miércoles, 18 de agosto de 2010

Jóvenes y guapos, pero totalmente diferentes

Las dos series teen por referencia esta temporada tuvieron una vuelta al cole un tanto descafeínada. 90210 fue expulsada a la tercera clase; mientras Gossip Girl duró algo más. Pero, ambas suspendieron. Unos cuantos fueron los que me dijeron que siguiese con Gossip Girl, que al final mejoraba bastante así que si le daba una oportunidad a una, la otra no podía ser menos. En la primera parte del post, tenéis mi opinión sobre 90210, mientras que en la segunda, la de Gossip Girl así que puedes leer la que te interese...

(OjO: Spoilers de la segunda temporada de 90210)
Comencé a ver 90210 una madrugada de un viernes caluroso ya que me apetecía algo totalmente ligero y con caras bonitas. A los dos días ya me había visto al temporada entera. Pero, ¿por qué me enganchó tanto? Cierto es que su regreso fue algo decepcionante no sólo para mí, sino también para la audiencia americana que no la acogió con buen agrado así que los guionistas tenían que poner toda la carne en el asador y vaya sí lo hicieron. Líos, líos y más líos. Pero fundamentalmente por el cambio sufrido por algunos personajes. Annie ya no es la niña repelente y perfecta que llegó a Berbely Hills. En esta segunda temporada, alejada de sus amigos, Annie se muestra triste y sin ilusión hasta que llega un nuevo aliciente a su vida que es Jasper, el sobrino del hombre que atropelló al final de la primera. Pero Jasper esconde un lado oscuro ya que su obsesión por Annie le llevará a cometer varias locuras. Durante muchos capítulos sufrí por Annie ya que se despertó en mí un sentimiento de compasión hacia ella. Al  final, conectará con Liam (ayyy, omá qué rico). Otro que empezó siendo de lo peor, pero que en esta segunda temporada me ha conquistado a todos los niveles. No sólo por la historia familiar que tiene detrás -que el inolvidable Luke de Las Chicas Gilmore sea su padre estuvo muy bien-, sino por la lealtad que demuestra ante sus amigos. En un momento de valentía y ayudado por sus amigos, decide contarle toda la verdad a Naomi que digamos que sustituye a Annie en cuanto a chica destrozada en este final de temporada; porque no nos podemos olvidar de Jen, la bitch de la serie. Con cada acción que hace, se demuestra que es la nueva mala, malísima y que le da igual a quien hay que hacer daño. Era necesaria una villana y ella la encarna perfectamente. Su embarazo y sus problemas con el padre del bebé, Ryan, darán mucho que hablar.

Interesante también ha sido el vaiven de parejas que ha tenido Ade: Navid, Gia, Javier y otra vez Navid. Tras romper con Navid, inica una relación con una chica interpretada por la hija de Bruce Willis y Demi Moore. La relación en todo momento resulta muy natural y creíble, aunque por cuestiones de hormonas, acaben rompiendo. Miedo me da que con la vuelta de Navid, se vuelvan a repetir los mismos esquemas ya que ella ahora es una promesa del cante. Con la misma espontaneidad, surge la nueva pareja: Dixon y Ivy. Nunca juegues con fuego, porque al final te quemas o lo que vendría a ser aquí, no finjas ser pareja, porque acabaréis enamorados. Si estas dos parejas, me han resultado sinceras, no así la formada por Silver y el odioso Teddy. En esta segunda temporada, Silver, a la que parece que le da igual la muerte de su madre, es totalmente opaca, aburrida y sin profundidad, lejos de la Silver que tanto me gustó en la anterior etapa. Además su relación con Teddy tampoco ayuda a cambiar esta opinión.

Ganas tengo de que llegue la tercera que vendrá con importantes novedades: -Spoilers de la 3- Uno de los chicos será gay (Todo parace indicar que será Teddy), una nueva sensación del pop (¿Javier?), la ruptura de un grupo de amigos (¿Las chicas?), el comienzo de un nuevo amor (¿Ivy y Dixon?), el final de un sueño profesional (¿Ade?), la creación de una familia (¿Jen - Ryan?) y la desaparición de otra (¿los Wilson?). -Fin spoilers-. ¿La veré a ritmo de emisión o primará más que es una serie perfecta para verano? ^^ Sólo el tiempo y las ganas lo dirán.

(OjO: Spoilers de la tercera temporada de Gossip Girl)

A diferencia de la rapidez con la que devoré 90210, nunca encontraba el momento y menos las ganas para ponerme con Gossip Girl e incluso me he saltado del 3x13 hasta el 3x17, cuando se suponía que se veía la mejoría. ¿Qué mejoría? Porque yo he seguido viendo los mismos fallos de toda la temporada. Vaya por delante que nunca he sido gran fan de esta serie, pero al menos me entretenía y me lo pasaba bien con ellos. Salvo esta última etapa. El paso de los chicos a la universidad (bueno, esto es un decir ya que los únicos que parecen que han ido son Dan y Vanessa) no les ha sentado nada bien. Todos y cada uno de ellos han perdido lo mucho o poco interesante que tenían. Uno de los fallos que ha tenido esta serie es la poca o nula renovación de sus protagonistas. Seguimos teniendo a los seis de siempre más Jenny que ha empezado a tomar protagonismo en el grupo así que poco juego de parejas puede haber. Las cartas ya no pueden ser barajadas de otra forma y esto empieza a cansar. No digo que tuviese que desaparecer alguien, pero una nueva cara con un arco de episodios importante no hubiese venido mal porque el intento con la ex chica Disney, Hilary Duff, quedó en agua de borrajas. Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y estos chicos lo cumplen a rajatabla. Serena tras enfadarse con Nate acude a los brazos de Dan y su tímido beso hace despertar sus sentimientos. Chuck vuelve a fastidiarla con Blair a la que el amor le ha vuelto tonta perdida así que ambas deciden marcharse a Paris para olvidar sus desengaños. Como decíamos, más de lo mismo. Por otra parte, Jenny es un juguete roto que sólo sirve para agitar un poco las relaciones del grupo y Vanesa se ha ido sin pena ni gloria así que no creo que nadie la eche de menos. Ah! Se me olvida esos cliffhangers malos de disparar a Chuck, cuando todo el mundo sabe que no servirá para nada, y de que vuelva a aparecer Georgina, la supuesta mala de la serie, para decirle a Dan que va a ser papá. También he echado en falta una mala en condiciones esta temporada que pusiese contra las cuertas a los protagonistas porque las idas y venidas de Georgina más parecen una manera de cumplir expediente que de crear tramas interesantes. En definitiva, una temporada mala, aburrida, sin fondo y sosa que intentaré olvidar.   Cuando lo único interesante es la historia de Dorota, mal vamos, así que he decidido no continuar con la 4 temporada y más si el trailer no me ha llamado para nada la atención. -spoilers del trailer-  ¿Que Blair y Serena discuten? Eso está ya muy visto. ¿Que Nate y Chuck rápidamente olvidan a sus respectivas parejas y se acuestan con otras y le dan al alcohol y las drogas? Eso está ya muy visto. ¿Que Dan es ahora padre? Bueno, esto no está tan visto, pero cuando en una serie se sacan de lamanga   un embarazo, empieza a haber señales de alarma de que ya no saben por donde tirar la historia. -Fin de los spoilers- . Ni con él me han convencido de que siga con ella. Mejor. Así tendré una hora libre para dedicarsela a otra serie que me divierta más.

5 comentarios:

minuto47 dijo...

Me encanta tu análisis del trailer de la 4ª temporada jajajajajaja.

La verdad que la primera yo no la pienso ver, y la segunda la veía pero me cansaron cuando pasó a ser un siempre lo mismo (aunque no quiero hablar algo que yo por Serena igual hasta me veo sólo sus escenas xDD)

Un telespectador más dijo...

Yo tampoco pienso ver la 4ª temporada de GG, no se qué han visto de emocionante en ese trailer...
Yo estoy completamente de acuerdo contigo, una temporada muy mala.

de 90210 nunca he visto nada, pero me tira...me tira...

Saludos!

manganxet dijo...

Horrorosa tercera temporada de GG, pero por lo que he visto en el trailer parece que la cuarta volverà a sus raices así que yo si le daré una oportunidad (y las que haga falta, que GG es la niña de mis ojos xD)

Kiseki7 dijo...

Spoilers 2T 90210:

Bueno ya sabes mi opinión de la segunda de 90210, tan teen y típica como la primera, ¡pero mucho más viciante!
La clave ha sido dar salida a personajes sin rumbo (Ethan) y meter otros para poner patas arriba al resto (Jasper y en menor medida Ivy). También romper con la imagen de niña buena de Annie, en una serie donde prima el zorrerío no se puede tener un personaje principal ya no tan blanco (Navid es un buenazo y tiene sus tramas interesantes) si no tan infantil.

Mucho espero de la 3ª temporada, promete muchos cambios. Con que sea igual de entretenida como esta última, para pasar un rato divertido sin romperte la cabeza, valdrá.


De GG no opino ya que a día de hoy sigo sin ser capaz de terminar la temporada. Quizás lea algún resumen y vea el capítulo final, por ver como empieza la temporada, aunque tampoco me dará mucha pena mandarla al cajón hasta nuevo aviso.

Alejandro A dijo...

a mi me pareció cierta mejoría, después de capítulos totalmente aburridos creo que ya aceptaba lo que sea, además de que no le pido mucho a la serie, tal vez sea un cliffhanger efectista lo de Chuck pero a mi de momento me ha gustado los capítulos finales

saludos