lunes, 5 de julio de 2010

El tamaño aquí sí importa: Huge

Todos alguna vez nos hemos preocupado por nuestro físico. Si estamos más gordos, más delgados, con más kilos o con menos. Es algo a lo que nadie ha podido escapar, seas español o estadounidense. Quizás lo hayamos pasado mejor o peor, pero sin duda nos habrá marcado de alguna forma. En EEUU, especialmente es curioso como en un país donde se fomenta desde todos los ámbitos el físico ultra delgado, dos tercios de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso. Aún así, no dejan en su empeño de patrocinar esa cultura de la delgadez a través de muchos shows. Entre otros, destaca The Biggest Loser, transmitido por la NBC y que ya va por su novena temporada y cuya única premisa es que la gente baje de peso, Dance Your Ass Off, de la FOX que anima a las personas a bajar de peso mediante el baile y Celebrity Fit Club, donde son los famosos quienes se ponene a dieta.

Pero las historias de gordos y flacos también han aparecido en múltiples series americanas. La gordura ha empezado a plasmarse abiertamente en las series norteamericanas. Así en la próxima temporada llegará Mike & Molly, que son dos personas que se encontrarán en una asociación de comedores compulsivos (Molly es interpretada porMelissa McCarthy, conocida por ser la genial Sookie de Las chicas Gilmore). Pero además de eso, en toda serie que se aprecie (dejando al margen productos como 90210 donde pesar 5 kilos más es motivo de repudio), aparece una persona gorda, que suele ser motivo de burla por parte del resto.  Han surgido personajes que a pesar de que la gente les ha dado de lado por su gordura, ellos se sienten felices, aunque eso sí habiendo pasado por un proceso previo de dificultades. Desde Carmen de Popular a Betty de Ugly Betty.


En este escenario se presenta Huge, basada en el libro de Paley Sasha,  un drama sobre un grupo de jóvenes enviados a un campamento de verano con el propósito de bajar de peso. Todos ellos irán con la mochila de la discriminación, la falta de autoestima, el sentimiento de inferioridad, la tímidez.  Principalmente se centraran en el personaje de Nikky Blonsky. Como ya le comenté a Mr. MacGuffin, me pareció que la habían engordado demasiado en el poster, pero no. En realidad es así y es que yo no la recordaba tan gorda en Hairspray ni en sus apariciones posteriores. Como su personaje, ella no tiene complejos, acepta como es su cuerpo y se rebela contra sus padres y contra todo el mundo por no ver lo que ella ve, que es una chica normal. Así lo dejará claro a sus compañeros: Siento como en mi interior, hay una persona más gorda a la espera de salir. La otra protagonista será Amber, interpretada por Hayley Hasselhoff - por si no lo habías adivinado es hija de David Hasselhoff. Amber será una modelo de tallas grandes y la más delgada del campamento, pero a pesar de ser muy guapa no se acepta. Como serie adolescente, habrá amor (¿Quizás un triángulo?). El interés masculino será el entrenador interpretado por Zander Eckhouse, hijo de James Eckhouse (Jim Walsh de Sensación de vivir 90210). Pero no son las únicas caras conocidas. Andrew Caldwell, que participó en Hanna Montana interpretando al amigo de Jackson y Raven Goodwin, de la serie Just Jordan de Nickelodeon. El resto son caras desconocidas. Todos ellos estarán bajo la dirección de la jefa interpretada por Gina Torres (una trotaseries que seguro la habéis visto en múltiples series, una de las últimas The Vampire Diaries).


Mientras en Glee, eran varios los motivos para sentirse fuera de lugar, aquí es la gordura. Sin embargo, en poco más se diferencian. El tema de la superación y quererse a uno mismo están en una y otra serie. Porque si dejamos aparte este detalle, nos encontraremos una serie en la que la superación es la clave. Aunque esto es una historia mil veces trillada, aquí resulta agradable como tratan el tema. Veremos cómo los personajes irán evolucionando no sé hasta qué punto físicamente, pero sí emocionalmente. Además del tema del físico, la serie se centrará en la amistad y el amor, como toda buena serie juvenil que se muestre.  Si bien, creo que  lo harán de una forma interesante, al menos el piloto demuestra que tienen buena materia para sacar algo bastante bueno. La serie cuenta con cierto toque de humor, aunque no por ello se aleja de las situaciones dramáticas. Por otro lado bien es cierto, que muestran todo con muchos eufemismos (se ha ido por vómitos para referirse a la bulimia) y con cierta dosis de moralina. El peso es un tema delicado, pero lo tratan de una manera honesta - a pesar de esos eufemismos de los que hablabamos. Pero al margen de todo ello, resulta un capítulo entretenido.


La gran asignatura pendiente será ver si se centrarán más en el tema de la gordura  o si, por el contrario,  vencer la timidez, traicionar a un amigo o el primer amor serán las  principales tramas.  De una forma u otra, estamos ante una serie juvenil con la particularidad de que están todos gordos y por tanto veremos muchas cosas típicas de estas series como la rivalidad entre grupos, las relaciones amorosas e incluso la superficialidad (ser más o menos gordo en el campamento conlleva envidias y conflictos). Sin embargo, a pesar de ese calificativo de juvenill, no sé si  me termina de encajar la idea de que esta serie la vean los adolescentes norteamericanos (sí, lo siento, quizás sea un prejuicio), aunque si a los adultos. Por eso, me da miedo saber si podrá marcar su propio ritmo dando algo diferente y atrayente o intentar desesperadamente encajar en las series juveniles más tradicionales, provocando una serie repetitiva y por consiguiente, aburrida. Sólo el tiempo (o los capítulos siguientes) nos dejará ver el interior de Huge y entonces comprobar si el tamaño importa o no.

8 comentarios:

Tokky dijo...

A mi no pudo dejarme peor sabor de boca esta serie me parece una tomadura de pelo y ni pienso acercarme a los siguiente capítulos.

satrian dijo...

No me ha gustado nada, no se que pretenden con ese capítulo, denunciar, hacer una serie teen, poner todos los clichés posibles en 40 minutos, no me ha convencido su planteamiento.

Tokky dijo...

Satrian estoy de acuerdo contigo. Por poner los cliches habituales en personas con sobrepeso no los hace originales.

no puedes hacer drmatismo serio con un quitame un toblerone de alla y ponme un huevo kinder aqui.

El comentario de ayer lo deje leyendo un poco por encima tu entrada. Ahora leyendola como se merece creo que la ves con demasiados buenos ojos. Hubo con momentos lacrimogenos que tuve que dejar de mirar por culpa de la vergüenza.

PD: No se que paso con tu comentario en mi blog que se lo fumo. Aparce en mi mail.

Saludos y que Huge mejore xq sino tu salud mental se va a resentir

Scott dijo...

Pues sinceramente me habeis quitado las ganas de verla, asi que me lo pensare, de todas formas no la esperaba con muchas ganas pero para darle una oportunidad si...

Ibán dijo...

Me parece genial que la gordura empiece a ser todo un tema a tratar, pero no puedo evitar ver mucho sensacionalismo....

LiPooh dijo...

- Tokky: Puede que sí la vea con buenos ojos, pero confieso que me van mucho las series teen y esta en definitiva lo es. Pero de todas formas veré el segundo y tomaré una decisión. Por cierto muy ingenioso lo de toblerone y el huevo kinder XDDD

- Satrian: Me decanto más porque es una serie teen al uso con la característica de que estan todos gordos. Creo que no se mojan más por los problemas de obesidad que tienen allá. Pero me da miedo que quieran ir más allá. Mientras sea una serie teen y entretenida, la veré.

- Scott: Jajaja. Es curiosa la serie, pero también es más de lo mismo: amistad, amor, aceptarse a uno mismo. Un capítulo no hace daño, prueba y decide.

-Ibán: Sí, a mí también me parece bien que lo traten, pero también me gustaría que se alejasen un poco de los clichés. Pero quizás ahora eso es pedir demasiado.

Saludicos.

fon_lost dijo...

Sólo me llamaba por Nikky, pero me da que tampoco la voy a ver. Una menos.

LiPooh dijo...

Fon_lost: A mí también me parece que no la vas a ver, aunque tampoco te pierdes nada.
Saludicos.