jueves, 23 de septiembre de 2010

La esperanza de la risa


Nos reímos de lo que vemos, de lo que oímos, de imágenes mentales, ante las ocurrencias de la gente, pero también nos reímos por algo necio o soez, por frases absurdas, por ironías inteligentes y divertidas e, incluso, de los demás. Y a veces nos reímos con las series. Sí, digo bien, a veces, porque el género de las sitcom últimamente no me estaba proporcionando muchas alegrías. Las series de la temporada pasada, a excepción de Community y The Middle, no em convencieron y esta nueva temporada iba camino de dejarme igual. Sin embargo nunca hay que perder la esperanza. Sin ser la mejor comedia, Raising Hope me ha arrancado algunas risas y eso es de destacar, no así Running Wilde que me dejó bastante fría.


Raising Hope gira entorno a Jimmy (Lucas NET), un joven que se convierte de repente en padre soltero. Con la ayuda de su familia, trata de criar a su hija,  después de la mujer con quien pasó la noche es sentenciada a prisión. El problema es que lo hará en el seno de una familia destructurada. Los padres de Jimmy se casaron cuando tenían 15 años y criaron a su hijo de la mejor manera que pudieron. Conviven con la abuela porque es la propietaria de la casa y que está senil y con su primo cuya vida gira alrededor de la fiesta y juerga. Además contará con la ayuda a Sabrina, una joven con un humor irónico, que trabaja como cajera en el supermercado local.

En una primera aproximación, puede recordar a My Name is Earl, y no es de extrañar porque ambas tienen detrás a Greg García. El humor de la serie es muy escatológico rayando a veces el límite; sin embargo, como decía antes consiguió arrancarme unas risas, no sé si porque estaba en el momento tonto o porque realmente me las sacó. No es un humor para todo el mundo, pero yo confieso que bien utilizado me gusta. Otra de las características de García es que muestra sobre familias de clase media baja sin mucha educación que están siendo sorprendentemente brillantes e inteligentes y aquí encontramos otro ejemplo. Quizás el que es el personaje principal sea el más soso, pero está rodeado de unos personajes muy ricos. Sin duda hay que destacar a Martha Plimpton, que hace de joven madre fumadora empedernida y bastante bruta. El padre es Garret Dillahunt que aunque no lo he visto en Deadwood y Terminator: The Sarah Connor Chronicles, me imagino que habrá sido un cambio brusco. Finalmente, Cloris Leachman que es la abuela senil y apuntas maneras para ser un personaje muy interesante.


La segunda comedia que tenía ganas de ver era Running Wilde; no obstante, su estreno dejó mucho que desear. Va sobre Steve, el hijo de un poderoso empresario que no ha tenido que trabajar nunca y siempre ha conseguido lo que deseaba, salvo el amor de Emmy, una fuerte defensora de la naturaleza que vuelve a la zona con su hija para defender a una tribu de la empresa de Steve.

El piloto fue muy simple con algunas escenas amables, pero las situaciones cómicas se las debieron dejar en la selva porque en el capítulo no las logré descubrir. A diferencia de la anterior, ésta tiene un humor mucho más blanco con el que no he conseguido congeniar. Además tiene un fallo: no veo a Will Arnett como actor principal de esta serie. No sé porque es pero no me terminé de creer su papel de niño rico, altivo y egoísta. Tampoco me creí su feeling con Keri Rusell así que si uno de los pilares de la serie es la pareja y ésta no me gusta, mal vamos. La única que me convenció fue la hija que es la voz en off que te va poniendo en situación a lo largo del capítulo.

En definitiva, me quedo con Raising Hope porque me apetece una comedia gamberra y ésta tiene pintas de serlo; no así con Running Wilde que sólo si mejora mucho algún día le vuelva a dar una oportunidad.

5 comentarios:

satrian dijo...

Estoy viendo que este año me quedo sin comedia nueva, y aunque Raising Hope apunta más maneras de poder mejorar y sacar alguna sonrisa, de quedarme alguna sería Running Wilde pero solo por Keri.

fon_lost dijo...

De ver alguna de estas comedias, sería la de Plimpton, exclusivamente por ella. No sé qué haré al final...

Tokky dijo...

Raising hope deja destellos.Muy bruta y lleno de salvajadas. Tiene un problema que es cero original. Todo ya lo has visto

Running Wilde no me gusto nada de nada. Serie spedica todo va rapidisimo. Los dialogos situaciones una locura.

Satrian siento decirlo la Russell tiene la gracia de un zapato. ADorable y riquiña lo que quieras

martinyfelix dijo...

A mí de las comedias de este año no me destaca ninguna. Las seguiré todas y ya veremos...

minuto47 dijo...

A mi me gustaron las dos, pero sin duda muchísimo más Running Wilde... y me la cancelarán sin motivo :(