jueves, 7 de octubre de 2010

A la pista de baile: Glee 2x03

(OjO Si no has ido al coro de la Iglesia, no sigas leyendo 
porque aquí encontrarás spoilers sobre el capítulo 2x03 de Glee)
 
Las expectativas eran bastante bajas teniendo presente lo sucedido en el anterior capítulo y que incluso las críticas hacia este episodio no eran muy buenas; sin embargo, debo confesar que me ha gustado mucho. Quizás no ha sido el más divertido, pero ha sido el que más me ha emocionado de todos. También es cierto que tengo una semana bastante sensible y que es muy probable que esta circunstancia haya hecho que lo haya visto con otros ojos. Pero sea de una forma u otra, me ha gusta que en ocasiones Glee explore campos nuevos. Un campo muy difícil de tratar siempre es la religión y nunca hubiese pensado que se trataría en una serie como ésta. Sin embargo, lo han hecho de una forma muy respetuosa y muy bien.


Todo empieza con algo surrealista porque no olvidemos que sigue siendo Glee. Finn decide hacerse una tostada con el grill de Foreman (olé ahí esa publicidad) y en la tostada aparece...¡Jesuscrito! Finn se vuelve en ese momento creyente ya que tiene en sus manos la Grilled Cheesus.  Como todo aquel que ve una aparición religiosa, decide pedirle algo y ese algo es tocar las tetas de Rachel- -no olvidemos que es un adolescente al fin y al cabo-. Después, Rachel va hablar con él ya que quiere que tras ganar varios Tonys a los 25 (eso es confianza y lo demás tontería) cuando decida tener hijos, ellos serán criados en la religión judía. Se empiezan a besar y Rachel le permite tocar sus tetas, lo cual hace que Finn piense que es obra de la Grilled Cheesus. Por eso su siguiente deseo es volevr a ser un chico popular. Aunque sea de pasada, volvemos a ver a Sam en el partido de fútbol americano. Finn cambia la jugada y aquel se queda malherido así que vuelven a elegir a Finn quarterback volviendo por tanto a ser popular. Dos de dos. Puck le cuenta que fue finalmente a la iglesia con su ¿niñera? a rezar por el padre de Kurt así que Finn se da cuenta de que no hay que pedir cosas absurdas así que acude a Emma confesándole que la tostada tiene poderes especiales y que ha desperdiciado sus deseos en tonterías, a lo que ella le intenta convencer que no es así.


Pero si hay una trama que me ha emocionado es la de Kurt ya que nos ha permitido ver otras facetas interpretativas y he de decir que me ha convencido su actuación. Cuando hay alguien enfermo, son muchas las personas que acuden a la religión para pedir que se pongan buenos los suyos. Pero también hay personas que este hecho no les hace cambiar de opinión. Uno de ellos es Kurt. Su padre tiene un infarto y está gravamente en el hospital. Mientras todos se refugian en la religión, él no quiere oír hablar de ella. Rachel, Mercedes y Quinn rezan cantando alrededor de su padre, pero Kurt no quiere así que les pide que se vayan. Quizás lo único que no me ha gustado es que haya sido Finn el último en enterarse porque vale que es el padre de Kurt, pero Finn lo siente también como a un padre y le ha molestado que no se lo haya contado (aunque yo me preguntó por qué tampoco se lo ha dicho su madre). Finalmente Kurt decide expresar sus sentimeintos con una canción, recordando los momentos con su padre (el actor que han escogido para hacer de niño Kurt se parece muchísimo; está muy logrado y han sido unas imágenes muy bien cuidadas.. Mercedes se da cuenta de que aunque Kurt no es espiritual, necesita un hombre donde llorar así que no duda en ofrecerselo, aunque eso suponga ir a la iglesia. Finalmente van y ahí Mercedes da un bonito discurso ofreciendole todo el apoyo a Kurt y dedicandole el oficio a su padre. Pero al final del capítulo, una luz se abre porque el padre despierta, lo cual apunta a una recuperación.


Todos tenemos una postura sobre la religión y Sue también. Sue se queja de que en una escuela pública se den clases de espiritualidad ante el director así que le pide a Will que dejen de cantar ese tipo de canciones. Pero necesita la reclamación de un alumno para poder ir al consejo así que acude a Kurt para pedirle que sea él quien lo haga. Emma, pensando que se está aprovechando de la situación del joven, se enfrenta a ella llamándola tirana -ohhh- a lo que Sue le responden contando por qué dejó de creer en Dios. Ante la enfermedad de su hermana mayor, ella rezó, pero se dio cuenta de que aunque reconfortante, no era moral, sino cruel.  Va a ver a su hermana y ésta le dice que "Dios nunca comete errores". Volvemos a tener una Sue humana. Por muy cruel que sea en ocasiones, es ponerse delante de su hermana y la bondad sale del chandal Adidas.


En cuanto a los números musicales, todos ellos, a excepción de uno, han sido en solitario, lo cual me ha gustado bastante para poder admirar en mayor o menor medida las voces de cada uno. Mis favoritas en este capítulo han sido I want to hold your hand de The Beatles porque entre la voz de Kurt y las imágenes me ha puesto la piel de gallina junto a la que cantan al final, One of Us de Joan Osbourned, en la que todo los miembros de New Directions vestidos de blanco la cantan en el escenario delante de Sue y de Will. Otra que me ha emocionado es la primera que canta Mercedes, I look to you, de Whitney Houston, no así la que canta en la iglesia, Bridge Over Troubled Water de Simon & Garfunkel. En este capítulo, no podía faltar el solo de Rachel que también ha sido precioso. La elegida ha sido una hermosa canción de Barbra Streisand, Papa Can You Hear Me. Por el contrario, no me han terminado de convencer las canciones de los chicos. Mientras Finn ha cantado Losing My Religion de R.E.M., Puck ha interpretado Only The Good Die Young de Billy Joel.

Y en cuanto a los estribillos, los mejores han sido:
  • Cada vez que rezo, me quedo dormida: Brittany
  • Creo que Dios es un Santa Claus para los adultos. Kurt
  • ¿Dios es un enano malvado? Brittany.
  • Es tan arrogante como decirle a alguien cómo creer en Dios,  y si no lo acepta, no importa lo sincero o lo honesto de su desacuerdo, van a ir al infierno. Bueno, eso no suena muy cristiano, ¿no crees? Sue.
En definitiva, Glee también es una cuestión de fe. Yo nunca he perdido la esperanza en que me hiciese disfrutar y lo ha conseguido con un capítulo que se ha salido de la horma, pero que me ha proporcionado algo que no esperaba que lo hiciese: emocionarme. Sé que esto habrá disgustado a muchos y lo entiendo; pero una vez más la fe me dice que volveremos a reírnos dentro de poco.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

me encantó el capitulo, así me gustan más, menos espectáculo y más sentimiento. La canción de finn fue como relleno, mientras que "I want to hold your hand" salió bonita, honesta, directa. Muy buen capitulo.

Alejandro A dijo...

a mi también me sorprendió que trataran ese tema en la serie pero como dices lo sentí muy respetuoso y correcto, muy grato ver que Glee explora otras facetas, a mi me ha gustado mucho también

saludos!!

satrian dijo...

Intentan bordear los dos extremos el irreverente y el respetuoso, con claroscuros, y los números musicales muy irregulares, algunos muy buenos, Kurt y otros malos, Finn.

martinyfelix dijo...

A mí me llamo mucho la atención el tema, es muy curioso ver como los americanos tienen esa concepción de Dios, y aquí ya nada de nada. Ha sido un capítulo un poco raro, pero la trama de Kurt ha estado muy bien, y el niño que han puesto para hacerle de joven es igualito igualito.

manganxet dijo...

Trataron muy bien el tema, pero no me gustó el episodio, ni las tramas ni las canciones... yo ya voy al reves del mundo, que a mí el de Britney me gustó muchísimo xD

Yorch dijo...

Voy a coincidir con manganxet.. me pareció muuuy aburrido, se me hizo largo largo. Y lo de la tostada me pareció horrendo directamente ^^.

Salvo las frases que comentas ;)

Saludos!

fon_lost dijo...

Ha sido un muy buen epi. Y si encima suena un temazo de los Beatles apaga y vámonos.

LF dijo...

A mi me encantó el capitulo. Todo estuvo magnífico... Como el cap anterior. Esta temporada está de lo mejor.

LiPooh dijo...

- Anónimo: de vez en cuando, no viene mal un capítulo de más sentimiento, pero también espero que nos vuelva a hacer reír como siempre.

- Alejandro A: Todos nuestros temores se han esfumado. Glee puede seguir explorando siempre que lo haga tan bien como en éste.

- satrian: todos coincidimos en que el de Kurt fue de los mejore y el de Finn el de los peores. Pero en líneas generales, me gustó mucho el capítulo.

- martinyfelix: reconozco que me gusta ver cómo tratan temas así sabiendo como es la cultura americana. Y el niño es igualito!!! Qué pasada!!!

- manganxet: Sí, vas al revés, pero mejor porque así podemos debatir ^^ Seguro que en uno próximo coicidimos.

- Yorch: Bueno, algo te gusto, jejeje. ¿Llegaremos a coincidir alguna vez sobre Glee? ^^

- fon_lost: La canción de los Beatles ha sido la mejor. Espero que se atrevan a versionar alguna más.

- LF: El de Britney no me gustó tanto, pero el primero y éste sí. como dices, esta temporada está yendo muy bien.

Saludicos a todos!!!

bvalvarez dijo...

A mí también me ha gustado mucho, aunque a Finn de vez en cuando le daría dos collejas por ser tan tonto :)