martes, 17 de mayo de 2011

¿Quién dijo que los barrios residenciales eran aburridos?


(OjO Si no sabes quién ha muerto en la season finale de Mujeres Desesperadas
no sigas leyendo.
- Spoilers hasta el 7x23 de Desperate Housewifes)
 
La séptima temporada de Mujeres Desesperadas ha sido mi reconciliación de la serie. Tras el aburrimiento de la quinta y posterior abandono, en verano me puse las pilas porque la llegada de una nueva vecina me llenó de ilusión y así llegué a ver la última temporada. Realmente no sé si ha sido la nueva vecina, encarnada por una fantástica Vanessa Williams, o si la vuelta al misterio que nos encandiló por primera vez, pero esta temporada, las mujeres han estado fantásticas, aunque si es cierto que en la segunda parte bajarón el listón un poco.


Como decía el misterio de esta temporada se ha centrado en la vuelta de Paul Young y todo lo que ello podía conllevar. Sin embargo, el Paul que conocíamos ha vuelto cambiado o, mejor dicho, ha ido cambiando a lo largo de los episodios, en mi opinión, por su enamoramiento de Beth, la hija de Felicia, algo que todo el mundo podía llegar a intuir. Si durante los primeros capítulos nos deleitó con su arrogancia, tras el suicidio de Beth –uno de los mejores finales de personajes- se derrumbó hasta tal punto de dar pena a su archienemiga, Susan. Si bien, el final de esta historia fue un poco a trompicones. La salida de la cárcel de Felicia y su posterior traslado a Wisteria Lane volvía a repetir el mismo patrón de venganza, algo que por otro lado me empieza a cansar. La ¿muerte? de Felicia resultó bastante previsible ya que es un recurso fácil para cerrar la historia. La consecuencia vendrá de la mano de Paul que tendremos que ver si realmente ha cambiado y su confesión no tiene segundos plantes.

Si la trama de Paul ha ido de más a menos, el mismo camino ha recorrido la de Susan. Comenzó con el hilarante trabajo erótico, para luego tener una trama melancólica con lo de su riñón, y finalmente desvanecerse con la trama de Paul. Si la primera me pareció genial, no así la historia de su riñón que terminó por hastiarme. Todos sabíamos que al final se recuperaría, pero no igual con el puntazo del suicidio de Beth y la donación de su órgano. Lo único bueno: la vuelta a su casa (creo).

La que ha mantenido tramas muy interesantes a lo largo de toda la temporada ha sido Gaby. Comenzó la temporada descubriendo que Juanita no era su hija, conociendo posteriormente a su hija y la consiguiente crisis con Juanita. Ello conllevo unos episodios preocupantes en las que Gaby se le metió que una muñeca era su hija. Tras arreglar toda esta historia, Gaby pasó una temporada tranquila hasta que una noche Carlos descrubre la verdad de la muerte de su madre y le prohíbe ver a Bree. Sin embargo, las dos amigas optarán por mantener una relación clandestina, algo que fue realmente divertido. No obstante, Carlos finalmente consigue que Bree y Gaby dejen de verse, pero hay llega el giro del final. Vuelve el padrastro de Gaby y en un momento en la que ella se siente atacada, Carlos lo mata. Las cuatro amigas lo descubren y con Bree a la cabeza, deciden ocultar el cadáver logrando así una reconciliación con Carlos.

Por otro lado, las vidas de Bree y Lynette han sido las menos interesantes. Por un lado, Bree ha girado alrededor de dos hombres. En primer lugar, el joven que le arregla la casa (Brian Austen Green) cuyo final estaba anunciado desde el principio. La diferencia de edad y el deseo de formar una familia pesaron más que el amor así que el descubrimiento de que Keith tuviese un hijo fue la gota que propició la ruptura. Tras él, un detective cuya llegada a Wisteria Lane es muy misteriosa, pero que tampoco ha dado mucho más jugo. Por otro lado, tenemos a Lynette, la más aburrida. Sin prácticamente nada que destacar salvo el final. Lo que era algo que se estaba pidiendo a gritos desde hace temporadas, en esta séptima ocurrió: la separación de Tom y Lynette. La única desesperada que se había mantenido casada toda la serie, experimenta su primera separación así que habrá que ver cómo se lo toma en la siguiente temporada.

¿Y esa nueva vecina? Si casi todo el mundo pensaba que Renee venía a revolucionar el barrio, yo la primera, estábamos equivocados. Ha venido para ser una más, integrarse en el grupo y ser el eslabón que lo mantiene unido ya que no ha tenido ninguna trama propia destacable. Lo cual me parece una auténtica pena que la hayan desaprovechado de esta manera. Espero que en la octava le otorguen alo más que ser la amiga leal que les dice las verdades a las mujeres y tenga una trama propia interesante.


La temporada en líneas generales ha estado muy bien, aunque quizás no llegue al nivel de las primeras, pero sin duda, ha mejorado las dos últimas. El final en sí yo también lo veo como dice danijt7 de agobio de series en un comentario en la entrada de Vaya Tele. Durante toda la serie, el vecino que se instalaba en Wisteria Lane era el que ocultaba el secreto; en la octava serán ellas quienes guarden el secreto de la muerte del padrastro y tendrá que ser el resto de vecinos o el detective quienes intenten descrubrirlo. Sería una buena trama para la última temporada.

4 comentarios:

Dani dijo...

No me esperaba para nada que me mencionases :)

Pues yo opino lo mismo que tú, la temporada ha estado muy bien (sobre todo los primeros y el capítulo final) con baches en el medio.

Y Renee no llega al nivel de Edie, pero es divertida y si nos empezásemos a centrar en ella un poco más quizás nos sorprenda.

Ya veremos en la octava (y espero que última) temporada.

LiPooh dijo...

¡Sorpresa! :) Renne no lelga al nivel de Eddie y me parece una pena porque como dices podría sorprendernos. Espero que sea la última para darle un final digno y no estar explotándolas demasiado.

fon_lost dijo...

Los primeros episodios post-parón trajeron tramas un poco locas (lo de la muñeca de Gabi), eso es muy cierto. Yo creo que a Paul y Felicia ya les han dado cerrojo...No sé si él seguirá la temporada, pero yo creo que ha sido una trama cerrada.

La trama "porno" de Susan fue divertidísima! Y su momento puerta por puerta siendo ignorada ha sido genial. Y sí! Su vuelta a Wisteria ha sido y será buena!!

Gabi esta temporada ha estado genial. Excepto la trama muñeca que me pareció excesiva, el resto me ha encantado (ese cpaítulo de la confesión a Carlos fue enorme). Y es que, GaBree han molado mucho! Y la escena final, de nuestras 4 mujeres unidas, me ha encantado.

Bree esta temporada ha ganado muchísimo para mí. Me encantó en su trama con Keith, y se ha mantenido constante toda la temporada. Y lo de Lynette y Tom me parece un dramón! Amo a Lynette mucho muchísimo, y aunque me parece muy interesante lo del divrocio, me duele en el alma. Aiss....

Y Renee no creo que haya estado desaprovechada. Se ha metido de lleno en Wisteria, ha conectado con todas, y ha tenido momentazos (su trama en la season finale ha sido un regalo para ella). Igual que para el perosnaje de Lee McDermott.

Y esa trama para la octava (y última?) temporada me parece de lo + acertada.

martinyfelix dijo...

Para mi gusto ha habido demasiados hombres para Bree esta temporada. No le vale con dos matrimonios fallidos... debería adoptar un gato y dejarse de tanto tío... xD

Y a ver si si, aprovechan algo más a Renee, que de momento ha servido de contrapunto cómico (grande la borrachera del último episodio) entre tanta venganza e historias, pero habrá que darle algo más de dónde tirar. E incluso me ha llegado a recordar a Edie en ciertos momentos, así que va por buen camino.

Y espero que Felicia esté bien muerta de una puñetera vez, que tía más rencorosa, empezaba a cansar ya.