jueves, 26 de mayo de 2011

A la pista de baile: Glee 2x22


(OjO si no sabes en qué puesto ha acabado New Directions en los Nacionales, 
no sigas leyendo.
- Spoilers hasta el 2x22 de Glee)
 
La semana pasada no salimos a la pista de baile, porque entre tantas season finale, no tuve tiempo para hacerla, pero en líneas generales, me gustó el capítulo. Al igual que este último. Después de una temporada menos regular que la primera, pero muy lejos de considerarla mala como ya explicaré dentro de unos días, Glee cerró con la visita a New York por los Nacionales a diferencia de la primera temporada que acudimos a los Regionales.

Tras disfrutar un poco de Times Square, los chicos acuden al hotel para escribir las canciones para el concurso, mientras Will se va a Brodway a soñar. Momento genial cuando Puck pide un Manhattan así como la pelea de almohadas. Es curioso que con tantos deberes semanales que han tenido los chicos que aún no hubiesen escrito las dos canciones, pero bueno, son estudiantes así que dejan todo para el final y tendrán que escribirlas en la habitación.


Si ha habido una pareja protagonista en este capítulo ha sido Rachel y Finn. La semana pasada Finn cortó con Quinn porque al verla con Jess se dio cuenta de que seguía enamorado de ella. Los amigos de Finn le aconsejan aprovechar la ciudad del amor (que no, que no es sólo Paris) para pedirle una cita a Rachel. Ella acepta y tiene una velada romántica primero en Central Park y después en un restaurante. Paseando por las calles de New York con una serenata de fondo, Finn le va a dar un beso a Rachel cuando… ¡oh! Ella se lo deniega, no sé si tanto por el juego de Finn o por la decisión que tendrá que tomar entre su carrera y el amor. Y es ahí, donde Kurt le dice algunas verdades en esa fantástica escena de “Desayuno en Tiffany’s” y en el teatro en donde se representa Wicked (que por cierto, menuda facilidad tienen para colarse en los teatros). Sin embargo, Finn no pierde la esperanza y aprovecha la canción del concurso para cantarle a todo el mundo su amor. Claro, tanta pasión, tanto amor que al final terminan besándose. Todo ello lo presencia Jess que juega la baza de que por eso, al final terminarán perdiendo. Como ya dije hace unas semanas, recordaba a un Jess mucho más molón y no tan arrogante.


 Si Rachel tiene problemas a la hora de decidirse, Will también porque no sabe si seguir con el Glee Club o ir a Brodway. Y es ahí donde resurge Dustin Goolsby como el nuevo enemigo de New Directions. Todos sabemos que Sue ha ido perdiendo cancha así que era necesario un nuevo contricante y creo que Dustin puede ser un buen sustituto. La escena del bar es muy buena así como la compra de camisetas. Y esta semana también supone el regreso de Charice, que se le ha puesto cara de pan. Todo para cerrar la trama de su rivalidad con Rachel. Momento emotivo, aunque para mí sobraba.


Y volvemos al instituto después del viaje, para ir cerrando y/o abriendo futuras tramas. Por un lado Santana y Brittany que ahora se llevan bien y reconocen que son las mejores amigas del alma (durante el capítulo también vimos su reconciliación con Quinn y su nuevo corte de pelo –que me encanta- y que dieron mucho más bombo en tumblr que en el capítulo en cuestión). Por otro, la declaración de amor entre Blaine y Kurt (sí también tuvimos ración de ellos, aunque a mí me resultó muy natural) y Sam y Mercedes que ¡están saliendo! Justo el día anterior lo comentaba con @laytainhe que estaría genial y así ha sido. Quiero que a través de un flashback nos cuenten todo, porque el primer contacto ya lo vimos en el baile de promoción, pero quiero saber más. Mucho mejor esta pareja que la formada por Puck y Lauren. A pesar de haber quedado los 12º, ellos se sienten unidos como una familia y por eso la escena final en la que todos lo celebran a la espera de ganar el año que viene (¿alguien tenía alguna duda de que iban a perder y que ganarán en la temporada que viene?).


En cuanto a los números musicales, en general ha sido bueno. Creo que hay muchas canciones que han estado a un nivel bastante alto y por eso me cuesta elegir al top 3. Por un lado tenemos el mash-up de I love New York / New York, New York de Madonna y del musical New York, New York, cantada por New Directions; For Good del musical Wicked interpretada por Kurt y Rachel y por otro las canciones originales de Pretending y Light Up The World. Todas ellas me han encantado. Es curioso que a Vocal Adrenalina le hayan hecho una canción original y muy acorde con ellos como es As Long As You’re There y a Carwford Country Day, el otro grupo que vemos en los Nacionales, Yeah! De Usher, Lil Jon y Ludacris. La que no me ha gustado nada y me ha enfadado que la destrozasen es Bella Note de La Dama y el Vagabundo, cantada por Puck, Sam, Artie y Sam. Por último, la canción del nuevo disco de Mattew Morrison, Still Got Tonight, cantada por el propio Mattew, es decir, por Will, que así de paso hace publicidad. Y no podíamos olvidar de My Cup de Brittany que es muy divertida.


Un buen capítulo de cierre de esta temporada. No ha dejado ningún cliffhanger pero tampoco creo que fuese necesario. Dentro de un par de días, Glee se someterá a la evaluación final y os contaré con mayor detenimiento que me ha parecido esta segunda temporada.

1 comentario:

fon_lost dijo...

Qué ha comido Charice para ponerse como se ha puesto? Ya decía yo que la recordaba más delgada. Sam y Mercedes siguen sin pegarme nada, aunque no tanto como Puck y Lauren, que son una pareja totalmente WTF. Musicalmente, el final de la anterior temporada fue muchísimo mejor. En cuanto a la trama, más o menos eran lo mismo, cambiando el fondo y metiéndonos la trama de Will (me importa poco que Mr. Schuester se debata entre sus chicos y su carrera) y su canción.