lo siento, por Lauren, pero no, no me gustó nada. Ni la canción, ni la puesta, ni el vestuario, ni nada. Cantó I know what boys like de The Waitresses.

En conclusión, este capítulo me gustó más que el de San Valentín, aunque menos que el de la Superbowl. Pero algo me dice que el próximo puede ser muy, muy bueno ya que el trailer promete. ¡Qué ganas de verlo!

5 comentarios:

satrian dijo...

Me está desencantando cada vez más la serie, veo cada vez lo mismo, y Sue repitiendo la frase acabaré contigo Mr. Shue, como una villana revenida, no se si aguantaré mucho más con ella, porque musicalmente ha decaido también bastante, si salvo un número por capítulo ya es mucho.

martinyfelix dijo...

Las frases de Britanny, lo mejor como siempre. Y para eso no necesito tragarme 40 minutos.

Ari dijo...

cuando vi que sam se convertía en justin bieber... ah, que asco. me decepcionó que rachel tambien se volviera loca por the justin bieber experience, pensé que iba a estar del lado de finn. pero bueno, dps contrarrestaron con mcr (una de mis bandas favoritas *-*) y salvaron el episodio (?)
sue, increible. cómo me rio con esa mujer. el trailer del capítulo que viene me dejó totalmente impresionada! no puedo esperar a verlo.
Y el duelo de divas, me encantó.

Una pregunta, cancelan fringe o algo así? no estaba enterada, y vos por ahí podés saber algo. Mi blog está en mi perfil, por si respondés, igual gracias :)

Alejandro A dijo...

jaja, no sabía que le tenías esa manía a Justin, jeje, pues a mi me ha gustado el capítulo, me gusta que regresen (en cierto modo) a como eran antes, son mejores de esa manera, además me ha encantado que cantaran las dos canciones de Justin, jeje, pero si es un lindo niño, jajaja, no te molestes conmigo, solo es broma :)

Saludos

Anónimo dijo...

genial esto, me sirvio mucho con respecto a saber el nombre de los temas.