viernes, 24 de septiembre de 2010

Defendiendo en las Vegas


La famosa frase de lo que ocurre en las Vegas se queda en las Vegas esta perdiendo fuelle al menos en cuanto al mundo televisivo se refiere ya que cada vez más nos muestra lo que pasa en esta ciudad del pecado. Las tres profesiones por excelencia de las series han tenido su protagonismo en distintas series. La vida de los polícias ha sido plasmada en la longeva serie CSI Las Vegas, los médicos tuvieron un tímido intento en una serie con Rob Lowe que fue cancelada y ahora nos llega el turno de los abogados con The Defenders. 


The Defenders gira alrededor de un bufete de abogados liderado por Nick Morelli (James Belushi), un honesto abogado que representa a sus clientes como mejor pueda sin importar el caso y su socio Pete Kaczmarek (O’Connell), cuya pasión por las leyes es igualada por su amor por las mujeres y los coches. Junto a ellos, están la nueva asociada Lisa Tyler (Juren Smollett) y la joven asistente Sophie (Tanya Fischer). Además de los casos judiciales, la serie muestra la vida personas de ellos ya que Pete siempre está a la búsqueda de un nuevo ligue, Nick quiere recuperar a su exmujer y a su hijo y Lisa quiere deshacerse de su pasado como bailarina. 

La serie nada tiene que ver con otra homónima de 1960 cuyo estilo y casos eran totalmente diferentes. The Defenders de 2010 tiene un tono cercano a Boston Legal mezclado con Las Vegas. Tiene un punto de comedia ligera que me gusta. Cuando se estaba cociendo la serie, muchos se preguntaron porque se había elegido a dos cómicos. Y creo que acertaron por el tono de la serie. No sé que fue antes si el tono o los actores, pero logran hace una dramedia, ese nuevo género que está aún por definir, bastante entretenida. Aunque sinceramente creo que si se decantarán más por la comedia y explotasen esa excentricidad que tienen, podrían mejorar notablemente.

Respecto a los personajes, no hay nada nuevo porque nos recuerda a otros del mismo estilo. No obstante, James Belushi y Jerry O’Connell consiguen unos personajes simpáticos y agradables. Además confieso que adoro a James ya desde sus inicios con K-9 y The Blues Brothers así que su sola presencia ya consigue que le de una oportunidad a la serie. Según he leído últimamente hay gente que tiene cierta o mucha manía a O’Connell y eso puede que les eche para atrás. Sin embargo, me parece un buen tipo así que este problema yo no lo tengo. Volviendo a la serie, ambos resultan cómodos en sus respectivos papeles y la interacción entre ellos es creíble. Además la historia personal de cada uno les va como anillo al dedo. El otro protagonista es la ciudad. Últimamente asistimos a series en las que las ciudades son un protagonista más: Memphis Beat, Detroit 187…y en este caso Las Vegas también tiene su importancia porque la vida en esta ciudad marcará el devenir de los casos. A Nick y a Pete les tocará defender a bailarinas, chulos, jugadores…

En una parrilla en la que tengo a The Good Wife, Damages, seguramente a Outlaw, una serie de abogados cómica viene bien para rebajar el tono serio que proporciona las anteriores. Y además, está James Belushi, un tipo que me cae tan bien que al menos ya sólo con eso sube muchos puntos.

4 comentarios:

satrian dijo...

A pesar de lo mucho que me gusta Jim Belushi, me parece que no voy a seguir a estos dos abogadetes, ya te preguntaré que tal siguen.

Un telespectador más dijo...

Yo no tengo mucho interés en las series de abogados, o son muy muy cómicas estilo Ally McBeal no no terminan de engancharme...y si, en el saco de las que no me engancharon está The Good Wife (auqnue solo vi dos capítulos).

Saludos!

fon_lost dijo...

con The Good Wife creo que el cupo de dramas legales ya lo tengo cubierto, por lo que no creo que me ponga con ella. Aunque no te negaré que lo del tema Las Vegas como que tiene un plus. Pero por ahora la dejaré a un lado.

martinyfelix dijo...

A mí lo que más me ha gustado de la serie es el toque cómico, porque con tantas de abogados no hay mucho más que destaque.