lunes, 10 de octubre de 2011

Una inquietante y perturbadora historia

Con un título tan génerico y a la vez tan llamativo, se estrenó la semana pasada American Horror Story, la última y disparatada idea de Ryan Murphy, creador de varias series que adoro como Popular, Nip Tuck o Glee. Ésta es la primera razón por la que quería darle una oportunidad, pero también porque sus trailers y posters me despertaron una gran curiosidad. 

El inicio del piloto nos remonta a los años 70 con una siniestra y misteriosa casa, una niña con síndrome de down y dos gemelos que se adentrarán y sufrirán las consecuencias de esa osadía, pero realmente la serie se centra en la actualidad. Tras dos acontecimientos dramáticos, la infidelidad de su marido con una estudiante y un aborto, Vivien y Ben con su hija Violet se trasladan a ese caseron con una clara intención de recomponer el matrimonio. Además tendrán las visitas de la vecina con su hija con síndrome de down y la ama de llaves, que obvio decir que esconden más de un secreto.

american-horror-story-image
Como bien se podía intuir, contiene todos los clichés de terror visto en mil y una películas, pero no por eso resulta menos efectiva. El  primer episodio consiguió que casi no parpadease para no perderme ningún detalle y que estuviese al borde del sofá en tensión los 40 minutos. Visualmente está muy bien lograda tanto en los momentos más inquietantes como la escena final como cuando están a plena luz en el caseron. Además las escenas sexuales no resultan para nada groseras.

Otro de los grandes aciertos es el elenco ya que está muy bien interpretada. Destaca Connie Britton, que además consigue que nos olvidemos por completo de su papel en Friday Night Lights, pero no se quedan atrás el resto encabezados por Dylan McDermott y Jessica Lange. Todos los personajes resultan llamativos y perturbadores. Todos tienen un lado oscuro e inquietante que procova que quieras saber más de ellos.

Como dice Minuto47, el mejor adjetivo que se le puede predicar es el siguiente "si algo no le falta a la serie es la parte psycho (todos y cada uno de los personajes están como una regadera), la sexual (porque no escatiman en desnudos y escenas sexuales) y la parte triller (porque al menos a mí consiguió intrigarme lo suficiente para estar deseando ver el siguiente)". Es tan diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en series que me impactó tanto que quedé muy satisfecha y me entró tanta curiosidad por ver qué nos van a contar y más tras las revelaciones del final del capítulo que veré los siguientes y más si dicen que hasta el tercero o cuarto no te puedes hacer una idea real de lo que es la serie. Mi voto de confianza lo tiene.

5 comentarios:

satrian dijo...

Todos los personajes están dañados emocional y psicológicamente, es oscura y sexual desde luego, pero ante todo perturbadora.

krys dijo...

A mí lo único que me echa para atrás verla es el factor miedo.. pero creo que me llama demasiado la atención y me encantan tanto vuestros comentarios sobre ella que, como mínimo, tengo que ver el piloto. Además, nadie me ha dicho que tampoco de "miedo" sino mal rollo...

Anónimo dijo...

La FOX ya ha publicado una notica en la que anuncia que podrá verse en la cadena a partir del 7 de noviembre.
Se emitirá los lunes a las 21h30, justo antes de The Walking Dead...

LiPooh dijo...

- Satrian: El mejor adjetivo que se le puede dar sin duda es el de perturbadora.

- Krys: A mí miedo no me dio, pero si muy mal rollito.

- Anónimo: No lo sabía, gracias :)

Saludicos.

Manganxet dijo...

Tras ver el segundo episodio sigo pensando que si este tío no se dedicara a la televisión ya estaría en la cárcel xD Hay cosas muy "gratuitas", como sangre gratuita, sexo gratuito, o torsos gratuitos... pero bueno, supongo que es lo que la hace especial.