lunes, 16 de mayo de 2011

Por un puñado de risas


(OjO. Abed y Troy han polinizado esta entrada con detalles 
así que ten cuidado que pican.
- Spoilers sobre la segunda temporada de Community).

El año pasado, Community sorprendió y divirtió a muchos telespectadores así que la segunda temporada era una prueba de fuego para ver si se consolidaba o por el contrario, bajaba el listón. Pero en vez de hablar de esto, la crítica que ha surgido es si es una serie para todos o si necesitas estar relacionado con sus múltiples referencias para que te rías. Para que una sitcom te guste, tienes que participar de su sentido del humor, sino de otra forma no terminarás enamorado por más que te la alaben. Esa es la clave para todas las comedias y no sólo de Community. Por poner otro ejemplo actual, Modern Family. La rival de Community estos dos últimos años no me gusta porque no se inscribe en el sentido de humor que me hace reír, más allá de mi fobia a la cámara moviéndose, ya que lo soporto en otras comedias como Parks & Recreation. Community no será para todo el mundo, pero ninguna serie lo es. Ahora bien, una vez que compartes su estilo de humor, puedes llegar a disfrutar hasta límites insospechados.

Una vez zanjado este punto, es hora de analizar la segunda temporada. Es cierto como han comentado otros que su esquema habitual del año pasado ha variado en parte. Si en la primera temporada, establecía un croquis fijo en cuanto a la hora de contar las tramas, sólo roto en pequeñas ocasiones, en la segunda lo ha llevado al extremo, ya que son unos cuantos capítulos en los que rompe esa tónica, como bien relaciona Alberto Nahum, en su estupendo análisis sobre Community. Esa inteligencia que desborda en esos capítulos es digno de admirar. Por esta razón, creo que la segunda temporada ha estado mejor, alcanzando cada vez listones más altos. Pero es difícil mantener un nivel de matrícula en todos los capítulos, así que es normal que flojee en alguno de ellos, cosa que también viene bien para no saturar. Claro que el problema nace cuando vuelve al redil y la gente lo entiende como un bajón. Es muy posible que en algunos capítulos sea realmente así, pero también lo es que estemos tan obsesionados con ese giro sobre el giro que no sepamos apreciar su esquema habitual. Por eso, creo que aunque haya habido capítulos “peores”, éstos también han estado a un nivel muy alto.

Quizás el punto en el que creo que ha bajado estrepitosamente es en los finales. Si en la primera temporada, los adoraba y soy capaz de enumerar varios; en cambio, casi no me acuerdo de ninguno de la segunda. No sé si porque han gastado ya todas las balas en los 20 minutos anteriores, pero el gag final queda bastante deslucido.

Entrando ya en las tramas, el curso pasado se dejó abierta la historia del triángulo amoroso entre Jeff, Britta y Annie, que fue resuelto nada más comenzar la segunda temporada, lo cual acalló muchos miedos y aunque ha habido algún reflejo, no han abusado de esta historia así que estoy satisfecha. En cuanto a trama continuada, ha sido sustituida por la del embarazo de Shirley que ha dado un juego bastante interesante, llegando a un parto bastante surrealista y cómica. Los personajes han ido consolidándose en líneas generales, sabiendo utilizar muy bien las características de ellos. Sin embargo, hay que destacar dos grupos. Por un lado, Annie, que ha ido evolucionando hasta convertirse en un personaje ideal. Sigue siendo la dulce, inocente y buena chica, pero poco a poco ha ido madurando y cogiendo seguridad hasta tal punto de contestar en alguna ocasión a Jeff. Por otro lado, situaríamos a Chang y Pierce. El primero de ellos ha pasado de ser un personaje muy divertido a ser un chiste en sí mismo, que se aleja bastante de ese humor verbal característico de la serie. Prácticamente todas las veces en las que interviene Chang es para reírse de él en situaciones físicas (cuando lo golpea alguien, se queda atrapado en una tubería o le molen a balazos de pintura). En el caso de Pierce, es cierto que nunca ha sido santo de mi devoción, pero sus pequeñas pinceladas estaban bien (especialmente sus referencias twiteras). Ahora es un personaje pesado que lleva como estandarte que no forma parte del grupo e, incluso, ha protagonizado en este sentido el cliffhanger final. ¿Volverá Pierce? ¿No? ¿En qué condiciones? Es la gran pega que le encuentro. No hacía falta buscar un interrogante, al igual que no hacía falta en la anterior etapa, para que aquellos que disfrutamos de la serie estemos ansiosos de que llegue septiembre, porque ya sólo con su humor es suficiente.

Community ha demostrado que está en muy buena forma, siendo una de las comedias más inteligentes de hoy en día. Ha tenido capítulos memorables en esta segunda temporada. Aunque hay cosillas que no me han gustado, lo cierto es que me lo he pasado en grande cada cita semanal así que hay estaré el próximo curso para tener un puñado de risas más.

6 comentarios:

satrian dijo...

Es cierto que Chang y Pierce deben de renacer de sus cenizas porque este año han perdido bastante empuje.

Un telespectador más dijo...

Solo por ver el crecimiento que ha sufrido Annie esta temporada, ya podemos clasificarla de 10, qué grande ha estado!

Saludos!

Nahum dijo...

Esta frase tuya, tan certera: "Una vez que compartes su estilo de humor, puedes llegar a disfrutar hasta límites insospechados".

Cuando han sido buenos, son insuperables. Tienes razón en que quizá los fans somos algo duros con los capítulos más normalitos, pero es que, claro, ahí te rompen la cintura porque yo ya siempre espero una vuelta de tuerca sobre el giro. Y cuando hacen algo más normal, no entro tanto.

No veo 30 Rock, así que creo que con Parks and Rec, la mejor comedia en activo.

LiPooh dijo...

- satrian: esperemos que los reconduzcan en la tercera. Soy optimista ;P

- Un telespectador más: Una de las mejores cosas ha sido la evolución de Annie. ¡Me encanta!

- Nahum: Tengo que empezar la 3 de P&R y tampoco veo 30 Rock, así que para mí Community es la mejor por ahora.

Saludicos a todos.

Manganxet dijo...

Está claro, un episodio "malo" de Community es un episodio bueno de cualquier otra comedia popular como HIMYM o Modern Family.

A mí esta temporada me ha gustado mucho, no es ni mejor ni peor, es diferente, y a mí me ha gustado incluso más que la primera.

martinyfelix dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, la temporada en general muy bien, y en mi caso, mejor que la primera. Pero si, echo de menos la idas de olla de Chang, que se ha deslucido un poco, y Pierce se volvió MUY insoportable.