jueves, 25 de octubre de 2012

Un tren sin sorpresas

(OjO Si no sabes quién ha fallecido, no sigas leyendo.
SPOILERS DE PRETTY LITTLE LIARS 3.13)


Al igual que el año pasado, éste también hemos podido disfrutar de un nuevo capítulo dedicado a Halloween, para hacer menos dura la espera hasta enero cuando vuelva Pretty little liars. Si el año pasado, nos volvimos al pasado para conocer la primera mentira, éste sigue los sucesos ocurridos tras el último capítulo regular. 

Habían anunciado que alguien moriría e, incluso desde la página web habían dado una lista de candidatos, incluidas las cuatro zorrupias. Estaba muy claro que a éstas había que descartarlas. Mis candidatos eran Garret y Wren; sin embargo, finalmente me decanté por el primero ya que tenía mucho más sentido su muerte a estas alturas, además las primeras escenas ya apuntaban a que él sería la víctima. Toda muerte tiene que ir precedida del descubrimiento de algo esencial, aunque aquí no lo es tanto. Garret le cuenta a Spencer, que la noche en que Ali murió, él sólo finge matarla para que Jenna no lo haga, cosa que se le volvió en su contra. Además luego encuentra a Alison hablando con el padre de Aria. ¿Qué significa? Poco la verdad. Quizás que no pensemos en Jenna como "A" y pongamos al padre de Aria como sospechoso, aunque al menos para mí ya lo era desde hace tiempo.

La fiesta de Halloween se organiza en un tren (anda que no molaría que Renfe hiciese algo así). Allí las chicas acudirán vestidas como personajes de películas. En principio, sólo acuden en pareja Emily y Spencer ya que Caleb se encuentra recuperándose de su herida, aunque luego sorprenderá a Hanna apareciendo y Ezra tiene que trabajar. Toby no se separa de Spencer supuestamente haciendo de guardaespaldas así que eso hay que conjugarlo con lo visto anteriormente y pensar si realmente es así o si al formar parte del Team A, tiene una misión oculta.

El viaje precisamente no será una fiesta y especialmente para Aria. Tras actuar y decir dos frases Adam Lambert - guest star en este capítulo-, Aria cae dormida a causa de una droga en su bebida, mientras Spencer es atacada y Hanna es atormentada por Mona que se disfraza igual que Caleb. La tensión culmina con la escena en que dos personas intentan tirar la caja donde está Aria y el cadáver de Garret. Finalmente las chicas llegarán en el momento justo para salvarla. Mientras la policía investiga, aparece el cadáver de Alison entre hielo y bebidas. Aquí hay muchas cosas incongruentes y difíciles de entender (¿por qué Aria no intenta abrir la caja con el destornillador?). Para rematar el capítulo, una escena en la que sale una mano de la tierra. WTF!

Y para hacer relleno en el capítulo, la trama de la madre de Hanna y el pastor, que están en casa repartiendo caramelos y aparece una niña misteriosa que nos hacen creer que es un fantasma y que tiene una hermana que le hace la vida imposible. ¿Era realmente necesario? Como no nos hagan creer que es una especie de manifestación de Alison (quien sepa algo de los libros lo entenderá), no entiendo esta parte. 

Un capítulo que bien podrían haberse ahorrado, que lo que supone que era más impactante ha sido bastante decepcionante y que siguen dando vueltas y vueltas sin sentido.Confieso que cada vez me da más pereza y que más allá de que tenga sentido o lógica, no me está sirviendo para entretenimiento así que teniendo presente que hay una cuarta, mucho tendrán que mejorar en la segunda parte de la temporada que comenzará el 8 de enero.