jueves, 16 de junio de 2011

El misterio y el amor siguen muy vivos

(OjO Si no sabes qué es lo último que ha hecho A este verano, no sigas leyendo.
-Spoilers del 2x01 de Pretty Little Liars)

Aunque el título del primer capítulo de la segunda temporada de Pretty Little Liars parece estar referirse a Ian, lo cierto es que puede aplicarse muy bien al misterio y al romance porque este episodio lo dejó muy claro: todos y todo están muy vivos en la segunda temporada.

Efectivamente el misterio sigue muy vivo. El punto de partida del capítulo es justamente donde lo dejamos hace unos meses: en la iglesia con la ¿muerte? de Ian. Allí las chicas se enfrentarán a las acusaciones de mentirosas por parte de todos, las confabulaciones del policía (él y su extraña relación con la ciega me dan muy mala espina) y la terapia a la que tienen que asistir (momento genial de Hanna con las botas de la terapeuta), cuyo resultado final es que la psicóloga les dice que es mejor que están separadas, que como es obvio no lo harán. Pero lo que más ha llamado la atención es la facilidad con la que A puede meterse en casas ajenas, roba el diploma del profe y lo coloca en la consulta de psicología. Además de visitar la casa de Emily y borrar el video del ordenador. ¿Estas chicas no han aprendido aún que no hay ningún sitio seguro y menos su ordenador? Adiós prueba, adiós ventaja que podían tener. Veremos cómo consiguen mantener en vilo durante esta segunda temporada el misterio. Sólo espero que no den muchas pistas en falso y consigamos avanzar algo en la historia (y más sabiendo lo que ocurre en los libros).


Pero también el amor sigue muy vivo que es el otro pilar de la serie. Si la temporada pasada sufrió mucho nuestra querida Hanna, ésta tiene pinta de que también. Con el advertimiento de Lucas de que no lo vuelva a hacer (sigo prefiriéndolo como obsesionado con la reina del baile que como héroe de su amada), Caleb quiere recuperarla así que no duda en acercarse a su casa y estar un rato hablando con mamá Sydney que ahora se llevan de maravilla. A pesar de todos los perdones, Hanna se mantiene firme y le dice que no lo podrá perdonar. ¡Olé Hanna! Ya pensaba yo que enseguida se echaría a los brazos del hijo perdido de los Iglesias. Aunque todos sabemos que acabarán juntos, pero me gusta que no se lo ponga tan fácil. Pero dicha conversación también tiene una víctima colateral: Mona. Hanna no duda en ponerla en su sitio y decirle que ella es dueña de su vida y es quien decide. Además nos enteramos de que está saliendo con Noel el cual ignora por completo a Hanna, lo que me recordó a cierta escena de El Sexto Sentido. Seguro que todo esto dará que hablar.


La que tendrá que pelear duro (aunque lo primero será aclararse) es Aria. Su historia con Ertza está pasando malos momentos. Con el descubrimiento de que él había tenido una importante historia antes, Aria desconfía y le pide un descanso. Aunque el profesor tiene dudas de lo que significa y por eso le pide que hablen. Finalmente ella acudirá a su piso y él le recibirá sin camiseta (primer torso de la temporada!!!). Realmente me cansa esta historia por eso… OjO SPOILER la noticia de que este nuevo chicarrón entre en escena y la vuelta de la ex puede dar algo de vidilla ya que empezaba a ser bastante monótona.
 

Pero nuestro Toby-Romeo y Spencer-Julieta también van a tener que luchar por su amor. Ni la hermanastra de él ni los padres de ella aceptan su relación y ambas partes han dejado muy claro que no quieren que continúen. Sin embargo, el amor es más fuerte y tras un par de intentos, consiguen verse. ¡Ay, cómo me gusta esta pareja! Además la hermanísima al final le confiesa a Spencer que ella cree que algo le ha pasado a Ian ya que no los abandonaría jamás. Yo por si acaso no le contaría nada (además los padres más estirados no podrían ser).


¿Y Emily? Pues nada se sabe de sus novietas, cuya trama se ha sustituido por su posible marcha (¿por qué alguien duda de que no se marchará?). Su madre le presenta al vendedor de la casa (¿otro sospechoso más?) que además le enseña la casa al/la supuesta A. Y además se refuerza de nuevo su amistad con Toby. Me pareció muy linda esa escena.


El primer capítulo de esta segunda temporada fue increscendo. Aunque empezó algo titubeante, poco a poco fue cogiendo fuerza y dejando un buen sabor de boca para lo que nos espera de temporada veraniega (que según lo que he leído tendrá unos 12 episodios para luego emitir la segunda parte allá para enero, repitiendo por tanto el mismo tipo de emisión). Tenía muchas ganas de que volviesen y estoy muy contenta con su regreso.

5 comentarios:

satrian dijo...

Que cara de sospechosa tiene la psiquiatra también, eso sí no es muy despierta para no darse cuenta que tiene un título de más :P
No se yo si me va a gustar esta guerra padres-hijas que plantean con la separación.

fon_lost dijo...

Entonces va a seguir el mismo esquema de la temporada pasada? Nos tocará esperar muy mucho entre ambas partes. Me gustó el regreso. Todos sabemos que, ni Emily se irá, ni las zorrupias se separán.

Manganxet dijo...

Pues el estreno me ha gustado pero me esperaba mucho más, prácticamente no ha pasado nada lo suficientemente gordo para tratarse de una temporada nueva... pero ha estado bien.

LiPooh dijo...

- Satrian: A mí tampoco me gusta mucho la guerra padres e hijas así que espero que no la alarguen mucho.

- Fon_lost: eso he leído, pero estaremos atentos por si acaso.

- Manganxet: Yo también me esperaba algún bombazo, veremos si nos lo da en los capítulos siguientes.

Saludicos.

Natalia dijo...

A mi me gustan ver series dramáticas con un argumento bien elaborado. Este es el ejemplo perfecto, pero también les recomiendo la serie Luck, porque se desarrolla en un ambiente muy original y exclusivo: la hípica, pero deja al descubierto las miserias de los seres humanos.