miércoles, 9 de junio de 2010

A la Pista de Baile: Glee 1x22

OjO Corre, salgamos a la pista de baile, pero cuidado porque igual te empujan los spoilers -tanto en el texto como en las fotos.
Nuestro club favorito  ha emprendido un duro y largo viaje hasta llegar a las Regionales, en el que lo importante no era ganar o perder sino sentirse especial, parte de un grupo y creer en sí mismo. Y han conseguido llegar a su destino, aunque no sin dificultades. Veamos qué obstáculos se han encontrado durante el camino.

Nada más comenzar el capítulo, ¡noticia bomba! Sue va a ser juez en las regionales, lo que conlleva el consiguiente enfado de Will y su protesta ante el Director Figgins. Sin embargo, éste le contesta que no puede hacer nada, porque no es su competencia. Sue ha sido elegida por ser una celebridad ya que este año los jueces son gente famosa. Will (y yo también, aunque en el fondo esperaba ver ese corazón de Sue) sospecha de que al estar Sue en el jurado nada se puede hacer. Esto mismo piensan los chicos que se desaniman de tal manera que  ni les apetece cenar pizza en el apartamento de Will que los había llamado para las nominaciones de canciones. Lo único que les apetece es llorar porque perder significa que el Glee Club dejaría de existir. Momento muy lacrimógeno cuando Tina rompe a llorar diciendo que en el Club se ha sentido especial y que ahora ya no lo será. También en el apartamento descubriremos a través del recuerdo de Quinn cómo fue el encuentro entre ella y Puck. La verdad es que fue de lo más normal. ¿Cuántas chicas adolescentes se habrán creído eso de que el chico controla y luego se han quedado embarazadas? 

Viendo como están los chicos, Will decide hablar con Emma que ha vuelto tras estar unos cuantos capítulos desaparecida. Emma, como buena consejera, le recuerda como ella hizo que él volviese a sentir las ganas de seguir en el coro cuando pensaba dejarlo todo para ser contable. Pero no sólo del coro, vive el hombre; sino también de su amor hacia ella así que no duda en decirle I Love you, aunque ella le sorprende diciendo que se está viendo con su dentista (anda que pensabamos que era tonta, yo también vería a su dentista, pero eso lo hablaremos mañana^^). Así, Will todo apesadumbrado se marcha en coche y al hacer zapping con la radio, descubre el modo de motivar a sus chicos. 

El único dentro de New Directions que está dispuesto a luchar es Finn. Sí, otra vez, él. Recordemos que ya en el final de la primera parte, Sectionals, fue el que impulsó el triunfó para llegar a los Regionales. Bueno, vale, tengo sensaciones contradictorias con él. Tan pronto me cae fatal como que me gusta bastante. Busca el apoyo de Rachel ya que sabe que ella es la otra líder y que con ella podrán hacer algo grande. Es entonces cuando en la escalera del instituto, él le planta cara diciendo que es la única que puede motivar al grupo (¿os habéis fijado que no le mira a los ojos? ¿Tanto miedo le tiene? ¿O le da miedo no ser correspondido?) a lo que ella le planta un beso. Algo que esperabamos viendo todos los acercamientos que ha habido entre ellos y que Jesse la dejo más plantada que Marco en un puerto italiano. A esto que Will les comunica cuáles son las canciones que cantarán en la final.


Llegamos ya al auditorio donde se va a celebrar las Regionales, que, por cierto, me recuerda al de Sister Act - no sé por qué-. Todos están nerviosos y saben que se juegan mucho, pero ahí está Will para animarles y calmarles. Comunican cuáles son los jueces famosos que no son otros más que los que han aparecido a lo largo de la temporada - me ha echo gracia este detalle, ha estado bien-: Josh Groban, que apareció en Acafaellas, Olivia Newton John, que apareció en el capítulo Bad Reputation y Rod Remington, el amor no correspondido de Sue en Mash Up. El primero en actuar es New Directions, cuya actuación la comentaremos más adelante. Justo antes tenemos un momento romántico con el  I love you que le dice Finn a Rachel. Ya no hay duda de que terminan juntos esta temporada -oh yeah- . La actuación es un éxito, todo el público se halla en pie y les aplaude fuertemente, incluída la madre de Quinn, que la ha ido a ver tras echar a su padre de casa por serle infiel. Justo en ese momento, "rompe la fuente" - anda que menuda traducción que se han marcado- o mejor dicho rompe aguas. Aquí han jugado mostrándonos las imágenes del parto de Quinn con la actuación de Vocal Adrenaline, que también comentaremos más adelante. Quinn que ya es amiga forever de Mercedes le pide que esté presente en el parto. Cómo me gusta esta amistad, ¿os lo había dicho ya? Jajaja. Puck también ha visto en nacimiento de su hija todo emocionado. Han sido unas escenas muy bonitas.
Tras el nacimiento de la hermosa criatura, todos acudirán al auditorio (que digo yo que debe estar a tiro piedra del hospital, ¿no? o eso o tienen teletransportación) para presenciar los premios Yo ya me imaginaba que ganaría Vocal Adrenaline, pero no exactamente de esa forma. A pesar de todo lo negativo que se le pueda achacar a Sue, ante las duras críticas de los jueces, especialmente de Olivia, decide cambiar su voto y apostar por el Glee Club. En un principio, parece todo lo contrario que Sue va a votar a cualquier otro y  Josh Groban por Glee Club. Sin embargo, cuando se dan cuenta de que Sue no debería estar en el jurado por no ser una celebridad cambian todos de opinión. Los jueces famosos votarán a Vocal Adrenaline, mientras que será sue quien vote a New Directions. Las caras de los chicos muestran decepción, tristeza, desilusión, frustración... En el caso de Rachel, debemos añadir que además tiene el chasco del encuentro con su madre. Ella acude toda emocionada a proponerle que sea codirectora con Will el año que viene; sin embargo, ella le dice que está cansada de dirigir y que quiere tener una familia. Pobre Rachel!!! Ya con lo de la semana pasada y con lo de está, han conseguido que me de mucha pena y le empiece a coger cariño. A ver que vale que es ya mayor, pero se puede tener una relación, ¿no? No hay que ser tan dura y decirle que ya está todo perdido. Mujer, lucha un poco, que tu hija quiere estar contigo. En fin.

Una vez reposada la derrota, Will presencia como Emma está hecha una furia en el despacho de Figgins - jo, cómo ha cambiado esta chica. Me encanta verla furiosa. Will la intenta calmar en el pasillo, pero Emma está muy enojada no sólo con el resultado sino también con Will porque se conforma. Will le pregunta que si sólo es por los chicos, ella le contesta que sí, pero no es lo que parece así que se besan. Uala!!! Un beso muy tierno, muy propio de ellos. Menos mal que ha aparecido Rachel para llevarse a Will, porque a saber cómo hubiese acabado ese beso, aunque yo pienso que no hubiese pasado nada más porque Emma no puede perdonarle tan fácilmente todo el daño que le ha echo Will. y el dentista es mucho dentista. Will aparece en ese auditorio que le regaló April (que digo yo ¿y no pueden ensayar ahí en vez del en el aula?) . Están todos en el escenario donde le dedicarán unas bellas palabras, incluídos Mike y Matt que han tenido una frase -  uauuuuuu!!! Esperemos saber algo más de ellos en el curso que viene. El sentido del coro no era sólo ganar, sino hacer piña, sentirse especiales y superar miedos. Todos muy emocionados le cantan una hermosa canción a Will, que no puede detener las lágrimas. Un momento muy bonito y en el que todos pensaban que New Directions desaparecía para siempre. Pero no. Una sorpresa nos tenían guardada. Sue que también ha visto esa actuación con lágrimas en los ojos se da cuenta de que quiere a esos chicos (cómo para no quererlos!!!), aunque sea a su manera así que toma una importante decisión. Cuando Will está recogiendo las cosas del aula, se presenta Sue. Will le dice que no es un buen momento para reirse de él. Pero ella, con su característico estilo, le dice que le admira y que quiere a los chicos así que ha convencido al director Figgins para que el Glee Club dure un año más. Bravo por Sue!!! Olé, olé y olé!!! El capítulo finaliza cuando Will les sorprende a todos diciendo que seguirá un año más el coro. Para agradecer toda la confianza que han depositado en él, Will junto con Puck les canta una canción que nos muestra la unión de todos los miembros; Mike y Matt, Brittany y Santana, Mercedes, Quinn y Kurt, Finn y Rachel , Tina y Artie y también Puck y Quinn que se dedican miradas enamoradas. En relación con eéstos últimos, ambos han decidido no hacerse cargo de la niña Beth que quien la adoptará será Shelby, la madre de Rachel, que consigue tener una familia.


 En cuanto a los números musicales, todos me han encantado. Comenzamos con la actuación de New Directions. Nuestro grupo favorito ha cantando tres canciones a cual mejor para la final. El primero de ellos ha sido un dueto entre Finn y Rachel cantando Faithfully de Journey, una hermosa canción muy acordes con ellos, que me ha emocionado mucho. Le sigue una  Any Way You Want It Lovin, Touchin, Squeezi, también de Journey (como el título de este capítulo, lo que me hace volver a preguntarme qué son antes las canciones o las tramas^^) para terminar con una conocida por todos y una de mis canciones favoritas, Don't Stop Believing Tras la actuación del Glee Club, ha llegado Vocal Adrenaline,  con su homenaje a Queen, Bohemian Rhapsody, que también ha estado bien, pero me quedo con la de mis chicos. Vocalmente el único que cantaba era Jesse, mientras los demás hacían coreografías muy elaboradas. En su conjunto ha estado muy bien, pero he echado en falta algo más de interpretación más que baile. La canción que les dedica el grupo a Will es To Sir with Love, también de Journey. Una canción muy hermosa que iba estupendamente con el momento de homenaje a Will por su esfuerzo y en el que todos han derramado alguna lagrimilla. El capítulo ha finalizado con Will y Puck interpretando Somewhere Over The Rainbow de El Mago de Oz, que fue magistralmente interpretada por Judy Garland. Esta vez sólo con las guitarras ha sido una versión muy bonita que ha puesto la guinda al pastel a este final.


En definitiva un buen capítulo que me ha entretenido de principio a fin, me he ha dejado con muy buen sabor de boca y he disfrutado de las canciones. Quizás sólo he echado en falta algún cliffhanger, pero bueno, pensandolo en frío, quizás acabar así ha sido lo mejor. Mañana lo explicaremos mejor, porque aunque aquí hemos analizado el capítulo como lo hemos ido haciendo semana tras semana en la segunda parte de la serie, Glee se someterá a una evaluación final como todas sus compañeras en el que repasaremos toda la temporada.

3 comentarios:

ALX dijo...

El episodio ha estado muy bien y ha sido de agradecer sobre todo después de lo flojos que han estado los anteriores. Ahora a esperar hasta septiembre a que vuelvan, se va a hacer largo.

Alejandro A dijo...

me ha encantado tu entrada, todo el capítulo ha sido precioso, me ha encantado y como dice ALX se recupera mucho de los capítulos anteriores que estuvieron algo flojos, en verdad que me ha encantado y espero yo también hacer mi entrada sobre el final y la serie en sí

satrian dijo...

La versión de Over the Rainbow es parecida a la que realiza Israel Kamakawiwo´ole, no se si estará bien el nombre, que además hace un mash up con What a Beautiful World de Louis Armstrong, el solo y su ukelele, imprescindible.
Un gran final de temporada y el número de Journey me gustó mucho.