jueves, 16 de septiembre de 2010

Todo queda en familia


La familia, ese núcleo de personas que tantas alegrías y tristezas nos da, es la protagonista directa o indirecta de las series que vemos. Pero no sólo la familia nos despierta estos sentimientos, también dos de los regresos de esta semana cuyo elemento común es la familia -¡qué casualidad!- lo hacen. Ambas series se enfrentaban a que no habían dejado un claro cliffhanger al final. Así nada tenían que resolver por lo que son un capítulo más. Sin embargo, Parenthood supo hacer un capítulo entretenido. Sí, con problemas familiares, pero problemas diferentes e interesantes. No osbtante, Life Unexpected sigue girando alrededor de las mismas tramas, por lo cual, aunque confiaba en una posible mejoría, ya veo que era una ilusa. Pero no os confundáis. El capítulo no ha estado mal. Sin embargo, tenía la impresión que todo ya lo había visto. Pero sin más, vayamos al grano con cada una de ellas…

(OjO: Si no has hecho una visitica a las familias, no sigas leyendo 
salvo que te quieras enterar, claro)

Comenzando por la alegría, ésta ha sido proporcionada por la familia Braverman (Parenthood). En primer lugar, debo decir que no fue un episodio muy especial como se presupone que lo son las premiere season, ya que se sentía como un episodio habitual de mitades de temporada. Y creo que por eso mismo me gustó tanto, porque no ví un salto, ruptura o novedad, sino una continuación lógica de lo visto en los escasos capítulos que tuvo la primera temporada ya que si algo achaqué hace unos meses fue el poco tiempo que hubo para empatizar con ellos. Seguimos con los problemas cotidianos de toda familia. Mi favorita es Julia, Joel y Sydney cuya trama se me antoja muy interesante. Sydney, esa ricura de niña, les pregunta a sus padres de donde vienen los niños -¡todos venimos de la vagina!- así que sus padres se plantean la posibilidad de darle un hermanito. El enfrentamiento que toda mujer se plantea entre su carrera y el embarazo espero que sea una trama que desarrollen. En el otro extremo, aunque sin llegarles a tenerles manía están Crosby, Jasmine y Jabbar. Aunque el crío me parece también muy mono, no consigo empatizar con ellos. Se enfrentan al problema de la separación porque recordemos, Jasmine y Jabbar se han mudado. Gracias a las nuevas teconologías pueden hablar y verse todos los días, pero eso parece no ser suficiente para Crosby, quien me da la impresión de que no ha cambiado como nos quisieron vender. Lo digo por ese feeling con la cuidadora de Max, por lo que intuyo que una puesta de cuernos se acerca. En el punto intermedio se sitúan Adam, Sarah y sus respectivas familias. Haddie es la protagonista tanto respecto a sus clases de conducir con su madre como por la relación con su hermano Max. Me pareció muy dulce que decidiese quedarse a dormir con Max tras haber sufrido éste la desilusión de que Jabbar no le visitase. Por último, nos queda la trama de Adam y Sarah (que tras saber que están juntos, se me hizo algo raro verlos actuar como hermanos). No me gusta mucho esta trama. Adam le roba la idea de un buscador de zapatos a su hermana y aunque al final confiesa a su jefe, un oriundo William Baldwin cuya publicidad del Ipad no pudo ser más patética, no creo que acabe ahí.
En definitiva un buen capítulo al mismo nivel de los que presenciamos en la primera temporada. Quizás yo no esté tan engatusada como la mayoría de la blogsfera con esta serie, pero me parece bastante buena. El episodio demostró que siguen aprovechando muy bien sus bazas: saber darle una importancia equitativa a cada una de las familias, aprovechan sus singularidades para crear tramas acordes e interesantes y combinar las situaciones cómicas con las dramáticas. Sólo espero que sigan así toda la temporada.


En el lado de la tristeza, se situaría la familia de Lux (Life Unexpected). Y digo tristeza porque aunque realmente no fue un capítulo malo, fue uno más al nivel de los de la temporada pasada. No ha cambiado nada desde que los dejamos en la boda así que estos meses los personajes no han evolucionado ni un ápice. Las tramas que nos presentan son ya conocidas o previsibles. Volvemos a tener una Lux dudosa con sus sentimientos. Bug le pide que se case con ella, pero ella que ya empieza a tener unas pocas luces, no le dice un sí definitivo. Así se encuentra sola en el bar cuando se presenta un atractivo chico que tras unas copas le invita a ver las estrellas. Ella, una adolescente sin los pies en el suelo - no nos olvidemos- se va con él y como es obvio, se besan. A la vuelta, le dice a Bug que no puede casarse con él así que pone pies en polvorosa y se va – oh yeah!-. Pero aún nos queda una sorpresita porque resulta que el chico… ¡es su profesor! ¿Estoy teniendo un deja vú porque esto me suena? La verdad es que no podían haber acudido a un cliché más usado. Por otro lado, tenemos a la parejita feliz que ha vuelto de su luna de miel y a un Baze roto que intenta gastar todas las oportunidades con Cate. Pero aún así no le importa tener un escarceo amoroso con una nueva camarera que resulta ser… ¡la hermana de Ryan! Y que encima les quema el bar. ¿Quieren hacernos creer que el buenazo de Ryan tiene un lado oscuro? ¿O que la hermana lo ha hecho para proteger a su hermano sin que éste lo supiese? Muy mala espina me da esta historia… Quizás la historia que más me llama la atención es el despido de Cate. La nueva jefa decide que no resulta muy atractiva una pareja casada en la radio así que como le cae mejor Ryan, decide despedir a Cate así que tenemos a una Cate deprimida. ¡Sí! Vale, ya sé que no es correcto alegrase por las desgracias humanas, pero me cae tan mal que igual bajar a los fondos le sirve para renacer mucho mejor.

3 comentarios:

fon_lost dijo...

Parenthood es una serie queme gusta mucho, pero me ocurre como a tí: no me entusiasma como a muchos. Vale que lo paso muy bien con ellos y me hacen disfrutar, pero como los Walker, nadie. Pero vamos, que me gustó mucho su regreso. Sydney es lo más lovely que ha parido madre!!!

De LUX sólo puedo decir que la trama del profesor la tenemos muy vista, así que espero que introduzcan algo nuevo. Y los adultos...Baze es el mismo de siempre. Y Ryan parece que tiene algo que ocultar, pero no creo que su hermana haya hecho lo que ha hecho aposta.

Yorch dijo...

Como dices, Parenthood ha vuelto como se fue. Es que tan poquitos episodios en la 1ª es lo que tiene ^^.

A mí me gusta el tono que tiene la serie, cada vez la veo más diferente de B&S.
Además es una alegría cada vez que sale Minka Kelly (cada vez más guapa!!).

Saludos!

martinyfelix dijo...

¿He dicho ya que estoy harta de Lux y los dos gilipollas de sus padres? Vaya trío, por dios, como se nota que son familia.