viernes, 23 de abril de 2010

Aquellas maravillosas series infantiles



Llevo bastantes días nostálgica, tras ver la aburrida gala de Telecinco y como dicen que hablar, desahoga , aquí está esta entrada. Mi primer recuerdo de engancharme a las series está anudado inevitablemente a los dibujos animados. Cuando era muy pequeñita, sólo teníamos dos cadenas TVE1 y TVE2 así que los primeros recuerdos los tengo asociados a la cadena pública. Sin embargo, con el nacimiento de las cadenas privadas todo un mundo se abrió ante mis ojos: muchas más series para disfrutar!!! Ésos eran enganches de verdad. De aquellos que  llegabas corriendo al mediodía para ver Vicky el vikingo o a la tarde para ver El inspector Gadget (siempre me quedaré con las ganas de saber cómo era Dr. Garra)  mientras te acababas el bocadillo de jamón de york o de nocilla si era viernes, que para algo empezabas el fin de semana. Ibas a toda prisa a casa porque sólo había una vez para ver el capítulo, a expensas que luego con los años acabarás viendolos otra vez, claro. Pero en esa época no podías perderte el capítulo en cuestión porque si no, ¿de qué ibas a hablar en el recreo? No había internet para verlos cuando quisieses o la TDT para verlos repetidos millones de veces al día.


Eran, sin duda, otros tiempos. Los dibujos eran infantiles y no había que contentar al público adulto como ocurre últimamente, en que las series, pero especialmente las películas se han olvidado de que el público potencial es el infantil.  Además nadie te llamaba friki por ver series asiáticas. Al contrario, si no seguías Heidi, Candy Candy (aunque a mí siempre me ha parecido muy cursi), Ranma 1/2 (mi serie favorita), Sailor MoonLa familia Crece (mi otra serie favorita) no estabas a la moda. Muchas de estas series fueron las culpables de que luego me animase al manga y al anime (al que por cierto quiero volver  ya que lo tengo muy abandonado).  En esa época, nadie te tachaba de loco si te ibas a Los Mundos de Yupi o decías que ibas a visitar Barrio Sesamo. ¡Qué grande era esa época! Podías disfrutar tanto de Dragones y Mazmorras como de Las tortugas Ninja o El Capitán Cavernícola. Sin olvidar, a  Los PopplesPumuki. Claro que también había series estrambóticas como El ataque de los tomates asesinos o Ketchup Vampire,

Con las series de dibujos animados llegamos aprender mucho. Aprendímos a amar a la naturaleza  gracias Los osos Gummis, Los Frutis, David el Gnomo, Mofli, el último koala, La llamada de los gnomos con el siempre justo juez Klaus, La Aldea del Arce, Los Osos Amorosos. Claro que en esa época no le tenías miedo a los bichos porque estos eran encantadores:  La Abeja Maya, Ferdy la hormiga, La Hormiga atomica.

Nuestra infancia conocía los clásicos gracias a versiones, que aunque no muy fieles a la historia, tenían un origen literario. Dartacan y los Tres Mosqueperros recreaban las historias de Alejandro Dumas en el siglo XIX; Los Trotamúsicos hacían lo suyo con el cuento de los Hermanos Grimm, Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle.  Aunque jamás he podido terminar El Quijote, sé las historias gracias a la serie de dibujos animados y lo mismo pasa con el poema del Cid y Ruy, el pequeño Cid. Incluso Drácula tuvo su peculiar versión animada en Duckula. Peter Pan tuvo su reflejo animado, en este caso aleman y uno de los personajes más ávaros de Disney, el Tío Gilito de Patoaventuras (en inglés Scrooge  Mcduck) se basaba en el archiconocido Ebenezer Scrooge, viejo rico y codicioso creado por Charles Dickens en Cuento de Navidad.  Pero no sólo estudiaba literatura animada. Caballeros del Zodiaco dejaba apuntes sobre mitología griega.  Érase una vez el espacio, Érase una vez el hombre, Érase una vez las Américas y Érase una vez los inventores me ayudaron más de una vez a aprobar un examen porque recordaba mejor los capítulos que las lecciones del libro de historia. Aunque en ocasiones eramos tan inocentes que deseabamos hacernos una herida para ver si por nuestro cuerpo viajaban en naves espaciales para curarla  todo gracias a Érase una vez la vida.

Sí, eramos muy inocentes. ¿Quién no ha deseado que en su pared viviese una familia diminuta? Teníamos ante todo una imaginación desbordante porque ¿qué clase de animales o seres extraños son  Los Pitufos o Los Snorkles? Pero también se aprovechaba el tirón de películas para hacer dibujos animados. Así, los niños tuvimos una particular recreación de Los Cazafantasmas, TeenWolf, Loca Academia de Policia, El Mago de Oz, o de series adolescentes como Beverly Hills teens Y mucho antes de que las películas sobre superhéroes llegasen, disfruté de las historias de Los Cuatro Fantásticos, Defensores de la Tierra, Flash Gordon, Spiderman y un largo etc.













El deporte era siempre otro elemento que daba mucho juego. El deporte rey también lo era en la animación Oliver y Benji (Campeones), La Liga del Dragón, Supergol hacían las delicias de los más pequeños futboleros. Pero otros deportes también tenían su ídolos animados:  el voleibol de Juana y Sergio o el tenis de Raqueta de Oro. Y ¿quién no ha gritado eso de "tres puntos, colega" (Chicho Terremoto) al meter una canasta?

También las series fueron responsables de los nombres de mis mascotas. Así una de mis tortugas se llama Lulu o mi perro, Idefix. Pero mi mayor ilusión era tener un gato y llamarlo Isidoro, Aunque cunado lo tuve no le puse ese nombre, sino Sorti, cosas de la edad, supongo..


Pero sin duda, lo que más recuerdo de todas estas series son sus intros u openings, vamos las canciones que sonaban al empezar cada capítulo y que no parabas de cantarlas. Es más, cuando iba escribiendo este post e iba buscandolas, no podía evitar parar a verlas y cantarlas. Si queréis recordar alguna, no tenéis más que pinchar en el nombre de la serie. Aún guardo los discos de todas ellas (que son las que ilustran esta entrada) y es que menudos guateques montabamos mis amigos y yo con ellos ^^

Pero no sólo de dibujos, vive el chaval de la generación Y. Sino también de series de personas reales, pero eso será objeto de una futura entrada... De momento, demos la vuelta al mundo en 80 días.

5 comentarios:

Yorch dijo...

Que gran post! Que recuerdos, pues si que era yo seriefilo ya por entonces porque la mayoría de las que comentas las veía.

Me acabo de poner a cantar la canción de Isidoro ^^

Saludos!

satrian dijo...

Aun recuerdo cantar a mi sobri Itidoro e tená, todos hemos visto estas series porque no teníamos mucha variedad de canales, y coincidimos por ello nos unen a todos los que nos ha gustado la animación desde siempre.

Antara dijo...

Ahhh, qué recuerdos. definitivamente uno es lo que es desde pequeño. En esa época no teníamos blogs, pero hay que ver todo lo que nos tragábamos, jajaja. Gran post, vi muchos de los que mencionas y algunos otros que no.

Laytaine dijo...

Aqui tienes al sr Gang de El inspector gadget! :)

http://www.emezeta.com/articulos/dr-gang-el-enemigo-del-inspector-gadget

Acuaryus_me dijo...

Jejeje, madre mía la de series que nos hemos llegado a tragr, si le sumamos encima a las que vemos ahora... antes nos unía la poca cantidad de canales y ahora internet.

Gran post y gracias a él he visto por fin la cara del malo de gadget ;)