sábado, 21 de mayo de 2011

El futuro de los adolescentes

Esta semana han finalizado dos de las series teen que he seguido esta temporada: 90210 y Hellcats, una veterana y una novata, una con un futuro prometedor y otra no tanto. La primera de ellas ha tenido una muy buena temporada así que siempre que sigan en esa línea tendrán un futuro o al menos, éste se ha convertido en su renovación por una cuarta temporada. A diferencia de Hellcats, que empezó muy dubitativa, siguió muy plana y sólo al final tuvo una ligera mejoría. No obstante, ésta llegó muy tarde porque los directivos de la cadena decidieron cancelarla, aún con esos cliffhanger que nos dejó.

(OjO A continuación en dos apartados diferentes voy a contar que me ha parecido sus respectivas temporadas con spoilers así que si no queréis saber de alguna, sólo tendréis que obviar el párrafo -y no mirar las fotos claro).

90210
La tercera temporada comenzó con un terremoto tanto real como de sentimientos, tras ello se consolidó, paso por una pequeña época de tranquilidad, para finalizar con otra fuerte sacudida en varios frentes. Y por ello, la tercera temporada ha estado muy bien (de momento la mejor). No ha escatimado en imaginación y nos ha dado lo mejor y lo peor de cada uno de los personajes. No obstante, no ha sido perfecta porque en esa época de tranquilidad, quizás hubo algunos capítulos demasiado aburridos y en los que no pasaba casi nada y al final de temporada, se ha roto un poco el equilibrio de atención en todos ellos.

El gran cambio en esta tercera temporada lo ha sufrido Teddy. Cuando oí la noticia en verano de su cambio de orientación sexual, no me terminó de convencer, aunque debo de reconocer que lo han hecho muy bien. Lo han ido mostrando poco a poco y sin dramatismos. Empezó saliendo con Silver, para luego tener algún rollete y terminar con un novio bastante formal. Otro de los cambios que han protagonizado más minutos ha sido el triángulo entre Ade, Navid y Silver, que ha estado de lo más interesante. Me encanta que hayan explorado el lado más negativo de Ade, aunque quizás su momento me suicidio o no ha sido llevarlo demasiado lejos y más siendo que veía al fantasma de Javier y desde luego que jugar con la enfermedad de su amiga es algo deplorable. Otra de las historias que más me han gustado es la de Naomi. Tras lo de su violación era hora que le tocase algo bueno. Su relación con un cerebrito ha sido de lo más divertida y nos ha dejado el cliffhanger final de su embarazo. Es una pareja que me gusta mucho, aunque no sé si lo del embarazo será un punto a favor o en contra. Lo de Ivy y Dixon se veía venir que no acabaría bien. Cada uno ha seguido por su camino, especialmente Ivy que se ha llegado a casarse porque su novio se moriraá de cáncer. Finalmente, Liam y Annie, que han sido de lo más aburrido. Casi sin trama una vez que están juntos, tenían que inventarse algo y ninguna de las dos historias que les montan me ha entretenido. Por un lado, Annie cuida de una actriz famosa así que hereda todo y puede ir a la universidad y por otro, de repente Liam tiene dudas sobre su futuro así que decide enrolarse en un barco pesquero y dejar a Annie, aunque hemos tenido momento empalagoso con su despedida.


Ahora queda un reto muy complicado. La cuarta temporada tendrá el reto de contar que algunos de ellos irán a la universidad y otros no de una forma interesante ya que otras series han caído. Otras series no han sabido darles una madurez a los protagonistas en este punto

HELLCATS
Ya desde que se estrenó en septiembre nadie la auguraba una segunda temporada puesto que su inicio fue poco exitoso y muchos se bajaron del carro así que a nadie le ha extrañado su cancelación.  La verdad es que tenía todo a su favor: animadoras, música, chicas guapas, chicos guapos (aunque no tanto para mí), relaciones amorosas... Sin embargo, ya dije en el veredicto del piloto que le faltaba algo y creo que al final lo encontraron, pero fue bastante tarde.  En mi caso, aunque no me terminó de entusiasmar el primer capítulo, seguí con ella, aunque no sé si fue por inercia o por qué. Ha sido en la tramo final de la temporada cuando ha sacado lo mejor de sí misma, aunque sin llegar a explotar.


Como decía la pequeña mejoría se produjo en los últimos capítulos. Por un lado, dejaron atrás el triángulo amoroso entre Savannah, Marti y Dan. Durante unos capítulos fue entretenido, pero ya se veía que no podían alargarlo mucho más así que hicieron ver en no explotarlo. Este triángulo fue sustituido por el de Lewis, Alice y una nueva animadora ex amiga de Savannah, que quizás hubiese sido mejor que no lo hubiesen tocado, porque al final resultó bastante insulso. Los motivos de la mejoría vienen por dos historias diferentes. Por un lado, la historia de la falsificación de trabajos de Savannah, su consiguiente problema para pagar la universidad y la estafa de su padre. Por otro, la relación de Marti con su profesor, algo que se veía venir desde el inicio, aunque viene con hija pequeña incluída, y el encuentro con su hermana (interpretada por su hermana en la vida real y compi del dúo musical que tienen) y todo lo relacionado con su padre. Ambas historias estuvieron bien y consiguieron que estuviese más pendiente de la pantalla que las otras que habíamos visto. Pero claro, ahora llega el final. Quiero pensar que cuando grabaron el último episodio de Hellcats no sabían que estaba cancelada, porque no es justo que hayan dejado este final. Dejando a un lado los nacionales, repetitivo y con objetivo de autoestima en medio, nos dejo con dos cliffhangers que en una hipotética segunda temporada hubiesen sido muy interesantes. En primer lugar, la fuga del padre de Savannah y la asunción de ella del papel de fuerte de la familia. En segundo lugar, el descubrimiento de que el padre de Marti no estaba muerto y que su hermana le había mentido al respecto. Bueno sí luego habría un tercero que sería la historia de la entrenadora y su despido, pero bueno en un nivel mucho inferior.


Nunca fue una gran serie, ni siquiera con la mejoría del final, pero precisamente en ese final fue bastante entretenida y me lo pasaba bien con sus historietas así que ahora me quedaré con las ganas de saber que nos tenían preparados los guionistas con esas dos tramas. Lo cual me hace pensar que los que deciden las cancelaciones y renovaciones son malvados porque tienen que avisar antes para no dejar finales tan sumamente abiertos e interesantes.