jueves, 29 de septiembre de 2011

El impulso de echar a volar

El domingo por la noche despegó el que se ha calificado como el mejor estreno de esta temporada y hoy por fin aterriza mi critica que entre tanto estreno y regreso, mis opiniones se están retrasando mucho y no porque haya huelga de controladores, ¿eh?

Pan Am cuenta la historia de azafatas y pilotos en la famosa aerolínea Pan Am, esto es, Pan American World Airways que fue la aerolínea internacional más importante de los Estados Unidos desde la década de 1930 hasta su quiebra en 1991; aunque la serie se centra en la década de los sesenta.

Tras las buenas críticas en Twitter, me dispuse a verla el lunes y al principio pensaba que todos estaban locos, porque aunque pintaba bien, a mi gusto le faltó arrancar; no obstante una vez que lo consiguió, el resultado fue muy bueno. La serie alaba los días de gloria del transporte áereo con un ritmo bastante ágil, intercalando la historia actual con diferentes flashbacks para conocer a las azafatas y sus respectivas historias. La ambientación y el estilismo están muy cuidados y todo es maravilloso y perfecto, lo cual se aprecie especialmente en la iluminada fotografía de la serie, en esos colores tan resplandecientes y brillantes.

Pero detrás de lo brillante, cada una de las azafatas de Pan Am esconde un secreto. De entre todos, destaca la subtrama del espionaje internacional (ya que durante esos años la Guerra Fría se encrudeció) que tiene un gran potencial y habrá que ver si no la estropean. Por lo demás, relaciones sentimentales, querer evolucionar como mujer lejos de los estereotipos de la época y las relaciones laborales serán las tramas que veremos. Respecto a lo segundo, llama la atención que expliquen al principio que la vida laboral de las mujeres terminaba a los 32 años o cuando se casaban, para luego vendernos la imagen de mujeres liberadas y con ganas de comerse el mundo. Si las mujeres son el motor de la serie, los hombres serían el espacio de carga, porque si de algo peca la serie es en el elenco masculino. Sólo el piloto relacionado con una de las azafatas y el agente secreto tienen cierto protagonismo, dejando al resto de hombres en meras anécdotas, por lo que hecho en falta algún protagonista más masculino para interactuar con las mujeres. A todo eso, espero que la llegada de Goran Visnjic se alargue más de los cuatro capítulos.


En definitiva, un primer capítulo muy bueno que nos presenta todas sus armas; sin embargo su gran reto será mantener esa sensación deslumbrante del piloto y mantenerlo a lo largo de toda la temporada.

3 comentarios:

satrian dijo...

Goran es un gran reclamo a ver si se queda.
De momento Thomas Schlamme y Jack Orman han hecho un buen trabajo.

Un telespectador más dijo...

A mi me ha gustado, pero no he visto la maravilla que todos comentan. Le daré margen porque me parece que tiene potencial, pero espero más de estas azafatas.

Saludos!

Manganxet dijo...

Yo todavía no sé que hacer con ella... me parece una delicia visual y sonora, pero tengo tan poco tiempo...