jueves, 21 de abril de 2011

Un juego invernal



Como ya adelanté hace unos días, ayer por fin se produjo ese tan esperada reunión con mis amigos para ver Juego de Tronos, esa serie de la que todo el mundo habla. Era inevitable no ir con cierto hype, aunque no había visto ni trailers ni especiales ni había leído críticas ni opiniones. Y el resultado fue muy bueno. Todo lo que prometía lo cumplió, aunque eso tampoco quita para que le encontrase algún pero.

En general, el piloto sigue de cerca el libro, con los lógicos saltos temporales y de localización así como los cambios sutiles de algunas escenas. En cuanto esto, creo que fue un gran acierto esa introducción. Uno de los grandes retos era ver cómo traducían la curiosa narrativa del libro. Contado desde el punto de vista de ocho personajes, Martin nos da un contexto muy interesante, que en la serie han optado por un cambio rápido de escenas y personajes. Sin embargo, en relación con ello, le encontré un pero: su falta de ritmo, quizás propiciado por algunas escenas, que visualmente brillantes, se me hicieron algo largas ya que no contaban con un guión más profundo detrás. Una de las cosas más positivas del libro es que es bastante teatralizado. Con numerosos diálogos en su haber, su mayor reto no era, a mi juicio, trasladar  la compleja historia de lucha por el trono, sino esos diálogos tan bien construidos entre los personajes. También en ello contribuye la poca pericia de algunos actores de mostrar emociones con un sólo gesto. En este punto se quedó algo corto. Que nadie me malinterprete. El hecho de que echase en falta algo más de líneas no quita para que no disfrutase como una enana. Porque ante todo, la hora de duración se me pasó rápido y durante su emisión, poco hablamos porque estábamos absortos en mirar el espectáculo. Ello es la mejor prueba para demostrar que disfruté mucho con el capítulo.


Por otro lado, es indudable el esfuerzo en cuanto a localización, fotografía, vestuario... Con un aire medieval, la localización de los distintos actos es muy acertada. Contiene ese tipo de paisajes tan hermosos que se pueden esperar de todo relato fantástico. No obstante, muchos se han quejado de que HBO prometió una inversión económica fuerte y que se quedaron algo cortos. Yo no lo creo porque en este aspecto quedé muy satisfecha. También con la plasmación de violencia y sexo, tan presente en el libro, que para nada me pareció exagerado. Creo que el capítulo consiguió el equilibrio justo para mostrar esas escenas de forma no grautita.  No quedé muy contenta, en cambio, con la peluquería. Quizás es una obsesión que tengo con los tintes, pero hay algunos que se podían haber esmerado para que resultasen más bellos en las actrices.  En cuanto al elenco, en general, todos me gustaron. Todos consiguen una interpretación bastante fidedigna de la compleja personalidad de los personajes, aunque bien es cierto que será con el paso de los capítulos cuando podremos llegar a amar u odiarlos más.

Por último, me queda hablar del opening. Mucho había leído de que era el mejor y sí es cierto que es impresionante. Al igual que los libros, la serie se presenta con el mapa de los distintos lugares donde se desarrollará la lucha por el trono, aunque me falta algo de emoción en la música ya que a diferencia de otros, no me pone los pelos como escarpias. Algo que pocos han comentado y que a mí me ha parecido todo un éxito ha sido la indicación de los lugares en las distintas escenas porque tanto lectores y no lectores puedan identificar dónde se desarrolla la acción.


Era una apuesta compleja y díficil y que en términos generales, ha salido ganando. El primer capítulo es el pilar donde se va a construir una obra maravillosa. Estoy segura. Un buen inicio que cumple expectativas y, sobre todo, calla miedos. Nos quedan otros nueve capítulos para sumergirnos en una de las mejores obras escritas en los últimos años, aunque no hay que preocuparse porque ya está apalabrada una segunda temporada.


3 comentarios:

satrian dijo...

Estoy de acuerdo que la música es casi lo que menos me gusta de los títulos de crédito.
Y sí hay cierta falta de ritmo en algunas partes, pero la planificación de las escenas me parece admirable.
He disfrutado mucho con el piloto y espero seguir haciéndolo con los próximos episodios.

Manganxet dijo...

La serie, visualmente, me ha parecido preciosa y espectacular. Pero a nivel de "serie" en general (que no de adaptación)... creo que le ha faltado algo. A excepción del cliffhanger ha sido todo demasiado introductorio a mi parecer. Pero me la quedo, por supuesto.

minuto47 dijo...

Pues aquí vengo yo a llevar la contraria, y creo que de los créditos, lo mejor es la música, asi soy yo que parece que voy en contra de todos, pero es realmente adictiva y acompaña mucho lo que será la serie.

Y si, no eres la única obsesionada con los pelos, pero yo creo que Danaerys lleva un pelucón que flipas