viernes, 3 de febrero de 2012

A la pista de baile: Glee 3.10 y 3.11

(OjO Si no sabes quién se casa y quién no, no sigas leyendo.
SPOILERS DE GLEE 3.10 Y 3.11)

Sí, hace tres semanas volvió Glee y yo, inmersa en mis oposiciones, lo ví, pero no me dio tiempo a comentarlo, luego tuvimos una semana de descanso por el encuentro con Obama y esta semana hemos tenido un capítulo dedicado a uno de mis cantantes favoritos.  Seguimos con el habitual esquema de los últimos tiempos. ¿Qué es lo que me ha gustado y lo que no de estos dos capítulos?


-   La vuelta de Sam. Aunque nunca he sido muy fan de “boca grande”, su historia con Mercedes me gusta y me dio mucha pena que no la desarrollasen; sin embargo, en el 3.10, sabemos un poco más de ese amor de verano con la canción de Grease. Aunque Mercedes está con otro chico, no puede olvidar fácilmente al rubio así que en el siguiente capítulo acaban besándose. ¡Qué monos!
-         El enamoramiento de Becky (3.10). La adorable animadora pone sus ojitos en Artie; sin embargo y a pesar de que se lo pasan en grande juntos, acaba recibiendo calabazas. Me gustó como nos comunicaron los pensamientos de Becky a través de la voz en off, además de su discurso final sobre las personas con síndrome de Down me emocionó. Relacionado con esta historia, está Sue.
-        Muchas quejas he leído sobre el comportamiento de Sue en este capítulo: que si no es ya tan malvada, que si ha ablandado, que por qué ayuda a Becky, etc. Yo la defiendo. Al margen de que ya no es la irónica y arpía del principio, cada vez que ha habido una historia relacionada con personas con síndrome de Down, ha demostrado tener su corazoncito, desde la historia con su hermana hasta cuando Becky quiso entrar en las animadoras. Cuando Becky le pide consejo sentimental, se lo da como una madre ya que la adora y además yo creo que ve en ella a la hermana que recientemente ha fallecido así que no la puede tratar con desden. Para algo lógico que hay en la serie, no nos vamos a quejar, ¿no?
-        Sue y Beastie vestidas de damas de honor con los tocados de las primas de Guillermno de Inglaterra en su boda. ¡Genial!
-        La entrenadora de natación sincronizada. Es muy obvio que viene a suplir el vacío de Sue en cuanto a alguien mordaz y agresivo, lo cual me parece perfecto. El personaje de Sue ya está bastante quemado, además de que esa evolución positiva a mí me gusta, así que alguien tenía que suplir ese papel de “malvado de la función”.
-   El capítulo dedicado a Michael Jackson (3.11). Primero fue Madonna, después Lady GaGa, a continuación Britney Spears y ya era hora que le tocase el turno al Rey del Pop y le toca el turno al Rey del Pop. El homenaje estuvo muy bien, la elección de las canciones fue muy acertada (a excepción de Scream, que no me gusta especialmente). Mención especial para Santana y Sebastian con Smooth Criminal, que se ha convertido en una de mis favoritas.
-       A pesar de que luego comentaré que Blaine no me gustó en este capítulo, la trama que nace con él sí. Tras su incidente, la venganza revolotea, pero Kurt no sabe cómo defender a su amado, pero ahí está la gran Santana para hacer que confiese Sebastian y grabarlo. Sin embargo, Kurt reacciona y consigue convencer al resto de que no hay que denunciarlo, pero si hacer otra jugada así que invitan a los Warblers y con la magnífica canción de Black or White de Michael, todos se unen y finalmente descubren lo retorcido que es Sebastian dejandolo con el curo al aire delante de sus compañeros. ¿Significará esto que ya no saldrá? ¿Lo expulsarán?



-       La proposición de Finn a Rachel. También era obvio por donde iban a ir los tiros. Tras el chasco que sufre Finn al enterarse de que su padre no es un héroe de guerra, ve que lo único positivo que tiene es Rachel así que para amarrarla le pide que se case con ella. Rachel, con un poco más de cabeza, le dice que se lo tiene que pensar así que nos dejan con la incógnita en el aire hasta el siguiente capítulo, en el que Rachel tras pensárselo y ver cómo todos sus amigos encaminan su futuro (Kurt es admitido en New York y Quinn en Yale), acepta. Sin embargo, nos espera una sorpresa final porque Rachel es finalmente aceptada en la escuela de New York lo cual repercutirá seriamente en esa finalidad de matrimonio. 
-       La proposición de Will a Emma (3.10). No tanto por el número musical (¿quién no pensó que Artie se ahogaba?^^), sino por la proposición en sí. Will ha sido el personaje más cargante de toda la serie y cualquier trama suya me aburre soporíferamente, a pesar de que en ésta, la protagonista sea la dulce Emma. No obstante, su matrimonio era el paso lógico y ya lo esperaba desde hace tiempo.
-     Blaine, en general. Es un amor-odio lo que tengo con él, pero en este capítulo lo he llegado a odiar mucho. No se sabe si queriendo o sin querer le comenta a Sebastian que New Directions están pensando en cantar canciones de Michael así que no duda en copiarles la idea así que la lucha de coros se encrudece. ¿Pero este chico no se entera que Sebastian no es trigo limpio? La diferencia entre los coros se resuelve en un garaje y acaba con Blaine malherido en un ojo ya que le tiran un batido con sal gorda, aunque iba hacia Kurt realmente. También es mala suerte que le entre un grano, le dañe la cornea y lo tengan que operar.

Este inicio de la segunda parte me está gustando mucho. Como ya comenté hace unos cuantos capítulos a pesar de que empezó floja esta tercera temporada, me está gustando mucho. Lo mejor que aún nos queda mucho y más sabiendo que en la próxima viene Ricky Martin y ¡canción en español!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no soporto a finche demasiado cuento de hadas ya por favor un poco de ralidad son 2 pendejos de 17 años no saben ni lo difisil q es comvivir...pero bue era re obvio x algo aparecen los padres de rachel para q finn les pida la mano

La de las Wayfarer dijo...

Parece que a nadie le ha gustado la proposición de Finchel. Mi cara cuando le pidió matrimonio fue de chiste. Solo puede decir, DI QUE NO DI QUE NO! Y la tonta de Rachel dijo que si ¬¬. Solo espero que al final no acaben casándose, porque sería horrible. Esta no es la Rachel Berry de la primera temporada...
Al contrario que a ti, a mi me encantó la proposición de Will y Emma. Me declaro fan incondicional del Wemma (Bueno, mas de Emma, que la amo muco muchísimo, porque Will... TT) Y aunque el número musical fue un poco WTF!? Sobre todo con Artie tirándose a la piscina, la proposición fue preciosa, y encima con un due de Santana y Rachel (*______*)
Otra vez llevándote la contraria, a mi me encanta Blaine. Está ciego no, lo siguiente, sin ver que Sebastian no es nada bueno, pero solo con verle cantar y como le visten.. nado en un charco de babas.
Besos ;)

SilyLane dijo...

A mi las proposiciones me parecieron patéticas...odio con empeño a will, y el trato que hace la serie a la enfermedad de emma me enferma, ¿cómo se puede proclamar la incultura tan abiertamente?